viernes, 23 de mayo de 2008

Parte del Equipo Médico Habitual

Barcelona, 23 de Mayo de 2008

Estimados señores de Telefónica,

El pasado día 12 de Mayo, lunes, llamé a su número de “atención” al cliente 1004 para solicitar la contratación de un servicio DUO de ADSL a 3 MB con tarifa plana de servicio de telefonía, incluyendo un router inalámbrico. Se me pidieron todos los datos, incluido un número de teléfono móvil (que, por supuesto, di), para, supuestamente, informarme de cuándo el repartidor llevaría el pack a casa o en caso de que hubiese alguna incidencia, y se me ofreció contratar el TRIO (con televisión) o IMAGENIO (que no se qué incluye, y, sinceramente, no me interesa, yo lo que necesitaba era teléfono y ADSL), a lo que explícitamente dije que no. Se me dijo que en un máximo de diez días recibiría en casa el pack con las instrucciones de instalación.

Ayer, día 22 de Mayo (es decir, superado ese “máximo” de diez días), y a la vista de que no recibía noticias ni en un sentido ni en otro, decidí llamar de nuevo al 1004 para preguntar qué pasaba. Sí, podría haberlo mirado en telefonicaonline.com (igual que les podría enviar esta reclamación desde allí, en lugar de por fax), pero para ello necesitaba tener internet, cosa que, como no me habían enviado el pack, no podía hacer. La señorita que me atendió me confirmó que tenía pedido un DUO, y me dijo que el problema es que no tenían mi móvil para poder ponerse en contacto conmigo y confirmar que habría alguien en casa en el momento en que fuera el repartidor. Dado que había dado mi móvil, eso sólo puede aducirse a dos causas, a saber: que la señorita que me atendió en primer lugar no tomase nota correctamente, o bien que la señorita que me atendió en segundo lugar estuviese escurriendo el bulto. No se por qué, me inclino por la segunda opción. Y, en cualquier caso, la excusa es francamente estúpida, porque tal vez no tuviesen el móvil (que ya digo, no lo creo), pero sin duda tenían el número de fijo, a donde NO hicieron ningún intento de llamar. En fin, que vuelvo a dejar mi número de móvil, y me dicen que antes del lunes podré tener ya conexión a internet.

Hoy, día 23 de Mayo (van doce días) recibo, a las nueve de la mañana, una llamada de mi padre, diciendo que le han llamado de telefónica para decir que vendrían hoy a instalar el servicio, y para preguntar si teníamos alguna salida de teléfono cercana a la televisión, porque era necesaria para poder instalar el servicio de televisión. Y yo empiezo a contar despropósitos:
· El supuesto plazo máximo de entrega se ha superado largamente (dos días sobre diez es un 20%, y eso es mucho).
· Después de aducir como excusa para la tardanza que no tenían un número de móvil para ponerse en contacto conmigo, la línea que usan para hacerlo es… la fija. Con lo cual, la excusa queda desmontada y se cae por su propio peso. No necesitaban el móvil para nada.
· Yo NO había contratado un servicio de televisión, y así se me había confirmado el día anterior: DUO, (ADSL a 3 Megas y telefonía).

Llamo de nuevo al 1004 y me dicen que no, que allí tengo apuntado un TRIO. Cosa que yo no solamente no he pedido, sino que he dicho explícitamente que no quiero, y que además, el día anterior se me ha confirmado que no es lo que he pedido. Es decir, que o bien las operadoras son unas ineptas a la hora de hacer su trabajo (no anotan los datos que piden, no anotan bien las contrataciones), o bien lo que son es demasiado buenas trabajadoras, y cambian los servicios contratados a placer y en beneficio de la compañía. Y si cuela, cuela, supongo. Pues miren, no cuela. La telefonista que me atiende en esta ocasión me ofrece dar de baja el TRIO y volver a contratar el DUO, pero ante mi pregunta me confirma que sí, que eso supondría volver a esperar otros diez días (que visto lo visto, serían otros doce, y eso contando con que mi número de móvil no desapareciera de nuevo y quien tuviese que llamarme fuera lo bastante inteligente como para darse cuenta de que TAMBIÉN hay un número fijo al que se puede llamar).

