martes, 21 de junio de 2005

Carne fresca

Ayer, hoy y mañana se hace la selectividad en Catalufia. Como ustedes saben (y si no lo saben, se lo explico), el abajofirmante está de becario (sin chistes, por favor. Yo esas cosas las hago por vicio, no por beneficio) en la Facultad de Farmacia de la UB. Y es una de las facultades donde este año se hacen las pruebas. Me parece que son cinco institutos a los que les ha tocado aquí, entre ellos alguno de muuuuy pijo (LaSalle Bosanova) y alguno que no tanto (Barcelona-Congrés). A beneficio de inventario (que no se exactamente qué quiere decir, pero queda muy bien), este es el instituto donde trabaja (sería más correcto decir “donde destroza la vida estudiantil y laboral de los tiernos infantes que tienen la desgracia de caer en sus garras de psicopedabobo”, pero eso sería muy largo) el hijo de una madre y cien mil padres (dicho sea en homenaje a los de la manifa del sábado, que parecían muy empecinados en lo de la madre y el padre) de Aurelio Caamaño, a la sazón responsable del CAP de Física y Química de la UB. Afortunadamente parece que ese engendro de Satanás tiene mejores cosas que hacer que pasarse por aquí, y no he tenido la desgracia de tener que volver a verle. Y digo afortunadamente porque no tengo el hacha de cortar encinas de mi abuelo a mano, y no es plan de traerla en el metro.

Tranquilos, este no es un post de los de sacar bilis y mala leche, más bien uno de los de tetas y culos. Porque lo que quería comentar es que las nuevas generaciones que vienen están viniendo guapas, y llegan a los dieciocho bastante hechas. Creo que ya lo he comentado en algún otro post, pero cada vez tengo más la impresión de que estas cosas van a hornadas. No juzgaré mi generación, que quedaría feo, pero la que vino después eran bajitos, aniñados (en el mal sentido de la palabra, no en el que se pone en los anuncios por palabras) y feotes. Luego vinieron un par de ellas una bastante más alta, bastante más hecha y guapos a rabiar. Y ahora esta, que han vuelto a bajar de talla, y también son guapos, pero menos. O mejor dicho, no menos. Las y los que han salido guapos de esta hornada están de puñetero vicio. Pero luego hay otros tantos que son más feos que pegarle a un padre con un calcetín sudao.

Por supuesto, estoy hablando a nivel estrictamente físico. A nivel neuronal, por los retazos de conversaciones que he podido captar, tienen todos el CI aproximado de un bocadillo de chopped. Y luego está el que se vistan con el culo todos ellos, claro. Y, además, que se vistan todos con el mismo culo. Que parece que vayan de uniforme. Ellos, con tejanos con cintura baja (entendiendo por “cintura baja” que si la bajan un poco más se podría pasar un brazo por el agujero que quedaría entre la cintura del pantalón y su entrepierna) enseñando el calzoncillo (de marca, como no), cinturón de tela (que no se para qué coños lo quieren, si se les cae el pantalón), zapatillas de deporte de diseño fashion (también se admiten las chanclas estas incomodísimas que se cogen entre los dedos), polo (preferiblemente a rayas horizontales gruesas, aunque también se admiten, en casos extremos, camisetas de algodón) y el pelo como si, en vez de peinarse, les hubiese lamido una vaca desde atrás. Ellas (como siempre) muestran un poco más de variación: por abajo pueden ser tejanos piratas ajustados o faldas (en sus variantes “imitación años cincuenta” e “imitación ad-lib”) y chanclas (en ocasiones, con tacón), y, por arriba, top de tirantes o cogido al cuello enseñando ombligo y riñonera. Tangas se ven pocos, debe haber pasado la moda. En el pelo de ellas, menos moños a lo B-52’s, se ve de todo.

Y así están las cosas. Un post insustancial más que llevarse a los archivos. Yuju. Viva y bravo.

12 comentarios:

francesc dijo...

He fet una ratlla al mapa al photoshop. El Bierzo i LLeó.
Salut

Dex-Clone dijo...

Uuuuuy! El Barna-Congres! El instituto de mis años mozos!

Empieza a preocuparte, porque imaginate quien daba clases allí...Jurl, jurl!

Pryrios dijo...

El otro dia me enseñaron una noticia de las del 1 de Abril donde decian que el ejercito de USAmerica habia descubierto un insecto que te pica, te mata y después te revive el corazón durante unas dos horas, creando así a los zombies.

Lo que no sabian (o si, que al fin y al cabo creo que era de la BBC y son la tele) estos señores que hicieron la broma, es que SI existen los zombies. Los que usted acaba de describir en este artículo ;)

Sota dijo...

Francesc, gràcies, però era una conya... No calia que es prengués les molèsties.

Dexo, releete el primer párrafo, corazón. Concretamente, desde lo de "a beneficio de inventario".

Pryrios, no. Cachos de carne sí, pero zombies no. No olían a carne podrida, sino a hormonas descontroladas. Y yo tenía entendido que los zombies se hacían combinando la toxina de un pez tropical con un shock traumático... tendré que revisar mis lecciones de vudú.

DonDepre dijo...

Sota... te estás volviendo carca... la edad no perdona.

Dex-Clone dijo...

Ey! Es lo que tiene comentar leyendo solo las dos primeras lineas!

Que uno tiene que rascarse la panza antes de leer un post entero!

Sota dijo...

DD, por dios! Si a mi me encanta que tanto ellas como ellos se emputonen cuanto más mejor!

Pero coño, que tengan un mínimo de buen gusto, no es tanto pedir...

(y en cuanto a lo de que me hago viejo... de aquí a diez dias te lo digo)

Pryrios dijo...

Sota, eso del pez tropical y el shock traumatico es de Terry Pratchett, ¿no?

Es que me suena del Segador xD.

Sota dijo...

No, no, eso es verdad. Es como se hacían los zombies en las plantaciones haitianas (o al menos, eso tengo entendido). Otra cosa es que Pterry lo fagocitase (como hace con todo, por otra parte) y lo plantase en una de sus novelas...

ZaraJota dijo...

Bueno, en Barna no se como andará el tiempo, pero conforme avance el calor la ropa de ellas irá variando mucho...
Mientras que ellos seguirán gafapastizandose...

Sota dijo...

"Bueno, en Barna no se como andará el tiempo"

Te han tirado alguna vez plomo fundido por la nuca? Pues lo mismo.

Urui dijo...

Sí, era una toxina de un pez tropical en polvito blanco (entre otros ingredientes para dar sabor).

Lo malo es que nadie te dice la dosis a usar así que toca ir probando y por eso hay pocos zombies. Si te quedas corto no hay zombie y si te pasas se te muere y tampoco hay zombie.

Que vivan los documentales pillados por la mitad :P