sábado, 28 de enero de 2006

Si Luixi Toledo levantara la cabeza...

... no se daría con la tapa, pero eso es sólo porque no está muerto (creo). Pero lo mismo venía un curita a exortizarlo. Seguimos para bingo con los artículos del Faro de Vigo, esta vez con comentarios.

Aquí se pueden encontrar las siguientes perlas cultivadas:

El exorcismo es un combate a muerte contra el demonio, oficiado en el nombre de Dios y en el que Satanás siempre termina derrotado. Al menos, eso sostienen los pocos sacerdotes que en España se dedican a esta ceremonia de liberación de poseídos. Sí, bueno, ves que van a decir, "no, nosotros hacemos aquí un paripé folklórico en el que de vez en cuando se nos muere alguien, y que en el mejor de los casos la gente lo pasa de mal como si estuviesen pasado un mono de caballo, o eso parece, al menos, y ya no es que sea una tontería que no valga para nada y que con un poco de prozak se fuesen a conseguir los mismos resultados, es que además a veces, pues como no funciona y la gente sigue igual de grillada. Las más de las veces, de hecho". No sería serio. Así no habría quien vendiese el producto, por dios bendito, qué poca visión comercial...
El más famoso de todos es el padre Fortea, un cura de 36 años, párroco en la diócesis de Alcalá de Henares. Ay, por dios, tan joven y con tanta tontería encima... Un buen polvo es lo que necesita el tal Fortea! Y una buena temporada picando piedra, para que sepa lo que cuesta ganarse un jornal y deje de timar a débiles mentales!
En toda España, apenas hay otros siete sacerdotes que reconocen practicar exorcismos: dos en Cataluña, dos en Valencia, dos en Andalucía y uno en Galicia. El Estatut dice algo al respecto? Reclamo desde ya que dentro del fet diferencial se incluya una mención expresa a los exorcistas! Para anatemizarlos!
El demonio no está de moda desde el Vaticano II y la jerarquía eclesiástica prefiere evitar el tema. Para el padre Fortea, "España es un auténtico desierto de exorcistas, cuando hacen falta más que nunca". No está de moda practicar sec-so... Ains... Pero sí que va a ser verdad que hacen falta exorcistas, no hay más que ver a Aznar, Acebes o Isabel Sansebastián para darse cuenta de que están endemoniados. Y la cara de Zaplana no puede ser más que la del Maligno con resaca (la coca deja resaca, ahora que lo pienso? Investigar...)
Las sectas satánicas, practicar espiritismo o la ouija, o invocar o pactar con el diablo son las principales razones de una posesión infernal, según sostienen los exorcistas católicos. Pactar con el Diablo, razón para una posesión infernal (nota: El periodista ha visto demasiado cine de serie B. Será una posesión diabólica, no infernal, coño!). No es por nada, pero... si pactas, hay un mutuo acuerdo. Y si hay mutuo acuerdo, no hay posesión. Cesión, en todo caso. Si ej que quod natura non dat...
El hueco que dejan es ocupado por santeros, que se ofrecen para echar el mal de ojo. Ehhhh... Sí. Claro. Echar el mal de ojo viene a ser lo mismo mismito que hacer un exorcismo. En eso estaba yo pensando, sí.
Del exorcismo celebrado ayer en O Corpiño, hay que decir que fue ciertamente sobrecogedor. Los gritos, las convulsiones, los espumarajos, aquellas voces graves como de ultratumba son suficientes para espeluznar a cualquiera. Jo, pues llegas a ver un mítin del PP, o una tertulia de la COPE, y te vas por la patabajo, nen...
Exorcistas como el padre Fortea sostienen que los endemoniados pueden levitar durante las sesiones o su cabeza girar 360 grados. Ninguno de tales fenómenos sobrenaturales se produjo ayer, con testigos. No, señor Fortea, no, eso son los buhos y las lechuzas. Ya lleva las gafas bien graduadas? Porque confundir a una señora (por muy loro que sea) con una lechuza, es complicado... En cualquier caso, puestos a sostener, yo sostengo que soy el heredero legítimo del Emperador Constantino (sí, me conservo muy bien para mi edad, es que duermo en la nevera), así que voy a reclamar la herencia que por derecho me corresponde. Ea. Con intereses, qué coño. En cuanto a que esos "fenómenos" no se produzcan cuando hay testigos... Suele pasar con las fantasías de mentes enfermas, como la de, no tengo la menor duda, el señor Fortea,
Y, en justicia, hay que decir que las tres mujeres enfermas no parecían interpretar un papel. Estaban convencidas de su posesión. TODOS los hipocondríacos están convencidos de sus males. Si encima tienes un desaprensivo con sotana y un (incomprensible) ascendente moral sobre tí que te está diciendo constantemente "estás enfermo, estás enfermo", pues no es raro que se lo acaben creyendo...

Como pueden ver, eso que algunos creíamos que habíamos entrado en el siglo XXI, tararí. Los hay que siguen en el XII, y encima consideran que son más importantes que nunca. Pero no se vayan todavía, que mañana, más.