miércoles, 29 de septiembre de 2004

Jódete y reza

Como que hablar de Russ Meyer, después de dos o tres dias de su defunción, ya como que no es plan, al Festival de Cine Erótico de Barcelona (por qué "erótico", y no "porno" directamente? Corrección política? Hipocresía?) no voy a ir, porque no pienso pagar los 25 lerdos que cuesta la entrada, y por tanto no puedo hacer ninguna crítica al respecto (1), del tema de la matrícula de los coches prefiero no hablar (2), hace mucho tiempo que no voy al cine, no tengo ganas de hablar de ninguno de los dos temas sobre los que me han hecho peticiones (3) y que mi vida es aburrida cual Saturno (4), pues sólo me queda un tema sobre el que hacer el post.

Y no se crean que no me da pereza, pero es que como no lo haga, me veo que el blog va a acabar convertido en una retahila de letras de canciones, críticas de libros (hay ya un par en cartera), recetas de cocina y alguna pijadilla más por el estilo. Y no es plan. Además, que coño, que disfruto rajando curas.

Y es que, como diría la gran Lucrecia (5), eeeeesa es la cosa, chico. Los curas. Y su puta manía de meterse donde no les llaman, en este caso la escuela pública. Ellos y sus allegados, adláteres y correveidiles empeñados en lamerles el culo (6) a la Conferencia Episcopal al precio que sea.

Veamos. Cuando yo hacía el BUP, la Religión era una asignatura curricular. Que la nota contaba, vamos. No era obligatoria, tenía como alternativa la Ética. Que no deja de tener su aquel también lo de poner la ética como contrapartida de la religión, como dando a entender que una persona religiosa no puede tener ética, pero bueno... ese no es el tema, por más que se aproxime a la realidad. En cualquier caso, ambas eran ejemplos claros de marías. Asignaturas que se ofrecían porque el currículum que ordenaba el Ministerio así lo exigía, pero que no se las tomaba en serio ni el gato. Aún así, y por lo menos en mi instituto, los que hacíamos ética currábamos más que los que hacían religión, que, por norma general (y salvo algún profesor con inclinaciones talibanomeapilas) se dedicaban a rascarse los cojones hasta que les sangraban. Como quien dice. Cuando el PSOE hizo la reforma, entre un cúmulo de despropósitos, cosas mal explicadas, cosas mal entendidas, falta de financiación y de convencimiento, paridas luminosas varias y ataques by the face de la Caverna, incluyeron algunas ideas buenas. Entre ellas, la de pensar que, ya que ES una maría de hecho, convirtámosla en una maría de derecho, y saquémosla del currículum, aunque, por culpa de los acuerdos con la Ciudad del Vaticano (7), haya que seguir ofertándola. Y, de alternativa, pongamos otras marías. El ala más opusina (suponiendo que haya alguna que no lo sea) del PP, en su contrareforma (8), impuso, por cojones, como el PHN, la religión como asignatura obligatoria y curricular. Y digo bien, obligatoria. Porque la opción que se daba a los alumnos era entre "Religión" (confesional) e "Historia de la religión". Vamos, religión. Con el curioso agravante que quienes optaran por la opción confesional saldrían, en principio, sin tener ni zorra idea de los demás cultos que en el mundo han sido, son y serán. Vamos, un vivero de fanáticos religiosos. Si fuese mal pensando diría que es justamente lo que buscaban, el crear a más de su misma cuerda. Pero todos ustedes saben que yo puedo ser muchas cosas, pero malpensado, eso nunca!

Ahora ha vuelto el PSOE al poder, y ha dicho que de eso nasti de plasti. Que la constitución dice muy clarito que el estado es aconfesional, y que por tanto la escuela pública, que es parte del estado, también debe serlo, y que la confesión que se quede a las puertas. Y los buitres estos que dicen ser cristianos (tirando un poquito a paganos, como cantaba Cecilia) han montado en cólera. Sin recordar que la Ira es un pecado capital, por cierto... Bueno, tampoco es así. En cólera ya estaban montados por lo del divorcio, por el anuncio que se mirarían de nuevo la ley del aborto, y, especialmente, por el matrimonio entre homosexuales y la posibilidad de adopción por parte de estas parejas. Que digo yo que cólera debe estar cansada ya de tanto montarla. Y eso siempre que no tomemos el verbo "montar" en el sentido ganadero, que entonces la cosa ya se nos va por derroteros más escabrosos, teniendo en cuenta que hay curas de por medio. Bueno, más escabrosos o más comunes, en el supuesto de que cólera fuese un tierno infante. Desbarro. Y aún así desbarro menos que ellos, que lo mio es una cosa erótico-festiva y lo suyo que se les ve el plumero (9) cuando sueltan lindezas como lo de que un diputado católico no puede votar a favor de esas cosas. Supongo que es que sus eminencias no se han enterado de qué va la cosa esta de la democracia, que a buen seguro es un invento de judios, marxistas, sodomitas, roleros y demás gente de mal vivir, pero yo se lo explico muy fácil... Un diputado que se diga demócrata lo que no puede hacer es votar a favor o en contra de una ley basándose única y exclusivamente en sus convicciones religiosas, sino que ha de pensar en el bien común (y no en el bien espiritual, que eso hasta los más descreidos se lo dejamos en exclusiva a ustedes, sino en el material) del conjunto de la sociedad. Capullines. De alhelí no, que eso suena a moro. De otra flor.

Y luego están los opinadores y tertulianos meapilas que echan culpan a que no se estudie religión la pérdida de urbanidad (algún dia hablaré de esas amables y beatas ancianitas que se cuelan en la cola del super porque tu no tienes prisas o que te clavan sin miramientos el codo en el hígado para entrar antes que tú en el autobús), las drogas (curiosamente, durante la explosión de la heroina en los ochenta, SÍ se estudiaba religión obligatoriamente... pero de esto no se acuerdan), de la pérdida de valores (que habría que discutir si esos valores merecen ser conservados, porque... a qué valores se refieren? Al haz lo que yo digo y no hagas lo que yo hago? A los de la Banca Ambrosiana y sus pufos multimillonarios? A los de los curas pederastas? A los de la mafia vaticana?... Si es que valores hay muchos, oiga), y hasta de la pérdida de las elecciones del PP y la muerte de Manolete, si se tercia.

Pero como ya me he extendido mucho, me permitirán que lo deje aquí por hoy.

(1).- Sí que la haré del cartel de esta edición. FANTÁSTICO. Ese ojo en vertical y en primer plano...

