sábado, 27 de agosto de 2005

Agricultura-ficción

Que soy un apasionado de la ciencia ficción como género no es ningún secreto, y podría ser obvio para cualquiera que haya seguido este, su blog. Más que nada, porque lo he dicho varias veces. Pero esta afición mía no me impide ser consciente de todas las paridas luminosas que escritores y guionistas han ido colando, con la excusa del “avance científico”, por todas partes. Y mi formación científica no hace sino acentuar esto.

Entre esas pequeñas grandes cagadas, una de las más recurrentes (y que más daño me hacen a la vista) es la de las naves espaciales. O, mejor dicho, la de las flotas de naves espaciales. Por la imposibilidad física de reunir suficiente material como para construirlas sin tener que recurrir a desballestar por completo unos cuantos planetas. Ya no hablemos si recurrimos a estaciones estelares (tipo Babylon 5 o Deep Space 9) o macro-mega-naves del palo Estrella de la Muerte, Galactika, Enana Roja o cubos Borg, que requerirían, primero, una flota de naves para construirla, y después todo el material utilizable de un par de sistemas estelares, por no hablar de las consecuencias gravitatorias de colocar una masa de esa magnitud (que ha de generar campo gravitatorio propio) en un sitio donde antes no estaba, y de retirar toda esa masa de sitios donde debería estar. Todo el equilibrio gravitatorio de la galaxia a tomar por saco. Lo mismo sería válido para construcciones del tipo esfera de Dyson, pero estas, al menos, se supone que se construyen en cinturones de asteroides, con lo que el centro de masas, en principio, se conserva, y el cambio no es tan relevante.

Luego está el tema de llenar esas naves. De oxígeno, de agua, de comida... Tengan otro (mínimo) planeta destinado en exclusiva a alimentar esas naves. Vale, las estaciones estelares y las naves muy grandes pueden llegar a tener ecosistemas internos, si quieren, pero un ecosistema tarda mucho tiempo en establecerse, y en cualquier caso hay que hacer un llenado previo. Y vale, a los Borg lo mismo se la trae al pairo, pero eso tampoco cuenta mucho, además, que en cualquier momento se les cuelga windows y se les acaba el cuento. Y la energía, claro. En B5, la mayoría de las naves (humanas) muestran claramente algo fácilmente asimilable a placas solares. Y una nave del tamaño de una Estrella de la Muerte se puede permitir tener un reactor de fusión (o incluso de fisión) para alimentarla, pero... qué hacemos con las naves de tamaño más estándar? Una Enterprise, una Arcadia, un transbordador espacial... un caza! En Star Trek usaron el Deux-est-Machina de los “cristales de dilitio” (que nunca se molestaron en explicar, total, pa’qué. Da la impresión de ser una sustancia fisionable altamente energética de descomposición controlable, pero suponer algo así es mucho suponer), el Transporte de Authority saca la energía de un universo en estado embrionario (shit yourself, little parrot!) y la Arcadia en sí era una paja mental semi-mística (esta era otra buena, arrastraba tras de sí un planetoide camuflado!), pero el problema sigue estando ahí... que iban, con pilas, como los móviles? Y dónde las cargaban, las pilas?

Resumiendo, que hacer una extrapolación al viaje transplanetario de los métodos que se usaron en su momento para hacer los viajes transcontinentales durante las expansiones europeas no se sostiene por ninguna parte. A fin de cuentas, los barcos se hacían de madera, no de plástico y metal, y, aún teniendo en cuenta que los árboles vuelven a crecer (y el metal no, si lo recuperas puedes reciclarlo, pero no crear metal nuevo), los grandes bosques europeos fueron desmantelados por completo (y algunos, y pienso en los Monegros, hasta más allá de cualquier posibilidad de recuperación) para hacer posible aquella aventura. Y el tema energético lo tenían bastante mejor resuelto, un galeón tan sólo necesita de viento (que está –o no- ahí, de gratis) o, en su defecto, de fuerza bruta (y la disponibilidad de esclavos ayuda mucho a conseguirla a bajo precio). La tecnología existente sería infinitamente menor, pero es que las distancias a recorrer (y las condiciones en que recorrerla) también eran infinitamente menores (y mejores).

