miércoles, 14 de octubre de 2009

Z·E·N

Los más viejos del lugar tal vez se hayan extrañado de que, con la que está cayendo y con lo que yo he sido, todavía no se haya hecho prácticamente mención en este, su blog ni de la trama Gürtel (lo del viernes pasado no cuenta, era un anaroseo), ni del caso Millet, ni del caso Hicenda, ni de los espionajes en can Barça, con lo que a mi me ponen los culebrones de este tipo.

Miren, la verdad es que, en parte por una sensación de "me he perdido los diez primeros minutos de la peli y ahora no pillo de dónde vienen los tiros", en parte porque se que de ponerme a ello el blog se volvería (más) monotemático, y en parte porque a los guionistas de los culebrones respectivos les han obligado a alargar la trama varias temporadas más de lo razonable (en el momento de escribir esto, en el PP de Madrid dicen que han cesado a Costa y en el de Valencia dicen que no... lo siento, es demasiado surrealista), la cosa me da un tanto de pereza. Y un mucho de vergüenza ajena, por qué no decirlo.

De hecho, con todo lo dado que soy yo (y qué les voy a contar a ustedes que no sepan) a indignarme e irasosializarmeTM con estos temas, esta vez ni eso. Con algunas cosas me ha dado la risa, pero en general las he ido viendo pasar y ya. Así que una de dos, o he alcanzado el zen, o me he vuelto viejo de repente. Sin arrugas en la frente pero con ganas de morir.

Ohm... Ohm... Ohm...

O no tanto. Porque el viernes sí que leí algo que logró sacarme bastante de mis casillas. Composición de escena: Caso Millet. Tenemos a don Félix Millet, un prohom de la altísima burguesía barcelonesa, de la de raza y de toda la vida. Uno que coleccionaba cargos y títulos como quien colecciona cromos.

Le falta el de arzobispo de Titipú para tener la colección completa

Entre todos esos cargos y prebendas, el más vistoso era el de presidente del Orfeó Català y director del Palau de la Música. Cargo que utilizó para embuchacarse una morterada en metálico (amén de otras pequeñas extravaganzas que, a mi juicio, bastarían para colgar su cabeza de los restos de la muralla de la ciudad, como usar el Palau -patrimonio de la humanidad- como sala de banquetes para las bodas de sus hijas) mientras racaneaba hasta lo indecible con los cantantes del Orfeó y el Cor de Cambra, o con los mismos gastos corrientes del Palau.

Tanto el Orfeó como el Palau son, en principio, instituciones privadas, pero dado su relevancia ciudadana (que la tienen) las administraciones (Ayuntamiento de Barcelona, Generalitat de Catalunya y Gobierno de España) forman parte del patronato. Léase ponen dinero. Entiéndase ponemos dinero. Es decir, que el dinero que se metió en el bolsillo ese hombre de plácida mirada que pueden ver en la foto de arriba era, en parte, del común de la ciudadanía. Hasta ahí, nada nuevo bajo el sol. El problema viene cuando la ley tiene (y siempre tiene) vericuetos extraños que, una vez metido en ellos, te permiten hacer cosas, cuanto menos, sospechosas.

Como por ejemplo que una institución que recibe fondos públicos pueda, a su vez, financiar partidos políticos. Que es lo que ha pasado aquí. Concretamente, la fundación Orfeó Català-Palau de la Música, dirigida por el presidente de la sección catalana de la fundación FAES (ven lo que les decía de que el guión de este culebrón se ha ido de madre?) entregó entre 1999 y 2008 a la Fundació Trias Fargas (que es la fundación de Convergència Democràtica de Catalunya) una cantidad que bascula entre los 600000 y 900000 euros (según le preguntes a CDC o a Millet, respectivamente).

Que huele un tanto a cuerno quemado, la verdad.

Pero, hasta aquí, yo sigo todo zen. Soy agua, el cuchillo me atraviesa sin dejar marca.

Ohm... Ohm... Ohm...

El problema es que llega el pasado sábado, cojo el Público y, al respecto, leo el siguiente párrafo:

CDC asegura que no deben "ninguna explicación a los medios" y que no aceptan que les fiscalice la opinión pública, "que no tiene por qué hacerlo".

Y aquí el zen se va a hacer puñetas, y me irasosializoTM todo yo.

PERDÓN?

Cómo que la opinión pública no tiene por qué fiscalizar de dónde saca o qué hace con los dineros (dineros, recuerdo, en parte públicos) un partido político?

Señor Oriol Pujol i Ferrusola, pero usted a qué coño se cree que está jugando, niñato pijo de todo a cien?

No sólo tiene por qué, es que debería tener la obligación de! Son SUS dineros y son los que aspiran a ser SUS gobernantes! POR SUPUESTO que la opinión pública tiene derecho a fiscalizarles y saber que, aún estando en la oposición, se dedican a choricear de esta manera!

Y ESO es lo que le jode y lo que le da miedo, que, sabiendo que en la oposición son unos chorizos, nos podamos imaginar (como si no lo supieramos ya de primera mano, también) lo que podrían llegar a hacer estando en el gobierno!

Anda y vayanse a la mierda!