(2).- Entre otras cosas, porque no tengo nada claro a qué lado posicionarme... Eso sí, me hacen mucha gracia las opiniones que critican los distintivos autonómicos por "provincianos", cuando paises tan centralistas y jacobinos como Francia o Alemania las conservan. Curioso, curioso, dijo Alicia al salir del agujero.

(3).- Que sí, que sí, que me acuerdo de vosotros... Dadme tiempo.

(4).- Sortearé un algo entre quienes acierten el origen de esta referencia!

(5).- La mujer que mejor ha cantado los boleros desde Olga Guillot, recomiendo fervorosamente su LP Mis boleros, una auténtica POM.

(6).- No, no se me escapa las connotaciones religiosas que tiene la práctica del beso negro para el Patriarcado de Roma. Lo he puesto con toda la mala idea.

(7).- Que manda cojones que el programa educativo de un país lo tenga que marcar otro, pero bueno... Que país, que paisaje y que paisanaje, que decía aquel.

(8).- No, aquí TAMPOCO se me escapan las connotaciones religiosas de la elección de palabras.

(9).- La pluma no, porque todo el mundo sabe que dentro del seno de la Santa Madre Iglesia no hay homosexuales, salvo aquel que montó un escándalo saliendo en la portada de Zero y que seguro que era un infiltrado rojo y malmasón.

lunes, 27 de septiembre de 2004

Con las manos en la masa (II)

Ingredientes:
-Gisantes congelados (un plato por persona)
-Chorizo de freir (uno por persona)
-Tocino o bacon (tres o cuatro lonchas/persona)
-Piña natural (una rodaja por persona)
-Pasas de corinto (sin pepitas, un puñadito por persona)
-Piñones o pipas peladas (un puñadito)
-Sal (mejor si es gruesa) y pimienta, al gusto

-Una sartén grande
-Una cuchara de palo
-Cuchillo y tabla de cortar
-Platos
-Fuego

Preparación:

Cortar el tocino o el bacon a trozos pequeños. Echarlo en la sartén (SIN echar aceite, con la grasa que suelte la carne sobra) y ponerlo a fuego medio, para que se vaya friendo. Remover de vez en cuando.
Cortar el chorizo de freir a trozos pequeños. Añadir a la sartén, y freirlo todo hasta que haya soltado toda la grasa y esté bien el bacon bien doradito y el chorizo bien hecho.
Añadir los guisantes, sin descongelarlo previamente. Bajar el fuego e ir removiendo constantemente, a fuego lento. Lo suyo es que los guisantes se descongelen en la misma grasa de la carne. Saltearlos de esta manera hasta que se hinchen y se pongan de color verde brillante.
Añadir las pasas y los piñones (o pipas), y salpimentar al gusto. Apagar el fuego y seguir removiendo un poco, para que no se pegue.
Cortar la piña a dados (retirando la piel y el corazón) y mezclarlo bien con todo lo demás.
Servir caliente (si no, la grasa del tocino sodilifica y queda una pasta repugnante).

domingo, 26 de septiembre de 2004

Fuego en el cielo

Vengo de ver el Piromusical (1) de la Mercè de este año, que, al coincidir además con la clausura del Fórum (2) lo han querido hacer especial y wonderfouloso y se han gastado una pasta gansa (3). Y bueno...

Lo mio es criticar salvajemente, nunca lo he negado, así que empezaré, con su permiso, con el raje indiscriminado y la puñalada trapera. Lo de hacerlo en la playa, tirando los cohetes desde barcos y tal, a primera vista parece una buena idea, y sin duda hubiese quedado espectacular... para los fuegos de Badalona. O de cualquier otra ciudad con costa. Pero es que en Barcebollas lo tradicional-de-toda-la-vida es que esto se hiciese en Montjuïch, y, sinceramente, la playa de noche no tiene punto de comparación, como escenario, con el Palau Nacional y los pabellones de la Exposición Universal del 27, y, sobretodo, faltaba esa maravillosa Font Màgica, con sus coreografías de agua de colores dando el toque final y haciendo de hilo conductor entre racha de cohetes y racha de cohetes, que uno acababa con el cuello tonto de subir y bajar la cabeza para mirar una cosa y otra. Ya otros años han hecho el intento de cambiarlo a otros sitios donde, en principio, cabría más gente y se podría ver mejor que en la Avenida de Maria Cristina y la Plaza de España, y no ha acabado de funcionar, pero nada, el ayuntamiento erre que erre. Que cuando algo funciona es mejor no tocarlo, señores...

Por otra parte, la costa, en Barcebollas, es básicamente cóncava, lo cual daría una visibilidad excelente desde cualquier punto de la playa (al menos, desde el espigón del Puerto Olímpico hacia arriba, que es donde se concentró la gente). Es cóncava, insisto, excepto en un punto. El delta del Besós, que, pese a ser un delta de chichinabo, es, lógicamente, convexo. Y el Fórum está en el delta del Besós. Y lo han montado para que se viera potito desde el Fórum. Y los que no hemos pagado la entrada para verlo desde allí, no teníamos visibilidad completa. Tampoco es que esto sea tan grave, porque al fin y al cabo la cosa era, para que se hagan una idea, como si juntaran, en formación, diez o doce castillos de fuegos, totalmente (dentro de lo que cabe) coordinados entre sí, de forma que aunque no lo vieses todo, lo que veias seguía siendo bonito. Pero menos, claro.

Más preocupante es que nadie en la organización se hubiese mirado un mapa de fases lunares antes de montar el invento. Porque hoy la Luna está casi llena, y a la hora de los fuegos, la teníamos como a unos cuarenta grados sobre el horizonte. Y el cielo sin una nube. Vamos, que se veían los fuegos con una preciosa luna lunera cascabelera por detrás, y eso, quieras que no, desluce. Y más aún desluce el hecho de que no se apagasen las luces del paseo que quedaba por detrás de los que estábamos en las playas (que éramos la gran mayoría). Vale que se pueden aducir motivos de seguridad, pero en la Plaza España bien que las apagan, y en cualquier exhibición de fuegos de artificio en cualquier parte. Porque lo bonito de estas cosas es verlas en un sitio tan oscuro como sea posible, y verte iluminado sólo por el fuego en el cielo.

