lunes, 26 de abril de 2010

Discos dedicados (XLII)

Si las vacas enviudan a las cinco
tú morirás a media tarde:
te vestiré de sangre y oro;
sin rabo y sin orejas arderás
en la plaza que arde.

Si intentas dar la vuelta al ruedo
la darás con los pies por delante,
a ti es al que pondrán las banderillas,
y al final ni siquiera tendrás
mulilla que te arrastre.

Alégrame el día, torero, alégrame el día.
Alégrame el día, torero, alégrame el día.
Alégrame el día, por Dios,
(y la Virgen María).

Por cada suerte y cada tercio
tú tendrás una desgracia entera.
No te servirá el burladero:
el toro cumplirá su obligación
y se acabará la fiesta!

Alégrame el día, torero, alégrame el día.
Alégrame el día, torero, alégrame el día.
Alégrame el día, por Dios,
(y la Virgen María).




4 comentarios:

RFP dijo...

Gran canción, que si debiera ser declarada de interés cultural... claro que a la Latin king del PP no le parecerá lo mismo...

Fet dijo...

Navegante no estuvo muy lucido. No fue capaz de rematar la faena.

Mosky dijo...

Genial, sin duda.
Siniestro total siempre fueron un grupo que más que canciones hacían himnos...
Pueblos del mundo extinguíos...
Fuma negro sucio blanco...
Cuanta puta y yo que viejo...

Shanks dijo...

y Olé!