14 comentarios:

ZüberSanta dijo...

En un país en el que los políticos no se evisceran voluntariamente cuando los pillan en un chanchullo el zen no es viable, se ponga usté como se ponga.

natxox dijo...

Pasa la vida y que te folle un pez, cabronazo.

Nils dijo...

y si directamente mandáramos a todos a la cárcel en Corea del Norte y que vayan demostrando su inocencia el que quiera salir?

NecioAtalayo dijo...

Ese desprecio a la opinión pública que se da en este caso del Orfeó, ridículo cuando se mete la mano en la caja de los dineros públicos, que al final lo pagamos todos, se da también en la trama Gürtel.
No se bajan del burro ni cuando les pillan con las manos en la masa!
Parece que volvemos a los tiempos en los que sólo se respondía ante Dios y ante la Historia... Así no avanzamos!
Que siga Ud. Bien con su Zen y sus cosas!

Francisco Javier Teruelo de Luis dijo...

El perfecto círculo vicioso:

1.- El señor recibe dinero público (desde los partidos con acceso a él en el poder) además de las múltiples aportaciones de quienes creían en el Palau y su defensa de la cultura.

2-. Dispone de ellos a su libre -y tanto vergonzoso como vergonzante- arbitrio.

3.- Una parte importante de ese dinero revierte en la "financiación legal" de ese u otros partidos.

4.- Como el sistema no es cerrado y siempre se queda pegado algo, hay que seguir recaudando para que el engrase funcione y poder untar todos los engranajes (léase: partidos).

En resumen, un circuito económico paralelo en el cual, como en un agujero negro,iban derivando capitales -¿Y cuántos habrá que desconocemos?-.

Por otra parte y dada la carga política y sociológica que tuvo y aún tenía el Palau para la sociedad como expedidor de Certificados de Catalanidad, sería adecuado recordar que en el 90% de las guerras en las que se metió Catalunya la clase alta jugó con tres barajas (un hijo en cada bando y el tercero a medio camino; cara, gano yo, cruz, pierdes tú). Así han ido las cosas.

En resumen -y cito de memoria-:

"¿Por qué está de jefe? / Porque va a caballo.
¿Por qué va a caballo? / Porque vale mucho
¿Y cómo lo sabe? / Porque está de jefe."


En cuanto a Oriol Pujol... Es bueno ver que la capacidad política no se transmite siempre genéticamente -aunque el morro de cemento armado parece tener más posibilidades- porque estaríamos acabados.

PS: La palabra de verificación comienza por CHTU. ¿Será una señal?

starfighter dijo...

Esa es la actitud del "soy político porque lo valgo y no tengo que dar explicaciones de nada". Ya decía yo que estabas muy relajado últimamente...

RGAlmazán dijo...

Esta gentuza ha tenido la suerte de que la opinión pública está entretenida con el culebrón mayor, el Gürtelazo, y está pasando bastante desapercibido su caso, al menos fuera de Cataluña.
El desprecio y despotismo del comentario del hijísimo simplemente le descalifica para cualquier cargo público.

Salud y República

Ginebra dijo...

Ains... tanta piedrecita rastrillada y al final se le fue el zen a tomar por culo.

Sergio dijo...

¿Sería posible una democracia sin políticos? A mi me encanta pensar que sí.

Un abrazo.

Shanks dijo...

Y porqué no tendremos un Guantánamo aquí? Ah,ya sé...porqué
todos pagarían para salir y al final sólo quedarían los desgraciados de siempre...

Sota dijo...

Züber, a mi ya no es tanto que no se evisceren voluntariamente. Lo que me jode es que no los evisceremos los demás...

Natxox, yo también te quiero. Pero tiene que ser un pez? Yo es que el tema zoofilia lo toco poco...

Nils, bastante tienen ya los de Corea del Norte con lo que tienen, pobres.

Necio, eso mismo.

Xavi, el antispam es sabio, el antispam es tu amigo. El antispam f'tang.

Star, relajado yo? Me estás hablando a mi? Me estás hablando a mi?

Don Rafa, más que haya quedado tapado por la Gürtel, diría que es un efecto colateral indeseable del "oasis catalán". Que debe ser un oasis rico en cannabis sativa, o algo, porque la gente está de un apollardao que espanta.

Gin, pero no veas que brazacos se me han puesto.

Sergio, no. El principio de la democracia implica que TODOS somos políticos. Sin profesionales de la política? Ah, sí, eso desde luego.

Shanks, y de qué serviría un guantánamo? Si me dijeses un patíbulo...

luxaurumque dijo...

Qué gonita canción la de Celtas Cortos :-)

De lo del escándalo Gürtel y lo del Millet (que me acabo de enterar) paso de hablar, que me da mucho asco. El de tu tierra más aun porque toca el mundo de la música y de los coros, que a mí tanto me gusta ...

Besicos.

rodericus2009 dijo...

Sota, a veces cuando veo el telediario, no tengo muy claro si no será una edición especial del "Polonia".
Propongo montar el club de los ciudadanos atónitos.
Y lo que queda por ver.

Ginebra dijo...

Mmm... pero no me diga eso, hombrepordió!