miércoles, 29 de septiembre de 2004

Jódete y reza

Como que hablar de Russ Meyer, después de dos o tres dias de su defunción, ya como que no es plan, al Festival de Cine Erótico de Barcelona (por qué "erótico", y no "porno" directamente? Corrección política? Hipocresía?) no voy a ir, porque no pienso pagar los 25 lerdos que cuesta la entrada, y por tanto no puedo hacer ninguna crítica al respecto (1), del tema de la matrícula de los coches prefiero no hablar (2), hace mucho tiempo que no voy al cine, no tengo ganas de hablar de ninguno de los dos temas sobre los que me han hecho peticiones (3) y que mi vida es aburrida cual Saturno (4), pues sólo me queda un tema sobre el que hacer el post.

Y no se crean que no me da pereza, pero es que como no lo haga, me veo que el blog va a acabar convertido en una retahila de letras de canciones, críticas de libros (hay ya un par en cartera), recetas de cocina y alguna pijadilla más por el estilo. Y no es plan. Además, que coño, que disfruto rajando curas.

Y es que, como diría la gran Lucrecia (5), eeeeesa es la cosa, chico. Los curas. Y su puta manía de meterse donde no les llaman, en este caso la escuela pública. Ellos y sus allegados, adláteres y correveidiles empeñados en lamerles el culo (6) a la Conferencia Episcopal al precio que sea.

Veamos. Cuando yo hacía el BUP, la Religión era una asignatura curricular. Que la nota contaba, vamos. No era obligatoria, tenía como alternativa la Ética. Que no deja de tener su aquel también lo de poner la ética como contrapartida de la religión, como dando a entender que una persona religiosa no puede tener ética, pero bueno... ese no es el tema, por más que se aproxime a la realidad. En cualquier caso, ambas eran ejemplos claros de marías. Asignaturas que se ofrecían porque el currículum que ordenaba el Ministerio así lo exigía, pero que no se las tomaba en serio ni el gato. Aún así, y por lo menos en mi instituto, los que hacíamos ética currábamos más que los que hacían religión, que, por norma general (y salvo algún profesor con inclinaciones talibanomeapilas) se dedicaban a rascarse los cojones hasta que les sangraban. Como quien dice. Cuando el PSOE hizo la reforma, entre un cúmulo de despropósitos, cosas mal explicadas, cosas mal entendidas, falta de financiación y de convencimiento, paridas luminosas varias y ataques by the face de la Caverna, incluyeron algunas ideas buenas. Entre ellas, la de pensar que, ya que ES una maría de hecho, convirtámosla en una maría de derecho, y saquémosla del currículum, aunque, por culpa de los acuerdos con la Ciudad del Vaticano (7), haya que seguir ofertándola. Y, de alternativa, pongamos otras marías. El ala más opusina (suponiendo que haya alguna que no lo sea) del PP, en su contrareforma (8), impuso, por cojones, como el PHN, la religión como asignatura obligatoria y curricular. Y digo bien, obligatoria. Porque la opción que se daba a los alumnos era entre "Religión" (confesional) e "Historia de la religión". Vamos, religión. Con el curioso agravante que quienes optaran por la opción confesional saldrían, en principio, sin tener ni zorra idea de los demás cultos que en el mundo han sido, son y serán. Vamos, un vivero de fanáticos religiosos. Si fuese mal pensando diría que es justamente lo que buscaban, el crear a más de su misma cuerda. Pero todos ustedes saben que yo puedo ser muchas cosas, pero malpensado, eso nunca!

Ahora ha vuelto el PSOE al poder, y ha dicho que de eso nasti de plasti. Que la constitución dice muy clarito que el estado es aconfesional, y que por tanto la escuela pública, que es parte del estado, también debe serlo, y que la confesión que se quede a las puertas. Y los buitres estos que dicen ser cristianos (tirando un poquito a paganos, como cantaba Cecilia) han montado en cólera. Sin recordar que la Ira es un pecado capital, por cierto... Bueno, tampoco es así. En cólera ya estaban montados por lo del divorcio, por el anuncio que se mirarían de nuevo la ley del aborto, y, especialmente, por el matrimonio entre homosexuales y la posibilidad de adopción por parte de estas parejas. Que digo yo que cólera debe estar cansada ya de tanto montarla. Y eso siempre que no tomemos el verbo "montar" en el sentido ganadero, que entonces la cosa ya se nos va por derroteros más escabrosos, teniendo en cuenta que hay curas de por medio. Bueno, más escabrosos o más comunes, en el supuesto de que cólera fuese un tierno infante. Desbarro. Y aún así desbarro menos que ellos, que lo mio es una cosa erótico-festiva y lo suyo que se les ve el plumero (9) cuando sueltan lindezas como lo de que un diputado católico no puede votar a favor de esas cosas. Supongo que es que sus eminencias no se han enterado de qué va la cosa esta de la democracia, que a buen seguro es un invento de judios, marxistas, sodomitas, roleros y demás gente de mal vivir, pero yo se lo explico muy fácil... Un diputado que se diga demócrata lo que no puede hacer es votar a favor o en contra de una ley basándose única y exclusivamente en sus convicciones religiosas, sino que ha de pensar en el bien común (y no en el bien espiritual, que eso hasta los más descreidos se lo dejamos en exclusiva a ustedes, sino en el material) del conjunto de la sociedad. Capullines. De alhelí no, que eso suena a moro. De otra flor.

