martes, 6 de mayo de 2008

Valentíadas

Pues eso, que, como ustedes saben, porque ya lo fui avisando por aquí, he pasado el puente en Valencia, ciudad que, como cantaba el gran Tip, es la tierra de las flores y de Rita Barberà.

INCISO: Nótese que los bandos están, como está mandao, en castellano y valenciano. Pero eso y los carteles indicando localizaciones turísticas son lo único que está en ambos idiomas (y sólo en esos dos idiomas). El resto, o bien está EXCLUSIVAMENTE en castellano (la publicidad institucional, no vi ni un sólo cartel en valenciano) o EXCLUSIVAMENTE en valenciano (desde las placas de las calles a los carteles luminosos que indican cómo está el tráfico). Bueno, o en latín. Sin duda, es debido a que no he sabido dónde mirar y en realidad las cosas no son así, porque ya se sabe que en las comunidades con más de una lengua propia en las que gobierna el PP lo del bilingüísmo se cumple escrupulosamente, y somos los férfidos y mafaldos catalufos los que imponemos una dictadura lingüística y tal. Y nótese también que he dicho "valenciano" y no "catalán", y digo bien. Por favor, que nadie se lleve a engaño al constatar que, de todo ese bando, las únicas diferencias, tanto léxicas como gramaticales, con el catalán que se habla en Barcelona sean exactamente cuatro palabras (eixe en lugar de aquest, seua en lugar de seva, opten por optin y este por aquest, de las cuales las dos primeras también se usan en el catalán que se habla en Lleida) y pueda llegar a creer que valenciano y catalán son la misma lengua. Por favor. De las comas puestas al buen tuntún y del hecho que tanto en el encabezamiento como en el cargo de la alcaldesa se hayan comido la tilde en el nombre de la ciudad (que en catalán sería València y en valenciano Valéncia, pero en ambos casos se trata de una palabra esdrújula y por tanto debe llevar tilde), dejándola directamente en castellano y tirap'alante, no comentaré nada. Que me da la risa tonta.

Lo cierto es que en estos cuatro días he visto Valencia-Valencia, y poco más. Ni burgos, ni arrabales, ni villas circundantes. Vamos, que mis salidas del área delimitada por el antiguo cauce del Turia y el eje que hacen Ferràn el Catòlic y Xàtiva han sido prácticamente testimoniales. Y tengo que decir que me parece una auténtica vergüenza que a día de hoy nos podamos enterar, como quien dice, casi al momento de que una vaca en Wyoming se ha tirado un pedo, y sin embargo no haya abierto todos los informativos el que el centro de una de las principales ciudades de España haya sufrido un bombardeo aéreo hace quince días. Porque vamos, es lo único que puede explicar la situación en que se encuentra El Carme.

Coñas aparte, tengo que decir que Valencia, el centro al menos, da una impresión de... sucio. Concedo que entre que la piedra de la que están hechos la mayor parte de los edificios históricos es muy porosa, y la capa de cenicilla gris que lo cubre todo (y que se mete por todos los poros de la piedra, y a ver quién la saca de ahí), esa sensación de suciedad es poco menos que inevitable, pero en el fondo, eso es parte del bouquet del sitio. Valencia es una ciudad donde todo está pasado a tinta en negro carbón. Lo que no me explico es cómo puede ser que esté todo lleno de solares de edificios derruídos, donde aún se ven los empapelados de las habitaciones y quedan restos de las antiguas paredes, cerrados sólo por una valla de alambre (cuando no es directamente con una lona de rafia). O que el Achuntament y la Cheneralitat se hayan dejado una pasta en restaurar el campanario y la fachada principal de una iglesia (no recuerdo cual, hay demasiadas), que sí, que les ha quedado niquelao, que parece nuevo... pero se hayan dejado la fachada lateral, gótica, ya no sin tocar, con las arcadas de las ventanas todas rotas y las ventanas sin un mal vidrio que llevarse a la luz, sino directamente con las ventanas tapadas con una tela mosquitera... ROTA. Que vale que el murciélago sea la Bestia de la ciudad, pero vamos, que si lo que quieren es dejar esa iglesia como refugio para las pobres bestias, por lo menos que les dejen una entrada que no haga feo a la vista, no?