Para acabar con el debe del asunto, hay una cosa que por una parte han hecho muy bien, pero por la otra ha quedado muy mal. A ver, cuando publicitaron el evento decía que los cohetes iban a ir muy alto, y tal. Debe ser verdad, porque los barcos no estaban especialmente lejos de la costa y el impass entre que se veían las explosiones y que te llegaba el sonido y la onda expansiva era del orden de un segundo. Vamos, que explotaban LEJOS, y eso significa que subían alto. Digo que por una parte estaba bien, porque los barcos estaban lo suficientemente alejados de la costa para que, en caso de accidente, este no pudiese llegar a afectar a los que estabamos viendo el espectaculo, que todos los años hay que lamentar una desgracia en este sentido en algún lugar de la Piel de Toro. El problema estaba en la perspectiva. Porque, aunque subiesen muy alto, realmente no lo parecía. No hace el mismo efecto ver una palmera a diez grados de la vertical que a veinticinco. Y se veían unos fuegos bajos, y eso suponía un problema de visibilidad añadido para quienes no estábamos en la primera fila.

Pero han sido bonitos. MUY bonitos. Esto lo dice alguien que, respetando y comprendiendo la aversión que mucha gente mayor tiene por los fuegos artificiales (4), los adora. Me encantan. Me fascinan. Aún conociendo la técnica, me siguen pareciendo magia. No soy, pues, imparcial. Pero a la derecha tenía a dos italianas que sólo sabían decir bellissimo... bellissimo. Y a la izquierda, un señor con un niño que no debía tener más de dos años y que babeaba con la vista fija en el cielo. Eso, para mí, vale algo. Y la prueba del nueve: El espectáculo duró 25 minutos de reloj. Y el comentario unánime cuando la voz indicó por megafonía que se había acabado y que nos convocaban dentro de tres años al Forum de Monterrey fue ya está? Que se nos hizo corto.

Así que, con todas las pegas que he dicho (y algunas que se me han quedado en el tintero), y sin que sirva de precedente... señor Clos, chapeu. Y ovación y vuelta al ruedo para los técnicos en pirotecnia que lo han hecho posible.

(1).- Grandilocuente nombre, que desgraciadamente ha creado escuela, de tal forma que a dia de hoy a cualquier espectáculo de este tipo se le llama piromusical, incluso cuando la música brilla por su ausencia o simplemente no se escucha porque suena a menos decibelios que los petardos, dado por el Excelentisimo -no es peloteo, es el título que tiene...- Ayuntamiento de Barcelona a los fuegos artificales de final de fiesta. Se llama así porque se supone que los fuegos van coordinados con musica escogida a tal efecto, creando un bonito espectáculo de luz, color, sonido y, tradicionalmente, agua, porque se hacían con la Font Màgica de Montjuïch (que es una PUTA MARAVILLA) en primer plano.

(2).- No, la editorial de comics no. Esa se clausura a final de año, cuando los derechos de Marvel reviertan a Pannini y el Mundillo Se Hunda.

(3).- 800000 lerdos, si no me falla la memoria. Que es un pastón como un piano, no nos engañemos...

(4).- Citando a doña Ana María Matute, me recuerdan a los bombardeos de la Guerra Civil. Eso es una fobia perfectamente comprensible, y totalmente respetable. Pero ojalá todos los bombardeos fuesen de este tipo, que quiere que le diga...

viernes, 24 de septiembre de 2004

El fin de la Historia

Tenía intención de escribir, hoy o mañana, algo sobre la sarta de gilipolleces (muy en su línea, por otra parte) que soltó el otro dia el ex-presidente Aznar en sus cursos de Georgetown, pero como que antes de escribir me he pasado por los internetes y me he encontrado con el blog de Maese Galahan, Klaatu Barada Nikto, y él lo explica mejor de lo que yo podría hacerlo, que se me calienta la boca y luego pasa lo que pasa, pues me limito a recomendarles que se pasen por el link de arriba y disfruten. O maldigan los huesos del autor y se caguen en los muertos del abajofirmante, que entonces disfrutaré yo mientras echan ustedes espuma por la boca cual perros ladrando su rencor por las esquinas.

A ver cuando me pongo y actualizo el listado de links de la izquierda, que se me ha quedado corto...

Hoy por lo menos no se me quejarán de que he hecho un post demasiado largo, no?

jueves, 23 de septiembre de 2004

Siniestroides

Pese a que podría comentar mi visita de ayer al Forum (que si no iba ayer me lo cerraban y me quedaba sin ver los guerreros de Xian y esa maravillosa exposición que ha acabado siendo "Habitar el Mundo", la gran sorpresa agradable del recinto) o la parida luminosa de Aznar ayer en sus clases en Yooooooooooorstaun (por no hablar de su acento), y como luego la gente se me queja de que hablo demasiado de política, me voy a decantar, con su permiso, por una reflexión sociológica de todo a cien sobre un tema que he podido constatar en mi reciente estancia en Valencia. Que vuelven a haber siniestros por las calles. O, mejor dicho, siniestras. Que por cada uno de aquellos se ven veinte de estas.

Yo recuerdo, cuando era un chinorri, que, en las contadas ocasiones que bajaba con mis padres a Barcebollas, veía gente que iba muy rara, con los pelos de colores y de punta y vestidos que daban miedo. No hablo de siniestros ahora, hablo de los últimos rescoldos punkies, digamos ortodoxos (de cresta e imperdible, vamos) que quedaban por aquí, antes de que el caballo o la edad se los llevase por delante. Saco esto a colación porque, si bien punkis siempre ha habido, y que dure, las crestas y las pintas más... estridentes, por así decirlo, habían desaparecido bastante del mapa. Hace un par de años, se volvieron a ver crestas por las calles. Hablo de crestas de verdad, no de las que han estado de moda desde hace un par de temporadas, que son así como de klingon gai. O metrosexual. Tiene sentido. Entraba otra generación (la mia, por cierto), y había también otra generación de músicos punk, tanto dentro de su ambiente más natural (el underground más rabioso) como incluso dentro del mainstream oficial. Vamos, que salían cosas como punkies en los cuarenta y la Mtv.