Dado que yo el internet lo uso, entre otras cosas, para trabajar, y que a estas alturas del chiste ya me estaba saliendo humo de las orejas por la ineptitud, falta de respeto al cliente y falta de seriedad del que hace gala su empresa, le digo que no, que me dé de baja de todo menos de la línea telefónica (y, básicamente, porque esta no depende de mi), que ya buscaré otra compañía que no tome a sus clientes por tarados mentales ni intente estafarlos (porque el único nombre que puede recibir el cambiar arbitrariamente el servicio por otro más caro es el de estafa) de forma tan burda. Y le pido el teléfono de reclamaciones. Me dice que tal cosa no existe, que (y aquí el cinismo del que hacen gala alcanza ya cotas exquisitas) si creo que tengo algún motivo para reclamar que lo he de hacer por telefonicaonline.com., COSA QUE NO PUEDO HACER PORQUE, POR SU CULPA, POR SU INCAPACIDAD PARA HACER CORRECTAMENTE SU TRABAJO, NO TENGO INTERNET. Finalmente, logro que me diga que también existe un fax al que puedo enviar la reclamación, le pido que me lo de, y, dado lo que tarda en encontrarlo, me imagino que se pone a buscarlo en una agenda de sobremesa. Y en ese tiempo, a mi, que estoy ya hasta los cojones del tema y de ustedes, se me escapa un sonoro “panda de inútiles”, cosa que dije y que, a la vista de la relación de hechos previamente expuesta, SOSTENGO. A lo que ella se ofende y me cuelga sin darme el número de fax.

Finalmente llamo de nuevo, y la señorita que ahora me atiende me da inmediatamente y sin dilación el número de fax.

Ya he dicho antes que la línea telefónica no depende de mi (como podrán comprobar si comprueban el número de teléfono que adjunto a pie de firma, no está a mi nombre, sino a nombre de otra persona con mis mismos apellidos, que es mi padre), y que por tanto no tengo potestad para darla de baja, y que en lo que respecta a la conexión a internet pasaré a confiar en otra empresa que no intente tomar el pelo a sus clientes, así que esta carta, más que una reclamación en sí, es, en parte una pataleta (que, al fin y al cabo, es para lo que valen las reclamaciones ante empresas del tamaño de Telefónica), y en parte una reclamación de explicaciones sobre su nefasto funcionamiento.

Atentamente, y esperando que al menos tengan la vergüenza torera de contestar (a ser posible al número de móvil, que aquí les dejo muy clarito, para que no haya nuevas dudas),

19 comentarios:

casta dijo...

Me alegro que hayas vuelto, que nos tenías a tus fans muy preocupados.

Paso a contarte mis problemas con telefónica.
Al alquilar el piso me dijeron que para darme de baja tardarían dies dias (te suena?). Les digo que vale.

Pasan diez días y recibo la factura del mes en curso. La pago. Llamo otra vez. Me dicen que me dieron de baja en enero por falta de pago (!!!!????) vuelvo a llamar me dicen que me dieron de baja cuando lo pedí.

Llega otra factura, les llamo cagándome en sus muelas, me dicen que tengo que pagar y que luego me lo devolveran.

Sigo esperando la devolución.

Te he extrañado muchísimo penco

Sota dijo...

NO he vuelto.

En el curro voy desbordao y no tengo tiempo de ponerme a actualizar (ni a mirar blogs) aquí.

Mientras no tenga internete en casa, esto está muerto.

Blame Timofónica.

Nils dijo...

a ver si te va a pasar como a Mocho, que fue una odisea lo de su instalación. No hay wi-fi cerca de robar?

Don Otto Más dijo...

Ains, ánimo... Timofónica... quel horreur! Pero bueno, buen fax! Te besaría en la boca si no estuvieses que muerdes ;)

nanyu fonseca dijo...

jajajajajajaja!!!!

Shimart dijo...

Lo más triste no es que, quien más quien menos, todos podamos contar historias similares. Lo más triste es que el nombre Telefónica se puede substituir fácilmente por el de cualquier otro operador... en casi cualquier país del mundo.

Es jodidamente descorazonador.

