lunes, 25 de julio de 2005

Lo que (no) son las cosas...

Descubro gracias al amigo Gatobonzo la fantástica página de El muñeco Wisky, que, amén de permitirme seguir posteando algo hasta que pase la pertinaz sequía (creativa) que me asola (en román paladino, hasta que se me pase la perrería de ponerme a escribir), promete divertimento y risión a caudales para todos ustedes. Entren en el link, entren, y no se pierdan noticias (absolutamente verosímiles, por otra parte) como la siguiente:

Durex presenta “Selección Ferran Adrià”
22/04/05

John Bates, R.W. - La empresa fabricante de condones británica Durex lanzó el pasado martes una nueva línea de preservativos de aromas y sabores seleccionados uno a uno por Ferran Adrià, (1962, Santa Eulalia, L’Hospitalet de Llobregat). Elevado internacionalmente a la categoría de mito de la cocina española, Ferran Adrià da su toque maestro a los Durex Sabores, con una selección basada en sus recetas favoritas, acercándonos así la alta gastronomía a nuestros momentos más íntimos.

La idea parte de aunar dos viejos placeres: la comida y el sexo. Aunque para sibaritas, esta experiencia pretende ir mucho más allá, “estamos ayudando a eliminar cualquier vergüenza que se pueda sentir al comprar una caja”, dijo el responsable de marketing del grupo Anthony Critley, quien confía con esta novedad duplicar los beneficios operativos dirigidos al consumidor en tres años.

Y es que los negocios del cocinero van mucho más allá de los fogones: prácticos Dvd de sus recetas en El Periódico; la Cristalería Adrià-Villeroy & Bosch; aceites de oliva aromatizados Borges, patatas fritas Lay’s Mediterráneas y postres Danone, todo ello con su sello personal; o su más reciente fusión con Armand Basi entrando en el mundo de la moda con una exclusiva colección de manteles, servilletas, paños y bolsas para la compra.
Ahora, Ferran Adrià, genio absoluto de la cocina actual, creativo, inventor, imaginativo nos vuelve a sorprender y nos brinda la oportunidad de disfrutar de su arte.

Despierta tus sentidos. Preservativos lubricados, con los aromas y sabores “selección”:
1. Gazpacho de Bogavante
2. Tuétano de caviar
3. Polenta helada
Disponibles en estuche de 3 y 12 unidades.

Y la novedad mundial que solo podría ser creación de un genio así, sabor de croquetas líquidas, el primer preservativo deconstruido especial para quedarse embarazada. Disponible en unidades.


O reseñas (reales como la vida misma) de películas en periodo de pre-producción como esta:

Es un trailer de 120 minutos, con un presupuesto de 150 millones de €, donde podemos ver explosiones, persecuciones en helicóptero a gran velocidad por las Rocosas, escenas de sexo desenfrenado, más de 3 millones de disparos, 800.000 litros de sangre derramada, ejércitos de animatronics de Jim Henson luchando a campo abierto y la recreación del incendio del Reichstag, quemando una reproducción exacta a tamaño real construida en medio del Paseo de Gracia de Barcelona. Si gusta haremos la película: un filme independiente de 2000 € sobre un matrimonio que se divorcia y él se queda con los hijos porque ella se va a vivir a la Manga del Mar Menor. El hijo mayor le sale yonqui. Será una película muda de 30 minutos, de género desconocido y en blanco y negro.

Como ven, una impagable y absolutamente necesaria página de información general, que ya tardan en visitar todos a la voz de ya.

jueves, 21 de julio de 2005

Lenguas muertas

Le robo el post a la estupenda Gatopardo. Un idioma a recuperar, sin duda... Ya tardan.