Pero, y vuelvo al principio, se vuelven a ver brujitas en las calles. Y eso me ha parecido curioso. Porque desde mediados de los noventa que no se veían más que en contadísimas ocasiones y en lugares muy concretos. Ya he dicho alguna vez que tengo un venazo siniestro importante, y aunque lo cierto es que nunca he sido de encerrarme en hangares industriales a hacer ver que bailo los grandes éxitos de Bauhaus y the Cure (soy más del palo romántico que del pintas, ya saben, capillas góticas, cementerios y bosques oscuros y brumosos), y que estoy MUY desconectado del tema, garitos siniestros grandes en Barna no quedan. El Akelarre hace años que cerró y Kasino creo que también, y por lo que he visto en los carteles, las sesiones de los viernes de Mephisto -que se había convertido en el refugio de los sobrinos bastardos de Bela Lugosi de los que hablo- han vuelto a su origen, que es de heavy a palo seco. O eso me dicen, al menos. Y tampoco se ven (tantos) carteles anunciando fiestas siniestras en las tiendas de discos de la Ribera y el Gótico. Con las tiendas de complementos tres cuartos de lo mismo. Rosanegra se reconvirtió al merchandising de fan adolescente típica y si no ha desaparecido, lo parece. La última vez que pasé por enfrente de Arise, reducto heavy hardcore (aunque también se encontraba mucho material siniestrillo), lo que tenían en el escaparate eran uniformes de jipjopero. Otra tienda que había en Bonsuccés, que no me acuerdo como se llamaba, tampoco existe. El 7 Pulgadas, probablemente la mejor tienda de discos si buscabas algo se saliese un poco de lo común, y que tenía precios más que razonables y atendían pedidos, chapado. Todo el mercha siniestro que tenían en los Ryman, desaparecido... Y sin embargo, cada vez hay más.

Tampoco me vale la excusa de "moda adolescente" (porque no hablamos de siniestros de la vieja hornada que hayan vuelto a salir de sus ataudes, hablo de pimpollos reventones), que, aunque son demasiados y demasiado evidentes para ser sólo producto de un movimiento underground, no hay en las listas de las radiofórmulas (el término telefórmulas para referirse a 40tv, Mtv, FlaixTv, TeleTaxi o similares es válido? Algún filólogo en la sala?) ningún grupo siniestro/siniestroide saliendo cada diez minutos. Vale, están HIM y, si me apuran, Rasmus, que van de negro. Definir a Evanescence o los clónicos estos que les han salido y que no me acuerdo como se llaman, los de la chica con voz dulce como de cantar baladas ñoñas que lleva un abrigo rojo en el video ese todo con paisajes nevados, ya saben a quienes me refiero, definirles, digo, como siniestros, se me hace MUY cuesta arriba. Claro, que yo he oido definir a los Ramones como heavys, así que todo puede ser, y lo cierto es que tanto Evanescence como los otros, estéticamente, pueden situarse en la frontera del siniestrismo con vergüenza ajena. Pero que con sólo eso no se hace una moda callejera.

Y es que, además, son ojcuras muy ortodoxas, muy de vestido negro ajustado, gasa negra vaporosa, plataformones (el tacón de aguja no lo recuperarán, no... sigh!) negros, maquillaje negro, piel blanca blanca blanca y muchos abalorios tamaño king size con símbolos paramísticos y metachungos. Uniforme de trabajo este que es cualquier cosa menos práctico en un verano caluroso como este, por otra parte. Y ellos nada, erre que erre... Por lo menos, lo de los crepados imposibles parece que sí que ha pasado a la historia (Sí, Robert Smith lo sige llevando, pero lo de este hombre hace años que dejó de ser pelo, es un estropajo con sobredosis de anfetaminas. Además, con el pelo liso no sería él).

Yo entiendo que lo de las modas es una cosa más o menos cíclica y tal, y que tocaba este revival, pero así, a palo seco, sin catalizador ninguno ni nada... como que extraña, no?

martes, 21 de septiembre de 2004

Ron

Es curioso como funciona la mente humana...

Cuando oí de fondo en las noticias que un huracán estaba asolando el Caribe en general y las Antillas en particular, ni siquiera le presté atención. Es una de esas cosas que se repiten cíclicamente.

Cuando, a su paso por Santo Domingo, y, concretamente por Haití, empezaron a informar de los destrozos, aún me molesté en poner la oreja, pero reconozco que pasé del tema. Es una de esas cosas que se repiten cíclicamente, queda lejos y no hay nada que yo pueda hacer al respeto, ni directa ni indirectamente.

Cuando empezaron a llegar cifras de muertos seguí en la misma tónica. Será (que lo es) una desgracia, vale, pero no hay nada que yo pueda hacer, ni nada de lo que pueda sentirme responsable. No tengo la culpa de que el planeta esté mal termostatizado.

Desde me enteré de que los helicópteros no encontraban la isla de la Tortuga (ni a sus 50000 -en numeros redondos- habitantes...

Bueno, desde entonces que no puedo quitarme de la cabeza lo de
Quince hombres
sobre el cofre del muerto
y una botella de ron.
Ron! Ron! Ron!
La botella de Ron!


Otro mito de infancia que se ha ido al Infierno...

sábado, 11 de septiembre de 2004

11-S

Yo pisaré las calles nuevamente
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada
me detendré a llorar por los ausentes.

Yo vendré del desierto calcinante
y saldré de los bosques y los lagos
y evocaré en un cerro de Santiago
a mis hermanos que murieron antes.

Yo unido al que hizo mucho y poco,
al que quiere la patria liberada,
dispararé de las primeras balas.
Más temprano que tarde, sin reposo
retornarán los libros, las canciones
que quemaron las manos asesinas,
renacerá mi pueblo de su ruina,
y pagarán su culpa los traidores.

Un niño jugará en una alameda
y cantará con sus amigos nuevos
y ese canto será el canto del suelo
a una vida segada en La Moneda.

Yo pisaré las calles nuevamente
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada
me detendré a llorar por los ausentes.

Yo pisaré las calles nuevamente, Pablo Milanés.

In memoriam de Victor Jara, salvador Allende y todos los demás muertos y desaparecidos durante el golpe de estado perpetrado (con la connivencia y colaboración de Francia y los Estados Unidos) tal dia como hoy en Chile y durante la represión posterior.

