martes, 9 de marzo de 2010

Zas! En toda la boquita (pintada)!


Sarah Palin y su familia usaban el servicio de salud público de Canadá. Oh, sielos. No se por qué de pronto se me ha venido a la mente cierta lideresa liberal patria que no hace más que echar pestes del estado pero que SIEMPRE ha trabajado a sueldo del estado (hasta el punto de ser funcionaria de carrera, esos que para los libegales son el Mal...). No se por qué, digo.


Una monja escocesa hereda un burdel austríaco. Parece ser que la madre de la monja era una señorita de moral negociable que la dejó en un horfanato y, años después, a base de montarse en señores logró juntar dinero como para montar el negocio y, con él, montarse en dolar. O en el chelín. O en el euro. Que tanto monta... A favor de la monja, decir que ha declarado que lo venderá y cederá todo el dinero a los pobres. En contra de la monja, decir que ha declarado que venderá el lupanar, no lo cerrará fulminantemente. Es decir, que seguirá colaborando con el vicio, el lubricio y el fornicio. Con la mejor de las intenciones, claro, pero de caminito al infierno, según su secta. Aún así, conste que cuando llamo hijos de una perra sarnosa y cien mil padres distintos, desconocidos y sifilíticos a determinados príncipes de la iglesia no estoy estableciendo ningún paralelismo con la monja escocesa ni con su muy digna madre. Que yo no veo nada de malo en el vicio, el lubricio ni el fornicio.


La ley Hadopi (ley francesa contra las descargas por internet) aumenta la piratería, en lugar de reducirla. Bueno, con esta sí que no se me ocurre nada más a comentar que "zas! en toda la boca!". Síiiiindeeeeee...!


El hermano del obispo de Roma, involucrado en los casos de abusos sexuales en el coro de la catedral de Ratisbona. En el momento de escribir estas líneas se desconoce si entre los que han pujado por el burdel austríaco que comentábamos antes hay alguien que el apellido "Ratzinger". Probablemente no, da la impresión de que la carne estaba demasiado hecha para sus gustos...


Supertitular de la jornada: La Iglesia no quiere cargar con los abusos de otros: El Vaticano recuerda el "tormento" que vive por los casos destapados y se jacta de haber "actuado con rapidez". Punto primero: difícilmente van a cargar con abusos ajenos cuando se escabullen todo lo posible de cargar con los propios (y me permito recordar que, sin ir más lejos, Rouco Varela tiene una condena firme por haber escondido a un cura pederasta de la acción de la justicia). Punto segundo: Con rapidez... hombre, sí, a Galileo tardaron cuatrocientos años y pico en reconocerlo y retirarle el anatema divino, aquí con que pasen unas cuantas décadas, con suerte, empiezan a moverse...


Y ya para terminar... bueno, técnicamente es un "Zas! En toda la boca!" de manual. Pero más allá, yo me atrevería a decir que es un listado de gente gentuza a la que habría que empalar en la plaza pública pero ya. Aunque sea por una simple cuestión de higiene pública y supervivencia económica:

Los que negaron la burbuja inmobiliaria (2003-2008)

Poco. La hoguera es poco para todos esos.

18 comentarios:

Nils dijo...

genial, como siempre. quememos a Rouco!

Sota dijo...

En una hoguera de madera de hinojo?

natxox dijo...

Con todas las reliquias de la cruz de cristo que hay por ahí podríamos hacer unos cienes de hogueras que ni las fallas de Valencia.

Sota dijo...

Pero qué obsesión tenéis todos con el fuego...

Empalamiento! Crucifixión! Es más ecológico!

Sota dijo...

(aparte de que no recuerdo haber visto el nombre de Rouco en la lista de los empalables...)

Shanks dijo...

A la Iglesia no le queda más remedio que apechugar...Como ahora salen a la luz los casos, no pueden esconder la mano que ha tirado la piedra (bueno, sí, pero también los pillan). Si pudieran, anda que no lo harían!
Debe de ser menos pecado practicar el fornicio con prepúberes, no?
Me parto con lo de la monja!
Las fotos geniales! :D
Y lo de los empalables...Seguro que estos mismos están diciendo que que ya avisaban de la burbuja desde hace años...

starfighter dijo...

La noticia de la monja y el burdel la escuché esta mañana y casi tengo un accidente por culpa de la risa que me entró. ¿Horfanato? Ainsss...

Empalar y crucificar gastan madera. A hachazo limpio, hombre...

Ginebra dijo...