Cosas que no me explico en una ciudad que es un centro turístico de la importancia de Valencia, porque los lugareños igual ya no reparan en ellas, pero a los que venimos de fuera... pues hacen feo. Mucho. Y como estas podría decir más. Pero ya lo que me pareció de escándalo fue lo de los bajos de los Santos Juanes. Es, sin duda, el punto más stendhaliano (de síndrome de Sthendal) de toda la ciudad. A un lado de la calle, esa PUTA MARAVILLA gótica que es la Lonja de la Seda (Patrimonio de la Humanidad):

y al otro, esa bombonera modernista que es el Mercado Central (que ahora mismo dudo de si es Monumento Nacional o no, pero merecería serlo)

y esa filigrana barroca que es la fachada trasera de la iglesia de los Santos Juanes (o Sant Joan del Mercat), que esta sí, es Monumento Nacional.

(y sí, Otto, el barroco no me gusta, pero eso no significa que esta Ascensión no sea simplemente perfecta. La torre del reloj, en cambio, me parece horriblemente recargada)


Bien. Si abren la foto en que se ve la fachada completa para verla en grande, además de admirar los efectos de mi pulso de ginecólogo en lo borrosa que ha quedado, verán que en los bajos, detrás de esas mozas, hay una zona oscura que podría parecer una puerta. Y siguiendo la acera hacia la derecha, se observan como unos entrantes en la misma. Esos entrantes son unas escaleritas (nada, cuatro pasales) que llevan a lo que parece ser eran unos cubículos, probablemente dispuestos para abrigo de mendicantes o como puestecillos de mercado. Sobra decir que lo que es el hueco está lleno de basura, que ya sabemos todos en qué país vivimos. La mayor parte de esos cubículos han sido bastamente cegados con cemento, o con una simple pared de tochos, lo cual ya hace bastante feo... Pero es que los hay (como el que tienen las mozas justo detrás) que lo que tienen es todavía una puerta de madera podrida y carcomida, con traviesas mal clavadas y agujeros por los que puede pasar perfectamente desde un bebé despistado a un gato grande. Incluso, el último que queda a mano derecha (según se ve en la foto) tiene una persiana metálica, de las que se ponen en las puertas de los comercios... que ha sido forzada y está medio abierta. Y por donde un chavalín de diez-doce años, si logra apartar toda la mierda que han ido metiendo dentro, se puede meter directamente mientras juega a buscar el tesoro o algo por el estilo. Por supuesto, nada avisa de que esos escalones están ahí, con lo que si no lo sabes y vas despistado comiendo algo que hayas comprado en los puestos exteriores del mercado (que tienen cosas muy ricas) o admirándote ante la, no me cansaré nunca de decirlo, PUTA MARAVILLA que es la Lonja

corres el riesgo de caerte en ellos, dejarte una pierna y pillar cualquier cosa entre la mierda que se acumula allí.

Sinceramente, no puedo entenderlo. Porque si se quieren conservar esos puestos por motivos históricos o para darles uso, no tiene explicación que estén cegados y llenos de porquería. Y si no se quieren conservar, porque no se ciegan bien, se alisa toda la pared, y se eliminan esas escalerillas que son un peligro para integridad del transeúnte, una amenaza a la salud pública (porque tal y como está, eso tiene que ser un nido de ratas y cucarachas) y encima, hacen daño a la vista en el que es el punto, insisto, artísticamente más impresionante de toda la ciudad?

Y conste que no lo digo con ánimo de hacer sangre (eso vendrá más adelante), sino porque me parece un despropósito de tal calibre que no me entra en la cabeza.

Y ya otro día sigo con mis andanzas por levantinas y levantiscas tierras, que esto se alarga demasiado.

Hace 309 posts...

22 comentarios:

Nils dijo...

Valencia es una ciudad sin lógica en lo más aparente e ilógica en lo absoluto. Además, me crispa que por más que la visite, nunca sepa orientarme dónde estoy. ¡Y sólo me pasa allí!

Don Otto Más dijo...

M'agrada molt el teu post :) Si es que mira que sois malos los catalufos, eh? Ains! Y Valencia sucia? Eso es por salirte del Oceanográfico y alrededores, hombreya! Qué envidia de viaje, y de afotos y de gótico y de modernista y de excelso, sublime y perfecto barroco (asias por la cita)... Invítame a tu Flickr, anda y fálote'n bable :)

nanyu fonseca dijo...

y no viste ninguna fallera???? que desilusion...

Sota dijo...