Sí, claro, de qué 11-S creían que iba yo hablar? Si es que a veces parece que no piensen, coño...

viernes, 10 de septiembre de 2004

Vuelve EL HOMBRE

Supongo que ya conocerán la noticia, porque tiene un par de dias (sí, ya se que siempre hago los comentarios con retraso, pero que quieren, uno es así... cualquier dia de estos comentaré lo de la contaminación en la parte baja del cauce del Ebro y la cara que se les debe haber quedado a Camps y Zaplana). Pero no me resisto a escribir cuatro líneas (agárrense que vienen curvas) sobre el tema. Y es que vuelve. Vuelve el Hombre. El hombre-hombre al que le gustaba la mujer-mujer. El que venía a salvar a Españññña de la Hidra Roja y acabó metiéndola en una guerra. Hablo, por si hay alguien del Opus entre los lectores, que como tal está un poco perjudicao de la parte de la cabeza y no capta la fina ironía (ejem) que destilan mis palabras, de la designación de Aznar como Presidente de Honor (por más incoherente que sea el poner esta palabra y el nombre del interfecto en la misma frase, sin negación y/o ironía de por medio) del PP. Ahora tocaría hacer el chiste de lo difícil que ha de ser manejar un partido con tres presidentes, a saber: el Fundador (sí, como el coñac. Manuel Fraga Iribarne, aka la Bestia que Acabó con los Dinosaurios), el de Honor (veánse comentarios más arriba. Jose María Aznar López, aka el Bigote de las Açores) y el que queda (porque si no no veo cómo llamarle. Mariano Rajoy Brei, aka Maricomplejines, y que conste que ese mote no se lo he puesto yo, sino un redactor del ABC. O de la Razón, siempre confundo esos dos panfletos del fascio más ultramontano). Pero como ese chiste ya lo ha hecho hasta el Presidente del Gobierno (Jose Luís Rodriguez Zapatero, aka Sosomán, aka Bambi), pues me lo ahorro y paso a cosas con más chicha.

Que tampoco es que haya mucha más punta por sacar, porque lo cierto es que no deja de ser curioso que la persona (corrijo, el personaje, llamarle persona sería elevarlo a una categoría taxonómica que no le corresponde, probablemente) que pudo hacer y deshacer en AP primero y luego en el PP como le dio la puta gana (cosa que, curiosamente, no le dejaron hacer en sus tiempos de falangista, lo que son las cosas), gracias a que el entonces aún no tan amojamado Fraga rompió su carta de dimisión y dijo aquello de aquí no hay tutelas ni hay tu tía (ay, señor, cuantos problemas nos hubiesemos ahorrado si el gallego hubiese sido un poco menos demagogo en aquel momento y hubiese presentado más luces... divago) ahora imponga su presencia en un cargo fantasma dentro de la ejecutiva del partido para convertirlo en una democracia tutelada. Bueno, quien dice democracia dice cualquier otra cosa , ya me entienden ustedes... que igual no es el termino más adecuado, no. Claro, que siempre está la otra opción, que no tenga nada que ver con tutelas ni con tu tías, y que todo sea un problema de orgullo de machito hispánico, que como puede ser que él esté en el paro (porque de lo de Georgetown no se ha vuelto a saber nada, verdad? Iría acaso lo de las clases en el mismo pago que lo de la medalla, y ahora se ha ido todo al traste?) mientras que es la mujer la que está llevando el pan a casa. Imagínense que oprobio, que mancha en el honor de un señor tan de derechas y de cómo deben ser las cosas...

En fin, que hoy no quiero extenderme mucho, que es tarde, quiere llover y tengo que hacer la maleta que mañana me voy para Valencia. Además, tengo hoy la lengua demasiado suelta y puede que acabe soltando alguna cosa de la que después me tenga que arrepentir. Sólo dejo una última pregunta... en este triunvirato, esta Triple Madre del PP, esta Hécate redivida... Quién de los tres es la madre y quién la doncella? Porque la vieja bruja está claro, es Fraga... no hay nadie más viejo!

miércoles, 8 de septiembre de 2004

La danza de los siete velos

Hoy no tenía intención de postear, pero después de ver el artículo que ha colgado hoy el maestro DonDepre en sus Agujetas Mentales, y del comentario que le he dejado, me veo obligado a dar una explicación más amplia.

A ver, en sí, DonDepre habla de lo agilipollada que está la población mundial en general, cosa en la que estoy totalmente de acuerdo. Alguien (y ahora no me hagan decir quién que he cerrado ya la página y me da palo volverla a abrir para mirar eso... denle al link de arriba y lo miran ustedes mismos) comentó que las cosas no son tan claras, que en francia la derecha se había atrevido a prohibir los símbolos religiosos en las escuelas y aquí en españa un gobierno de "izquierdas" (no se si él puso las comillas... si no, las pongo yo) no se atrevía a hacerlo.

Y esa es la cosa. Los que hayan ido leyendo estas pajas mentales que cuelgo aquí, a poco que tengan dos dedos de frente, se habrán dado cuenta que yo, como Quico Pí de la Serra, soc, no vull ofendre, anticlerical (prometo colgar algún dia la letra de esta gran y divertidísima canción). Con la diferencia de que yo quiero ofender. Otra cosa es que alguien me haga caso. Y ya les digo yo que si me hicieran caso ahorraríamos mucho tiempo y se evitarían muchos problemas. Pues eso. Que mi simpatía por las religiones organizadas en general, y por el catolicismo en particular, varían, según el día, en el amplio espectro que va del "ninguna" al "cero patatero". Sin embargo, soy un firme defensor del derecho privado de toda persona, independientemente del grado de humanidad, a tener unas creencias religiosas más o menos profundas, siempre y cuando no vaya por ahí dando por culo por ellas. Yo tengo las mias, me las follo cuando quiero y no voy por la vida haciendo proselitismo de ellas. Lo pillan? Pues eso.

Y ahí entramos con lo de la prohibición de los símbolos religosos ostentosos en Francia. Ese gran país, que desgraciadamente está lleno de franceses. La idea no sería mala, mantener la religión fuera de la esfera pública, si no fuera porque entra en conflicto directamente con el derecho a mantenerla dentro de la esfera privada. Y, salvo que haya un uniforme (y, corríjanme si me equivoco, pero en los colegios públicos franceses, a los que se aplica dicha ley, no se usa uniforme), el vestuario es, estrictamente hablando, esfera privada. No sé hasta qué punto (miento, sí lo sé, es una completa y absoluta soplapollez) es aceptable el decirle a Fatima, 14 años, nacida en Marsella de padres argelinos (en un momento histórico en que Argelia era un Departamento de Ultramar de la República Francesa) y que profesa la religión islámica, que no puede ir al colegio con la cabeza tapada, mientras que su compañero François, 14 años, nacido en Marsella de padres corsos (lo cual es una desgracia como otra cualquiera) y que profesa la religión del hip hop, puede ir con una bandana, una gorra de beisbol al revés y unas pintas como para quemarlo en la hoguera por capullo.

