jueves, 30 de noviembre de 2006

Recuerden

que, por mucho que les digan lo contrario los hijos de puta (porque alguien que, de pensamiento, palabra, obra y omisión, colabora con la expansión de la peor pandemia de la humanidad desde la peste negra, no se merece otro calificativo que el de hijo de puta, así, con todas las letras) de siempre,


Y es que, como desgraciadamente pasa esto


la única otra opción que queda es esta


Y, la verdad, no es plan. Háganme (y háganse) el favor.



(vale, yo lo que quería era poner la campaña aquella de Ministerio de Sanidad de principios de los ochenta del "Si da, No da", que es la mejor campaña de concienciación sobre el SIDA que se haya hecho jamás, pero no encuentro el cartel... Si alguien lo localiza, por favor, envíenmelo)

Hace 309 posts...

miércoles, 29 de noviembre de 2006

Atención, esto es una prueba

Me avisa por mail maese Nanyu de que no se pueden poner comentarios en el blog. Cosa que me extraña, porque todavía esta mañana he contestado un par de comentarios del licenciado Al-Duende de ayer noche y a uno de milady Urui de esta misma mañana (vamos, que ella también ha podido comentar).

Pero resulta que pruebo a ver... Y no es que no se pueda comentar, es que no se puede ni ver los comentarios. No carga la página individual, sólo el fondo.

Tócate los huevos.

Así que hoy, ante la opción de hablar de Montilla (que parece que no tenía motivos para pensar mal, al fin y al cabo) o intentar arreglar este desaguisado, pues... Post de mantenimiento. Cuelgo esto a ver si aquí funcionan los comentarios, o es que toqué algo del template sin querer cuando colgué el banner de En mi nombre sí, o si se ha ido todo al garete o qué.

Stay tuned.

(y muchas gracias por avisarme, Nanyu. A ver si te pongo en la lista de links un dia de estos)

Hace 309 posts...

martes, 28 de noviembre de 2006

LMMGDLHDLDDLSYO

Pues supongo que no tengo más remedio que seguir aplazando ad aeternum el mega-tocho por capítulos que les llevo prometiendo desde hace tanto, pero es que a) aún no está terminado, y me da cosa empezarlo sin saber cómo va a acabar y b) como comprenderán ustedes, este blog no puede pasar sin comentar la Mayor Manifestación De La Historia De La Democracia De La Semana Y Olé, la Manifestación Que Acabará Con Todas Las Manifestaciones.

Olvidemos el hecho de que, con los datos de la Comunidad de Madrid en la mano (63.000 metros cuadrados ocupados, 1.300.000 manifestantes) la densidad de población debería ser de 21 personas por metro cuadrado, y que entre esas personas (y permítanme deformar el término hasta el punto de ruptura) estuviese Cesar Vidal, que ya ocupa sus buenos tres metros cuadrados él solito. Bueno, él sólo ocupa uno, tan grande es su humanidad, los otros dos los ocupan su sabiduría y los legajos para corregir de los ochenta y tres documentadísimos libros que tiene que publicar aún para la campaña de Navidad. Como bien dice maese Fer, eso sólo se puede explicar mediante un condensado de Bosse-Einstein. O un milagro de la Virgen de las Bragas de Cuello Vuelto, según sean ustedes gente sensata o creyentes en cuentos de hadas. Si lo que quieren son datos fiables (y reirse un rato), pásense por el manifestómetro.

Olvidemos que el manifiesto de la manifestación se hubiese pasado previamente a los periodistas, y en él se hiciese hincapié ya en que había sido La Mayor Manifestación De La Historia De La Democracia Y Olé. Como comentó alguien (y lamento no haberme quedado con el nombre) en Escolar, eso es que Alcaraz había calculado 1.300.000, subió al estrado, preguntó "A ver, los que no hayan venido que levanten la mano", y como nadie la levantó, pues es que estaban todos.

Olvidemos la presencia en la manifa de multitud de banderas con el Águila de San Juan (popularmente conocida como "la gallina" o "el pajarraco ese"), de personajes que, si no existieran, habría que colgar de los cojones/labios menores (táchese lo que no proceda) a quienes los inventaran, por capullos, como Saenz de Ynestrillas, Isabel SanSebastián, grupos falangistas o la plana mayor del PP en pleno (incluyendo a Gallardón y Esperanza "el sueldo no me llega" Aguirre, que aparcaron por un ratito sus diferencias, o, por lo menos, no consta que se hicieran -mucho- la zancadilla).

PERO

No puedo olvidar que la manifa fue tomada al asalto por los autodenominados Peones Negros, esos tontoslapolla conspiranóicos con demasiado tiempo libre y demasiadas pocas neuronas funcionales que dicen "querer saber", porque consideran que el gobierno (y la policía, y los tribunales, y...) mienten en sus explicaciones sobre el atentado del 11M, porque a todos resulta obvio que no lo hizo ETA, sino un conturbenio Zapatero-ETA-PSOE-Polanco-Reino de Marruecos-Mafia Rosa-Servicios Secretos Franceses-GAL-GAL2(la secuela)-Masonería Internacional-Guardia Civil-Snorkels-Protocolos de los Sabios de Sión-El Coño de la Bernarda-[Anote aquí lo que le parezca, que por ridículo que suene no podrá superarles] para descabalgar al PP del poder que, por designio divino le corresponde. No pienso enlazarles, que paso de darles ni esto de visitas, pero si quieren saber de qué va la cosa, son como estos. Sólo que los Peones se lo toman en serio. Hasta el punto de estar dispuestos a ayudar a la defensa de los acusados por el atentado con la intención de que queden libres y poder cargar contra el Gobierno con esa excusa

No puedo olvidar que la manifestación fue convocada contra "la rendición del Gobierno ante ETA". Algo que dicen, curiosamente los mismos indicados en el párrafo anterior, curiosamente con los mismos motivos que los indicados en el párrafo anterior y ante lo que no tengo nada que añadir a lo que dice monseñor Luzbel.

Y no puedo olvidar que desde el PP se alientan y difunden esas pajas mentales que atentan contra la lógica, la razón y, lo que es más importante, la historia reciente de este país. A mi, personalmente, el vídeo que ha presentado recientemente el PSOE recordando todo lo que se dijo y todo lo que se hizo desde el Gobierno antes y durante las conversaciones de Zurich (gobernando el PP) me parece más que apropiado y procendente, necesario. Que hasta los cojones me tienen con su reinventar la historia y tratarnos como a imbéciles, ya.

Porque yo, a diferencia de ellos, tengo un respeto por las víctimas. El mismo, por otro lado, que puedo tener por cualquier otra víctima de cualquier otro delito sobre el que no tenga arte ni parte. Y considero que la sociedad en su conjunto tiene un deber de solidaridad para con ellos. Pero ojo, que ser una víctima del terrorismo (y recordemos que, legalmente, según la ley que aprobó el PP, Alcaraz, el presidente de la AVT, no lo es) es una desgracia, en ningún caso un mérito. Y recordemos que la práxis jurídica más elemental (y el sentido común más básico) dictan que no se puede ser juez y parte en un proceso. Y las víctimas son (desgraciadamente) parte necesaria. Y por tanto no pueden dictar la política antiterrorista del Estado. Así logren meterse ochocientas en un metro cuadrado.

Dicen que el proceso está en vía muerta, que ha vuelto la kale borroka y la extorsión a empresarios y que la negociación no funcionará como no funcionaron las de Zurich, ni las de Argel. Yo digo que, en las otras negociaciones, la situación en la calle era mucho peor y aún así se llevaron a cabo. Y digo que, dado que las condiciones son distintas que entonces (ETA está debilitada por la acción policial y judicial, y eso es un mérito que nadie niega, y después de los atentados del 11S el apoyo social de los grupos terroristas occidentales está bajo mínimos) no se pueden extrapolar datos. Que alguien antes que yo no haya logrado hacer algo, no quiere decir que yo, o alguien después de mí, no pueda hacerlo. Con mi temblequeante pulso de ginecólogo, nunca se me ocurriría meterme a cirujano. No valgo para ello. Pero ni se me pasa por la cabeza el pensar que una operación a corazón abierto sea imposible de realizar. Quizás en Argel y en Zurich la situación no era adecuada. Quizás no se envió (por parte del Gobierno, por parte de ETA, por ambas partes) a los negociadores adecuados.

Y quizás el gobierno se estrelle y volvamos a la situación de hace tres años. Ojalá no, pero en cualquier caso, habremos ganado tres años. Y si, desde Moncloa, se ha visto la más mínima oportunidad de que la cosa pueda, quizás, tal vez, con suerte, salir bien, no es que tenga el derecho, es que tiene la OBLIGACIÓN de intentarlo por todos los métodos a su alcance.

Lo contrario sería una traición por parte del gobierno a los españoles en general, y a los vascos en particular.

Y, sobretodo, a las víctimas. Tanto a las que ya lo son (que eso no tiene remedio), como a las que podrían serlo si no lo intentan.

Negarse a ello por puros y espúreos intereses políticos (porque, dejémonos de hostias, no hay nada más, es de una catadura moral tan baja que no conozco palabras para describirla. Bueno, sí.

Es de miserables.

Hace 309 posts...

lunes, 27 de noviembre de 2006

Discos dedicados (XXII)

Ese hombre que tu tienes no está en nada
en vez de enamorarte, te desgasta.
No tiene buenos modales
y no es atento contigo.
Ese hombre no se merece que le des tanto cariño.

Él duerme la mañana y tu trabajas
y luego por la noche se te escapa.
Te exige que tu le laves,
que le vistas y le calces,
y si acaso tu protestas se indigna y quiere pegarte.

Que le den candela,
que le den castigo,
que lo metan en una olla y que se cocine en su vino.
Que le den candela,
que le den castigo,
que lo cuelguen de una cometa y que luego corten el hilo.


Ese hombre que tu tienes, buena amiga,
si yo fuera tú, le dejaría
las maletas en la puerta,
y una nota que dijera
a partir de este momento que te cocine tu abuela.

Que le den candela,
que le den castigo,
que lo metan en una olla y que se cocine en su vino.
Que le den candela,
que le den castigo,
que lo cuelguen de una cometa y que luego corten el hilo.


Que le den candela, que le den
que le den castigo.

Que no sea tan malo y haragán,
que sea más bueno contigo.

Que le den candela, que le den
que le den castigo.
Que se cocine en su vino,
y que agarre otro camino.

Que le den candela, que le den
que le den castigo.
Que le den candela,
que le den, que le den, que le den.
Dile que no sea cretino!

Que le den candela, que le den
que le den castigo.
Ese hombre no te merece.
Te digo que lo tienes que olvidar.