Lo de la monja me parece de perlas(ya querría yo heredar ahora mismo algo que pudiera vender y tapar goteras, y hablo literalmente). Ya verán lo que tardan en hacer una película con eso.

Ginebra dijo...

¡Ah! y sí: fuego! Donde esté una buena hoguera...

luxaurumque dijo...

Qué asco de todo ... especialmente de la primera y última foto
:-)

Y sí, hay que quemarlos a todos los hijos de su madre estos ... pero primero hay que rociarlos con ácido y cortarlos a trocitos, para que se quemen bien.
Por cierto, qué tienes contra el fuego? Con el frío que hace!!!

Besicos.

Sota dijo...

Shanks, pues, de hacer caso a sus libros sagrados, más. Al menos en dos evangelios sale aquello de "aquel que escandalice a los niños se merece que le cuelguen una rueda de molino al cuello y le lancen al mar". Y alguno hay, alguno hay.

Star, pero son métodos reutilizables. Y los hachazos manchan mucho de sangre, que a ver con qué quitas luego las manchas.

Gin, que no. Que hace mucho humo...

Lux, ya... Claro. Asco. Sí. Ejem.

Theodore Kord dijo...

¿Y de verdad trae cuenta el esfuerzo? Es que soy gandul por naturaleza, y librarme de unos parásitos, para encontrarme con que hay otros que los sustituyen, me da pereza.

Eso sí, si supiera que iba a acabar con toda las estructuras (infra y super, y lo que haga falta), de estos desgraciados,yo me apuntaba.

Abisal dijo...

Quiero un gato (otro) con ojos de Lucifer, como el de la foto. Respecto al resto totalmente de acuerdo con el que abogaba por enarbolar el hacha.

Sota dijo...

Ted, cuanto tiempo! Y sí, esto es como matar cualquier otro tipo de parásitos: O los vas matando mientras aparecen, o te comen vivo.

Y además, que la cosa no está en matarlos, está en hacerlos sufrir hasta la muerte. Es divertido!

Abisal, me parece que tdoos los gatos tienen los ojos así... Es algo del reflejo que hace la luz en ellos. Vaaaale, aceptamos hacha...

Theodore Kord dijo...

Ah, vale, si es cuestión de hacerlos sufrir, me apunto. Pero matarlos no, que si los matamos dejan de sufrir.

Sergio dijo...

¿Existe alguna razón para haber escrito "sielos" en lugar de "cielos" cuando la información de la divertidísima y humana Sara Palin?

Acerca de la velocidad de la Iglesia, recuerda que para Dios mil años son como un segundo, es decir que Galileo solo tuvo que esperar casi medio segundito.

Hoy ando histriónico, o isotónico, no me queda muy claro.

Un abrazo.

Sota dijo...

Sergio, lo de "sielos" es porque soy fan de Forges, más que nada... Y sobre lo otro, hablábamos de la iglesia. Qué tiene que ver dios en eso?

Sergio dijo...

No sabía lo de Forges, gracias por aclararmelo.

Lo de la iglesia viene de un viejo chiste: Un hombre le dice a Dios "¿Qué son mil años para ti?" y Dios le responde "Un segundo", el hombre entonces le pregunta "¿Y que son para ti mil millones de dólares?" y Dios le responde "Un céntimo". Entonces el tipo le dice "Dios, dame un céntimo" y Dios responde "Sí, pero espérame un segundo"...

Y siempre he pensado que la Iglesia se ve bastante reflejadito en esto, primero por su velocidad de adaptación, segundo, porque los sacerdotes acostumbraban hacer voto de pobreza pero, bueno, quizás el Vaticano entero cueste unos pocos céntimos.

De todo lo antedicho, he deducido que para ellos, actuar con rapidez es actuar con menos de mil años de demora, y que se consideran pobres ya que sus posesiones no superarán, como mucho, los cincuenta céntimos.

Y para demostrar que son rápidos para tomar decisiones, basta con decir que no tardaron más de dos segundos en la toma de ninguna decisión y eso es demostrable históricamente querido Sota...

Como ves, el círculo se ha cerrado, pero dejaré algo como corolario, o colirio...

Tal vez la tendencia a la pederastia venga de la vieja costumbre de considerar que se rompía el celibato al acostarse con mujeres pero no al tener relaciones con jovencitos, por lo que cardenales y papas siempre tenían a mano algún efebo (recuerdo haber leído esto pero no donde lo leí, es culpa del alemán que me esconde las cosas... espero que no me preguntes como se llama ese alemán).

Esperando haber aclarado mi ya claro comentario anterior, me despido con un abrazo.