Si la dama se abanica sobre el pecho lentamente, significa: Soy soltera, no tengo novio
Si mueve el abanico en movimientos cortos y rápidos sobre su pecho: Tengo novio, sigue tu camino
Si abre y cierra el abanico y lo pone en su mejilla, le indica al joven: Me gustas
Si coloca el abanico en su sien y mira hacia arriba: Pienso en ti de noche y día
Si sospecha que su amado le es infiel o lo ve hablando con otra joven, se toca la punta de la nariz con el abanico, indicándole: Algo no me huele bien
Si camina impaciente de lado a lado golpeando la palma de su mano con el abanico: Ten cuidado, cariño, por ahí viene la chaperona
Si abre y cierra el abanico y señala hacia el jardín: Esperame allí mi amor, pronto estaré junto a tí
Finalmente, si mira al joven sugestivamente cubriéndose la boca con el abanico, significa que le está enviando un beso, y obviamente, el joven sabe que él es el escogido.
Llevarlo cerrado y suspendido de la mano izquierda: Deseo tener novio.
Llevarlo cerrado y suspendido de la mano derecha: Estoy comprometida.
Abanicarse muy de prisa: Tengo dudas de ti.
Cerrarlo rápidamente: Habla con mi padre, pídele permiso para verme.
Apoyarlo cerrado en el corazón: Te amo con locura.
Apoyarlo cerrado en la frente: Me eres indiferente.
Guardar el abanico cerrado: No salgo hoy de paseo.
Sacarlo del bolsillo: Saldré de casa.
Apoyarlo abierto en los labios: No dudes de mí.
Apoyarlo abierto sobre el corazón: Deseo casarme contigo.
Dar el abanico al novio: Mi corazón es sólo tuyo.
Tomar el abanico del novio: No quiero más amores.
Abierto tapándose parte del rostro: Todo ha concluído entre los dos.
Dejar caer el abanico: Sufro, pero te amo.
Darse golpecitos en la mano izquierda: Me eres simpático.
Mirando con atención el paisaje: Pienso si me convienes.
Darse golpecitos en la mano derecha: Te aborrezco.
Darse golpecitos en el vestido: Tengo celos de ti.
Apoyarlo cerrado en la mejilla izquierda: Soy toda tuya.
Apoyarlo cerrado en la mejilla derecha: Cuidado, mi familia vigila.
Hacer como que cuenta las varillas: Tengo que hablar contigo.
Jugar con el abanico: Estoy impaciente.
Abierto, tenerlo suspendido al revés: Sin tu amor, prefiero morir.

¿No es sublime?

lunes, 18 de julio de 2005

Noticias del Quinto Canal (X)

ANKARA (AFP) - El legendario monstruo del Lago Van, versión turca del Lago Ness, reapareció, según un testigo que afirmó haber visto una "criatura" misteriosa sobre este lago de la Turquía oriental, informó este miércoles la agencia de prensa Anatolia.

"Esta criatura posó su cabeza sobre mi embarcación. Estaba aterrorizado", indicó Mugdat Avci, que trabaja desde hace 24 años como barquero en este gran lago turco.

Avci explicó haber visto un animal "que parecía un hipopótamo con un largo cuello de dos metros" que desapareció rápidamente en las aguas del lago.

"Hace 24 años que navego por este lago y jamás vi nada parecido", dijo el testigo, quien aseguró que en el pasado nunca creyó las leyendas sobre la existencia de un "monstruo" en Van.

En los años 90 varios equipos de fotógrafos profesionales vinieron a la zona después de que un aficionado captara unas imágenes de una extraña silueta oscura que se desplazaba sobre el lago.


En fin... alguien dudaba de que ya estabamos en verano?

(Noticia extraida de Yahoo!Noticias)

