sábado, 18 de junio de 2005

Flyers

Espero que me disculpen que vuelva a posponer las respuestas a mi troll favorito (de hecho, el único que tengo, snif!) pero la ocasión lo merece. Supongo que están enterados de los de la manifa de mañana (para cuando esto salga, supongo que será ya hoy) contra los derechos civiles de una parte de la población y el artículo de la Constitución que dice que no se puede discriminar en razón de orientación sexual. Bien, los organizadores de este magno evento democrático (que no son el PP ni la sucursal española de la multinacional Catolicismo Romano S.L., no se me confundan) han hecho un bonito flyer para ella (e incluso un anuncio de televisión, parece ser, que ya es lo úlitmo) en fermosos colores acid... y donde han plagiado vilmente la tipografía de Star Wars (saga de tres, y he dicho tres, películas centradas en las vivencias de un ejemplo de familia clásica, católica y de bien donde las haya, por otra parte). Y no, Teddy Bautista y sus alegres mariachis no les han empurao por ello.

El caso es que hay gente muy mala por ahí que ha decidido hacer mofa y befa de ello, y para muestra dos botones. Este:

(sacado de Escolar, ahí tienen también el cartel original)

y este:

(sacado de Escolar también, de donde llegó via Tanz mit mir, y originario, parece ser, de Gunmadrid)

Como ven, mala gente todos ellos. Y uno, a quien no le cuesta nada cantarles las verdades a la cara a los tontolapollas de turno, pero que en el fondo es buena persona, piensa que eso está mal. Así que, para que esta gentuza de la manifestación vea que soy gente de bien, y que tengo más moral y caridad cristiana que ellos, y en solidaridad con el espíritu friki que han demostrado, me he puesto y, con mis pobres conocimientos de fotochop, les he hecho en un pispás otros tres flyers, mucho más resultones (dónde va a parar) y con los que quedarán mucho mejor en la mani de mañana si se hacen con ellos pegatinas para ponerselas en las solapas. Que ya se que andará un pelín justo de tiempo, es lo que tiene improvisar, pero con un poco de buena voluntad seguro que se arregla. Y dado que de lo que se trata es de defender a la familia, qué mejor que empezar con La Familia, así, con mayúsculas:

La familia defendida por La Familia... qué más se puede pedir?
Siguiendo con un claro ejemplo de familía tradicional (aunque hayan tenido la desgracia de perder a la madre), bien avenida y gente de campo, noblotes por más que un tanto brutos:

Ya saben, The Saw is Family... Y no es una estampa preciosa?
Y, para terminar, dado que todo se trata, en el fondo, de defender a los niños, con quién más podríamos contar sino con el personaje de ficción que probablemente más se haya preocupado jamás de la infancia...

Tengo razón, sí o sí?

Así que ya saben, mis queridos drugos del Foro Español de la Familia y Olé. Imprímanse de buena mañana cualquiera de estos flyers en papel autoadhesivo, y cuélgenselos de la solapa de la chaqueta o del bolso imitación Vuitón (porque las palabras que terminan en -on siempre són para morirse de risa, que decían Los Burros) para ir a la mani, y darán el golpe. Los más trendy de todo Madriz, oiga.

7 comentarios:

Urui dijo...

XDDD

Muy bueno el segundo.

irichc dijo...

COMUNICADO DEL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LOS HETEROSEXUALES

Estoy completamente a favor del permitir el matrimonio entre heterosexuales.

Me parece una injusticia y un error tratar de impedírselo.

El heterosexualismo no es una enfermedad. Los “Pepes y Marías”, pese a que a muchos no les gusten o les parezcan extraños, son personas normales y deben poseer los mismos derechos que los demás, como si fueran, por ejemplo, pedófilos u homosexuales.

Soy consciente de que muchos comportamientos y rasgos de carácter de las personas de esa tendencia, como su actitud casi enfermiza hacia la reproducción, evitando la profilaxis, pueden parecernos extraños a los demás. Sé que incluso, a veces, podrían esgrimirse argumentos de salubridad pública, como su peligroso y deliberado rechazo a los preservativos... con la excusa de tener hijos. Sé también que muchos de sus prejuicios, como su negativa a travestirse para desfilar en el día del orgullo gay, pueden incomodar a no pocos de nuestros mejores ciudadanos.

Pero esto, además de ser más una imagen mediática que una realidad, no es razón para impedirles el ejercicio del matrimonio.

