martes, 31 de octubre de 2006

Noche de ánimas (III)

Apaga luz, Mariluz,
apaga luz.

Que yo no puedo vivir
con tanta luz.

Los borrachos en el cementerio
juegan
al mús.

Pobrecitos los borrachos que están en el camposanto.
Pobrecitos los borrachos que están en el camposanto.
Que Dios les tenga en su gloria
que Dios les tenga en su gloria por haber bebido tanto.

Que Dios les tenga en su gloria
que Dios les tenga en su gloria por haber bebido tanto.

Cuando yo me muera,
en el testamento
tengo ya dispuesto que me han de enterrar
que me han de enterrar
en una bodega,
al pie de una cuba,
con un grano de uva en el paladar
en el paladar.

Popular

Hace 309 posts...

2 comentarios:

Ghanima Atreides dijo...

Me da a mi que has mezclado dos canciones ahí. O al menos, en mi peblo, la última parte forma parte de otra canción distinta.

Sota dijo...

Efrenstivamente, son dos canciones distintas, como demuestra el cambio de métrica y ritmo. Pero, en mi pueblo, se cantan seguidas. Así que, a lo que aquí se refiere, bien están así.