martes, 7 de junio de 2005

Que ilu, tengo un troll!

Irichc, tontolapolla, si he leído el post en su fuente original, también habré leído allí esa sarta de tonterías que has vomitado (véase comentario dos del post anterior) y que ocupa siete (7) páginas de word a cuerpo 10. Pero mira, como me pillas con el día juguetón, te voy a ir contestando punto por punto. Porque no hay ni uno que no se caiga por su propio peso.

Llamo la atención del lector sobre el siguiente detalle: el primer precepto no habla de restricciones por motivos de sexualidad. ¿No será, pues, que el matrimonio homosexual es contrario a los Derechos Humanos?

No. Como usted mismo dice, tontín inquisidor mío, el primer precepto NO habla de restricciones por motivos de sexualidad. Con lo que NO hay restricciones por motivos de sexualidad. Con lo que NO es contrario a los derechos humanos. Lo que sí lo es, por cierto, es discriminar en razón de raza, sexo, religión u opción sexual. Es decir, lo que está haciendo usted, talibán de todo a cien.

: Si el matrimonio homosexual tuviese el rango de derecho fundamental, no sólo habría que ilegalizar a la Iglesia Católica y a todas las confesiones que lo rechazan

En absoluto. La iglesia católica discrimina secularmente por razón de sexo, y nunca se la ha intentado ilegalizar por ello. Y mira que habría motivos, pero este precisamente, como que no. De nuevo demuestra que no tiene ni zorra idea de qué está hablando.

y ni con esas se ha logrado demostrar que algo semejante se prevea en el texto que se comenta

Le hago notar que TAMPO ha logrado demostrar lo contrario. Que es lo que los talibanes de tres al cuarto como usted intentan demostrar. De donde deduzco que, además de fundamentalista, es un pelín inepto.

pues por ese término el legislador entiende en todo momento el matrimonio heterosexual

Dónde dice tal cosa? Está usted haciendo lecturas en función de ideas a priori. Indíqueme exactamente donde el legislador se refiere a que el texto se refiere en exclusiva al matrimonio entre heterosexuales (que no heterosexual, el matrimonio es un concepto abstracto, no puede ser hetero ni homosexual).

Si se hubiera querido proponer un matrimonio prácticamente sin límites se habría otorgado el derecho a todos

Y es lo que hace. Dice “los hombres y las mujeres”. No “los hombres con las mujeres”. A ver si aprendemos a leer. Que conjunción y preposición tienen significados ligeramente distintos. Iletrado.

Bajo la concepción jurídica occidental tal posibilidad colisionaría con el derecho a la infancia

Bajo la concepción jurídica occidental moderna, añado. Porque si apelamos a la historia, como usted propugna, los matrimonios entre adolescentes (e incluso preadolescentes), y entre estos con adultos, bendecidos por la Santa Madre Iglesia, eran moneda común. Y no hace falta irse al siglo doce, que a mediados del veinte, en España, se daban sin problemas. Para variar, un argumento tramposo y falseado.

El dato de que idénticos sujetos no puedan contraer matrimonio nos informa de que no se estima que éste sea un derecho simple, sino una relación compleja de derechos y obligaciones

Y digo yo, esto no se le podría haber ocurrido antes, cuando lo de la carta de los derechos humanos? Porque llevo ya rato escribiendo y ahora resulta que usted mismo se rebate sus pseudoargumentos. Si no es un derecho simple, lógicamente no puede estar recogido en la Carta de los Derechos Humanos, ya que estos son derechos fundamentales SIMPLES.

razón por la cual los homosexuales no están obligados a cuidar de los hijos que no son capaces de tener y, por consiguiente, tampoco disponen del derecho a casarse

Ergo, tampoco tienen derecho a casarse las personas estériles, ni los ancianos. Y los ciudadanos fértiles que se casan pero no tienen hijos porque no quieren o económicamente no quieren mantenerlos, están en fraude de ley. Soberana chorrapollez, oiga. Pero es que voy más allá. Un homosexual PUEDE tener hijos. Biológicos (hay más de un caso y más de mil, especialmente entre mujeres) o adoptados (y ni legal ni moralmente hay diferencia ente un hijo biológico y uno adoptado). Oh, y antes de que vuelva a meter la pezuña hasta el corvejón, a dia de hoy (sin modificaciones de leyes) un homosexual puede adoptar (a título personal). Con lo que, siguiendo su perversamente retorcida lógica, dado que pueden tener hijos, disponen del derecho (y es más, siguiendo de su perversamente retorcida lógica, del deber) de casarse.

No tiene ningún fuste dar protección jurídica a una pareja que no espera traer hijos al mundo, ya que eso sería discriminatorio para los célibes, mucho más desvalidos al contar con una remuneración menos.

Ah. Claro. Que en las parejas, siempre los dos tienen una remuneración. Qué tal tiempo hace por el país de la piruleta teológica? Y los que no somos célibes ni por asomo, pero tampoco estamos casados, qué? Porque además de tener una remuneración menos, tenemos el gasto en condones… Ay, no, que eso es pecado.

El argumento no se aplica a los estériles, dado que su condición es accidental y no necesariamente definitiva.

Fariseo. Es accidental… o no. Porque una vasectomía o una ligadura de trompas son cualquier cosa menos accidentales. Y no es necesariamente definitiva… o sí. Y, en cualquier caso, sería fraude de ley. Le recuerdo que en derecho canónico, la impotencia es motivo de nulidad matrimonial… A ver si le va a enmendar ahora la plana al Vaticano.

El matrimonio surge como respuesta del Estado al servicio que de modo natural ofrecen a éste las parejas que engendran una progenie y sostienen sus cargas

No se dónde ha estudiado historia o antropología, pero le han timado. Para empezar, el matrimonio es un concepto anterior al del estado. Para continuar, existen multitud de sistemas sociales (el más conocido de los cuales probablemente sea el de la tribu) donde se realiza el cuidado de la progenie en comunidad, independientemente de quien haya engendrado. Y para terminar, es perfectamente habitual que ambos sistemas se superpongan, que haya un matrimonio formal pero la organización de cuidado de los hijos se haga de forma comunitaria por las matronas del pueblo. Vamos, que sigue sin dar una, caballerete.

De ahí se sigue que no tienen un derecho natural al matrimonio

Mire, ahí estamos de acuerdo. El matrimonio no es una institución natural, sino un constructo humano. No existe un “derecho natural al matrimonio”. Pero vamos, ni para homos, ni para héteros, ni para bis, ni para microondas.

¿Qué clase de fundamento social es el que necesita a la sociedad misma para fundamentarse mediante el reconocimiento de artificiosas prerrogativas?


Buena pregunta. Véase respuesta anterior. Tontolapolla. El matrimonio ES artificial por definición.

Queda claro que el artículo 16 sólo puede referirse al matrimonio tradicional, según su interpretación literal, histórica, sistemática y teleológica, las únicas permitidas en Derecho civil

En absoluto. Queda claro que todos sus supuestos argumentos se caen como una torre de naipes en cuanto se les sopla, y que no tiene usted ni zorra idea de historia, antropología o lengua castellana. Ahora, lo de hacer argumentaciones falaces y juicios a priori se le da muy bien, eso se lo reconozco.

Va, mañana sigo, que esto se alarga demasiado.

10 comentarios:

absence dijo...

bravo!!!!!
plas plas plas!!!!

Logan-X dijo...

Solo un par de cosas:

1- Sota: Excelente, como de costumbre (¿aprovechando el cabreo del fin de semana?). Con su permiso voy a aportar mi granito de arena.

2- irichc: A- "2) No es menos patente que el artículo 2 prohíbe restringir el derecho al matrimonio heterosexual,"

Con esto, y otras cosas, indicas que toda tu argumentación es una sarta de memeces por encima contraria a dicho artículo. Aclarate.

B- "Negar esta condición constitutiva del sexo es negar al hombre y convertir la humanidad en una especie animal más."

"el sexo, como valor psicológico, es la esencia del hombre, ya que no hay manera de sustraerse de él mientras se está vivo."

¿Donde deja eso a religiosos y célibes, y su nula relación con dicha actividad?. Como se entere el Papa...

C- ¿Que es el "matrimonio negro"?. ¿Acaso, además de machista y reaccionario, es el racismo otra de tus cualidades?

Sota dijo...

Quiero aclarar una cosa, que me parece que en el post no ha quedado clara. Cuando digo que el amigo irichc es un troll, no es por lo que dice, está en su pleno derecho de decir tonterías fundamentalistas. Lo digo porque se va dedicando a copypastear el MISMO mensaje en distintos blogs, sin más. No los mismos "argumentos" (siendo laxo en el sentido de la palabra), lo cual es perfectamente lícito, sino las mismas palabras, sin tocar un punto o una coma. Talmente si fuera un texto sagrado. Y a eso, en mi pueblo, se le llama trollear.