Oyeme,
cocinalo bien,
ponlo en la sartén
que se lo lleve un camión o lo arrolle un tren,
que se cocine en su vino
que vaya a comer a casa'l vecino,
ponlo en la sartén
que le cocine su abuela, yo no cocino!
que se cocine en su vino
Él no sabe que tu tienes otro en el bull-pen,
ponlo en la sartén
mejores que él hay muchos más que cien.
que se cocine en su vino

Que le den candela, Celia Cruz


(sí, vale, se me había pasado la fecha por alto... Mea culpa, mea culpa).

Hace 309 posts...

domingo, 26 de noviembre de 2006

Citas (XXXI)

El amor tiene que incitar a la rebeldía, no a la sumisión. El amor es transgresión, no conformismo, el amor tiene que volvernos locos, sólo con el amor podemos rechazar al enano cuerdo, disciplinado y cobarde que todos llevamos dentro.

Oh, es él!, Maruja Torres

Hace 309 posts...

sábado, 25 de noviembre de 2006

Meméame

Antes de nada, aclarar que, a pesar de lo que pueda parecer por el título, este no es un post dedicado a glosar las bondades y las delicicas de la urofilia (también conocida como "lluvia dorada", "deportes de agua" o, ya más a lo bestia, "que se te meen encima y eso te ponga burro"). Ese post me lo reservo para más adelante, con su permiso de ustedes.

Obviamente, ahora se trata de un meme. Que me envía el licenciado Al-Duende, de quien yo creía hasta ahora que, pese a ser periodista, era persona cabal y sensata y buena gente. Y ya veo que no... GROARG! En cualquier caso, pásense por su blog antes de que lo pase a garrote por hacerme esta putada de mandarme un meme (tamaña osadía!), que es un imprescindible en estos tiempos que corren en que la desinformación más ramplona campa por sus respetos sin respetar a nadie. Que sí, que se lo digo yo.

La cosa, en fin, consiste en señalar cual ha sido mi mejor post. De los dos años y medio que lleva este blog en funcionamiento. Y no es fácil, no se crean...

Porque uno estaría tentado de uno irse muy atrás y limitarse a recoger el del jueves pasado. Porque, modestia aparte, hasta yo quedé sorprendido, cuando releí lo escrito, de lo que había llegado a rajar sin levantar (demasiado, hacia el final ya perdí un poco los nervios) la voz. Pero claro, técnicamente eso era una carta de reclamaciones, no un post. Descalificado.

La memoria se me va, entonces, inmediatamente hacia el (magistral) "Matrimonio y católicos", posteado en pleno debate sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, y los post que de él se derivaron, tanto los creativos como los de respuesta al primer y único troll que ha tenido este blog hasta el momento, el ínclito e inefable Irichín (1, 2, 3, 4 y 5). Pero claro, el post del matrimonio no era original mio, sino copiado de monseñor Psicobyte. Así que tampoco es adecuado.

También estoy francamente orgulloso de cómo me quedó la saga de los Neofeuds (1, 2, 3, 4 y 5), la de las feministas (1 y 2) o la del botellón (1, 2 y 3), pero no son un post, sino varios enlazados. Como tampoco es un post, sino un cuento (del que cualquier dia les pondré las secuelas, que las tengo pensadas, pero...), esto o este (bueno, este menos, pero también).

Así que yendo a posts aislados me podría referir a este, este, este, este, este, este, este, este, este, este, este o este.

Pero en fin, que uno es sensible a lo que quiere el público. Y hay uno de mis posts, uno de los de números, que, siendo muy mejorable en su redacción y en su planteamiento, trajo algo de cola. Supongo. Como esto no tiene trackbacks, no puedo estar seguro. Pero durante la semana después de que lo colgara, las visitas se me dispararon, y muchas venían desde servidores de correo, así que supongo que la gente se dedicaría a enviárselo de unos a otros. Y, o fue un caso de serendipia y coincidencia de pensamientos digno de estudio, o llegó a manos de más de un comentarista político de postín, porque el mismo comentario lo oí en la tertulia del del Olmo, por ejemplo. Hablo de cuando Rajoy presentó en el Congreso las firmas contra el Estatut de Catalunya, y con cuatro cálculos que me llevaron diez minutos demostré que estaba mintiendo con tanta caja. Aquí lo tienen, por si no lo recuerdan.

Así que, dado que parece que esto es lo que quiere el público, supongo que mi mejor post es este. Y ya.

Y le paso el marrón a Aranluc y Tony. Ea.

Hace 309 posts

viernes, 24 de noviembre de 2006

Pelotón de fusilamiento (IV)

Estados Unidos de América ha sido un gran país. Aprobó la primera constitución que establecía una democracia liberal, donde se consignaban algunos derechos ciudadanos que todavía son punteros.

En la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos salvó a Europa (con la ayuda de la URSS) del nazismo y el fascismo.

Centenares de intelectuales y científicos perseguidos, primero por Hitler, luego por Stalin y por otros dictadores, encontraron refugio en Estados Unidos.

Cualquier perseguido del mundo podía establecerse en una ciudad o pueblo y, sin sufrir ningún tipo de persecución, proseguir su trabajo y conseguir la ciudadanía estadounidense.

Si bien la política exterior de Estados Unidos (como la de cualquier país) siempre ha presentado luces y sombras, en lo cultural, la nación ha servido de vivero para la creatividad de decenas de artistas, intelectuales y científicos europeos y estadounidenses.

El legado cultural de EE.UU al mundo es indiscutible y siempre contará con mi admiración.

Pero ahora, el país que se configuró a sí mismo como baluarte de los valores occidentales democráticos (separación de poderes, sufragio universal, libertad individual, Estado de derecho) ha perdido todo crédito en ese terreno.

George W. Bush y su perro de presa, Donald Rumsfeld (ahora 'Rumsfailed') comenzaron a dinamitar a conciencia la esencia de EE.UU.

El primer paso fue crear la doctrina de la guerra preventiva. La mínima sospecha de que un individuo fuera terrorista bastaba para localizarlo en cualquier parte del mundo y lanzarle un misil. Tal cual.

Hace casi cuatro años, el seis de noviembre de 2002, un avión Predator de la CIA mató con un misil a seis supuestos terroristas de Al Qaeda en Yemen.

Eran 'supuestos terroristas': nunca tuvieron un juicio justo. Seis vidas humanas fueron segadas por decisión de algún alto cargo de EE.UU en un sombrío despacho del Pentágono.

El segundo paso fue crear el penal de Guantánamo. Una zona franca de los Derechos Humanos. Los internados allí carecen de abogados. Ni si quiera conocen de qué se les acusa, con lo cual es imposible defenderse. Como en el caso anterior, cumplen condena sin que haya habido juicio.

El tercer paso fue dado hace apenas diez días. EE.UU aprobó una nueva ley que intenta legitimar todo lo que ocurre en Guantánamo. Una ley que eleminia el derecho de Habeas Corpus: pieza central de la seguridad jurídica para los ciudadanos de un país.

Hoy en día calquiera puede ser detenido en Estados Unidos durante días, sin que le sean presentados cargos, sin derecho a asistencia letrada, etc.

Que nadie más, nunca, ponga al Gobierno de Estados Unidos como ejemplo a seguir en matería política.

Estados Unidos fue un gran país. Pero ya no lo es. Moralmente, el Gobierno de Bush ha situado a la nación a la altura de Corea del Norte.

El resultado en las últimas legislativas significa que la derecha (los demócratas) vence y que la extrema derecha (los republicanos) queda en minoría en ambas cámaras.

Ahora, lo primero que debe hacer el nuevo Congreso es revocar esa ley, desmantelar Guantánamo, pedir la retirada de las tropas de Irak y dar paso a la ONU.

Mientras eso no ocurra, un servidor no va a viajar por propia voluntad a Estados Unidos, como no voy a Cuba ni a Irán.

Y esperemos que dentro de dos años, en las presidenciales, el candidato republicano, sea el que sea, no vea la Casa Blanca ni en fotos.

Algún avispado confundirá esta crítica con el infantil antiamericanismo que durante años han mantenido ciertos sectores de la izquierda (y de la derecha) española. Allá él.

De Bush y Rumsfeld sólo se puede decir una cosa: han hecho de este mundo, y de su país, un lugar peor para vivir.

Original de Toño Fraguas en La Fragua.

Hace 309 posts...

jueves, 23 de noviembre de 2006

Y otro minipunto para TMB!

Estimados señores de Relaciones Externas de TMB:

Lo reconozco, me superan. En mucho.

Porque esto de poner una reclamación y, antes incluso de poder entregarla, tener que pedir los papeles para poner otra, tiene mérito, la verdad. Por la parte negativa del concepto, pero bueno. Mérito al fin y al cabo.

Dado que la reclamación que interpuse ayer fue un pelín larga, intentaré, con su permiso, ser muy conciso en esta. Espero que no les importe.

Miércoles 22 de Noviembre. Estación de Santa Coloma (Línea 1). Aproximadamente las nueve y cuarto de la mañana. Llego a la estación. Pago. Bajo hasta el andén, corriendo porque veo que hay un metro parado en él. Entro, y noto que hay algo raro, pero entre que aún llevo la legaña puesta y la música en los cascos, no acabo de ver el qué. Después de unos dos-tres minutos esperando, con el vagón llenándose de gente, y sin que el tren se haya movido ni un milímetro, caigo en cual era el qué. Me quito los cascos. Sí. El ruido. Había poco ruido. El contínuo zumbido que hacen (supongo) los motores del metro no sonaba. No se me lleve a engaño, no me estaba confundiendo con el zumbido que hace el sistema de aire acondicionado. La nota de ambos zumbidos (y perdone si no puedo ser más técnico) es distinta, y la del aire sonaba. Eran los motores. El metro no estaba haciendo una parada de estación, estaba efectivamente parado.

Como a los dos minutos (y con esto harían cinco desde que llegué) me doy cuenta de que la gente que está más cerca de las puertas (como puede imaginar, a estas alturas el vagón estaba totalmente lleno, y le hago notar que Santa Coloma es la segunda parada de la línea) comienza a sacar la cabeza, a poner malas caras y a bufar. Consigo, a codazos, acercarme hasta la puerta. Megafonía ya ha callado, los displais luminosos indican un “reorganizando datos” (o algún eufemismo por el estilo), y otro sufrido viajero me hace saber que han dicho que hay anomalías en las frecuencias de paso. Me conozco el paño, me los veo venir y me empiezo a poner nervioso.

Y, por supuesto, no me defraudan. A los cinco minutos (aproximadamente) se oye, a lo lejos (porque, por supuesto, megafonía sólo funciona bien cuando se trata de hacer autobombo, cuando no pues se ve que tampoco saben lo que es el mantenimiento), una vocecilla diciendo que ha pasado algo (que no se entiende) en la estación de Universitat, y que el servicio en la Línea 1 está interrumpido. Olé sus huevos.

