domingo, 11 de julio de 2004

Funeral

Me perdonarán que siga con el tema fúnebre, pero es que me ha dado por ahí. No es que esté de bajón ni hostias, pero mira... es lo que hay. Estoy en pleno venazo siniestrillo. Y lo de ayer me ha hecho seguir la linea de pensamientos, y me ha dado por pensar cómo me gustaría que me enterraran. Y me han salido varias opciones, a saber...

Opción A.- Funeral vikingo. Meter el cuerpo en un drakaar (sí, lo suyo es usar una barca más pequeña, que un drakaar es mucho barco, pero puestos a montar el número, pues se monta bien, no?), cargarlo de material inflamable, soltarlo en alta mar y prenderle fuego. Con el crepúsculo y orientado al oeste, que haga contraluz. Poco práctico, absolutamente antiecológico y, probablemente, ilegal. Pero estéticamente impecable.

Opción B.- Variaciones sobre el anterior, la variante Serrat. Ya saben, si un dia para mi mal / viene a buscarme la Parca / empujad al mar mi barca / con un levante otoñal / y dejad que el temporal / desguace sus alas blancas. Al amanecer, soplando tramontana, en una playa orientada al este. Zona Costa Brava, o el Garraf. Muy Byron, muy romántico-decadente. Menos práctico aún que el anterior (entre otras cosas, porque el viento llevaría la barca hacia la playa, no mar adentro), tiene además otros dos problemas graves. Primero, que no tengo barca, y no es cuestión de alquilarla para algo así. Y segundo, que al final se acabaría encontrando el cuerpo algún jubilado que fuese a darse un chapuzón a primera hora de la mañana, y tampoco es plan de darle un susto al pobre hombre.

Opción C.- New Age. Que me entierren. Sin caja, sudario ni hostias en vinagre (y, por supuesto, sin embalsamar), y debajo de un castaño, roble o encina. Sin ningún tipo de placa ni lápida que recuerde que estoy allí enterrado, sólo el árbol. Lo suyo, además, sería hacerlo en mitad de un bosque, no un arbolito aislado en un cementerio pijo. Tengo también serias duda sobre su legalidad.

Opción D.- Simple. Que me quemen y luego tiren las cenizas por ahí. Sobretodo, que no se les ocurra dejarlas encerradas en una urna, sobre la mesa camilla o la repisa de la chimenea. Que eso es una guarrada, señores!

Opción E.- Práctico. Que aprovechen el cuerpo en todo lo que se pueda. Es decir, que todos los órganos aprovechables sean donados para trasplantes, y que lo que quede lo aprovechen los estuciantes de medicina para hacer prácticas. Que por lo menos, una vez muerto, sirva para algo. Esta si es perfectamente legal, y compatible con todas las anteriores.

Supongo que al final no importa. Cuando se tenga que tomar la decisión, ya estaré muerto y no tendré nada que decir al respecto, así que les tocará decidir a mis deudos. Si los hubiera o hubiese. Lo único que si encuentro imprescindible es que se mantenga una de las pocas tradiciones de mi pueblo que considero que se debería perpetuar y expandir: el banquete, después del sepelio, en honor del difunto. Ese, y no otro, es el único duelo que quiero que me guarden. Tomen nota, porque cualquier otra cosa lo consideraría un insulto personal.

Estamos?

3 comentarios:

ZaraJota dijo...

Siempre he pensado que en mi funeral deberian poner To Die For, de la BSO del Rey León.
Pero se que no lo harán...

Anónimo dijo...

Yo prefiero que me entierren con una carga abundante de goma 2, y que programen la explosión para el dia 1 de Noviembre, así cuando todos esten allí llorando por sus familias, escucharán un fuerte pedo, verán la tierra saltar.
Despues se podrá observar como a varios metros de altura, seguidos de trozos de ataud y de mi cuerpo(previamente sumergido en metacrilato para no desmembrarme) haciendo piruetas en el aire totalmente fuera de control, y con una camiseta que rece: "si no te ha molao que te jodan, yo ya estoy fiambre llorica"


Todo menos ser carne para gusanos... para eso ya estarán mis herederos.


Como probablemente no llegue a tener mi funeral "goma 2"... que me donen a un Mac Donalds sueco para ser devorado por miles de vikingas de ensueño...


-OzN-

Ficticio dijo...

La opción de la incineración es, además de profundamente antiecológica, un huevo de cara. Entre otras cosas porque se te echa a la pira con ataúd y todo. Otra pega secundaria es que tu familia tendría que soportar el larguísimo tiempo que tarda un cadáver en arder, y bueno, esas cosas impactan (sobre todo por el tufo, que también).

La opción científica mola, pero para eso hay que haber muerto mu sano, porque si no sirve pa ná. Yo sólo por mi aparato digestivo ya tengo vetada esa opción...