Que esa es otra... Si (volviendo al ejemplo), Fatima, en lugar de una pashmina se pusiera una bandana para cubrirse el pelo (cosa que he visto en más de una niñita musilmana fashion por las calles de barcebollas, y que por tanto entiendo que basta y sobra como para cumplir las exigencias religiosas), se lo dejarían pasar? Ya se que los últimos dias lo han hecho, pero estarán conmigo en que, los últimos dias, en Francia, con respecto al tema que nos ocupa, han sido cualquier cosa menos normales. Voy más allá. Un budista que fuese al colegio vestido de color azafrán y con el pelo rapado, sería también expulsado? O un judio ortodoxo con el pelo largo. Una duda... está tipificado exactamente qué tamaño puede tener una cruz de las que se llevan colgando al cuello para que sea considerada "ostentosa"? Si yo, que en mi etapa de instituto tuve una época siniestroide importante, hubiese ido a clase con una camiseta de los cienes y cienes que tienen Alchemy (y similares) con crucifijos en ellas, o estampada con la portada del single de Parálisis Permanente en que aparecía un ecce homo (o similares, que si nos metemos en camisetas heavys/siniestrillas, es un recurso estilístico recurrente, digo esta porque siempre me gustó el diseño, esta y la que salía la foto de Marlene Dietrich con luz cenital que luego imitó -con muy poco acierto- Leonardo diCaprio), si hubiese llevado esas camisetas, digo, a la luz de esta ley... debería haber sido expulsado? Los y las fashion victims gabachicos no podrán ir al instituto con esas camisetas medio transparentes y muy ajustadas impresas con imágenes de Ganesha, Vishnu o la Inmaculada de Murillo que se pusieron muy de moda hace un par de años pero que aún se ven por ahí? Las niñas apollardás no podrán forrarse las carpetas con la ahostiable imagen de los dos ahostiables angelotes renacentistas esos que tienen todos en mente?

Podría seguir con tropocientosmil ejemplos más, pero creo que ya he dejado claro lo que quería decir, no? Que la cosa no se aguanta por ninguna parte, que queda a todas luces clarísimo que la ley de los cojones ha sido hecha única y exclusivamente para ahorrarle a los delicados ojos de la gente bienpensante la horrible imagen de gente (si se la puede llamar así) de otras razas y otras religiones. Que qué horror, por dios bendito y la virgen del chochopelao...

martes, 7 de septiembre de 2004

Literatura de a veinte pelas el litro (IV)

Futuro lejano. La humanidad ha adquirido la capacidad de teleportación a media distancia y ha colonizado Marte, la Luna y satélites de planetas exteriores. El orden establecido es un neo-feudalismo basado en las grandes compañías industriales, aderezado con moral victoriana estricta. Ha estallado una guerra comercial entre los planetas interiores y los satélites externos, que ha acabado derivando en una guerra militar abierta. En una de las refriegas, es destruida una nave y queda un solo superviviente. Otra nave pasa cerca, le hace señas de emergencia y la nave pasa de él. A partir de ahí, todo gira en torno a la búsqueda de la venganza por parte del protagonista.

Añadan giros de guión inesperados, un producto químico de nueva invención que provoca explosiones termonucleares simplemente por la acción del pensamiento (se los juro, explica eso), referencias al Conde de Montecristo, el secreto de la capacidad de teleportación interestelar, tribus de salvajes científicos (como lo oyen, dicho así suena ridículo, pero en la novela tiene sentido y todo), intrigas palaciegas, ultraviolencia, proto-ciberpunk, tatuajes que sólo se ven cuando el tatuado se enfurece, piscodelia, pallasadas, historias de amor, espionaje high level y un poco de espíritu religioso de todo a cien, adóbenlo con una traducción que deja bastante que desear (lo del bióxido de carbono me hizo daño...), al menos en la edición de Gigamesh, y tendrán en sus manos Las estrellas mi destino, de Alfred Bester (1956).

Una novela que está considerada una de las mejores que ha dado el género de la ciencia ficción, si no la mejor, de forma casi unánime. Y hombreeeeee... No me pidan que les de el nombre de una mejor, que la CF siempre me ha gustado más en formato cine que en letra impresa, y a ser posible con un toque casposo de serie B, que siempre es más divertido. A ver, la novela está muy bien, es entretenida (me la pulí en una mañana de tormenta, que no tenía otra cosa que hacer), las cosas cuadran razonablemente, ha envejecido envidiablemente bien (podría haber sido escrita antes de ayer), está bien escrita, explica cosas interesantes... pero coño, que igual no es para tanto.

Que lo mismo soy yo, que soy negativo por naturaleza y que cuando me leo un prólogo o un artículo que me ponen un libro (o lo que sea) tan por las nubes me pongo a la defensiva y me pongo a sacarle fallos donde no los hay, pero tampoco lo encuentro tanto la novena maravilla que me pintan. La novela está bien, insisto, es recomendable y no pasa nada por leerla...

... pero es que tampoco pasa nada por no leerla, oigan.

lunes, 6 de septiembre de 2004

Soma

El título del post de hoy es, claramente, una pirueta metalingüistica entre dos de las novelas de ciencia ficción más inquietantes que se hayan escrito nunca. Por si alguien no pilota en el tema, aparte de recomendarle que se ponga las pilas a la voz de ya, que no sabe lo que se está perdiendo, me explico rápidamente: el soma es la droga milagrosa que toman los habitantes de la sociedad perfecta (y también terrorífica, pero ese es otro problema) descrita por Aldous Huxley en su Un Mundo Feliz. Elimina la ansiedad y el dolor, serena el espíritu, te transporta a paraisos artificiales en el pleno sentido de la palabra. Evade. Si tenemos en cuenta que del futbol ya he hablado, y que he hecho referencia a otra gran novela de ciencia ficción, creo que es evidente a estas alturas de lo que voy a hablar. Más pistas. George Orwell. 1984. El Gran Hermano te vigila. Que Telecinco empezó ayer la nueva edición. La sexta. Por si alguien no se había enterado.

Y ahora me preguntarán pero qué va a hacer este hombre hablando de Gran Hermano? Pues porque la otra opción era hablar de lo del colegio de Osetia del Norte, y cada vez que pienso en que el tres veces malnacido de Putin ha criticado a las familias por dificultar el trabajo del ejercito, cuando lo único que han hecho ha sido romper las ventanas de la escuela a pedradas para que no pudiesen gasearlos como ya hicieron en un teatro de Moscú (aunque realmente, no parece que el resultado haya sido mucho mejor... ahora haría falta saber de qué fusiles salieron las balas que mataron a los muertos, pero mucho me temo que eso vaya a ser tan complicado como la identificación de las víctimas del Yakolev, y que el gobierno de Rusia le va a echar tantísima jeta allá como el PP le está echando aquí. Suponiendo que alcanzar tales cotas de cinismo y burla hacia el ciudadano sea posible más de una vez en cada generación. Divago de nuevo, me disculparán). Que cada vez que pienso en el tema se me hace mala sangre, decía. Así que he decidido tomarme dos gramos de soma, y hablar de otra cosa. Evadirme.