Lanzando a voz en grito maldiciones en arameo e imprecaciones que no expondré aquí porque tengo un mínimo de educación, pero que incluían referencias a heces fecales y a los difuntos de todo el personal con cargos de responsabilidad de TMB, me dirijo a las taquillas para que me devuelvan el billete y pedir la carta de reclamación, lo cual ya se está convirtiendo en un desagradable hábito. De hecho, estoy pensando en seguir su ejemplo y cambiar el orden lógico de las cosas (y digo lo de su ejemplo porque entiendo que el orden lógico de las cosas es que un servicio de transporte público transporte a la gente, no les haga ir a pie), y poner las cartas de reclamación única y exclusivamente cuando pueda hacer un viaje sin sufrir ningún tipo de problema o imprevisto. Que seguro que tendría que poner muchas menos, y los árboles empleados en fabricar tantísimo papel como me hacen gastar me lo agradecerían.

Eso sí, les tengo que reconocer una cosa y comerme (parte de) mis palabras de mi última carta de reclamación. En esta ocasión, al menos, no me dieron un billete no integrado a cambio, como era lo habitual, sino que me cambiaron la tarjeta por completo añadiendo el viaje que había perdido por culpa de sus interrupciones. Bravo por ustedes, un aplauso. El servicio que dan sigue siendo una mierda, pero al menos ya no nos supone un gasto añadido.

Desgraciadamente, eso que hubiese sido una buena impresión se fue rápidamente al garete, cuando ni los taquilleros, ni el señor que tienen allí con un chaleco rojo con la “i” circunscrita que es el símbolo internacional para los servicios de información, no es ya que no estuviesen informando a la gente que seguía entrando de que el servicio estaba interrumpido (que lo tuve que ir haciendo yo a voz en grito, así, por amor al arte), sino que ni siquiera se habían enterado de ello. De hecho, cuando ya en el displai luminoso que hay en el hall aparecía el cartel indicando que el servicio estaba interrumpido, el señor del chaleco rojo comentó, muy enfadado, que de dónde sacábamos que el servicio estaba interrumpido, que no habían dicho nada. Y a mi se me cayeron los cojones al suelo.

Los dos.

A la vez.

Sólo tuve ánimos para señalarle el displai. Y él tuvo los santos arrestos de decir, “jo, pues vaya vista que tenéis”, y, en lugar de avisar a la gente o hacer algo, se fue a una esquinita y se quedó allí parado. Alguien que (se supone) está ahí para informar. Vamos, que tienen ustedes un personal que vale un imperio, oigan. A la hora de recoger anécdotas sobre “cómo no se deben hacer las cosas”, por lo menos.

En fin, que diez minutos después, el tiempo que tardan en darme la hoja de reclamaciones (y llevamos veinte desde que llegué a la estación) puedo salir corriendo de esa ratonera en que se convierte el metro día sí, día también, cuando el servicio se interrumpe, para buscarme la vida y encontrar otra forma de llegar al trabajo no demasiado tarde.

Pero claro, como se habrán dado cuenta, uno es tocapelotas de mena, y como, a esas alturas, llevaba (y llevo) un cabreo considerable, pues cogí el móvil y me puse a llamar a su teléfono de información, a ver que junta de la trócola se les había roto hoy. Por supuesto, la señora que me atendió no tenía ni siquiera constancia de que hubiese habido problemas de ningún tipo, y tuvo que volver a llamarme un rato después para decirme que había habido que parar la línea durante sólo diez minutos para prestar atención médica a un cliente en la estación de Universitat. Y dos huevos duros.

Lo de los diez minutos... por favor, no se mientan, porque ese no es precisamente el mejor sistema para arreglar nada. Y si les pido por favor que no se mientan, les exijo que no intenten mentirme de una forma tan burda. Señores, si estoy presentando una queja, sea por escrito o sea vía telefónica, es porque estaba allí. Y se que estuve unos diez minutos en un vagón parado, y otros tantos en el hall esperando a que me entregasen la carta de reclamación. Y el servicio estaba parado cuando me fui. Así que diez minutos, ni po’l forro. Entre veinte y treinta, como mínimo. Tengan un mínimo de vergüenza ajena, por favor.

Claro está, yo no puedo culparles a ustedes porque haya habido que dar atención médica a alguien, sólo faltaría. Y como es normal, a esa pobre persona hubo que bajarla a las vías para poder atenderle con comodidad, y eso hizo que tuviese que interrumpirse el servicio.

No, espera, eso no tiene mucho sentido, ¿verdad?

Debe ser, pues que alguien cayó o se tiró a las vías, y hubo que parar la circulación para poder sacarle.

Claro, que entonces, en mi pueblo al menos, lo que se hace en esos casos no se llama dar atención sanitaria, sino más bien dar la extremaunción. Es que son muy católicos, en mi pueblo. Pero en cualquier caso, va a ser que no, que no era eso.

Pues no se, ya lo único que se me ocurre es que hubiese que parar los trenes porque la ambulancia, para llegar más rápido y sin problemas de tráfico, iba por los túneles. Y eso mucho sentido no tiene, tampoco, no.

Pero vamos a ver, no se dan cuenta de que sus excusas son risibles, que son un insulto a la inteligencia del pasajero y que repugnan a la lógica y a la razón? Porque vamos, lo que la lógica y cualquier cursillo de primeros auxilios dictaminan es que , si a alguien le da un jamacuco en un sitio cerrado y mal ventilado como pueda ser un vagón de metro, lo adecuado es sacarle a un sitio más amplio y con mejor aireación, como pueda ser el andén. Y más en una estación tan amplia como es la de Universitat, que si bien lo que son los andenes estrictamente de la Línea 1 son estrechitos, oscuros y malolientes, un paso (literalmente) más allá está el enorme espacio abierto que hace las veces de hall y conexión con la Línea 2, y que está bien ventilado y bien iluminado.

Que no cuela, que no. Que el perro no se comió sus deberes, que es que son así de ineptos.

En fin, una más. Y van. Que de donde no hay, no se puede sacar. Por cierto, me permito recordarles que mis reclamaciones de los días 6, 13 y 27 de Marzo siguen sin haber sido contestadas. Que si el servicio de transporte es nefasto, el de atención al cliente (el suyo), no le va a la zaga.

Atentamente, y esperando una respuesta algún año de estos...

----------------------------------------------------


Vale, estoy ya no es parte de la carta. Reconozco que algo injusta esta reclamación ha sido. ALGO. Lo del de información sigue sin tener perdón de dios. Pero parece ser que sí era verdad que pararon la línea porque alguien se había puesto enfermo y hubo que darle atención médica. Pero eso lo he sabido después de entregarla.

El problema viene cuando el concepto de "coherencia" les resulta a los señores de comunicación de TMB tan ajeno como el de "mantenimiento". Porque según me informaron por teléfono, como digo en la reclamación, había sido un pasajero a quien había habido que atender, y la parada fue de tan sólo diez minutos (cuando yo me fui de la estación veinte minutos después de haber llegado, sin que el tren se moviese para nada). Según el 20 minutos, fue el maquinista el que se encontró mal (y entonces sí hubiese tenido sentido que se interrumpiera el servicio), pero la parada duró media hora, y fue sólo parcial, entre Urgell y Marina (Santa Coloma no está entre Urgell y Marina). Según el Qué! fue, de nuevo, un pasajero, y la parada duró media hora. Y según El Periódico, fue un pasajero, la parada duró 38 minutos y fue primero total y luego parcial (y, además, hubo otro corte al mediodía en la línea 5). Y eso sólo en los medios que he podido consultar (y guardo los recortes, por si les da por contestarme con chorradas otra vez). Vamos, que no saben ni poner excusas. Y eso es inexcusable. Se lo miren como se lo miren.

miércoles, 22 de noviembre de 2006

Y yo les he contestado a ellos, claro...

Estimados señores de Relaciones Externas de TMB:

Escribo en relación a la respuesta que me han enviado ustedes (referencia 2006-73869-FMT) a toda una serie de cartas de reclamación presentadas por diferentes causas a lo largo del presente año. Concretamente, en respuesta a mis reclamaciones del 9 de Febrero, 15 y 30 de Junio, 3 de Julio, 1, 3 y 27 de Agosto y 4 de Septiembre. No obstante, no acabo de comprender el por qué las cartas del 6, 13 y 27 de Marzo aún no han sido contestadas, pero no dudo que tendrán una buena razón para ello.

Antes de nada, agradecerles la diligencia, prontitud y rapidez en la respuesta. Nótese, por favor, el sarcasmo. Después de todo, tan sólo han esperado más de dos meses desde que la última de dichas reclamaciones fuese presentada (según los datos que me dan en la respuesta, la recibieron el dia 8 de Septiembre y la contestaron el 13 de Noviembre), y a duras penas nueve meses desde la primera. Todo un parto, desde luego. Y después de todo, tan sólo ha hecho falta que, nuevamente el metro me diese problemas (luego lo explicaré), que yo me cabrease como una mona y que me pasase media mañana colgado al teléfono hasta que conseguí que me pasaran con alguien que (supongo) era de su departamento, y a quién, además, le pude hacer notar que había por ahí unas cuantas reclamaciones sin contestar. Oh, sielos, que casualidad que apenas una semana después reciba una respuesta (insisto, no a todas las reclamaciones planteadas), y, casualmente, con la fecha que se corresponde a dicha llamada. Me van a disculpar, pero es que no creo en las casualidades. Me piden en la carta disculpas por el retraso, y me dicen que están implantando un sistema para contestarlas en un tiempo óptimo. Discúlpenme de nuevo, pero no, no puedo disculparles, y lo otro me suena a que su perro se comió sus deberes. No creo que les colara en el colegio, y no cuela ahora. Nueve meses es demasiado tiempo como para achacarlo a la implantación de un sistema que, por otra parte, teniendo en cuenta los años que lleva el metro de Barcelona en funcionamiento, debería estar más que implantado. Por favor se lo ruego, no traten de tomarnos por imbéciles, y no intenten mentirse a sí mismos cuando la cagan de manera tan clamorosa. Porque así no se arregla nada. Eso sí, he de reconocer que lo de contestar a siete reclamaciones de una tacada, desde un punto de vista digamos empresarial podría ser considerado una optimización de recursos. Claro, que desde el punto de vista de servicio al cliente (que se supone es para lo que están ustedes), es una mierda. Y desde el punto de vista del cliente en sí, es una tomadura de pelo en toda regla.

