lunes, 11 de julio de 2005

Carteles de guerra

Negras tormentas agitan los aires
nubes oscuras nos impiden ver...



El polvo para quien se lo trabaja! Hasta la victoria, siempre! Pero con precaución, compañeros!

(Imagen extraida del fántastico blog de Memed el flaco, a donde llegó desde Cambalache)

En otro orden de cosas, dejo aparcado el varapalo dialéctico que le estaba dando al bueno de Daniel Vicente Carrillo, aka Irichc, aka Viccahr (más información sobre esta entidad del espacio profundo -concretamente, el profundo espacio que se encontraba entre sus adormecidas neuronas-, y de otros trolls que en el ciberspacio son, ), básicamente por tres motivos, a saber: amenzaba con convertir esto en un blog monotemático (y tampoco es eso, que doctores tiene la iglesia sobre el tema), me estaba empezando a aburrir (en román paladino, me daba una pereza terrible volver a leerme el trozo que quedaba) y, sobretodo, que parece ser que el joven este se casó el sábado con una linda muchacha thailandesa (ahorrense los comentarios maliciosos, que me los veo venir, panda de degenerados. Sin duda la chica es un dechado de virtudes que no sabe dónde se está metiendo, la pobre), y supongo que a estas horas estará dándole al fornicio (no por vicio ni beneficio, sino para darle más hijos a Su servicio, y siempre con camisón de ventanuco, no vaya a ser) en su viaje de novios. Así que si esto era ya como pegarle a un punching-ball, sin estar él por aquí pierde toda la gracia. Considerelo mi regalo de bodas, mi querido Daniel.

El próximo post, intentaré enlazar con algo totalmente diferente!

Y recuerden! Hagas lo que hagas, usa condón! (lo se, no es así y tampoco rima, pero lo de las bragas es una chorrada, qué quieren...)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Haga lo que haga? me tengo que poner un condon para comentar aqui? Y donde me lo pongo? De sombrerito?

Anónimo dijo...

Uy.

Mierda de anonimo. Soy angua.

Sota dijo...

En los dedos, boba. Que puedes pillar cualquier cosa en esos teclados de dios.

Anónimo dijo...

Uy, si en los teclaos, mientras no haya caca en las teclas... ¿no era así?

Angua

Sota dijo...

Que no es broma, coño, que los teclados son muy promiscuos... dejan que cualquiera les toque.