Nils, a mi también me pasa. Mira que me desoriento poco, pues allí venga a coger las calles en sentido contrario al que quería...

Otto, malos? Peores! Y las fotos no las tengo subidas a Flickr, me temo...

Nan, facheras no, pero mozas en traje regional (que viene a ser lo mismo, pero sin banda) sí que vi alguna que otra...

Don Otto Más dijo...

Jo, no las has subido? Qué egoista... Catalufo tenías que ser, JAJAJA!

Maggie Wang Kenobi dijo...

pues yo de siempre le he dicho a mimanué que tendrían que poner a los/as del mercat vestidos de falleres, que es una cosa como muy turística, tiatiatia.

Sota dijo...

Más que egoísta, perraco, Otto...

Mag, entre poc i massa. Que entre no poner palos en las ruedas (o bujeros en el camino) a los turistas, y el carnaval perpétuo, tiene que haber un punto medio, tíatíatía.

Don Otto Más dijo...

Pues perraco.
Catalufo!

Sota dijo...

Culpable del todo.

Don Otto Más dijo...

Va, que no...

Sota dijo...

Ya, ya... ahora arréglalo...

Corredero dijo...

Si busca por ahí la palabra meninfot, posiblemente entenderá (que no justificará) el por qué de las cosas valencianas.
Apasionante relato que pienso seguir con devoción.

Nepomuk dijo...

Esperaba una foto de una paella, en plan turista de Benidorm. Nunca dejas de sorprenderme.

Vale, es una mentira más cochina que Valencia. En realidad te pega más el comentario sobre modernismo, barroco, fachadas y rotoguarro, que lo de la paella. Ahora bien... probablemente si miras Barcelona con el ojo analista del visitante, y no con el costumbrista del residente, le sacarás exactamente los mismos defectos.

No hay mujer hermosa sin pelos en el sobaquillo.

Sota dijo...

Otto, de verdad que no entiendo a qué viene todo esto. A ver, entre las fotos NO hay fotos mías. Sigues igual de interesado? Porque te las mando por mail, si eso...

Corre, viene a ser como un mesenfot, no?

Nepo, en episodios anteriores...

Don Otto Más dijo...

Pero quién ha dicho nada de fotos DE tu persona? No, es genitivo: fotos tuyas, no de ti...
Ains...

Don Otto Más dijo...

Catalufo!

Will dijo...

A mi valencia no me gustó, la verdad...

Sota dijo...

Otto, entonces ya no quieres fotos mías?

Will, eso es que no supiste dónde mirar. Te lo digo yo.

Don Otto Más dijo...

He dicho que no las quisiera?

Siltha dijo...

Yo nací en Valencia, aunque poco viví allí (luego estuve en Bètera y luego en Elx). xD Lo que quería comentar es que València es igual en catalán y valenciano, las tildes funcionan igual en ambos "idiomas".

A mí me parece absurdo intentar considerar catalán y valenciano como lenguas distintas cuando son mil veces más parecidas entre sí que el castellano de aquí y el de Argentina (por ejemplo).

En cuanto a que es una ciudad sucia, estoy totalmente de acuerdo. Y no solo sucia, es que el ayuntamiento no se gasta ni un puto duro en adecentar nada. Las hay apenas jardineros, no asfaltan las calles ni elecciones... Y de verdad, yo no sé si es que los valencianos son idiotas o que, pero que se dejen de memeces como la Ciudad de las Artes y las Ciencias y adecenten lo que hay...

Por cierto, ¿no entrarías por casualidad al museo de historia de la ciudad? Porque la vez que fui, los carteles informativos no es que dieran pena, no es que destrozaran la lengua, es que la destripaban y cortaban a pedacitos para dársela de comer a los cerdos. XD

Manu dijo...

Camina una milla en estos zapatos, que diría un inglés...

La próxima vez vuelve en Fallas y la terminas de flipar :-)

Sota dijo...

Siltha, las tildes funcionan igual... Pero la pronunciación no. Y los barcebollinos lo pronunciamos con e abierta, mientras que a todos los valencianos que he oído se le he oído con e cerrada. Y vamos, que en la Universidad, los carteles que había pegados de grupos ultravalencianistas diciendo aquello de "no nos fareu catalans" lo ponían con tilde cerrada, que me fijé yo.

Manu, me niego a acudir a Sevilla en Semana Santa, Valencia en fallas o Canarias en general en Carnavales...