Desgraciadamente, pero, cuando me pongo a leer su extensa respuesta (por cierto, no es necesario dejar un tercio de cada hoja, márgenes aparte, en blanco para que abulte más, de hecho hace bastante mal efecto), me encuentro con que está plagada de incorrecciones y deficiencias, cuando no directamente de mentiras. Que paso a rebatir:

Con respecto a la carta del nueve de Febrero, me dicen (como siempre) que cuando algún incidente afecta a la habitual circulación de los trenes (inciso: comprenderán que, dado el número de reclamaciones que me he visto obligado a presentar a causa de dichos “incidentes”, esté empezando a pensar que la “normal circulación” es precisamente que no circulen) se actúa con la máxima rapidez y se adoptan las medidas más adecuadas. De la primera parte no tengo motivos para dudar. Lástima que se haya olvidado de poner después de “rapidez” un “posible” que aportaría mucha información. Porque lo que ustedes entienden por máxima rapidez es, a todas luces, insuficiente. Las medidas más adecuadas, por otra parte, es una frase muy bonita pero que no significa nada. Porque lo cierto es que, a no ser que el corte dure todo el dia, tales medidas son inexistentes. Simplemente, y siempre después de pelearte con el taquillero, te entregan un billete compensación. Billete que, por cierto, no es integrado y tan sólo vale para la red de metro, cuando, como cualquier persona con media neurona en funcionamiento es capaz de comprender, es precisamente el metro lo que no funciona, y para continuar trayecto has de usar otros medios de transporte (cuando los hay) para los que, oh casualidad, no es válida. Teniendo en cuenta, además, que un billete integrado (que es el que yo uso) es sustancialmente más caro que uno no integrado (o al menos esa excusa usaron para justificar la aberrante subida de tarifas que se dio cuando se realizó la integración), es, en correcto castellano, una estafa. Me dice después que se intenta ofrecer un transporte alternativo por superficie que una las zonas que han quedado sin servicio de metro, lo cual es, directamente, mentira. Tan sólo se hace eso cuando el corte es programado por ustedes o bien cuando el desastre que han provocado ha sido de tal magnitud que se ven incapaces de arreglarlo en menos de un dia. Y, en ocasiones, ni eso: Las estaciones de Baró de Viver y Trinitat Vella, este verano no quedaron en absoluto comunicadas por el autobús, dado que la parada del mismo quedaba cualquier cosa menos cerca de dichas estaciones, y cuando la interrupción del tráfico afecta a la estación de Mercat Nou (o se elimina el andén en una de las direcciones, como pasa actualmente), búscate la vida y vete a patita a Santa Eulalia o Plaça de Sants, porque el autobús ni lo vas a oler. En cualquier caso, lo que es inexcusable e indefendible desde cualquier punto de vista es que continua y constantemente se estén produciendo esos “incidentes”. Tal vez no lo sepan (resulta obvio que no, a la vista de los hechos), pero existe una cosa que se llama “mantenimiento” y que permite mantener (de ahí su nombre) las instalaciones en condiciones de trabajo óptimas, con un coste (tanto en tiempo, como en averias, y por tanto en dinero, no digamos en enfados y reclamaciones por parte del consumidor) mucho más bajo que el que supone esperar a que todo se estropee. Hay una ingente bibliografía al respecto, me atrevería a recomendarles que se la miraran.

Por supuesto, en lo que a esta reclamación se refiere, no es que pasen de puntillas, sino que directamente pasan de contestar nada al respecto de la ausencia de avisos al respecto de que el metro está interrumpido, o de la nefasta actitud de la taquillera. En fin...

Seguidamente me habla de las interrupciones habidas en la Línea 3 con las que me he encontrado y ante las que he interpuesto reclamación, justificándolo todo en que están instalando un sistema de seguridad (el ATP) y que eso puede provocar alguna contrariedad en la frecuencia de paso. Vayamos por partes... la “frecuencia de paso” nunca la han cumplido, ni en la línea 3 ni en ninguna otra (y de eso ya he hablado en las quejas a las que se supone me están contestando), y además han tenido la desfachatez de poner en algunas estaciones esos displays luminosos en los que va marcando el tiempo que falta hasta el siguiente tren, y que tienen todos la fantástica habilidad de viajar en el tiempo hacia atrás, consiguiendo que mires, indique que faltan (pongamos por caso) 3 minutos con 15 segundos, te leas una noticia en el periódico, vuelvas a mirar... y falten 4 minutos con 27 segundos. Con el fastuoso resultado de que has logrado leerte una noticia en menos un minuto con doce segundos. Como ya les he indicado alguna vez, deberían hacer algún estudio serio sobre este extraño fenómeno, que seguro que se lo publican en Science e incluso les dan el Nóbel de Física. Otro claro ejemplo de lo absurdo que supone mentirse a sí mismo y, sobretodo, intentar mentir a otro sobre algo que está sufriendo en sus carnes. No, oigan, mis reclamaciones no eran por “contrariedades en la frecuencia de paso”, eran por interrupciones del servicio, que no es lo mismo. En cualquier caso, ¿me están diciendo que están instalando y poniendo a punto el famoso ATP, ya no en horario de funcionamiento del metro (que ya tendría delito, teniendo en cuenta que en Barcelona, como quieras ir entre semana al cine, al teatro, a tomar una copa o simplemente tengas un trabajo con un horario en el que salgas algo tarde, más te vale tener coche propio o mucho dinero para taxis, dado el tercermundista horario del metro, siempre y cuando, claro, no se trate de que hay fútbol, que entonces sí que se alarga lo que sea necesario), sino en las horas punta? ¿Oigan, y quién ha sido la cabeza pensante a quien se la ocurrido esa brillante idea? Y es que de no ser así, la excusa no tiene validez, porque es en esas horas en las que he tenido la mayoría de los problemas... Pero es que es más, ¿me están diciendo que hasta el momento la Línea 3 no tenía un sistema de seguridad que controlase que los trenes no se pasaran de velocidad? Esto lo dicen para tranquilizarme y darme confianza respecto a TMB, ¿verdad? Nótese de nuevo la ironía, por favor. Lo de que “permitirá aumentar la frecuencia de paso” haré como que no lo he visto, porque si me vuelven a intentar tomar el pelo mi peluquero acabará enfadándose. Sobretodo después de que hace poco reconociesen en los periódicos que las frecuencias de paso se habían reducido desde que pusieron en funcionamiento los trenes nuevos.

De estas reclamaciones, convenientemente se olvida de comentar nada acerca de que no hubiese nadie para atender a los pasajeros (ni siquiera por el interfono) en toda la estación de Diagonal el día quince de Junio. Supongo que, después de todo, eso no tiene importancia. Al fin y al cabo, no es que me estuviese desangrando, ni nada por el estilo, tan sólo quería interponer una reclamación y que alguien me explicase por qué el metro no funcionaba. Futeses.

Pasemos pues al espinoso tema de Agosto, y de las obras que hicieron para... ¿para qué? Porque en teoría eran para mejorar e impermeabilizar la estación de Baró de Viver, pero la estación está peor que nunca, con tantas humedades como siempre y con unas goteras que da gloria verlas (¡incluso cuando no llueve!), y se sigue inundando cada vez que en Barcelona caen cuatro gotas (como el resto de la red de metro, por otra parte). En fín. Me dicen que ofrecieron información por megafonía desde el 19 de Julio, y que se repartieron folletos desde el 20, y que la información fue señalizada tanto en el metro como en el autobús. Comprenderán que no tengo las fechas exactas en la cabeza, pero puede ser. Apenas una semana antes del corte, lo que yo les decía en mi reclamación. Lo que no dicen (casualmente) es que dicha información era incorrecta, porque como quien organizó el corte (que era un corte programado por ustedes, así que no se pueden excusar en la improvisación, tuvieron tiempo de sobras para mirárselo y remirárselo todo) no se había molestado ni en ojear un mapa de la zona, colocó la parada del autobús que se debería corresponder con la estación de Santa Coloma, en dirección Fondo, en un sitio que es un cuello de botella, y que tuvieron que cambiarla, deprisa y corriendo, a otra situación, después de provocar un colapso de tráfico en todo el centro de Santa Coloma durante un día, y porque la Guardia Urbana les prohibió seguir haciendo las paradas allí. Cambio este que no se reflejó en ninguna de las informaciones, que seguían dando como lugar correcto el otro. Me dice que se colocaron más canceladoras en Torres i Bages. Lo que no dicen es que dichas canceladoras se colocaron ya entre el uno y el tres de Agosto, con el corte realizado, cuando se dieron cuenta del pitote que se formaba a la entrada de dicha estación. ¿Previsión? ¿Qué es eso? ¡Algo que en TMB desconocen! POR SUPUESTO no dicen nada (miento, lo comentan en el encabezamiento, pero luego se olvidan) acerca de su gloriosa idea de poner un autobús por convoy (cuando no hace falta ser ingeniero para saber que en un metro cabe más de el doble de gente que en un autobús, por muy articulado que sea), y que por tanto eso provocaría colas interminables (y de hecho, el primer día del corte produjo que volaran hostias entre gente que se veía llegando tarde al trabajo por su culpa), ni de que el periodo de salida de los autobuses fuese más largo que el de los trenes, ni de que el tiempo que tardasen en hacer el trayecto fuese infinitamente más largo, cuando a los sufridos clientes nos estaban cobrando el mismo precio por un servicio (suponiendo que se le pueda llamar así) infinitamente peor.

Me recuerdan también, siguiendo en Agosto, que el que aire acondicionado no funcionase (y muy probablemente funcionase la calefacción, dadas las temperaturas que se alcanzaban) se le pone arreglo en cuanto algún pasajero avisa al conductor o bien el panel de mandos señala alguna incidencia. Y lo siento pero aquí ya han tocado hueso. Difícilmente voy a poder recordar algo que, no sólo no se me ha dicho nunca ni aparece indicado en alguna parte, sino que además es imposible y repugna a toda lógica. ¿Cómo se supone que un viajero ha de decirle algo al conductor del metro, que va encerrado en la cabina? En el mejor de los casos, yendo en el primer vagón, podría aporrear la puerta de la cabina al grito de “¡socorro, socorro, me ahogo!” hasta que este se diese por enterado y abriera (parando el convoy y la circulación de toda la línea, por supuesto). Pero y los demás vagones, ¿qué? ¿Accionan el freno de emergencia (con las consecuencias que sin duda se pueden imaginar) para poner el intercomunicador en marcha? ¿Se comunican con él por telepatía? ¿Hacen señales de humo? (mira, esta no sería complicada, teniendo en cuenta que la temperatura rozaba la de combustión espontánea). ¿Pero realmente son tan lerdos que no se dan cuenta de que el cuento que me están contando es una estupidez te la mires por dónde te la mires? Y lo del “panel de control” ya es de traca. Si realmente ante un fallo así se encendiese un indicador en cabina, dichas cabinas parecerían discotecas móviles. Porque no era el caso de un tren, sino del noventa por ciento de los mismos. Del mismo modo que no era un caso aislado el del agua de condensación (quiero creer yo también que fuese de condensación, pero el hecho es que dado que los aires acondicionados no funcionaban, no había nada que pudiese hacer condensar dichas aguas... Tal vez habría que confiarle el caso a Iker Jiménez, es un misterio), sino que se daba (se da, todavía el otro día me encontré con un tren en el que pasaba) en un gran número de convois. Simplemente, el día en que reclamé, me cayó el agua a mí encima. Así que, por favor, cuando acaben de llevar a cabo los trámites y realmente se pongan a repararlos (suponiendo que tal día llegue), por favor avísenme, que dejaré de llevar siempre el paraguas en la mochila por lo que pueda pasar, que esto de que se te desencadene el Diluvio Universal en el metro es muy desagradable. Y me permito recordarles de nuevo la palabra mágica que minimizaría en mucho (cuando no haría desaparecer) todos esos problemas: MANTENIMIENTO. No, publicidad risible que cualquiera que tenga la desgracia de tener que viajar regularmente en metro sabe que es mentira no, MANTENIMIENTO. En lo que deberían invertir es en MANTENIMIENTO.

