lunes, 22 de junio de 2009

Milongas

Hace unos días, su eminencia SuperSantiEgo hacía una ácida, irónica y estupefaciente (como está mandao y como nos tiene acostumbrados, por otra parte) entrada en su blog bitácora (no metamos anglicismos, que aún me pegará) en la que decía que sus tres palabras en castellano, español o el recio y viril idioma cervantino (como prefieran ustedes llamarlo) eran, por ese orden, comment, nerd y mug. Comentario este que remataba con un escueto a la par que nada críptico (porque se le entiende todo) "yo seré un cabrón, pero es mejor que ser un capullo".


Bandera oficial del espánglico o semiorco: la Union Paco

Como pueden comprobar si pinchan en el enlace de más arriba, le he fusilado el post completo sin piedad, y sin ser este un pelotón de fusilamiento. Que si no me da vergüenza? No.

Fue a raíz de esa entrada que me enteré yo de que el Instituto Cervantes, para celebrar el Día del Español... perdón, empecemos desde el principio: Fue a raíz de esa entrada que me enteré yo de que se celebraba una cosa llamada "Día del Español" (aún no me ha quedado claro de se se trata de los españoles en general, si sólo de los españoles de bien a quienes tanto invocan los peperos, si las españolas están o no incluídas o si se trata de reivindicar alguna sucia perversión sexual, y de ser así por qué no se celebra un "día del francés", "día del griego", "día del thailandés" o "día de la cubana", pero en el fondo todo esto no tiene mayor relevancia para el caso), y, más allá, que para celebrarlo el Instituto Cervantes había tenido la GENIAL! idea hacer una encuesta entre los internautas preguntando cual era su palabra favorita del castellano, español o recio idioma cervantino.

Idea que, por supuesto, es una parida luminosa como hay pocas. Y no porque (sin duda) las opciones tan cáusticamente (sí, antes he dicho que era ácido, y ahora que es cáustico. Dado que no lo he sumergido en fenolftaleína para medir su pH, y que en ambos casos es una figura retórica, me lo puedo permitir) indicaba su eminencia habrán aparecido en la base de datos del Instituto Cervantes, e incluso cosas peores, sino porque escoger una "palabra favorita" es como que te pregunten que a quien quieres más, si a mamá o a papá. Y porque además es una cuestión de gustos, y los gustos son como los culos, que todo el mundo tiene uno, todos son diferentes y es más fácil encontrar uno feo hasta decir basta que uno realmente mordisqueable. Si me preguntasen ahora mismo, quizás dijese "sinuoso", por lo bien que se ajusta tanto la fonética como la grafía al concepto (aunque sin embargo, "sinusoidal" también lo hace, y es cualquier cosa menos bonito), pero si me preguntan dentro de cinco minutos diría otra cosa. Y para acabarlo de rematar, porque este tipo de encuestas se presta mucho a que la gente se ponga moñas y diga cosas como "amor" o "libertad". Que los conceptos serán bonitos (amor no, amor KK, pero libertad sí), pero las palabras... pues no.

Y el caso es que han salido los resultados. Y, para sorpresa de todos y todas, ha resultado ganadora "malevo", una palabra que (a) tiene connotaciones estrictamente negativas (lo cual, si uno fuese sociólogo o algo así, daría para hacer un par de tesis doctorales), y (b) por mucho que esté aceptada por la RAE (curiosonamente, sin indicar su etimología), es un barbarismo. Porque es puritito lunfardo. Lo cual también daría para un buen estudio, el que una lengua derivada (y además tan circunscrita geográficamente, porque el lunfardo fuera de Buenos Aires no...) llegue a influenciar a su lengua madre hasta ese punto.

Pero qué coño, la elección es buena. La palabra es eufónica y realmente suena a lo que quiere decir. Y además ya saben que en esta casa siempre hemos sido mucho de Gardel...

8 comentarios:

Nils dijo...

después de la lección de Chikilicuatre de lo de hacer votaciones por Internet, no sé qué pretendían obtener ¿paz? ¿amor? ¿papiroflexia? anda y que les den. Si levantara la cabeza Fernando Lázaro Carreter.

Sota dijo...

DON Fernando Lázaro Carreter.

Y seguramente se volvería a morir. Del ataque de risa.

Sergio G. Rabadá dijo...