miércoles, 13 de julio de 2005

Barcelona, 2163

Îbrahim se levantó de la cama y descorrió la cortina. El acto era reflejo, cultural, vacío de ningún significado. Al otro lado del viejo vidrio reforzado tan sólo le observaba la vieja capa de alquitrán, hollín y porquería, absolutamente negra y opaca. Pero abrir las ventanas (aunque fuese figuradamente, aunque nunca hubiese podido abrirlas, ni él, ni sus padres) era una de las cosas que se hacían por la mañana, al levantarse, como se habían hecho siempre.
Desayunó los restos de la cena del día anterior y un vaso de agua del grifo, turbia y oscura, y sintió una punzada de alegría culpable en el pecho cuando le vino a la mente lo que le explicaban sus padres sobre la carencia de alimentos y el racionamiento de agua que se sufría cuando ellos eran jóvenes, y de cómo eso acabó cuando la población se redujo drásticamente tras el Accidente y la llegada de la Gran Nube.
Recogió los restos del desayuno en un plato y los vertió sobre la pecera donde sus dos medusas se retorcían sobre el viejo castillo de escayola de decoración, como intentando devorarlo, mientras emitían pálidos destellos fosforescentes. Îbrahim notó en el manto de una de ellas manchas oscuras, extendiéndose como un cáncer. Rápidamente dirigió su mirada hasta la arena (las limaduras de plástico, deshecho industrial recuperado conseguido de contrabando) del fondo de la pecera, sólo para encontrarse con una fina capa de polvo negro depositado sobre la superficie amarillenta. Hollín. Había entrado hollín en casa. Mierda. Tenía que hacer cambiar los filtros de aire rápidamente, antes de que se viese obligado a dormir en el traje de contención. Quizás no pudiese permitirse vivir en las neociudades blindadas sobre el mar, pero ese pequeño resquicio de libertad que le suponía el poder quitarse ese armazón entre las paredes de su casa era un lujo al que no estaba dispuesto a renunciar, aunque para ello tuviese que estar sin comer un mes.
La vieja bombilla de filamento que colgaba de un cable pelado en el techo se apagó de pronto, dejándole con la única iluminación de la fosforescencia natural de las medusas. En la penumbra, aquella mancha oscura resaltaba aún más. Maldiciendo entre dientes por el gasto que le iba a suponer aquello, por la segura muerte de su mascota y porque como no se espabilase llegaría tarde a su trabajo en el vertedero, se puso el traje de contención, conectó los filtros de aire y los focos de los hombros y salió de casa, asegurándose con mucho cuidado de no abrir la segunda puerta antes de que la primera estuviese herméticamente cerrada. No quería que una sola partícula de aquel aire ponzoñoso entrase en su habitación.
Según salió de casa, la oscuridad más absoluta se ciñó sobre él. Bajó las escaleras a tientas, con la seguridad que da el llevar haciendo el mismo recorrido todos los días durante veinte años, mientras sus ojos se iban acostumbrando a aquella oscuridad que, literalmente, reptaba sobre él. Rápidamente reconoció la luz de las lámparas halógenas de sus hombros. Después, el reflejo de las bandas reflectantes del traje que debían permitir que la gente no chocase contra él en la calle. Casi al llegar a la planta baja, las mismas bandas reflectantes que marcaban los caminos en el suelo, líneas paralelas rectas de un palmo de grosor que, una vez en la calle, formarían intrincados diseños al mezclarse con las de los otros edificios y las de la propia acera.
Tragó saliva al cruzar el umbral. Por primera vez en meses, casi un año, el viento soplaba del mar, desgajando un poco la eterna nube negra que se ceñía sobre la ciudad y permitiendo que una pequeña fracción de luz solar se filtrase y llegase hasta el suelo. Apagó los focos, no los necesitaría. De momento. Que aquí hubiese luz significaba que arriba, en el vertedero, el aire se podría cortar –literalmente- con un cuchillo. Mierda. Corrió para no perder el autobús, ignorando conscientemente al vagabundo que casi se le lanzó encima para pedirle ayuda. No podía hacer nada por él. Su piel grisácea, los labios azulados y, sobretodo, el hecho de que no llevase ni siquiera mascarilla indicaban que no le quedaban más que horas de vida. Pasó indiferente ante los arcos del Liceu, donde tres miembros de la guardia, con sus armaduras negras de cascos polarizados, totalmente opacos desde fuera, montados en sus motos de oruga reglamentarias, protegían un Carro de Muertos, que iba recogiendo los cadáveres anónimos de pobres diablos que habían cometido la imprudencia de salir a la calle sin protección.
Cuando llegó a Canaletes, respiró tranquilo. El autobús aún no había pasado, la parada estaba demasiado llena. Se puso a la cola y miró Rambla abajo, hacia el mar, hacia la presencia ominosa en la lejanía de aquel monstruo de acero y cristal que les miraba, burlón, desde un lugar seguro mar adentro, lejos de la nube de residuos de combustión y productos tóxicos que se había aposentado sobre la ciudad. La neociudad que se habían hecho construir los ricos para escapar de la Muerte Negra que ellos mismos habían convocado.
Vio subir un grupo de gente por las Ramblas, provinentes sin duda de alguno de los veleros que hacían de transbordadores entre la neociudad y el puerto. Criados de permiso, o trabajadores demasiado viejos o demasiado enfermos como para seguir sacándoles rendimiento. Îbrahim se fijó en una chica, joven, con un vestido totalmente fuera de época y que no acababa de encontrar acomodo. Un vestido que un dia fue blanco, pero que la porquería que flotaba en el aire había acabado tiñendo indeleblemente de un gris sucio. Un vestido de novia. Sin duda, una criada de alguno de los Señores que había logrado que le diesen el dia libre para poder casarse. No pudo evitar mirarla a la cara. Era joven, casi una niña. En su rostro habían restos de lágrimas, y en su cuello, debajo de la oreja derecha, la marca de un chupetón aún fresco. Îbrahim sintió un escalofrío recorrer su espalda y se dio cuénta de qué había pasado la noche antes y cómo había logrado la pobre chica el dia libre.
El autobús llegó, envuelto como siempre en una nube de humo negro y maloliente (un olor que se colaba incluso por los filtros del casco) producto de la mala combustión de las grasas que se usaban para hacerlo funcionar, y montaron en él. Comenzaron la subida hacia el Tibidabo y, mientras subían, el aire se fue volviendo cada vez más espeso y más oscuro, más cargado de partículas en suspensión, hasta que se vieron obligados todos a encender las luces de sus trajes de contención, y lo único que podían ver eran las líneas fluorescentes de las bandas reflectantes del traje del vecino...