Algunos podrían argumentar que un matrimonio entre heterosexuales no es un matrimonio real, porque para ellos supone una idea culturalmente adquirida de familia y un servicio a la sociedad mediante la procreación, en lugar del goce libre entre dos o más personas, o entre una persona y un animal. También, dado que los hijos fuera del matrimonio suelen quedar desprotegidos, algunos podrían considerar que permitir que los “Jorges y Manuelas” se casen incrementará el número de matrimonios por el llamado “síndrome del canguro”, es decir, por la irracional y antieconómica mengua de recursos a la hora de criarlos, incrementando con ello la violencia en el hogar y las familias desestructuradas. Pero hay que recordar que esto no es algo que ocurra sólo en las familias heterosexuales y que, dado que no podemos meternos en la cabeza de los demás, no debemos juzgar sus motivaciones.

Por otro lado, el decir que eso no es matrimonio y que debería ser llamado de otra forma, no es más que una manera un tanto ruin de desviar el debate a cuestiones semánticas que no vienen al caso: Aunque sea entre engendradores heterosexuales, un matrimonio es un matrimonio, y una familia es una familia, no importa que vaya más allá del sexo.

Y con esta alusión a la familia paso a otro tema candente del que mi opinión, espero, no resulte demasiado radical: También estoy a favor de permitir que los “frontales” adopten hijos.

Algunos se escandalizarán ante una afirmación de este tipo. Es probable que alguno responda con exclamaciones del tipo de "¿’Frontales’ adoptando hijos? ¡Esos niños podrían rechazar el placer anal!".

Veo ese tipo de críticas y respondo: Si bien es cierto que los hijos de “frontales” tienen mucha mayor probabilidad de convertirse a su vez en “frontales” (al contrario que, por ejemplo, ocurre en la pederastia o la homosexualidad, que suelen ir por libre), ya he argumentado antes que los que prefieren la práctica heterosexual son personas como los demás.

Pese a las opiniones de algunos y a los indicios, no hay pruebas evidentes de que unos padres engendradores, adulteradores del placer puro y prestos a poner en riesgo el bienestar social por su capricho estén peor preparados para educar a un hijo, ni de que el ambiente moralmente sesgado de un hogar con tales remilgos sea una influencia negativa para el niño: basta con reeducarlo en las escuelas. Además, los tribunales de adopción juzgan cada caso individualmente, y es precisamente su labor determinar la idoneidad de los padres.

En definitiva, y pese a las opiniones de algunos sectores, creo que debería permitírseles también a los “frontales” tanto el matrimonio como la adopción.

Exactamente igual que a los pederastas y a los homosexuales.

(Inspirado en el texto de Psicobyte, que me ahorró la mitad del trabajo).

Saludos.

Daniel.


http://www.miscelaneateologica.tk

Logan-X dijo...

irichc: Solo felicitarte por tu habitual originalidad y lo acertado de las comparaciones. Para que luego digan que la cultura del esfuerzo ha muerto.

Flyers: Ni siquiera las precuelas merecen un destino tan horrible.

Sobre la manifestación solo un detalle, zapeando ví en un canal muy popular que como traca final, y despues de unas palabras de la "amiga americana", han puesto "We are the Champions" como himno de despedida. Como veis son originales y consecuentes consigo mismos hasta el final. ¿Irónico o maquiavélico?

Urui dijo...

Me he pasado la mitad del comentario del troll preguntándome qué tiene que ver la arquitectura con adoptar niños.

Y encima plagiario sin gracia.

Pryrios dijo...

Por que si mal no recuerdo, algo parecido había aparecido en este blog antes y venía originariamente de otro blog a su vez, ¿no?

Que bien has quedado, Irichc. Por cierto, deja de firmar como Daniel que me fastidia ver mi nombre al final de estos posts. No es porque seas intolerante y fascista, sino porque a cada post quedas un poco más estúpido...

Sota dijo...

Vengaaaaa! Alegría! A ver, pedazo de mierda teocrática, indocumentao, ignorante, inculto, talibán de pacotilla, pequeño troll de sacristía... QUIÉN HA PUESTO EN DUDA LOS DERECHOS DE LOS HETEROSEXUALES? Quién ha puesto en cuestión el derecho al matrimonio de los heterosexuales? Nadie. Sólo usted y los de su cuerda, basados en prejuicios provinientes de la Edad Media son capaces de extraer tal obscenidad de una ley que lo único que busca es igualar en derechos a los que por derecho son iguales. Gilipollas. Y se dice "heterosexualidad", no "heterosexualismo", anormal, inculto, iletrado. Que no tiene gracia ni copiando lo de otros.

MasterJ dijo...

Y dijeron que fueron millón y medio y se quedaron tan anchos, los mismos que dijeron que fueron 600.000 contra la guerra habiendo llenado ese mismo recorrido y una callejuela llamada Paseo del Prado y sus calles colindantes.