miércoles, 7 de octubre de 2009

Diez (X) (Edición especial Tijeras No!)

Los diez motivos por los cuales es inaceptable un recorte en los fondos destinados por el Presupuesto del Estado en Investigación, Desarrollo e Innovación, son (en mi humilde opinión, que como tal es la correcta y no acepta discursión alguna. Eso sí, la lista está abierta a cambios y se aceptan sugerencias):


1.- Porque este país no puede seguir siendo el país de Unamuno, el del "que inventen ellos".

2.- Porque no podemos seguir viviendo entre el monocultivo del ladrillo y el monocultivo turístico. Aunque sea porque son dos cultivos incompatibles entre sí.

3.- Porque nos estamos dejando todos una pasta en formar magníficos investigadores sólo para que luego se vayan a investigar (y producir riqueza) en el extranjero. O para que se coman los mocos.

4.- Porque el conocimiento es la única materia prima que tiene valor añadido. Y de las pocas de las que quedan reservas en España.

5.- Porque estamos perdiendo dinero a chorro pagando patentes en el extranjero, en lugar de crearlas aquí.

6.- Porque nos perdimos la Primera Revolución Industrial, tocamos la Segunda sólo de rondón y porque el resto de Europa estaba en guerra, llegamos tarde, mal y nunca a la Tecnológica, y no podemos permitirnos el lujo de no estar en primera fila en la próxima.

7.- Porque todavía estamos pagando los años de oscurantismo (también) científico del Franquismo (no me voy a ir más allá, la ciencia española a principios de siglo estaba en una situación más que respetable) como para seguir aumentando la deuda.

8.- Porque la industria española no podrá levantar cabeza mientras en realidad sea industria extranjera radicada en España, y no podrá ser industria española mientras el producto que fabrique sea extranjero (ver punto 5).

9.- Porque la sociedad española es científicamente muy analfabeta, y la única forma de intentar corregirlo es formando científicos e investigadores a cascoporro.

10.- Porque es insufrible vivir en un país que parece sacado de una canción de Los Vegetales.



TIJERAS NO!

8 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Bien razonado.

Salud y República

Shanks dijo...

Y porque toda la población directa o indirectamente se beneficia de todos los resultados de estas investigaciones, ya sea en materia de salud, nuevas tecnologías, nuevas maneras de aprovechamiento de energia, etc...
Es algo que redunda en todos, y eso como no lo percibe la gente le da lo mismo y deja que recorten presupuestos en algo tan importante.

Don Otto Más dijo...

Por que quiero vivir más y mejor ^^

rodericus2009 dijo...

Dos ejemplos claros en nuestra historia.
-Isaac Perál, oficial de la Armada.
Diseñó y botó el primer submarino militar operativo,¡¡ en 1888 !!.
Por desidia y envidias del estamento militar, su proyecto quedó en solo un prototipo y tuvo que abandonar la Armada.Murió prematuramente.
En 1898 la armada estadounidense barria a la flota del almirante Cervera en el Caribe.
-Juán De La Cierva.De sobra conocido por ser el inventor del autogiro.
Tuvo que emigrar con sús planos a Inglaterra por falta de financiación.Murió en un trágico accidente de aviación en Croydon, a un paso de transformar sú vehiculo en el helicoptero que todos conocemos actualmente.
No hago más comentarios.

Sota dijo...

Todo eso, sí.

Ñbrevu dijo...

¿Alguien ha leído "En el país de los juegos el tuerto es el rey"? Puede que citar a una historieta de Superlópez como metáfora de la situación actual parezca frívolo, pero no se me ocurre un ejemplo más acertado: un país que vive del turismo, en el cual la investigación está poco menos que perseguida. Comparen con España.

Sobre el punto 9 hace muchos años que perdí la esperanza. Para formar investigadores hace falta gente que quiera ser investigador, y de eso en España no andamos sobrados. Seguiremos siendo el país del "que inventen ellos" durante mucho tiempo.

Saludos de un visitante desde el blog de Lüzbel. Permítanme un poquito de autobombo con respecto a la iniciativa que nos ocupa.

Sota dijo...

Lo he leído, lo he leído... No había caído, pero tiene razón. Bienvenido.

Manu dijo...

@ñbrevu Es que esa es otra: el ambiente investigador oficial es una oligarquía de mierda, y cada laboratorio el cortijo casi privado de su director. Y así se le quitan las ganas a cualquiera.

@Sota, como de costumbre, sombrero.