Sigamos con Agosto, y pasemos al tema de las máquinas de vending, pues. Les niego la mayor: existen máquinas de vending que devuelven billetes. Yo las he utilizado. Aquí, en Barcelona. Busquen mejor a sus proveedores, porque les están engañando. Pero como en el dicho, en la reclamación les señalaba la Luna y ustedes se han quedado mirando al dedo. Lo de las monedas, oigan, es anecdótico. Lo sustancial es: a) que de todas las máquinas del hall principal de la estación de Catalunya, tan sólo una aceptaba billetes. Ya no de 50€, de cualquier importe. UNA. Eso que me dicen de que de forma periódica se reponen todas las cajas de cambio con monedas del importe correspondiente es lo mismo que no decir nada, el periodo puede ser de tres meses. Y como si es de cinco minutos, lo mismo me da, porque el hecho es que cuando yo necesité comprar una tarjeta estaban vacías, y dado que han eliminado ustedes a los taquilleros, el que por un solo minuto dichas máquinas dejen de funcionar deja en una total indefensión a los pasajeros, y eso es inaceptable desde cualquier punto de vista. Me dirán “pero usted dice que reclamó a la taquillera, luego sí la había”, y entonces yo contestaré una cosa muy fea que no escribiré aquí porque aún tengo un mínimo de educación. Porque b) con eso me demostrarán que no se han leído la carta, ya que en ella explico muy claramente que dicha taquillera se negó a atenderme, ante la disyuntiva de “si no me vendes el billete tendré que colarme” me contestó “tú mismo, haz lo que quieras”, y que una vez que encontré la puñetera máquina que funcionaba y me devolvió toda la chatarra, se negó a atenderme para cambiarme dichas monedas por billetes. Así que su penúltimo párrafo es, de la primera a la última letra, una mentira como un estadio. Así que por favor se lo ruego, vayan a mentirle a su señora madre.

Para terminar pues ya, con esta amigable a la par que breve misiva (y aquí no hay ironía, porque si hubiese escrito todos y cada uno de los epítetos que sobre ustedes se me han ido pasando por la cabeza mientras escribía, les aseguro que ocuparía como tres veces más), les hago partícipes de dos... ¿cómo era? Ah, sí, incidentes más en el servicio del metro. El primero ya no recuerdo si el día siete u ocho del presente (cogí la carta de reclamación, como pueden imaginar, pero he estado muy ocupado y no pude rellenarla), cuando se les rompió el guardagujas (o alguna excusa así de absurda me dieron) de la estación de Santa Coloma (Línea 1), y a las nueve el centro de control que da información a las radios ya estaba diciendo que sólo estaba interrumpido de Fondo a Santa Coloma, y el resto funcionaba sin problemas. Bien, llegué a la estación a aquello de las nueve y media. Y oigan, no es que el andén estuviese lleno. Es que no se podía llegar al hall donde están las taquillas y las canceladoras, la gente llenaba hasta las escaleras de la calle. Lo cual no me hace sino pensar que era mentira que el servicio de Santa Coloma hacia Hospital de Bellvitge funcionase, porque si no la aglomeración ya hubiese desaparecido. Mentirse a si mismos, e intentar mentir a los demás, es una mala técnica para mejorar el servicio. Y el segundo fue el que propició que (¡por fín!) ustedes se hayan dignado en cumplir (tarde, mal y nunca) con su obligación y hayan contestado a mis reclamaciones, cuando una incidencia detuvo el servicio de la Línea 3, según ustedes durante cinco minutos. Claro, que cuando yo llegué al andén de la L3 de Catalunya este estaba ya lleno de gente, y estuve diez minutos esperando en la estación, con lo que los tiempos no me cuadran ni de casualidad. Debe ser que vivo en una dimensión alternativa. Yo o ustedes, lo que sea más fácil. Pero eso no es lo importante (porque desgraciadamente, es lo habitual, lo que ustedes entienden por servicio), lo sustancial es que cuando, via el intercomunicador del andén, intenté ponerme en contacto con el jefe de estación para saber para cuánto tiempo tenía, no obtuve respuesta de ningún tipo. Nada. Res. Nothing. Es decir, que o bien no había nadie al otro lado, o bien el intercomunicador no funcionaba (su ya mítico a estas alturas desconocimiento de lo que significa “mantenimiento”). Que, desde luego, lo mio era una chorrada, tan sólo un cliente tocapelotas que considera que cuando paga el billete más caro de España en lo que a transporte público se refiere le asisten unos derechos y quería saber cuánto tiempo iba a llegar tarde (por su culpa) al trabajo, pero es que ese intercomunicador también hubiese resultado inútil si hubiese alguien enfermo, o que le hubiesen atracado, o que se hubiese puesto de parto, o... no se, mil cosas. Y claro, lo que me dijeron por teléfono de “gracias por avisar, igual es que se ha estropeado” como que no me tranquiliza mucho, tampoco. ¿También habrá que esperar a que haya un incendio para saber si los sistemas apagafuegos funcionan? ¿A que un tren se vaya de madre para saber si el ATP de sus (a estas alturas, y con lo que nos está haciendo sufrir, que es como un hijo tonto, ya nuestras) entretelas funciona? Aplicando su teoría, sí, por lo que veo. Porque total, para qué vamos a comprobar si los sistemas de emergencia y seguridad funcionan, ya nos avisarán cuando pase algo y resulte que no...

En fin, que una última tomadura de pelo. Lo de la calidad de servicio que pedís a TMB. ¿Concretamente, de qué “calidad” me están hablando? No veo ninguna, por ninguna parte. Es más, ¿concretamente, de qué “servicio” me están hablando?

Atentamente, y esperando poder leer la respuesta que ustedes me den a esta carta a mis nietecicos (porque, a su ritmo, me imagino que para cuando me contesten ya habré encontrado pareja, tenido hijos, y estos habrán seguido los mismos pasos), y recordándoles las tres cartas de Marzo que aún esperan su respuesta...

martes, 21 de noviembre de 2006

Han contestado!

No, miren. Que yo tengo muchas cosas que contar y que explicar y de las que ponerles al corriente, y que además está por ahí hirviendo a fuego lento desde hace tiempo un mega-post de esos que tengo que dividir en entregas porque si no no habría quien se lo leyera.

Pero es que el otro día el metro me volvió a dejar tirado, para variar en su costumbre. Y aviso, como alguien diga "pues podría ser peor, que podrías ir en Cercanías de Renfe", se arriesga a ser eviscerado en vivo. Y como no sólo me dejó tirado, sino que hubo otra serie de problemas concatenados (entre los cuales el que más me sacó de mis casillas es que el intercomunicador de la linea tres, dirección Zona Universitaria, de la estación de Catalunya no funciona -como tampoco varios de los de la estación de Passeig de Gràcia, por cierto, y aún suerte, porque en la de Santa Eulàlia, después de remodelarla, ni se han molestado en ponerlos-, y eso, que en mi caso, que sólo quería saber para cuánto tiempo se esperaba que durase el parón, puede ser una molestia, pero si hubiese sido porque a alguien le hubiese dado un jamacuco, pues sería peligroso), pues nada más llegar al curro me colgué del teléfono y desencadené un ataque de diarrea necrófila. Vamos, que me cagué en todos los muertos de todo el que se me pusiera por delante hasta que me pasaron con alguien que al parecer tenía posibilidad de, como mínimo, mirar la base de datos. Y, no contento con ponerles de parto por su ineptitud, y con hacerles partícipes de que existe una cosa que se llama "mantenimento", para que no pase esto de que se estropeen los comunicadores y tenga que pasar algo para que se enteren, pues me quedé también a gusto haciéndoles saber que tenía cartas de reclamación puestas en febrero, de las que no había recibido aún respuesta (cuando se supone que han de contestarlas en quince días como máximo).

Y oh, maravilla, que hoy (por ayer), al llegar a casa, me encuentro con que ha llegado la respuesta. Pero no a la de febrero, no. A todas las reclamaciones que había puesto desde entonces, me parece (aún lo he de comprobar). Así, de una tacada. Y en la misma carta. Es decir, que no habían hecho por contestar ninguna. Olé sus huevos.

De momento, les dejo con la transcripción de la carta que me han envíado, con los links a las cartas de reclamación originales (las que he copiado en el blog, que ya les digo que no han sido tampoco todas, que no era cuestión de abusar con el tema). Mañana o pasado, según vea, les cuelgo mi respuesta.

Porque desde luego, esto no va a quedar así.

Fecha de recepción: 08/09/2006
Fecha de respuesta: 13/11/2006
Referencia: 2006-73869-FMT

Señor ***,

Nos referimos a sus nuevas comunicaciones por las que expresaba vuestro desagrado por diversos aspectos del servicio que ofrece TMB. En principio, os referíais al tiempo de espera para los trenes de la línea 1, el pasado 9 de Febrero, en la estación de metro Mercat Nou y a la falta de información, segun lo que comentasteis, al respecto. Seguidamente, nos informaba de la falta de atención por parte del personal con servicio en la estación de metro Catalunya L3, el pasado 15 de Junio, en relación a una incidencia que tuvo lugar. El dia 3 de Julio nos hacíais referencia a una avería que afectó al servicio de la línea 3, así como nos comentábais el tiempo de espera en las estaciones de Sagrera y Sant Andreu los pasado 24 y 30 de Junio, respectivamente. De igual manera, apuntábais las contrariedades que os supuso el servicio que que se ofreció durante el tiempo en que hubo un corte parcial en la línea 1 de metro, tanto por lo que hace a aglomeración de clientes a causa del noúmero escaso de máquinas validadoras como para lo que hace a la información y al número de autobuses que se proveyeron para cubrir el trayecto afectado. Asímismo, nos hacíais saber que, el pasado 23 de Agosto, al utilizar una de las máquinas expendedoras de la red de metro e introcudirle 50€, esta os ofreció el cambio en monedas de poco importe. Finalmente, nos informabais de la incidencia en relación al aire acondicionado de los vagones de la línea 1 de metro, el pasado 31 de Agosto y del tiempo de espera para los trenes de metro, el pasado 4 de Septiembre en la estación Catalunya L3.