Poseso. Mira lo que hace la cochina de tu hija. Nunca mejor dicho. Tenemos una nueva hornada de suripantas y chulopiscinas televisivos, más carnaza para los programas del colorín que asolan nuestras televisiones. Que por lo que veo (estoy viendo el resumen de la inauguración en el momento de escribir esto, aunque lo vaya a colgar después), el casting de este año es de campanillas... Sigue la moda de los cuerpos de laboratorio de doctor frankenstein versión softcore (salvo una de las chicas, que está un pelín gordita, del tipo las que de verdad te encuentras por la calle), una asturanina que fala en bable y que hace falta un traductor para entenderla en cuanto se pone un pelín nervosia (y entró en la casa histérica, así que háganse una idea), un agente de seguros (o algo así) que parece un estereotípico niño ESADE, y lo mejor de todo, un triángulo amoroso preparado para que explotara la primera noche. Como se que ustedes son gente cabal que sólo ve los documentales de la dos (sean o no de la BBC) y por tanto no habrán visto esto, les explico. Tenemos a un cachitas, a la sazón policía. Casado y con hijas. Separado. Se lió con una cubana rubia, tipo Xuxa pero algo menos neumática y estuvo viviendo tres años con ella. Luego fue al programa de Jesús Vazquez, y allí se lió con una morenaza que parecía salida del Bailén 22, en esta ocasión producto nacional. Dejó a la paquita y se fue a vivir con ella, que, a la sazón, se separó del marido para irse a vivir con él, y al poco tiempo se separaron. A que no lo adivinan... Sí! Los tres están en la casa! Sólo falta la primera mujer, con churumbeles incluidos (que seguro que los acaban sacando en el plató en alguna gala, no se preocupen). Bueno, no, corrijo. Los tres no, que la morena, en cuanto vió que habían metido también al gachó, se dirigió al confesionario y dijo que se iba. Y se fue. Con dos cojones. Total, con esa media hora en la tele, ya se ha asegurado un sueldo en las tertulias televisivas hasta el verano que viene, como mínimo. Si sabe gritar y pelearse lo bastante, o irse a la cama (o por lo menos decirlo) con las personas adecuadas, tiene para un par de añitos o tres. Chapó por los encargados del casting de este año, porque realmente lo han cocinado como dios.

De verdad que no entiendo que hace la Milá presentando esto. Y la tia en las entrevistas lo defiende a capa y espada y con toda la vehemencia de que es capaz. Claro, que tampoco entiendo que hace el Sardà haciendo la mierda que hace, que eso sí que no hay por donde cogerlo. Ni que hacía Ánsar presidiendo la república de España, como decía el hermano del emperador, ya puestos...

sábado, 4 de septiembre de 2004

Fiesta Mayor

Pues eso, que en Santako estamos de Fiesta Mayor. O algo que se le parece mucho. Bueno, tampoco tanto, no nos engañemos. Que el programa de este año es una mierda pinchá en un palo y puesta a secar al sol.

Recuerdo cuando era crio, que la Fiesta Mayor era algo que se esperaba durante todo el verano. Porque venía la feria, más que nada, porque en aquella época lo de los conciertos como que me resbalaba bastante, y el correfoc aún no se hacía. Y después, cuando crecí más, empecé a ir a los conciertos (coincidió con la época del rock català), y estaban las atracciones más "adultas" de la feria (básicamente, las que de daban ganas de echar la primera papilla, en eso se diferencian las atracciones "adultas" de las infantiles, por lo que se ve), y el cocerse en las casetas de las entidades, y el acabar con la espalda llena de quemaduras en el correfoc...

Y luego llegó Manoli.

Y luego, para acabarlo de arreglar, Bartu. El hijo del Devastador de Tierras, el alcalde que convirtió Santa Coloma en la ciudad con peor organización urbanística del mundo. El que es una especie de clon entre Nosferatu y el señor Burns, y que está haciendo todos los esfuerzos posibles por pasar a la historia por encima de su padre.

Y la fiesta empezó a ir de capa caída. Primero se empezaron a desviar presupuesto de los otros actos de la fiesta al gran concierto de fin de fiesta. Figurón estelar que atrajese mucha gente pero que, curiosamente, a nadie que yo conozca acababa de gustar. Después, simplemente, se redujo el presupuesto. Se boicotearon a las collas de draconaires y diables hasta el punto de no cortar el tráfico al paso del correfoc. Con la excusa de las obras del metro y similares, se redujo la feria a la mínima expresión y se relegó a un rincón mal comunicado, al lado del rio y que se inunda en cuanto caen cuatro gotas. En los conciertos cada vez se traen grupos más... extraños. O a grupos de gran tirón mediático pero que nadie se imagina en concierto. Este año, (esta noche), Pastora y Sidonie. Sinceramente, alguien se imagina el "no me llames Dolores, llamame Lola" en concierto? Es más, ese grupo tiene más canciones? Y quiénes son Sidonie? El concierto de fin de fiestas, la Mala Rodriguez. Probablemente, lo mejor que ha dado el hip-hop en España. Pero es que el hip-hop es un género que o lo amas o lo odias, y se supone que un concierto de fin de fiesta, que es la víspera de un dia laborable, por lo menos no tiene que sacar de sus casillas a nadie. Con decirles que la única cosa así llamativa del programa es la actuación de Carmen de Mairena... Qué tiempos aquellos en que traían a Olé Olé, o a Mecano, o a Kiko Veneno, o a Amparo Moreno en su maravillosa interpretación de Shirley Valentine...

Pero no importa. No lo lograrán. Saldremos adelante. La fiesta sobrevivirá a esa panda de desgraciaos que pretenden anular la ciudad y convertirla definitivamente en un satélite de Barcelona en todos los sentidos, robarle el poquito de personalidad y de historia que aún le queda. De momento, esta noche es el Correfoc. La pirotecnia ya está preparada y Blai y compañía ya han afilado sus garras y se disponen a tomar al asalto el antiguo cementerio de la ciudad, ese que los anteriormente citados han convertido en un parque público, feo y de diseño, sin sacar todos los huesos y dejando criptas como decoración.

