sábado, 4 de septiembre de 2004

Fiesta Mayor

Pues eso, que en Santako estamos de Fiesta Mayor. O algo que se le parece mucho. Bueno, tampoco tanto, no nos engañemos. Que el programa de este año es una mierda pinchá en un palo y puesta a secar al sol.

Recuerdo cuando era crio, que la Fiesta Mayor era algo que se esperaba durante todo el verano. Porque venía la feria, más que nada, porque en aquella época lo de los conciertos como que me resbalaba bastante, y el correfoc aún no se hacía. Y después, cuando crecí más, empecé a ir a los conciertos (coincidió con la época del rock català), y estaban las atracciones más "adultas" de la feria (básicamente, las que de daban ganas de echar la primera papilla, en eso se diferencian las atracciones "adultas" de las infantiles, por lo que se ve), y el cocerse en las casetas de las entidades, y el acabar con la espalda llena de quemaduras en el correfoc...

Y luego llegó Manoli.

Y luego, para acabarlo de arreglar, Bartu. El hijo del Devastador de Tierras, el alcalde que convirtió Santa Coloma en la ciudad con peor organización urbanística del mundo. El que es una especie de clon entre Nosferatu y el señor Burns, y que está haciendo todos los esfuerzos posibles por pasar a la historia por encima de su padre.

Y la fiesta empezó a ir de capa caída. Primero se empezaron a desviar presupuesto de los otros actos de la fiesta al gran concierto de fin de fiesta. Figurón estelar que atrajese mucha gente pero que, curiosamente, a nadie que yo conozca acababa de gustar. Después, simplemente, se redujo el presupuesto. Se boicotearon a las collas de draconaires y diables hasta el punto de no cortar el tráfico al paso del correfoc. Con la excusa de las obras del metro y similares, se redujo la feria a la mínima expresión y se relegó a un rincón mal comunicado, al lado del rio y que se inunda en cuanto caen cuatro gotas. En los conciertos cada vez se traen grupos más... extraños. O a grupos de gran tirón mediático pero que nadie se imagina en concierto. Este año, (esta noche), Pastora y Sidonie. Sinceramente, alguien se imagina el "no me llames Dolores, llamame Lola" en concierto? Es más, ese grupo tiene más canciones? Y quiénes son Sidonie? El concierto de fin de fiestas, la Mala Rodriguez. Probablemente, lo mejor que ha dado el hip-hop en España. Pero es que el hip-hop es un género que o lo amas o lo odias, y se supone que un concierto de fin de fiesta, que es la víspera de un dia laborable, por lo menos no tiene que sacar de sus casillas a nadie. Con decirles que la única cosa así llamativa del programa es la actuación de Carmen de Mairena... Qué tiempos aquellos en que traían a Olé Olé, o a Mecano, o a Kiko Veneno, o a Amparo Moreno en su maravillosa interpretación de Shirley Valentine...

Pero no importa. No lo lograrán. Saldremos adelante. La fiesta sobrevivirá a esa panda de desgraciaos que pretenden anular la ciudad y convertirla definitivamente en un satélite de Barcelona en todos los sentidos, robarle el poquito de personalidad y de historia que aún le queda. De momento, esta noche es el Correfoc. La pirotecnia ya está preparada y Blai y compañía ya han afilado sus garras y se disponen a tomar al asalto el antiguo cementerio de la ciudad, ese que los anteriormente citados han convertido en un parque público, feo y de diseño, sin sacar todos los huesos y dejando criptas como decoración.

Esta noche arderá la ciudad.

Mañana, quemaremos al alcalde.

Si la resaca lo permite.

Nota: Manoli es Manuela de Madre Ortega, antigua alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet, actualmente diputada por el PSC en la Generalitat y miembro de la ejecutiva del partido. Es la que se hizo famosa por esbombar una más que dudosa, a ojos de todo el mundo, fibromialgia. Bartu es Bartumeu Muñoz (no recuerdo el segundo apellido, ni me importa), actual alcalde. El Devastador de Tierras es Blas Muñoz, padre de Bartu y personaje de infausto recuerdo, así se esté quemando en el Infierno. Otro dia hablaré de ellos.

1 comentario:

H. dijo...

Sidonie es uno de los grupos de pop intelectualoide más famosos de España, a la par que los Planetas, por ejemplo (no me gustan nada, pero hay que reconocerles un cierto mérito y notoriedad). Y Pastora en concierto no están tan mal, experimentan con audio y video, y al menos es una propuesta interesante, aunque esté alejada de mis gustos.