En primer lugar, os pedimos disculpas tanto por el retraso a la hora de contestarle - estamos implantando un nuevo sistema que permitirá contestar-las en un periodo óptimo- como por las contrariedades que los hechos expuestos os ocasionaron.

En relación a la primera cuestión expuesta, os hemos de comentar que, cuando un incidente afecta la habitual circulación de los trenes en una línea de metro, no solo se actúa con la máxima rapidez para resolverlo, sino que se adoptan las medidas más adecuadas, en cada momento, con el objetivo de minimizar los efectos que, sobre la mobilidad ciudadana, pueda tener. Así pues, no sólo se acostumbra a establecer un servicio parcial de metro, sino que se intenta ofrecer un transporte alternativo por superficie que una las zonas que hayan quedado sin servicio de metro.

En este sentido, querríamos agradecerle vuestra comunicación, ya que nos permite conocer un aspecto del servicio que no se correspondió con la calidad que prevemos para nuestros usuarios, y fue trasladada a nuestro departamento responsable para que tenga en consideración sus comentarios.

En cuanto a las incidencias que haya podido afectar el funcionamiento de la linea 3 del metro, os hemos de informar que en esta linea se han realizado los trabajos para instalar un nuevo sistema de seguridad, llamado ATP, siglas que recibe el Automatic Train Protection o sistema de protección automática del tren, que permite aumentar la frecuencia de paso de los trenes, a la vez que fija la velocidad máxima de los trenes en determinados tramos del recorrido, con las máximas condiciones de seguridad. La puesta en práctica de este sistema ha podido suponer alguna contrariedad en la frecuencia de paso de estos trenes, pero, sin duda será una mejora substancial en el servicio a nuestros clientes.

Por lo que hace al servicio que se proporcionó a nuestros clientes en relación al corte en la línea 1 entre las estaciones de metro Torres i Bages y Santa Coloma, hay que tener en consideración que TMB ofreció información a través de la megafonía a partir del día 19 de Julio, información que fue señalizada debidamente tanto en el autobús como en el metro. Igualmente, se repartieron folletos informativos a partir del día 20 de Julio y se incrementaron las máquinas validadoras en la estación de Torres i Bages. En cuanto al aire acondicionado de los vagones, os recordamos que, en cuanto el conductor del tren tiene conocimiento de ello, ya sea porque algún pasajero se lo comenta, o bien porque algún señal en el panel de mandos*, que hay una incidencia en el funcionamiento del sistema de refrigeración de un tren, se llevan a cabo las acciones necesarias para restablecer la operatividad lo antes posible. En relación al agua condensada que os cayó en uno de los vagones de la línea 1 del metro, os hacemos saber que se están llevando a cabo los trámites para renovar la refrigeración en aquellos trenes que han ofrecido problemas.

Finalmente, os hemos de informar que todas las distribuidoras automáticas de la red de metro (al igual que todas las máquinas vending) devuelven el cambio exclusivamente en monedas, y el valor de estas está en función de las operaciones que se hayan efectuado con antelación.

Deseamos aprovechar la ocasión, pero, para indicarle que, de forma periódica, se reponen todas las cajas de cambio con las monedas del importe correspondiente.

De cualquier manera, en situaciones como la que exponíais que os afecto el pasado 23 de Agosto, si el agente en servicio en el punto de venta manual de TMB dispone de suficientes billetes, os puede facilitar el cambio de monedas pequeñas por papel moneda.

Esperamos que todas las actuaciones emprendidas contribuyan a ofrecerle la calidad de servicio que reclamais de TMB y dar respuesta a vuestras necesidades de movilidad con transporte público.

Le saludamos atentamente,

Departamento de relaciones exteriores.


*Las faltas de ortografía son todas culpa mia, al hacer la traducción del texto del catalán al castellano. ESTA frase sin concordancia ni sentido (y alguna otra que hay), no. Estaba así en el original.

Ces't la guerre!

EDIT: Respuesta escrita. Seis paginitas de nada a cuerpo 12. Mañana la entregaré y, por supuesto, les haré partícipes. Risas y rajes garantizados!.

PS: Y hoy miércoles, de buena mañana, la Línea 1 de nuevo parada! MATARRRRRRRR!!!

Hace 309 posts...

lunes, 20 de noviembre de 2006

Discos dedicados (XXI)

Mil años
tardó en morirse,
pero por fín
la palmó:
Los muertos
del cementerio
están
de Fiesta Mayor.

Seguro que está en el cielo
a la derecha de Dios.

Adivina
adivinanza...
Escuchen
con atención:

A su entierro (de paisano)
asistió Napoleón,
Torquemada y el caballo
del noble Cid Campeador,
Marcelino, de cabeza /Millán Astray, Viriato,
marcándole a Rusia un gol, / Tejero y Milans del Bosch,
el coño de la Bernarda
y un dentista de León.

Y Célia Gámez, Manolete,
san Isidro labrador
,
y el soldado desconocido
(a quien nadie conoció).
Santa Teresa iba dando
su brazo incorrupto a don
Pelayo
, que no podía
resistir el mal olor.

El marqués que ustedes saben
iba muy elegantón
con uniforme de gala
de la Santa Inquisición,
Bernabeu encendía puros /don Juan March encendía puros
con billetes de millón,
y el niño Jesús de Praga
de primera comunión.

Mil quinientas doce monjas
pidiendo con devoción
al Papa santo de Roma pronta
canonización,
y un pantano inaugurado
de los del Plan Badajoz,
y el Ku Klux Klan que no vino
(pero mandó una adhesión).

Y Rita "la Cantaora",
y don Cristobal Colón,
y una teta disecada
de Agustina de Aragón.
La tuna compostelana
cerraba la procesión
cantando a diez voces
"Clavelitos de mi corazón".

San José María Pemán
unos versos recitó,
servía Perico Chicote
copas de vino español.
Nunca enterrador alguno
conoció tan alto honor,
dar sepultura a quien era
Sepulturero Mayor.

Para asistir al entierro
Carrero resucitó
y, otra vez, tras los responsos,
al cielo en coche ascendió.

Ese dia en el Infierno
hubo gran agitación
muertos de asco y fusilados
bailaban de sol a sol.
Siete dias con siete noches
duró la celebración
en leguas a la redonda
el champán se termino!

Combatientes de Brunete,
braceros de Castellón,
los del exilio de fuera y
los del exilio interior
celebraban la victoria
que la historia les robó,
más que alegría lo suyo
era desesperación.

Como ya habrá adivinado
la señora
y el señor
los apellidos del muerto
a quien me refiero yo,
pues colorín, colorado,
igualito que empezó
adivina, adivinanza,
se termina mi canción.

(chim-pón!)

Adivina, adivinanza, Joaquín Sabina


(las anotaciones en gris son porque hay dos versiones de la canción, claro...)

Hace 309 posts...

domingo, 19 de noviembre de 2006

Citas (XXX)

- En la vida real, el sexo raramente es divertido, y desde luego, nunca es gratis.
- Ya. Lo más barato que te puede costar es dinero.

HardOn, Miguel Ángel Martín

Hace 309 posts...

sábado, 18 de noviembre de 2006

Literatura de a veinte pelas el litro (XVIII)

(Se me están acumulando los libros para comentar...)

El abajofirmante, aquí donde le ven (o le leen) tiene también su coranzoncito, y, aunque no se lo crean, de vez en cuando le gusta reirse. Es más, de vez en cuando le gusta reírse de estupideces. Que la sátira inteligente e incluso el humor inglés están muy bien, pero de vez en cuando conviene sacarse el corsé y dedicarle un tiempo a la sal gruesa.

Evidentemente, no les voy a hablar de Jackass: la novela, entre otras cosas porque para que tal cosa existiera tendrían que haberla escrito, y dudo mucho que los salvajes sin vacunar que hacen esa cosa tengan suficiente capacidad mental como para saber escribir. Es más, yo he hablado de "reirse de estupideces", no de hacer befa de un grupo de tarados mentales que deberían estar ingresados en una institución psiquiátrica. Recibiendo tratamientos continuos de electroshock.

No, espera, que aún lo grabarían y lo pasarían por la tele, y algún desaprensivo haría pasta a su costa. Mala idea.

La novela que les quiero reseñar es una tontería como una casa, absolutamente prescindible, que no va a pasar nada si no la leen, y si la leen tampoco, pero que para pasar el rato y hacer unas cuantas risas está bien. Muy en la linea del Chulas y famosas de Terenci Moix. De raje salvaje y malaje contra el famoseo patrio y lo que le rodea.

Y es que si Terenci era una vívora venenosa, Maruja Torres, más. Y si Terenci, cuando se ponía, era un ejemplo de libro de marica mala, Maruja, cuando se pone, demuestra que puede ser más marica mala que nadie. Los que recuerden sus vitriólicas crónicas de los veranos marbellíes de principios de los noventa para El País, que rezumaban bilis y mala hostia por los cuatro costados, y que dejaron para la posteridad joyas literarias como el apelativo de La Cosa para referirse a Jesús Gil, o La Vicecosa para referirse a su hijo, alcaldes de Marbella y (creo recordar) Estepona, respectivamente, por aquella época, estarán de acuerdo conmigo.

Fruto precisamente de aquella época es ¡Oh, es él! Que, para que me entiendan, es como si coges un Especial Julio Iglesias del Hola, una película de los hermanos Marx, una novela de detectives de serie Z y un sainete de los Álvarez Quintero, y lo mezclas todo sin orden ni concierto. Poniendo como protagonistas a una intrépida periodista con problemas de autoestima, fan fatal de Julio Iglesias y que sólo es capaz de llegar al orgasmo con la ayuda de un vibrador de latex rosa, un director de revista del corazón al que llaman Viceversa porque siempre dice exactamente lo contrario de lo que debes entender, un encargado de archivo en dicha revista que se masturba furiosamente mirando fotos de Jose Luís Rodriguez El Puma, un travesti andaluz que se gana la vida en la sauna de peor fama de todo Los Ángeles (y de quien, como no puede ser de otra manera, acabará locamente enamorada la protagonista, siendo la única persona con quien es capaz de alcanzar el orgasmo), Julio Iglesias (así, con nombres y apellidos) en su época de mayor gloria, un productor musical vasco arruinado, una madame barcelonesa con más contactos en las mafias que Berlusconi, un redactor de horóscopos metido a científico loco en su tiempo libre y que se quiere trajinar a la periodista, un taxista, dos leatheronas, la perra del de los horóscopos, papuchi, los guardaespaldas de Julio y un crecepelos. Un despiporren, vamos. Y no voy a poner un resumen, porque hay cosas que no son resumibles, y perdería toda la gracia.

