sábado, 17 de diciembre de 2005

Discos dedicados (VII)

No jugamos a las tinieblas
está oscuro pero hay estrellas.
Es la hora para el derroche
pues ya es de noche

El crepúsculo nos invade
ya no hay sitio para la tarde.
De las calles llegan las voces:
Ya son las doce

Noches que se olvidan,
que se apagan, que se alejan...
Noches para llorar.
Noches sin pareja.

Noches aburridas,
noches cortas, noches tensas...
Noches para morir.
Noches entre rejas.
Noches entre rejas.

Todos miran y nadie habla.
Todos hablan y nadie mira.
No te fies de las palabras,
todo es mentira.

Escondidos en parapetos,
sumergidos en las trincheras,
ocultados de mil maneras
Todo es secreto

Noches que se olvidan,
que se apagan, qu se alejan...
Noches para llorar.
Noches sin pareja.

Noches aburridas,
noches cortas, noches tensas...
Noches para morir.
Noches entre rejas.
Noches entre rejas.

Carlos Berlanga, Noches entre Rejas

No hay comentarios: