martes, 13 de enero de 2009

Trece y martes

Se llama trezidavomartifobia a la variante de triscaidecafobia donde a lo que se tiene fobia en concreto no es al número trece como tal, sino concretamente a los días trece de cada mes que caen en martes.

A los martes y trece, vamos.



No, estos no. Los días.

Aquí el abajofirmante supersticioso, lo que se dice supersticioso, no es. Entre otras cosas, porque trae mala suerte. Pero también se que haberlas, haylas.

Y esta mañana me he cargao el móvil.

Un golpe fortuito contra el canto de la mesa (en realidad quien se dio el golpe fue mi pierna izquierda, pero como llevaba el móvil en el bolsillo, pues...) y hale, la pantalla partida en cinco trozos y sin imagen. Con lo que se puede saber si está encendido o no (porque iluminar, se ilumina) pero nada más.

Eso sí, recibir llamadas, recibía. Porque ha bastado que pasase eso para que me llamasen para una entrevista de curro. Que oía a la chica lejos, muy lejos, y con una cantidad de parásitos que parecía que entre ella y yo hubiese un concurso de churreros, del crepitar, pero bueno, nos hemos aclarado.

Bueno, también ha hecho para que nos aclarásemos que le dijese si me podía volver a llamar en media hora, que estaba muy liado en ese momento, y que haya salido a compararme otro como alma que lleva el diablo. Y que cuando he hablado con ella haya sido ya con el nuevo. Con lo que ahora tengo un fastuoso telefonillo de los que te sacan a pasear el perro y todo completamente lisiado, y una mierdatelefonillo que no vale lo que me ha costado (que ha sido poco, pero ya es más de lo que debería) que tendrá que aguantar hasta que mi economía esté en mejores condiciones. Eso y un par de compañero con flamante iPhone que se les han puesto de corbata pensando que les podía pasar a ellos también.

Que una cosa (lo de la entrevista) compensa la otra (lo del móvil)? Pues no se. Mañana ya si eso les digo algo. O no.

Y ni siquiera tengo el consuelo de pensar que peor sería si fuese un bárbaro sajón, que entonces la desgracia no me hubiese venido en martes, sino en viernes.


Más que nada porque a) no estoy en un campamento de verano abandonado, b) no soy un adolescente salido hiperhormonado (tengo treinta y uno, la adolescencia hace tiempo que la pasé...) y, sobretodo, c) aquí el único psicópata soy yo.

GROARGH.

14 comentarios:

Will dijo...

El movil chulo aquel ha muerto?

Jo, con lo que em gustaba...

starfighter dijo...

Pues nada, un funeral vikingo al móvil muerto y a otra cosa. Suerte con la entrevista.

Shanks dijo...

No está en garantia? Supongo que no, si te has comprado otro...
Bueno, ánimo! Ojalá todo se solucionase tan fácil y rápidamente!

Sota dijo...

Will, muerto no. Tetraplégico.

Star, y una mierda voy a quemarlo. Con lo que contamina eso...

Shanks, en garantía aún tiene que estar, que tiene seis meses. El problema es que como la hostia se la hostia se la di yo, no creo que me cubra. Y si me he comprado otro es porque lo necesitaba con urgencia.

starfighter dijo...

Pero ¿tiene arreglo? Tal vez puedas cambiar la pantalla sin dejar un riñón o una córnea a cambio.

Sota dijo...

Cambiarle la pantalla a un movil sin tener que vender a mi primogénito para pagarlo?

Andayaaaaa...

Ginebra dijo...

Tírelo, hombre, que guardar cadáveres no vale para nada.

PD.- quiero el lápiz de labios azul de su anterior entrada!!!

jg dijo...

tetrapléjico va con jota, sota!

Siltha dijo...

Hombre, piensa que también tu móvil ha quedado tetrapléjico en un acto heróico por salvar tu pierna de la amputación (porque la herida se habría engangrenado, seguro). Y si lo piensas así es buena y no mala suerte. XD

Don Otto Más dijo...

Ese móvil no nos gustaba nada... Estaba escrito...

Sota dijo...

Gin, que no, que contamina mucho. Una vez lo vacíe lo llevaré a reciclar.

JG, pues tiene usted razón. Me fustigo.

Siltha, que va. Si golpes así me los doy de continuo y ni morados me salen. Muslos de acero tengo yo...

Otto, no será que le has hecho vudú tu, no? Que te veo capaz...

Erynus D'Alecto Graeme dijo...

¿y denunciar robo para que el seguro lo pague? dicen que ha llegado a pasar (y tambien que no se quien resucito al tercer día y subió al cielo, pero quien sabe)

Crispín dijo...

no ha muerto..

ha involucionado..

ahora es como los fijos, es decir, que no tiene pantalla.. dentro de poco le saldrá un cable hasta la pared..

^^

Nils dijo...

cada vez conozco más casos de pantallas rotas por ese tipo de accidentes... es que no duran nada los móviles de hoy!