Y luego están los opinadores y tertulianos meapilas que echan culpan a que no se estudie religión la pérdida de urbanidad (algún dia hablaré de esas amables y beatas ancianitas que se cuelan en la cola del super porque tu no tienes prisas o que te clavan sin miramientos el codo en el hígado para entrar antes que tú en el autobús), las drogas (curiosamente, durante la explosión de la heroina en los ochenta, SÍ se estudiaba religión obligatoriamente... pero de esto no se acuerdan), de la pérdida de valores (que habría que discutir si esos valores merecen ser conservados, porque... a qué valores se refieren? Al haz lo que yo digo y no hagas lo que yo hago? A los de la Banca Ambrosiana y sus pufos multimillonarios? A los de los curas pederastas? A los de la mafia vaticana?... Si es que valores hay muchos, oiga), y hasta de la pérdida de las elecciones del PP y la muerte de Manolete, si se tercia.

Pero como ya me he extendido mucho, me permitirán que lo deje aquí por hoy.

(1).- Sí que la haré del cartel de esta edición. FANTÁSTICO. Ese ojo en vertical y en primer plano...

(2).- Entre otras cosas, porque no tengo nada claro a qué lado posicionarme... Eso sí, me hacen mucha gracia las opiniones que critican los distintivos autonómicos por "provincianos", cuando paises tan centralistas y jacobinos como Francia o Alemania las conservan. Curioso, curioso, dijo Alicia al salir del agujero.

(3).- Que sí, que sí, que me acuerdo de vosotros... Dadme tiempo.

(4).- Sortearé un algo entre quienes acierten el origen de esta referencia!

(5).- La mujer que mejor ha cantado los boleros desde Olga Guillot, recomiendo fervorosamente su LP Mis boleros, una auténtica POM.

(6).- No, no se me escapa las connotaciones religiosas que tiene la práctica del beso negro para el Patriarcado de Roma. Lo he puesto con toda la mala idea.

(7).- Que manda cojones que el programa educativo de un país lo tenga que marcar otro, pero bueno... Que país, que paisaje y que paisanaje, que decía aquel.

(8).- No, aquí TAMPOCO se me escapan las connotaciones religiosas de la elección de palabras.

(9).- La pluma no, porque todo el mundo sabe que dentro del seno de la Santa Madre Iglesia no hay homosexuales, salvo aquel que montó un escándalo saliendo en la portada de Zero y que seguro que era un infiltrado rojo y malmasón.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo iba a un colegio de curas y tenía religión obligatoria, pero en BUP y COU no contaba para nota. Y nadie se escandalizaba. Hasta a los curas les parecía bien. Vale que eran curas un poco raros que llevaban vespas (la chaqueta), vestían como leñadores, imitaban a Chiquito y fumaban ducados, pero eran curas al fin y al cabo. Bueno vale, hermanos misioneros.

Angua

Anónimo dijo...

" Saturno es aburrido porque no hay televisión,
Saturno está muy frío porque nunca hace calor. ", etc.

Los 8 años en los que dí religión, tuve al mismo profesor. La cosa consistía en que teníamos que copiar un texto y hacer un dibujo relacionado. Parecía más una clase de artes en plan "dibuja lo que te rote" que otra cosa.
Luego, el profesor pasaba del tema, era adicto a las juanolas y nos contaba anecdotas de su vida por Australia. Y nos dejaba ponernos música con los walkman.

Luego me enteré de cómo eran las clases de religión con otros profesores y me pasé a "alternativa a la religión" que consistía en la clase de presentación ("ok, chavales, esto es obligado por los que mandan, pero no han dado ni libro ni lo que hay que hacer. Así que, como es a primera hora, os quedáis durmiendo una hora más en casa").

Urui.

ZaraJota dijo...

Siempre he preferido Un Pingüino en mi ascensor que Los Nikis, por ello me pido el siguiente verso ...
"Pingüinos resfriados, pingüinos congelados"

Hmmmm...

Yo nunca he tenido religión... Pero claro... Mis colegios eran... uh... Asi de rarito he salido...

-- ZJ