lunes, 6 de abril de 2009

Y Breton se echó a llorar

Soy lector más o menos habitual del diario Público desde su aparición.Me gusta. No es un diario "de profundidad", de ánalisis exhaustivo de los temas (cosa que tampoco me parece lo ideal, ustedes denme las noticias que ya me buscaré yo los datos, si eso), pero es ágil, agradable a la vista, tiene una línea editorial bastante zurda (sin que eso le impida dar palos a IU y el PSOE cuando es necesario), habla diariamente de ciencia y tecnología, y tiene una sección de opinión que, el encantadísimo de conocerse y ultrasobrado de Rafael Reig aparte, es una delicia. Además, en su primera época incluyó un diseño de lo más interesante, que es separar totalmente el deporte de las noticias de verdad, conformando un diario con dos portadas. De un lado, la portada de verdad con las noticias de verdad, y dándole la vuelta, la portada de deportes. Con lo que podías leer todo el diario sin encontrarte con las gilipolleces del futbolista de turno, y cuando llegabas a las páginas escritas al revés, sabías que ya podías echarlo a reciclar.

Este diseño (desgraciadamente) se acabó perdiendo. No recuerdo ahora mismo si fue cuando relevaron a Ignacio Escolar de la dirección del diario o antes, pero fue una pérdida. En la misma época, más o menos, hubo también un cambio en los columnistas de opinión. Algunos saltaron, entraron otros, y, en general, el nivel incluso mejoró.

Hasta hoy.

Les pongo una captura de la versión PDF del diario de hoy, 6 de Abril de 2009. Página 10.


Aumento.


No lo ven aún? Aumento más y subrayo.


La misma patada al diccionario se da también en la versión on-line del artículo, por cierto. Con dos cojones.

Expertos en lenguas ajenas y en historia del arte se pasan por aquí que podrán enmendarme la plana si es necesario, pero si no me falla la memoria, el término "surrealismo" (y sus derivados) vienen de una contracción fonética (en francés) de superrealismo. Lo que está por encima de la realidad. Subrealismo sería todo lo contrario. Lo que está por debajo.

Había visto escrita esa aberración semántica muchas veces y en muchos sitios (no, Otto, no eres el único que se enfrenta a los Hoygan salvajes del caribe), pero verlo en un diario de tirada nacional me ha dolido. Físicamente. Que la tal Ana Cañil que firma el artículo se supone que es periodista (es decir, una persona cuyo principal instrumento de trabajo es el idioma, y que por tanto debería mimarlo) y que ganó el premio Espasa de ensayo del año pasado. Que se suponía que Público era un diario serio.

Que luego le echarán la culpa a la ESO...

13 comentarios:

Siltha dijo...

Y también se come las tildes en "Elíseos" y en el "no ha habido de qué preocuparse". Una perla. XD

RGAlmazán dijo...

El tema de la ortografía cada vez se cuida menos en los periódicos. En El País que presume de tener un libro de estilo y de cuidar los textos, también tiene faltas. NO hace demasiado vi un "preveyó" en vez de previó, que tiene webos.
La verdad es que la periodista tiene culpa pero se ve que no se pasa ningún control antes de publicar los artículos, porque son errores de bulto.

Salud y República

Soliloco dijo...

Se come tildes, lo del Baile de Dbutantes no me suena serio, aunque igual se llama así, aún así.. creo recordar que existía un superrealismo y un subrealismo (en franchute) como escuelas diferencias, pero no creo que se refiera a eso la verdad :P

Pero vamos... yo hace tiempo que deje de confiar en la prensa escrita en que mantengan un cierto decoro ortográfico.

Shanks dijo...

Patadas y patadas al diccionario! A lo mejor es que no tienen becario, que cobre poco, que les corrija los textos, no?
Por cierto, el corrector de textos automático no le tendría que decir que está mal?? O igual lo tienen desactivado...No sé, la duda me confunde!
Un beso!

nanyu fonseca dijo...

jo, menuda patada al diccionario! de esta le sale sangre y todo.