La palabra más rica, melodiosa, adaptativa, profunda (sobre todo profunda) y derivativa (esto me lo inventé) del idioma español es la palabra "coño"

Uno la puede repetir durante horas, con distintas entonaciones, gritándola, diciéndola bajito, bajito, como un susurro, y no cansa, no pierde significado ni fuerza.

Un abrazo.

Ginebra dijo...

Albaricoque. Es preciosa.

Me mandaron ayer esto:

Asunto: RV: CONSULTORES
Juan Gómez Pérez, consultor de Prais Guaterjáus an Cúper (P.G.A.C.), fue detenido ayer en las oficinas de esta empresa por «desafiar a los directivos, al utilizar en repetidas ocasiones un correctísimo español en su labor profesional», según consta en la denuncia presentada en la comisaría madrileña de la calle de la Luna.

El detenido, según los testigos, habría provocado diversas escenas de terror lingüístico entre sus compañeros. Los problemas comenzaron en abril, cuando Gómez Pérez llegó a la empresa e insistió en poner Jefe de producto en su tarjeta de visita, en lugar del 'Product Manager' que aparecía en las de sus compañeros.

«Desde el primer día nos extrañó su actitud», comentó Francisco de Borja Acebo-Guindaleda y Álvarez de Las Asturias , Account Manager (director de cuentas) de PGC, pero nunca creímos que fuera a reaccionar con la violencia verbal con que se despachó después».

Un mes más tarde, durante la presentación del catálogo comercial, Gómez Pérez proyectó sobre una pantalla varias láminas que mostraban rótulos escritos en un perfecto castellano, mientras comentaba en voz alta los gráficos y cifras de la empresa en un discurso totalmente desprovisto de anglicismos.

Ante los ojos de sus compañeros -«horrorizados», según su propio testimonio- desfilaron varias decenas de frases escritas en la lengua de Cervantes sin que el consultor mostrara ningún pudor o vergüenza por lo que estaba haciendo. «El catálogo de la empresa había sido traducido y, por lo tanto, manipulado», aseguró el Managing Director (director general), Juan Jacobo O´Callaghan García-Carrizosa de Fontejudo: «Este sujeto había sustituido todos los 'markets', 'targets', 'inputs', 'slides' y 'sponsors'... por mercados, objetivos, entradas, diapositivas y patrocinadores y otros varios que fueron apareciendo.

«El resultado fue que no entendíamos nada de la presentación, provocando el desconcierto general». Además, y según consta en la denuncia, el detenido habría cambiado las palabras 'outsourcing', 'finances' y 'transactions' por subcontratas, finanzas y transacciones. «Y se había quedado tan ancho; hasta ahí podríamos llegar», comentó indignado el responsable de PGC.

Gómez Pérez no pudo terminar su presentación, pues fue reducido por dos compañeros de la empresa -el Phone&Door Manager (recepcionista) y el Security Surveillance Officer (vigilante jurado)- y maniatado hasta la llegada de la policía municipal, que puso al consultor a disposición judicial. «Lo ha hecho para provocar»,
comentaba ayer Ramón María Antúnez de Biedma y Fernández-Malvarrosa, consultor de PGC, refiriéndose a la actitud de Gómez Pérez.

« ¿Quién se cree que es?, ¿un Vicepresident (subdirector)? No se puede ser tan hortera.», concluyó el Manager's Ball (pelota del director). Debe tratarse de un morning-singer de three to the quarter ...

Oscar dijo...

Mi palabra favorita de toda la vida ha sido POTORRO

Es escribirla y ya me estoy partiendo de la risa

Shanks dijo...

Pues debo de ser una cutre...No tengo palabra favorita!!
Jo!!

Casta dijo...

Estupendo!!!

Sota dijo...

Sergio, a mi con lo de "coño" se me ocurren cosas mejores que hacer que repetirlo una y otra vez, pero cada cual a lo suyo... Eso sí, cualquier palabra que contenga el fonema de la eñe... ñej. Es un sonido desagradable. Bienvenido por aquí.

Gin, pero ese tipo... ese tipo es un terrorista! A la carcel con él! Dónde vamos a parar!

Oscar, mejor que potorro, parrús. Pero me temo que es una catalanada...

Shanks, "jo" también vale, digo yo.

Casta, eso es trampa. Que tu cuando dices "estupendo", no piensas en "estupendo", sino en Estupendo.