viernes, 4 de agosto de 2006

Al final, todo se reduce a eso...

Me duelen los pies. Mucho. Y además tengo el gemelo derecho sobrecargado.

Los ojos me arden, esta tarde me ha debido entrar agua en la playa.

Tengo un batallón de enanos borrachos (bonita redundancia) montando una fiesta en mi cabeza.

Dinastía de M está resultando ser aún más infumable de lo que me esperaba.

Mi odio a la humanidad en su conjunto aumenta a cada segundo que pasa.

En TMB no hacen las cosas peor porque no saben.

Acabo de apagar el último cigarro que me quedaba.

Estoy cansado.

Muy cansado...

Hace 307 posts...

4 comentarios:

Urui dijo...

Cuando despiertes el domingo, tómate el resto del día de relajación.

Lo necesitas.

Al-Duende dijo...

Sota, cada vez que te leo me deshuevo. Sé que no es un comentario brillante ni ingenioso, pero coñocoño, Monte mediante, es la verdad.

He leído varios posts del tirón, llevaba desbloggado unos días. También te indico que deberás buscarte otro para lo del nitrógeno. Por cierto, antes que curraba en un sitio muy pijo he visto las maravillas culinarias del nitrógeno: caviar de melón, mousse de caipirinha y refrigeración ultrarrápida de orujo de hierbas. Cosas de la pijez.

Al-Duende dijo...

Por cierto, envidia de lector. Yo me doy mucho más a la perrería.

Tony Tornado dijo...

Dinastía de M es una mierda...

Ni siquiera Spiderman (DdM) logró medio emocionarme... Eso sí, las consecuencias tienen muy buena pinta...