Una novela, en fin, para pasar el rato y hacer unas risas, y al mismo tiempo un ajuste de cuentas hecho con muy mala follá hacia una forma de periodismo (y ojo, que el libro es de 1986, antes de la telebasura y de la invasión de los programas del colorín) y hacia las gentes que vivían de él, tanto haciéndolo como sirviéndole de objeto. No pasará a la historia de la literatura, ni mucho menos, pero deja buen sabor de boca. Un siete.

Hace 309 posts...

viernes, 17 de noviembre de 2006

Pelotón de fusilamiento (III)

(o la sección absurda y patillera formerly known as Armas de copypasteo masivo)

A mí me pegaron en el colegio. Yo he visto cómo un "niño bien" de "casa bien" arrojaba una mochila de unos 5 kilos por el hueco de la escalera a la cabeza de otro niño. A mí un profesor me ha separado en el pasillo cuando, por primera vez, me defendí de años de presión. Y me dijo: "no lo hagas, sabes que tienes las de perder". ¿Quieren que hablemos de sus hijos?

Los españoles somos, de natural, hipócritas. Todos estamos escandalizados al ver a los maestros manifestándose en Barcelona. Todos miramos de reojo el número de bajas por depresión que hay entre el personal docente de nuestro país. Pero muchos también piensan que no deberían quejarse tanto de lo que les pasa. A fin de cuentas, más grave es que en Barcelona no se permita la enseñanza en castellano -dicen- y luego no lloran tanto cuando tienen las mismas vacaciones que los escolares, que no son pocas. ¿No?

Lo que está pasando en las aulas no es nuevo. Y no, no se engañen, no es culpa de Zapatero. No es cosa de la LOU, ni de la LOGSE. Ni de Aznar. Ni siquiera es culpa de González. Es culpa suya, de cada padre y cada madre de este país. O al menos, de la gran mayoría. Y sé de qué hablo, a mí también me acosaron.

En aquellos tiempos (no hace mucho) iba a un colegio bien, en el que al jefe de estudios le preocupaba más decirnos que a él le podríamos engañar "pero el de ahí arriba lo ve todo" que en saber qué pasaba en realidad. En mi promoción había auténticos matones. Y no, no eran niños marginales, ni de "etnia" -como decimos los tan toleraontes payos- gitana. Eran niños bien, de colegio primero privado y luego concertado. Niños de moto a los 14 y coche a los 18. ¿Les suena el perfil?

Recuerdo que una vez le pregunté a mi hermano por qué yo que sacaba buenas notas no podía tener moto. No entendía cómo uno de esos matones, que no merecían más que yo, podía tenerla. Y su respuesta fue la clave: "Posiblemente él sea así porque tiene la moto". No es cuestión de que quienes conduzcan moto, obviamente, sean descerebrados delincuentes. Es mera cuestión de disciplina, de educación, de tener lo que se merece y de capacidad de sacrificio. De saber lo que valen las cosas y aprender a que sus padres digan "no". De no salirse siempre con la suya.

Hoy en día la gente tiene hijos cada vez más tarde. Los precios de la vivienda (y de todo) suben, pero ahí siguen los sueldos. El estilo de vida que llevamos actualmente hace que la gente se vaya de casa a los treinta, se case -si lo hace- y a los "treinta y" se decidan a tener algún hijo. Claro, ya es suficientemente dura la vida de hoy en día como para llegar a casa y estar con ellos. Quien tiene cierta responsabilidad laboral, porque se pasa la vida de reuniones, trabajo o viajes. Y quien no porque al llegar a casa no puede más.

Tener hijos implica que la jornada laboral de cada cual empieza al llegar a casa tras salir del trabajo. Tener hijos implica llegar, preparar meriendas, que hagan los deberes, llevarlos al paque, bañarlos, educarlos, hacer cenas, cuidarlos, acostarlos... Y claro, eso cansa. Pero somos demasiado cómodos. ¿Para qué educar cuando podemos, digo yo, comprarles la consola? ¿O el ordenador? ¿O el móvil? ¿Para qué estar con ellos cuando se les puede apuntar a ballet, fútbol, inglés, informática o lo que sea con tal de quitárnoslos de encima?

¿No han ido a comer o cenar por ahí y han visto -y oído sobre todo- a los niños de la mesa de al lado berreando? ¿No les han dado ganas de levantarse y cruzarles la cara? Pero no a ellos, sino a los padres. Que ahí siguen, callados, ignorándoles. Todo el local mirándoles, pero ellos pasando. Ya no pueden luchar con ellos. Es más efectivo darles la consola. O comprarles ese juguete.

Ni yo, ni mis hermanos, ni mi novia o su hermana, ni ninguno de mis amigos. Jamás hubiéramos montado un pollo así. Jamás se nos hubiera ocurrido. Y no hacía falta que nuestros padres nos levantaran la mano, una mirada bastaba.

Y yo de pequeño veía dibujos violentos, jugaba a la consola, hacía el gamberro, me caía, lloraba, suspendía asignaturas y todas esas cosas que hacen los niños. Yo era un niño normal, básicamente porque mi familia se encargó de educarme como debía.

Ahora miren a su alrededor. Vean como ese niño juega al balón, tropieza con el anciano por la acera y ni se gira a ver cómo está ni si le ha hecho daño. Vean a ese otro que patea al vagabundo. En mi época también se pegaba a los niños en el colegio, pero esas cosas no salían por la tele ni tenía término en inglés, tan molón como "bullyng". Ni se sabía si los niños se suicidaban, ni los niños iban al psicólogo, ni teníamos a "Super Nanny". Éramos niños, pero todo esto ya pasaba.

Miren a todos esos cafres que tienen en casa o en las aulas, a todos esos que se ponen hasta las cejas de alcohol o droga cada fin de semana. Porque seguramente su hijo también lo haga, como casi todos. Eso sí, usted no lo reconocerá. Si a su hijo le castigan en el colegio, inmediatamente irá cara al profesor a impedir que coja manía a su hijo, porque a su hijo sólo le castiga usted (que jamás lo hará, porque es perfecto). Si a su hijo se le rompe el tobillo, inmediatamente irá al hospital. Pero si su hijo amenaza o agrede, si su hijo se droga o emborracha cada sábado, usted ni se inmute.

Piense que alguien como su hijo gobernará nuestro país en unos años. Piense que su hijo no es perfecto, es un niño que necesita ser educado. Piense que la asignatura de Religión no sólo no salvará el alma de su hijo, sino que no cambiará nada en su comportamiento estudiarla o no. Sencillamente, su hijo pega a otros porque usted lo consiente. Y ahora pregúntese qué tipo de sociedad estamos haciendo.

Original de Borja Ventura en Blog de Notas.

Hace 309 posts...

jueves, 16 de noviembre de 2006

Noticias del quinto canal (XXII)

Unos besos en un avión podrían llevar a una pareja a la cárcel

WASHINGTON (AFP) - Las actitudes sexuales de una pareja a bordo de un vuelo de Southwestern Airlines desde Los Ángeles les costó ser acusados de violar la Ley Patriota, dirigida a actos terroristas,
(...)
Carl Persing y Dawn Sewell estaban presuntamente acurrucados y besándose inapropiadamente, "haciéndo sentir incómodos a los otros pasajeros"
(...)
"Persing fue visto acariciando y besando a Sewell en el cuello y (...) con su cara presionada contra el área vaginal de Sewell" mientras ella sonreía, dice la acusación presentada por el FBI (policía federal).
(...)
Fueron arrestados cuando el avión llegó a su destino en Raleigh, Carolina del Norte (este), y acusados de obstaculizar a miembros de la tripulación y de asociación ilícita.
Ambos fueron puestos bajo custodia legal hasta que se inicie el juicio el 5 de febrero próximo. De ser hallados culpables, podrían ser encarcelados hasta por 20 años.
El abogado de Persing, William Peregoy, dijo que su cliente no se sentía bien cuando puso su cabeza sobre el regazo de su compañera.


(Sacado de aquí. Las negritas, mias)

Jodeeeeeer, cómo está el patio. Ahora resulta que besarse y hacerse arrumacos en público es una actividad sospechosa de terrorismo...

Menos mal que Emmanuelle era gabacha, que si no, aún hubiese acabado en Guantanamo cantando el mami blue.

(endelugo, entre esto y lo de las ensaimadas explosivas, es como para pensarse dos veces el coger un avión)

Hace 309 posts...

miércoles, 15 de noviembre de 2006

Saquen sus agendas: 22 de Diciembre

Archivado en Que el mundo iría mejor si todos fuésemos mejor follados (y siempre se puede ir mejor follado de lo que se va) es algo que todos, de manera instintiva o razonadamente, sabemos. Alguien me dirá "pues la conferencia episcopal y los del PP parecen no saberlo", y yo les contestaré "sí que lo saben, lo que pasa es que no les interesa que el mundo vaya bien", y me quedaré tan ancho. Y si alguien me lleva la contraria, me limitaré a darle un golpe con un periódico enrollado en los morros para que se enfrente de una puta vez con la realidad, que es dura (y cuando se trata de iglesia o políticos, habitualmente estúpida), pero es la que es, y no hay más.

Y no sigo por aquí, que me acuerdo de lo del lunes y me pongo de mala leche.

El caso es que hay gente con muy poco trabajo y muchas ganas de proponer estupideces a la población en general (no, insisto, no estoy hablando de religiosos, políticos ni demás gente de mal vivir, hablo de gente normal, como usted y como yo. Bueno, más como usted que como yo, para qué engañarnos), y que, por una vez, han tenido una gran idea que secundo totalmente. Porque, según leo en No puedo creer que lo hayan inventado (un blog imprescindible para el joven dinámico, activo y consumista descerebrado de hoy, de ayer y de siempre), se ha convocado, para el día 22 de Diciembre, el Dia del Orgasmo Global Sincronizado. Aquí tienen la página web con todas las explicaciones necesarias (se la linko en inglés, por aquello de dar una imagen cosmopolita y tal, pero abajo de la página hay dos entradas para la versión en mexicano y gabachico), aquí el blog que se han sacado de la manga y aquí un fermoso vídeo explicativo (que he intentado buscar en youtube pero que se ve que no lo han colgado aún. Y no es porno, tranquilos, pueden abrirlo sin problemas).