En cuanto al resto de epítetos que le dirijo (y le dirigiré en la segunda parte) surgen a partes iguales de la lectura de ese libelo que ha endosado en los comentarios y de un hojeo rápido de su web, de la que ha tenido a bien dar la dirección al final de la tesis doctoral que nos ha presentado (y que témome que no es precisamente de cum laude). Si tienen ustedes el estómago curtido, les recomiendo una visita, festival del humor talibán cristiano (no se pierdan la parte de la biografía). En caso de que sean de natural aprensivos, casi que se lo ahorren, puede ser peligroso para su equilibrio psiquico-físico. El suyo de ustedes, me refiero. El del troll de sacristía este me temo que hace tiempo que lo ha perdido.

Anónimo dijo...

Brutal!! XDDDDDD
me ha enantado todo

haditjé

Hellblazer dijo...

¿ Y de donde ha salido esta mixtura de intelectual ultrareligioso, términos que ya de por sí son contradictorios? ¿Es ésta la gran esperanza blanca del pensamiento católico del siglo XXI?

Pryrios dijo...

Muuuuuuuuuuuuuu!!!!! Muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!

Hay dias que me gusta sentirme animal, ya que al parecer el hombre no es un animal segun ese tal Irirchc o como se escriba... xD

Gracias Sota, has conseguido que pase 5 minutos muy agradables, como de costumbre ;)

Norda dijo...

Puedo llamarte Sota, el Exterminador (de trolls)?

Un artículo magistral, espero ver la segunda parte :)

irichc dijo...

"Cuando la alimentación es comunión y nuestro hijo crece ante nosotros, es cuando creemos que la tierra y la naturaleza tienen nombre de mujer".

Esto escribía el 'progre' Joan Barril hace ocho años ("Condición de padre"). Esta mañana le he visto escarnecer las manifestaciones en favor de la familia. Supongo que hoy, ya entrados de lleno en la era de lo políticamente correcto, no tendría reparos en reeditar el libro y trocar la palabra "mujer" por "persona", más neutral y digerible.

¿No erais vosotros los que decíais -con razón- que el significado de una palabra debe ajustarse a su uso? Con la misma razón os digo que es el hecho el que propicia el derecho que ha de regularlo, no al revés. Cuando las parejas homosexuales puedan engendrar podrán exigir ser tratados como el matrimonio, facultad de adopción incluida.

Hago notar, para los que gustan de argumentos especiosos, que un estéril podrá engendrar cuando se cure, y que nadie debe ser marginado por sufrir una disminución. Ahora bien, el caso de los matrimonios gay es completamente distinto, ya que no se trata de regular la disminución, sino de disminuir la regulación. Por eso los que nos sentimos amparados por ella no podemos permitirlo en aras de una quimera. Se empieza así y se termina por declarar contrarias al orden público a todas las organizaciones que no respeten "la igualdad". Hoy nos censuran de palabra; mañana será "ex lege"; pasado, quién sabe.

Sobre la "homofobia", palabra tonta donde las haya, respondo con un adagio de La Rouchefoucauld:

"Algunos temen ser despreciados, porque son despreciables".

Y es que no deja de tener su gracia el que la verdadera fobia, o sea, miedo, sea la que expresan los paranoicos gays mediante este término, acuñado "ad hoc" para avergonzar y marginar a todos sus adversarios ideológicos.

¿Quién debe "adaptarse a los nuevos tiempos"? ¿Sólo se dan en España? ¿Está fuera del tiempo el resto del mundo? Evidentemente no. En este caso, lo lógico es que el lobby gay se adapte a los demás, en lugar de acogerse a falacias provincianas y a infantiles dilemas de todo o nada.

Saludos.

Daniel.


http://www.miscelaneateologica.tk

Sota dijo...

Irichc, tontolapolla, pequeño troll de sacristía, Barril es perfectamente consecuente. Es heterosexual, está casado y la madre de su hijo es una mujer. Además, las lenguas latinas siempre han relacionado a la Naturaleza (la Madre Naturaleza, para ser exactos) como una mujer. Cuando escribes un texto con intención poética, como es este caso, habitualmente uno se ciñe a las figuras retóricas que se hallan en el acervo común de la comunidad lingüistica en cuestión.
Y el hecho que Barril sea heterosexual y la madre de sus hijos sea una mujer no implica que no pueda tener dos dedos de frente (que los tiene) y al menos una neurona funcionando, y por tanto se de cuenta de la obscenidad democrática e incluso teológica (porque supone pasarse por el arco del triunfo, vulgo cojones, lo del "amarás al prójimo como a tí mismo" y el "dad a dios lo que es de dios y al césar lo que es del césar") que supone el oponerse a dar los derechos que la Constitución garantiza a todos los ciudadanos a algunos de estos, sólamente en función de con quién se van a la cama.