ZaraJota dijo...

jejeje
No creo que lo sepas, pero la empresa en la que trabajo en madrid es una multinacional. Estoy en el Departamento de Calidad de esa empresa y recibo montones de faxes y emails como el que has enviado...

Si quieres te voy adelantando ya la respuesta que te van a dar, con todas las disculpas y promesas que dejan un sabor de "de todos modos, nos salimos con la nuestra" :)

Ginebra dijo...

A mis padres les pasó lo mismo (o peor, porque al final perdieron hasta el número de teléfono con el que llevaban ya 40 años) con ONO (lo digo por si había pensado en esa compañía)

star dijo...

Solo te digo que mucho ánimo. Y ten cuidado con la elección de la empresa, (casi) todas son iguales ;)

Urui dijo...

Pobre. Mucho ánimo.

Mac Dubh dijo...

Yo estuve un mes esperando el router. Pero entre que desdoblaban la línea, y acabé teniendo la conexion estuve 45 días. Y eso que iban a ser 10

Fet E. Stinks dijo...

Algún día contaré como conseguí una línea telefónica y conexión adsl en 24 horas en un pueblo donde la gente llevaba tres años esperando infructuosamente. Todo ello un par de días después de que telefónica me hubiese asegurado que era imposible darme línea.

Xank dijo...

Hola a todos! Hace mucho que te leo, aunque nunca había comentado hasta ahora...Timidez, supongo!
La verdad es que con todas estas compañías lo único que puedes hacer es encomendarte a todos los santos, a algunos dioses paganos por si acaso, y todo quisqui que se te ocurra porque o va bien o va todo mal con ellas, y no hay nada que hacer.
Te sigo leyendo,
Xank
PD.- Muy buen blog, estoy enganchada! No tardes mucho en volver! :D

Small Blue Thing dijo...

Joé, qué putada. Con lo bien que te lo habrías pasado con la Gran Quesada.

Al menos ¡VIVE, VIVE!

Maggie Wang Kenobi dijo...

Hmmm ¿nadie te advirtió de que Sheila esa era accionista de Telefónica? ¿ein? Questrés de ineptitud, mondié.

Ajenjo dijo...

Agradeciendo que encabeces la carta dirigiendote a la empresa, te diré que, en defensa del Teleoperador/a, muchas veces, simplemente, sin ser unas ineptas ni tampoco unas lametonas, con herramientas insufientes, mucha presión y un sueldo de risa, tenemos que apechugar con un cliente cabreado con más razón que un santo al que no podemos dar la solución que merece . Y si te atendieron en Lima, donde gran parte del servicio 1004, la risa del sueldo es para llorar. No es culpa del cliente, por supuesto. El cliente no sabe ni tiene por qué sabe en qué condiciones está la persona que le atiende. Por eso me gustaría que sí enviares esta carta. En serio. Envíala. Nadie más interesado en dar calidad y poder atender a un cliente con unos mínimos que la señorita que se enfrenta a tu cabreo. Te lo aseguro.

Sota dijo...

Ajenjo, me extrañaría que me atendiesen en Lima, la señorita que me atendió tenía un perfecto catalán de Barcelona.

A día de hoy, AÚN no he podido poner la reclamación. En este tiempo me han dado un fax que comunica todos los días de la semana, a todas las horas del día, y que en función de la teleoperadora es un fax o un teléfono, me han dado un número al que si llamas te salta el contestador diciendo "el número que ha marcado no existe", me han dicho, de forma totalmente aletoria, que se pueden enviar las reclamaciones por correo, ponerlas por teléfono, o en ninguno de los casos anteriores...

Oh, y el domingo por la noche me llamaron del 1004 para ver si había recibido ya el DUO (preguntaron por DUO, no por TRIO, con lo que confirman mi impresión de que lo cambiaron ellos por su cara bonita) que había contratado.

Que estoy muy contento y feliz con el servicio que da Timofónica, sí...

Nils dijo...

se te echa de menos, de verdad, a ver cuándo te solucionan el tema, que ya les vale.

Ginebra dijo...

Vaya! Por si le sirve de consuelo (que ya sé que no) mis padres llevan sin su número de teléfono habitual (tan habitual que llevaban con él 35 años) cerca de tres meses. Les han puesto varios temporales y alguna que otra semana han estado incomunicados con el mundo.