Algunos autores han debido pensar algo así, también, y han dado a parar todos a lo que, a priori, parece la solución más lógica. Si no puedes (porque no puedes, la física es así de tozuda) construir una flota... Hazla crecer. Y dieron paso al fascinante mundo de las naves orgánicas/vivientes. Mañana sigo.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Cristales de Dilithio (y de Trilithio, también): Se supone que en realidad son reactores Materia-Antimateria y esos cristales son los únicos capaces de hacer que el contacto sea canalizable y no desemboque en una bonita explosión en cadena que liquide la nave, el sistema y medio brazo galáctico que pasaba por allí.

Logan-X dijo...

También queda la posibilidad, tan usada en los comics, de "tunear" el propio planeta para convertirlo en un transporte sideral.

En cuanto a lo de ocupar el hueco gravitatorio que se deja, teniendo en cuenta la cantidad de desperdicios que producimos actualmente, no creo que fuera muy descabellada para una tecnología tan desarrollada la idea de situar "planetas-basura" con la suficiente masa como para reducir los efectos mencionados.

Lo de los efectos de una nueva masa planetaria teniendo en cuenta que la mayoría de las razas que poseen tales vehículos no son precisamente amistosas, y el estado en el que dejan los planetas, cuando sigue existiendo el planeta tras su aparición, pues...

A proposito: ¿Te imaginas que Lee y Kirby al crear a Galactus y su particular dieta hubiesen pensado en todo eso, o se hubiesen visto un par de veces más la peli de Flash Gordon?

Sota dijo...

Anónimo, eso, tú arréglalo. Permiten hacer reaccionar materia con antimateria de forma controlada... La gallina. Aparte, dónde llevaban la antimateria? Porque no es que sea algo que puedas ir destilando de los vientos solares, como si dijéramos.

Logan, no, no y no. Si mueves el planeta de su órbita, cagada pastoret. Todo lo que he ido diciendo, pero elevado a ene. Lo de los planetas-basura es muy Futurama, pero sigue teniendo el mismo problema, esa basura ha tenido que ser substraida de alguna parte, con lo que varías los equilibrios gravitatorios por dos puntos, a falta de uno. Las intenciones de las razas implicadas es indiferente, porque las variaciones de campo no afectarían sólo a terceros, los primeros afectados serían los de la propia nave, que sería incontrolable (vamos, que el problema no es que fuesen bordes, es que serían estúpidos). Y Galactus no es un problema en este sentido, "vacía" los planetas de vida, pero no los destruye (salvo error u omisión, y aún en este caso se mantiene el centro de masas de los asteroides). Fénix sí lo sería, pero en ese caso estaríamos hablando de un ente que habita en una categoría superior, todo lo dicho no es aplicable.

Norda dijo...

@_@

Urui dijo...

frikis.

Sota dijo...

...le dijo la sartén al cazo.

Aldebarán dijo...

La antimateria la llevan en unos contenedores. No recuerdo la manera de evitar que la antimateria choque con el depósito. Me parece que con un campo electromagnético. Luego, dirigen el flujo de antimateria hacia el cristal de dilitio, que es la única sustancia en el universo (!) que puede estabilizar la reacción materia-antimateria. Esto genera la energía para mover y mantener viva la nave. ¿De dónde sacan la antimateria? Es algo que recargan en las estaciones espaciales. No lo recuerdo en este momento, pero luego de un rato de búsqueda lo coloco acá.

Sota dijo...

Sí, era un campo EM (teóricamente, si es lo bastante potente, podría desviar las trayectorias de las partículas subatómicas de antimateria). Problema: reducirías la eficiencia del proceso en un 90%, que es la energía que gastarías en generar ese campo. Problema 2: Un campo de esa magnitud enviaría a hacer puñetas todo el sistema eléctrico (por no hablar del informático) de la nave. Problema 3: a ver quién es el guapo que modula el campo para regular los flujos de entrada y salida de antimateria. Problema 4: Emisión de radiaciones en todo el espectro por un tubo (y a ver qué blindaje le pones para que pueda detener toda la radiación). Etecé etecé. Que no, que no, que acepto el deux est machina en pro de la historia, pero que sigue siendo una sobrada...

kailing dijo...

Yo tenia guardado el folleto de esa campa%a hasta hace poco... pero no se si esta en Madrid o en Taipei...