En Diciembre de 1952, una combinación de niebla y polución, provocada por las chimeneas tanto de la industria como de las viviendas y por los gases de escape de los vehículos cayó sobre Londres, generando el Great Smog o Killer Fog, provocando alrededor de 12000 muertes por envenenamiento y obstrucción pulmonar y reduciendo durante dias la visibilidad a menos de un pie de distancia. Más información, aquí o aquí

lunes, 11 de julio de 2005

Carteles de guerra

Negras tormentas agitan los aires
nubes oscuras nos impiden ver...



El polvo para quien se lo trabaja! Hasta la victoria, siempre! Pero con precaución, compañeros!

(Imagen extraida del fántastico blog de Memed el flaco, a donde llegó desde Cambalache)

En otro orden de cosas, dejo aparcado el varapalo dialéctico que le estaba dando al bueno de Daniel Vicente Carrillo, aka Irichc, aka Viccahr (más información sobre esta entidad del espacio profundo -concretamente, el profundo espacio que se encontraba entre sus adormecidas neuronas-, y de otros trolls que en el ciberspacio son, ), básicamente por tres motivos, a saber: amenzaba con convertir esto en un blog monotemático (y tampoco es eso, que doctores tiene la iglesia sobre el tema), me estaba empezando a aburrir (en román paladino, me daba una pereza terrible volver a leerme el trozo que quedaba) y, sobretodo, que parece ser que el joven este se casó el sábado con una linda muchacha thailandesa (ahorrense los comentarios maliciosos, que me los veo venir, panda de degenerados. Sin duda la chica es un dechado de virtudes que no sabe dónde se está metiendo, la pobre), y supongo que a estas horas estará dándole al fornicio (no por vicio ni beneficio, sino para darle más hijos a Su servicio, y siempre con camisón de ventanuco, no vaya a ser) en su viaje de novios. Así que si esto era ya como pegarle a un punching-ball, sin estar él por aquí pierde toda la gracia. Considerelo mi regalo de bodas, mi querido Daniel.

El próximo post, intentaré enlazar con algo totalmente diferente!

Y recuerden! Hagas lo que hagas, usa condón! (lo se, no es así y tampoco rima, pero lo de las bragas es una chorrada, qué quieren...)

jueves, 7 de julio de 2005

The show must go on

London's burning! London's burning!

All across the town, all across the night
Everybody's driving with full headlights
Black or white turn it on, face the new religion
Everybody's sitting 'round watching television!