La idea de esta gente es cambiar el campo energético de la tierra mediante la aplicación de la mayor cantidad posible de energía de origen humano. Como la finalidad última es acabar con la guerra, el odio, la agresividad, el mal rollo y la grima que provoca el jeto de Ángel Acebes, dicha energía debe ser positiva, y dado que no hay energía más positiva que la provinente de un orgasmo como dios manda, de lo que se trata es de que todo el mundo (o al menos todo el mundo interesado en esas cosas, Fedeguico Jomeini Lossantos, por ejemplo, puede ahorrarse el esfuerzo) tenga, durante ese dia (el 22 de Diciembre, les recuerdo) tantos orgasmos como sea posible. El método usado, la compañía elegida o la privacidad deseada son irrelevantes, lo importante es que, durante y después del orgasmo (antes casi que se estés por otras cosas, que si no no vamos a acabar nunca), se concentren fuertemente en la paz mundial. Y la potencia de la energía desprendida con todos esos orgasmos tendrá un efecto potentísimo sobre el campo mórfico de la humanidad (o algo así), que hará que todos nos convirtamos en una especie de cruce entre la madre Teresa de Calcuta y Tracy Lords. No, no les va a crecer el rabo ni se les hincharán las tetas (o a sus respectivas parejas), y seguirán ligando tan poco como ahora, pero habrán puesto su granito de arena para conseguir la paz mundia.

Lo cual es, claramente, una chorrada como un piano, pero... Oigan, que haberlas, haylas. Y tampoco se va a perder nada por probarlo (al contrario, más bien). Y como funcione, va a ser pa' cagalse...

Repito. Apúntenselo en rojo y con letras muy grandes en sus agendas. El 22 de Diciembre, todos y todas a correrse como si se acabara el mundo. Por la paz. Por la libertad. Por la justicia. Y porque nunca está de más darle una alegría al cuerpo, qué coño.

Y recuerden, siempre con condón, que luego pasa lo que pasa y que no tendría que pasar.

La única pena es pensar en la cantidad de gatitos que van a morir ese dia... Ains. De pronto, me siento como Ozymandias...

Hace 309 posts...

martes, 14 de noviembre de 2006

La semana que viene, hablaremos del gobierno

A los más habituales de este, su blog, les habrá extrañado que, con lo que a mi me pone la política (me pone de los nervios, habitualmente, pero me pone), no haya comentado nada ni de las elecciones yankis (que no creo que lo haga, no es que haya mucha tela que cortar, a mi modo de ver), ni de las más cercanas elecciones catalanas (más allá de algún comentario aislado acerca de la caspa que supone Ciutadanos en general, su campaña electoral en particular y específicamente la versión del Ritmo de Garaje de Loquillo). Vale que la campaña electoral coincidió con el periodo de luto de mi anterior ordenador, que tengo aquí de cuerpo presente todavía a la espera de desguazarlo para aprovechar todas las piezas que pueda, pero vamos, que los resultados (y en especial, los pactos post-electorales) los podría haber comentado ya, y nones.

Por una parte, es que me da mucha pereza. Ya les dije hace un par de meses que, de un tiempo a esta parte, la política nacional, y en especial la actitud de la oposición (tanto a nivel de España como a nivel de Cataluña)en cualquier tema que tenga el más mínimo viso de importancia, me provoca retortijones de estómago y ganas de vomitar. Y no es plan, la verdad. Pero por la otra, es que aún no me lo acabo de creer, y no me lo creeré hasta media hora después de que se produzca la investidura del President de la Generalitat.

Primero, porque los resultados me han cogido (como a la mayoría de la gente, por lo que he podido ver) un tanto a contrapelo. Uno se esperaba (y he dicho "esperaba", no "deseaba") una caída mayor del PSC (entre otras cosas, porque Montilla puede ser un excelente gestor, pero como imagen, más bien poca), un descalabro de ERC (entre otras cosas, porque en la anterior legislatura no lo han hecho peor porque no han sabido, y porque su crecimiento se debió principalmente a una -más que comprensible- reacción antipepera, y ahora los ánimos están, en principio, más calmados), y un crecimiento de CiU más moderado. No confiaba en que el PP bajara más de lo que ha bajado (que, por desgracia, es su suelo electoral en Cataluña, y por suerte, es también su techo, están los que son y son los que están), si confiaba en una cierta subida de IC, y, lo que desde luego no me podía esperar de ninguna de las maneras (ya saben, mi endémica tendencia a hacer de abogado del diablo, creer que todo er mundo é güeno y sobrevalorar las capacidades intelectuales de mis conciudadanos) es que C's consiguieran ya no representación parlamentaria, sino hasta tres diputados como tres soles. Pero en fin, qué país, qué paisaje... y qué lamentable paisanaje, que decía aquel.

En cualquier caso, lo que sí se veía bastante claro (al menos para cualquiera con dos dedos de frente, que hay afamados periolistos y comentaristas de política que decían lo contrario, contra toda lógica y evidencia) es que no habría mayorías absolutas (ni siquiera "suficientes", que decía el otro, el de infausta memoria), que la situación se movería poco de lo que a la práctica es un empate técnico, y que la cosa se decidiría en el tiempo de descuento, vía pactos post electorales. Y que se reeditara el tripartito, después de todo lo que se han dicho y hecho dos de los tres partidos que lo componen (IC, haciendo uso de un pragmatismo político y un sentido común que para sí quisiéramos muchos que tuviesen los demás partidos, no entró al trapo -o al menos, no basó su campaña en ello- de la descalificación de los demás) tanto durante la campaña como durante gran parte de la legislatura. Uno apostaba (y de nuevo insisto, que "espere" algo no implica que lo "desee", todas las demás combinaciones me parecerían tanto un error como un horror) o bien por una sociovergencia, o bien por un pacto entre CiU y ERC. O incluso, si las proporciones lo permitieran, con un CiU-PP (porque lo del notario no se lo creía ni Lord Farquaae... digooooo Artur Mas), incluso con la entrada de C's si fuese necesario.

Pero el caso es que, mal que le pese a Rajoy (que dijo el otro dia en Pontevedra, según La Vanguardia, que después de echar a Maragall por la ventana, ahora vuelve Carod en loor de multitudes, y es que ya nos vale a los catalanes, que nos dejan votar y... vamos y votamos a quien no toca! Tócate los huevos con Marianín, uno pensaría que a estas alturas del curso ya se habría enterado de como va el invento este de la democracia y los parlamentos y tal, pero se ve que no) es que los resultados son los que han sido, y que, dado que CiU cada vez se parece más al PP, no sólo en su derechismo desatado y su nacionalismo rampante y ramplón (cada uno de una nación determinada, pero nacionalismo al fin y al cabo), sino en su habilidad para hacer amigos, pues parece que, al final, vamos a tener tripartito, en esta ocasión bajo el nombre de Entesa (que no Entessa, que he leído varias veces ya por ahí). Que, como se pueden imaginar, que ya he dado pruebas varias veces de ser un rojo peligroso, me parece la menos mala de las opciones posibles. Porque Montilla tendrá la animación y el carisma de una patata madura (y arrastrará el pecado original de llevar de tercera en su lista a la mala puta, trepa, mentirosa y arribista, por decir sólo las cosas más bonitas -aunque no por ello menos ciertas- que se pueden decir sobre ella y no entrar en descalificaciones, de Manuela de Madre), pero es que Mas me produce repulsión, más allá de su ideario político (que también), a nivel estrictamente personal. Y no le conozco personalmente, pero es sólo verle y recorrerme un escalofrío por la espalda. No tengo datos sobre lo que sustentar esa impresión, es una cuestión de piel. Pero mi piel, en estas cosas, me ha dado pruebas empíricas de que se equivoca pocas veces, y con ese tipo me dice que puede ser tan malo como Aznar, con el añadido de enmascararlo detrás de una sonrisa-mojabragas-de-señoras-de-mediana-edad, que es mucho peor. Pero aún así, me esperaré a que se confirme la investidura, porque Carod no me merece la más mínima confianza, y no me sorprendería demasiado si en el último momento le hiciesen una oferta que no pudiera rechazar (cosa que tampoco me extrañaría por parte de Mas, ha dado pruebas más que sobradas de que por conseguir la poltrona, sería capaz de poner a su padre a hacer la calle en los alrededores del Camp Nou) y pase a apoyar a CiU. Emoción, intriga, dolor de barriga.

Dos comentarios, para terminar:
-Que la actitud desde CiU (y no sólo desde CiU) cuando se enteraron de que los partidos del tripartito habían vuelto a llegar a un pacto ha sido sencillamente vergonzosa. Que da la impresión de que, al igual que Rajoy (Division) no se hayan enterado de qué va esto de la democracia parlamentaria representativa. Señores, que lo que los ciudadanos votamos no es al presidente (del gobierno nacional, del gobierno regional o del gobierno local), sino a los diputados. Y que son estos quienes, en una segunda votación, eligen presidente. Hay dos vueltas, en una elige el pueblo, en la segunda, sus representantes electos. En muchos sistemas electorales, las dos vueltas son por sufragio universal, y la primera sólo sirve para eliminar de la carrera a los candidatos con menos apoyo popular. Pero entre la primera y la segunda vuelta puede haber un cambio de mayorías. Que no es lo habitual? No. Pero eso no significa que no pueda pasar. El que se haya formalizado la Entesa no sólo es lícito, es totalmente legítimo y normal. Por mucho que les pique. Esto, señores, no es una república presidencialista como la francesa o la norteamericana, donde se escoge directamente al presidente. Dejen de ver películas y fíjense un poco en nuestra ley electoral, por favor. Que dan vergüenza ajena. Y por favor, la próxima vez que vayan a montar una cacerolada ante la sede de otro partido, pretendiendo hacerse pasar por sus bases protestando (las bases del otro partido, me vengo a referir), por favor, comprueben antes la dirección. Que ERC hace meses que no tiene la sede ya en la calle Villaroel, por dios bendito.

- Y que, para todos los que dicen que si en Cataluña no hay una convivencia sana, que si los inmigrantes estamos discriminados, que usan el término charnego (que los catalanes de la ceba hace años que dejaron de usar, porque había perdido su sentido y razón de ser en tanto que la mezcla se había homogeneizado lo suficiente) y que si España se rompe y que si el apocalipo por culpa de los pérfidos nacionalistas, este resultado les debe haber sentado como una ducha fria. Más que nada, porque se pueden contar con los dedos de una mano las democracias en que un inmigrante de primera generación (no un hijo de inmigrantes, alguien que directamente ha inmigrado) llega, por la vía de las urnas, a presidente. Con los dedos de una mano, y aún te sobran. Si esto no es integración en la sociedad civil, ya me dirán ustedes qué lo es.

Como dato curioso, y con esto acabo: Es falso, como he leído en bastantes sitios, que sea la primera vez que un andaluz se convierte en presidente de la Generalitat. Ya lo fueron un sevillano y un granadino. Claro que esto fue en el siglo XVII, creo, cuando la Generalitat tenía las ramas noble, eclesiástica y civil, y ambos entraron por la eclesiástica. Pero ahí estuvieron.

Hace 309 posts...