" es el hecho el que propicia el derecho que ha de regularlo, no al revés"

Y es lo que se está haciendo. El hecho existe, luego hay que ajustar el derecho. Parece mentira la facilidad que tienes para tirar piedras contra tu propio tejado de cristal...

"Cuando las parejas homosexuales puedan engendrar podrán exigir ser tratados como el matrimonio"

Por enésima vez, de dónde saca esa relación consustancial entre "matrimonio" y "descendencia biológica"?

"no se trata de regular la disminución, sino de disminuir la regulación"

Sería la primera vez en la historia que una ley disminuye la regulación... Pero no ve que no dice más que tonterías, hombre de dios?

"Se empieza así y se termina por declarar contrarias al orden público a todas las organizaciones que no respeten "la igualdad""

Cuándo se ha declarado "contrario al orden público" a nadie? Supongo que habla por la multinacional Catolicismo Romano S.L. De ser así, no sólo demuestra ser tonto, sino directamente un MENTIROSO. Y le recuerdo que la mentira es un pecado capital. Va a ir usted al Infierno, caballerete...

"Sobre la "homofobia", palabra tonta donde las haya"

Au contraire, mon frêre... homofobia viene tanto de fobia a los homosexuales como de fobia a lo propio... Y si no lo cree, revise su propia página web. Concretamente aquel punto donde dice que "un año sin mujeres es un año ganado"...

"Algunos temen ser despreciados, porque son despreciables"

Como la multinacional Catolicismo Romano S.L., se viene a referir?

"la verdadera fobia, o sea, miedo, sea la que expresan los paranoicos gays mediante este término, acuñado "ad hoc" para avergonzar y marginar a todos sus adversarios ideológicos"

De nuevo, miente o demuestra ser un ignorante. El término "homofobia" fue creado por psiquiatras para referirse al miedo cervil hacia los homosexuales por parte de personas con tendencias sexuales reprimidas... Como usted, quizás?

"¿Quién debe "adaptarse a los nuevos tiempos"? ¿Sólo se dan en España? ¿Está fuera del tiempo el resto del mundo?"

La regulación viene del gobierno español. El gobierno español sólo puede regular en España. Lo que haga el resto del mundo es indiferente.
Y supongo que, se da cuenta que, siguiendo ese razonamiento, Abraham Lincoln tampoco podría haber liberado a los esclavos... Inglaterra, Francia, España, Portugal, Holanda... los Grandes Imperios de la época aún los mantenían.

" En este caso, lo lógico es que el lobby gay se adapte a los demás"

Y eso es lo que intentan. Adaptarse. Igualarse. Tontolapolla.

"en lugar de acogerse a falacias provincianas"

Falacias. Ehhh... le dijo la sartén al cazo.

irichc dijo...

Al degradar la institución del matrimonio se degrada la familia y, en consecuencia, al hombre mismo.

El problema es la adopción forzosa por parte de las parejas gay, en caso de que quieran tener niños, ya que de este modo se convierte la excepción en regla. El niño deja de ser la carga natural de quienes lo engendran para transformarse en un derecho positivo de los que formalizan cierto contrato. O sea, justo lo opuesto.

Esta alteración de su estatuto repercute en su libertad. Pues, si a todo derecho corresponde una obligación, al supuesto derecho de las parejas homosexuales a adoptar corresponde la obligación del niño a ser adoptado, con la renuncia a su vínculo previo, que contemplaba un padre y una madre.

Por otro lado, la carga positiva de las parejas que adoptan, a saber, la de mantener al adoptado, parte de un derecho inexistente, por lo que también se torna extremadamente débil.

Se trata, pues, de una pérdida neta y de una perversión de la finalidad de las adopciones.

Éstas sólo crean una expectativa de derecho antes de constituirse. Una vez constituida, aunque irrevocable, la adopción depende de la legislación nacional y no de los lazos naturales. Es más, el procedimiento está sujeto a que haya niños en disposición de ser adoptados. Luego no puede hablarse de un derecho natural a adoptar, tampoco para las parejas de condición heterosexual.

El reconocimiento positivo del derecho a adoptar se basa en que hay un menor en situación de desamparo y no se encuentra otro modo de darle cobertura. Ahora bien, mientras se encuentren parejas heterosexuales dispuestas a cumplir dicho cometido, no debe concederse tal derecho a las homosexuales, pues la naturaleza ha impedido de modo absoluto a éstas formar una familia.

Si el gusto diese derechos, todo sería un derecho, pues todo es susceptible de ser objeto de deseo. Se requiere, entonces, la capacidad; y es especialmente incapaz el que ha renunciado a su virtualidad reproductora en favor de entregarse a la líbido contra natura.

Saludos.

Daniel.


http://www.miscelaneateologica.tk