London's burning with boredom now
London's burning dial 99999

I'm up and down the Westway, in an' out the lights
What a great traffic system - it's so bright
I can't think of a better way to spend the night
Then speeding around underneath the yellow lights

London's burning with boredom now
London's burning dial 99999

Now I'm in the subway and I'm looking for the flat
This one leads to this block, this one leads to that
The wind howls through the empty blocks looking for a home
I run through the empty stone because I'm all alone

London's burning with boredom now...
London's burning dial 99999

London's burning, The Clash.



Mientras tanto, hoy en Irak han muerto treinta personas en distintos tiroteos y atentados.

Como dijo el gran Jaume Périch, no maten más, por dios... Pero sobretodo, no maten más por Dios!

miércoles, 6 de julio de 2005

Este fuego apagado

Mensaje recibido en mi móbil a eso de la una de la tarde:

El PP creará una comisión de investigación para estudiar el fracaso de Madrid 2012. Zapatero sostiene que en el Comité Olímpico había pocos homosexuales y Fraga quiere esperar al voto por correo.


Se acabó lo que se daba...

(Imagen y chiste robados vilmente del blog de las Juventudes Socialistas de Castilla y León)

Y añado de mi cosecha, que digo yo si no le habrán dado los Juegos a cualquiera antes que a Madrid por una cuestión semántica. Porque si en los de Barcelona fuimos tan originales de llamar a la mascota Cobi por el Comité Olímpico Organizador de Barcelona (COOB...i), cómo habría que haber llamado a la mascotas de unos juegos organizados por el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Madrid (COJOM)? Eh? Eh? Que queda feo, señores...

En fin, que mis amigos madrileños ya saben que les quiero muncho y no les deseo ningún mal, así que... Felicidades! Que no sabeis de la que os habeis librao!

martes, 5 de julio de 2005

Momentos Kodak (III)


Mundet, Barcelona. Finales de Agosto de 2004. Arriba, sobre las dos de la tarde. Abajo, sobre las nueve.

lunes, 4 de julio de 2005

Fantasmas al otro lado de la linea

Que la telefonía móvil era una lacra digna de aparecer en el listado de las plagas de Egipto era algo de lo que todos (todos los dignos de mención, al menos) ya sabíamos. Pero la cosa se está saliendo ya un poquito de madre. No me refiero a lo de los niños adictos al telefonillo (a los adultos ya los dejo por imposibles, qué quieren), ni a los cienes de miles de millones (talmente como la asistencia a una manifestación convocada por el Partido Popular) que mueven, entre terminales, cargadores, tonos, juegos, descargas, contratos, y demás mandanga, ni a que la gente te mire raro cuando te vas de fiesta sin el puto trasto de los cojones, ni a la debacle laboral y personal que supone el olvidártelo en casa de buena mañana o (peor aún) el no haberte acordado de ponerlo a cargar.

Yo venía a hablar de cosas como la de esta noticia. Que es vieja (tiene como quince dias), pero no por ello deja de ser jachonda. La mamma morta que llama desde el más allá a las niñas diciéndoles algo de una cruz (que ellas interpretan como que quiere que se la quiten, lo cual daría pie a muchas discusiones teológicas al respecto, pero…). Preguntas que me vienen a la mente: enterraron a la buena mujer con móvil? De ser así, en qué estaban pensando cuando lo hicieron? Enterraron también el cargador (porque si no, qué haría la pobre mujer cuando se le acabasen las pilas, eh?)? Los enchufes del Más Allá van a 220V? Si la enterraron sin móvil, llamó desde una cabina? Qué empresa tiene la concesión de la telefonía en el Otro Barrio? Las cabinas son de tipo londinense, como la del doctor Who?

Qué ha sido de los espectros gimoteantes, de las teleplastias, de las psicofonías de toda la vida, que las sábanas y las cadenas, de las apariciones en escaleras o de los instrumentos musicales que tocan solos? Maese Pérez el Organista, hoy en día, se tendría que manifestar en mp3? Los espectros del Monte de las Ánimas irían en vespino, en lugar de a caballo?

Que sí, que ya se que lo dice la zarzuela, que hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad… pero esto me parece excesivo, qué quieren…