Esta noche arderá la ciudad.

Mañana, quemaremos al alcalde.

Si la resaca lo permite.

Nota: Manoli es Manuela de Madre Ortega, antigua alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet, actualmente diputada por el PSC en la Generalitat y miembro de la ejecutiva del partido. Es la que se hizo famosa por esbombar una más que dudosa, a ojos de todo el mundo, fibromialgia. Bartu es Bartumeu Muñoz (no recuerdo el segundo apellido, ni me importa), actual alcalde. El Devastador de Tierras es Blas Muñoz, padre de Bartu y personaje de infausto recuerdo, así se esté quemando en el Infierno. Otro dia hablaré de ellos.

jueves, 2 de septiembre de 2004

Diez

Las diez escenas más eróticas de la historia del cine (en mi humilde opinión, que como tal es la correcta y no acepta discursión alguna. Eso sí, la lista está abierta a cambios y se aceptan sugerencias) son:

1.- Rita Hayworth quitándose los guantes al ritmo del Put the blame on mame. (Gilda, 1946, Charles Vidor)

2.- Salma Hayeck bailando con la serpiente en el escenario de La Teta Enroscada y dándole de beber a Tarantino con el pie. (From dusk till dawn, 1996, Robert Rodriguez)

3.- Michelle Pfeiffer embutida en látex y diciendo Mew! un segundo antes de que todo explote detrás suyo. (Batman Returns, 1992, Tim Burton)

4.- El polvo a tres entre Daktari Lorenz, Susa Kohlstedt y un cadaver en avanzado estado de descomposición. (Nekromantik, 1987, Jörg Buttgereit)

5.- Ingrid Thulin haciendo su número de cabaret berlinés con estatuas vivientes. (Salon Kitty, 1976, Tinto Brass)

6.- La danza de Ygraine. (Excalibur, 1981, John Boorman)

7.- El polvo entre Penélope Cruz y Javier Bardem bajo el toro de Osborne en mitad de una tormenta. (Jamón, Jamón, 1992, Bigas Luna)

8.-Marilyn Monroe meneando el culo a lo largo de un andén de tren y asustándose con una salida de vapor súbita. (Some like it hot, 1959, Billy Wilder)

9.- Sigourney Weaver jugando a baloncesto después de ser clonada. (Alien: Resurrection, 1997, Jean-Pierre Jeunet)

10.- Lauren Bacall diciendo aquello de si me necesitas, silba. Sabes como se hace, no? Simplemente has de juntar los labios y soplar (sí, me ponen las mujeres con carácter, qué pasa?). (To have and have not, 1944, Howard Hawks)

(Gracias al Internet Movie Database por ayudarme con los años y los directores, que si no mi cabeza no da pa' tanto...)

miércoles, 1 de septiembre de 2004

Armarios empotrados

Recuerdo que cuando el falangista del ala dura, una vez debidamente reconvertido y reciclado a vaya-usted-a-saber-qué Jose Antonio Samaranch gritó en Laussane aquello de a la ville de... Barcelona, Espagne!, entre las muchas reacciones que hubo (la menos hilarante de las cuales no fue la imagen del por aquel entonces flamante alcalde de la ciudad, don Pasqual Maragall i Mira, mira por donde, dando botes brazos en alto cual bakala empastillao embutido en la levita del conde Orlok, aka Nosferatu), el maestro Oscar Nebreda dibujó en el Jueves una historieta del Profesor Cojonciano (gran personaje, por otra parte), explicando lo que tendríamos que hacer los barcebollenses para ligar con las guiris que vendrían durante los juegos, atletas incluidas. Cojonciono criticaba los físicos, digamos, poco femeninos, de gran parte de las atletas, especialmente las provinentes de los paises del antiguo bloque soviético: musculatura hipertrofiada, hombros de dos metros, piernas como columnas corintias (de grueso, no de bonito y bien torneado), alturas de dos metros diez o atletas de quince años, e incluso insinuaciones de vello facial.

Curiosamente, cuando llegaron los juegos, hizo una historieta desdiciéndose de lo anterior y alabando el que hubiesen sido unos juegos con sexy y picante, que las deportistas habían aparecido musculadas, sí, pero con cuerpos bien torneados y femeninos y que incluso las gimnastas se veian un poco más hechas que en ediciones anteriores. Además, la cosa coincidía con la introducción de la alta tecnología, el márketing y el diseño en el diseño (valga la rebuznancia) del vestuario de los participantes, y esto se tradujo en vestuarios más bonitos (y más breves) que hacían más gozo a la vista. Recuerdo incluso el chiste que decía que acabarían habiendo protestas de las asociaciones puritanas estas que velan por nuestra salud moral y para que no vayamos todos al infierno, nos guste o no, porque con tanta pierna aquello más que unos juegos olímpicos parecían un cabaré porno.

Todo esto no lo explico únicamente por llenar espacio, que ya me han dado toques de atención sobre que hago los posts demasiado largos, sino porque esa tendencia, que se había mantenido en los juegos de Atlanta y Sydney, en los de Atenas he visto que se ha roto. Pero ya no es sólo que las gimnastas vuelvan a parecer niñas de teta, las lanzadoras armarios empotrados o las corredoras vuelvan a tener cada una de sus piernas más anchas que la cintura, es que se ha descontrolado todo. De toda la vida, los nadadores han tenido unas espaldas que tenían que entrar de lado en los sitios (cosa que tienen una cierta lógica, porque el 90% de su ejercicio se concentra en esa zona) y el cuerpo fibrado y sin un gramo de grasa (cosa también lógica, porque la grasa pesa y se ha de mover). Ahora no, los competidores en estos juegos tenían el cuerpo recto y tendían, no diré a estar fondones, que ya me gustaría a mi tener el cuerpo así, pero sí a no tener los músculos marcados. Por no hablar de que han pasado de los bañadores mínimos para mantener la decencia y las buenas costumbres (sea lo que sea eso) a llevar bañadores de (literalmente) cuello vuelto. Los corredores, que siempre han sido también fibrados, ahora eran poco más que piel y huesos. Las gimnastas volvían a parecer niñas, pero al estilo moderno, o sea, emputonadas hasta las cejas. Las lanzadoras de pesos volvían a parecer sopranos...

Y la verdad, que no me explico este ir y venir de los pesos y medidas de los atletas. Alguien me lo puede explicar, plis?