Ginebra dijo...

Antes, érase que se era, había en las redacciones de los periódicos un señor al que llamaban "corrector" que se dedicaba a eso, a corregir los textos de los redactores para evitar estas cosas. Claro, también había turnos de trabajo y maestros que se empeñaban en enseñarnos si no a escribir bien (que eso no puede todo el mundo) al menos a manejarnos con las reglas básicas de ortografía y gramática. Ahora te llegan a la redacción manadas de ignorantes que no saben hacer la o con un canuto pero te miran por encima del hombro porque tienen una colección de masters (del universo, supongo, porque para lo que les valen...) y casi lloran cuando les pones a trabajar todo el día porque no hay turnos. Y los correctores se han muerto o han sido sustituidos por jefes de edición que, además de otras muchas cosas, tienen que leerse el periódico enterito para corregirlo. En fin, que sí, que eso está muy mal escrito.

PD.- siento el rollo, es que es un tema que me jode directa y tremendamente.

starfighter dijo...

Es que como es subdirectora el subconsciente le traiciona. Vamos, que mucho premio de ensayo pero patadas al diccionario como todo hijo de vecino.

Pryrios dijo...

Que el periodismo ya no es lo que era no sorprende tampoco. Es como el carné de conducir, ahora se lo dan a cualquiera. Por eso a mi me da mucha pereza ponerme a leer periódicos, ver televisión o incluso a veces escuchar radio.

Cuando vas a coger pareja de baile, son todas tan feas que solo te queda la compañía del ponche.

Sota dijo...

Siltha, las tildes, mientras no sean diacríticas, no me parecen tan graves. No subvierten por completo el sentido de la palabra...

Don Rafa, el tema de la ortografía en los periódicos siempre ha sido de aquella manera, y no es tan importante. Es un género donde necesariamente se escribe a vuelapluma y por tanto se presta mucho a que cambies un b por una v o te comas una tilde (duendes de la imprenta aparte). Pero es que esa "b" ahí cambia por completo el sentido de la palabra. Y no.

Soli, lo de Dbutantes no lo había visto, pero el que falte una letra que a todas luces debería estar es achacable a un error tipográfico. Cambiar una palabra para que encaje mejor en los usos lingüísticos (el prefijo su- en castellano no existe, el sub- sí) propios, no. Y no me consta ningúna corriente que se llamase "subrealismo" (y a la RAE tampoco).

Shanks, a mi me lo indica, por lo menos.

Nan, sangre no se, pero un buen moratón seguro.

Gin, igual no me he sabido explicar. Lo que me molesta no es que se haya colado un fallo así. Eso es humano, y con todos los correctores y revisores del mundo podría haber pasado. Lo que me molesta es que una toda señora periodista y ensayista NO SEPA qué es lo que está escribiendo. No que no sepa de qué está escribiendo (que eso es más habitual), no QUÉ está escribiendo.

Star, pues a mi me ha demostrado que no es digna de ser sub nada.

Pry, pues yo me niego a volverme autista porque haya gente que no sepan hacer su trabajo. Que vuelvan a la escuela.

Akroon dijo...

AAAAAAAARRRRRRRRRRGGGHHHHHHHHHHHH

MIS OJOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOSSSSSS!!!!!

Small Blue Thing dijo...

"Eliseo" se puede escribir sin tilde, según algunos lingüistas.

Lo de las dos portadas se perdió poco antes de la salida de Donja, Sota.

Y los columnistas tipo ABC llegaron poco después de su marcha.




CAPTCHA DE HOY: ¡¡¡BIDED!!!

Sota dijo...

Ak, con lo gonitos que son... eran.

Pitu, no, que el Reig está desde el principio.

Akroon dijo...

Habrá que demandar a Ana Cañil por daños y perjuicios, que al fin y al cabo es su culpita que yo me haya quedado como el tío de Axe con los ojos dando vueltas en sus cuencas como un camaleón... y hacerle copiar 1000 veces SURREALISTA en la pizarra.