martes, 24 de julio de 2007

En busca y captura

No es ningún secreto que ODIO a Harry Potter y todo lo que le rodea, tanto en el plano imaginario (me niego a llamar a eso literario) como en el "real". Los motivos son muchos y variados, y no me voy a explayar explicándolos, que ya lo hice (bueno, lo hice yo entre otros, no me voy a atribuir todo el mérito, que es en gran parte del GRAN Raul Atreides) en su día en un foro perdido por los procelosos mares del internete, y ahora me da palo ponerme a buscarlo. Me limitaré a enumerar (sin dar más detalles, entiendo que es todo lo bastante obvio para cualquier persona con un mínimo de cultura y dos dedos de frente como para no tener que explicarlo) los principales puntos por los que dicha obra me parece absolutamente deleznable y digna de ser borrada para siempre de la faz de la tierra y de los recuerdos de sus habitantes. A saber:

- Es sexista.

- Es clasista.

- Es racista.

- Pervierte absolutamente todas las construcciones míticas y mitológicas (es decir, tanto las que en algún momento de la historia se han llegado a establecer como religión o superstición, como las que se han quedado dentro de la literatura) que toca.

- Está mal escrito.

- Abusa de recursos como el deux est ex machina sin motivo, ni razón, ni gracia para hacerlo.

- El personaje de Potter es un plagio (de Tim Hunter, en The Books of Magic, Neil Gaiman et al.).

- Es fast-food literario, género este que, si bien es aceptable (discutible y desagradable, pero aceptable) para adultos (best-sellers) resulta del todo inapropiado e inaceptable para niños y adolescentes. Al paladar hay que educarlo.

- Usa hechizos en latín de chichinabo, que ni es latín ni es nada. Si quieres poner palabras en latín, aprende a declinar. En caso contrario, directamente invéntatelas. Lovecraft lo hacía, Tolkien lo hacía, Clive Barker lo hace. Es legítimo. Pasear una lengua muerta por el fango para hacerte el listillo, no.

- Es, directamente, lo peor que le haya podido pasar a la literatura de género fantástico. Porque los niñatos que crezcan leyendo eso se creerán que eso es el generó fantástico, y luego cuando le pongan delante un Robert E. Howard (y miren que me voy a lo más cutre, caspa, bajo y pulp del género fantástico), o unas drangolances (que viene a ser como Howard, pero hecho en cadena de montaje), no van a entender una mierda. Y no les gustará, claro. Ya no digo si se enfrentan a un Tolkien, una Ursula K. Le Guin, un Michael Moorcock, un Gaiman, un Clive Barker, un Alan Moore o un Lovecraft. O un Pratchett, para el caso.

Quede claro que no estoy criticando por criticar. Todas mis críticas vienen fundadas en haberme leído (en mi descargo diré que no me pusieron una pistola en la sien para obligarme, pero... hay formas más sutiles de arrastrar dos carretas) los tres primeros libros. Y a día de hoy aún me arrepiento del tiempo perdido y el esfuerzo malgastado. Las películas, en cambio, he tenido la suerte de no haber tenido que sufrirlas. Bueno, más que suerte ha sido que he huido de ellas como de la peste negra. Miento, no hace tanto pusieron por televisión una de ellas (la segunda?), haciendo zapping me la encontré y la dejé puesta. Aguanté cinco minutos. Cosa más mala, rediós.

Harry Potter es malo. Es malo porque no tiene la más mínima calidad ni literaria, ni cinematográfica, y es malo porque es peverso, porque todo el entramado publicitario que tiene a su alrededor lo presenta como la gran esperanza blanca de la literatura infantil y juvenil cuando, para cualquiera que haya leído un poco y tenga un poco de criterio, está claro que es todo lo contrario.

Y no sólo eso...

Harry Potter es un terrorista. De la ETA. Buscado por la Guardia Civil.

No me creen?

Comparen ustedes mismos...

(gracias, Micock, por darte cuenta. Yo había visto algo raro en el retrato robot, pero nunca se me hubiese ocurrido relacionarlo con el odioso, odioso, odioso niñomago de las pelotas...)

Hace 309 posts...

20 comentarios:

Corredero dijo...

Ya se que regalarte si alguna vez soy agraciado con una amable invitación de tu cumpleaños. la colección completa de deuvedeses de Harry Potter
:-P

Maggie Wang Kenobi dijo...

Sí que es una copia del personaje de Neil Gaiman, sisisi, pero lo cierto es que los del Pota han conseguido exprimirlo mucho mejor. O también es una versión moelna de la Cenicienta, con padrastros malvados y salvado por la magia. También es cierto que el recurso al pobre niño desvalido es algo bastante común, y suelen ser delgaditos y con gafas, y el recurso a la magia para salvar el día tampoco es algo infrecuente cuando de relatos infantiles se trata.

Y hablando de salvar el día, mi mucamo latinajo me dice que le parece fatalo que te metas con la Raulín esta por meter la pata en latín y tú, de repén, sueltes un Deux est Machina y te quedes tan pancho.

Anónimo dijo...

Sí, clasista y sexista, y bastante rancio, no obstante son niños de internado ingleses. Lo sorprendente sería lo contrario.
Y Tim Hunter tenía más gracia, de acuerdo ¿existe el autoplagio? ¿Soy el único al que le parece que Tim y su amiga tiene una relación parecida a la que puede tener Sandman con su hermana?
¿Pero lo de Pratchett no son bestsellers? Eso sí, con gracia. Nunca entiendo por qué siempre parece que debe estar reñido el éxito en ventas y el entretenimiento con el talento.
¿Conan? Uff pues no me parece mucho mejor. Y el personaje de Red Sonja es bastante retorcido (y jugoso para que cualquier psicólogo de baratillo saque análisis de la relación de Howard con el sexo femenino). La Dragonlance, al menos hasta que lea Mein Kampf, ocupa el primer puesto en la lista de libros que llevaría a la hoguera, incuso por delante de Embajador en el infierno. Y aguanté cuatro libros de la saga.
El latín también puedes usarlo mal, si es con gracia (vuelvo a Pratchett).
Creo que además de químico te sacas un sobresueldo como dibujante de retratos robot.

Fernando.

nanyu fonseca dijo...

y el placer de leer por leer? aunque sea fastfood literaria? quien no ha comido una hamburguesa de un McDonald's? yo si, pero no me he leido mningun libro ni visto ninguna peli del niñito repelente este.

casta dijo...

Yo Casta Diva, confieso ME GUSTA HARRY POTTER, me relaja, me divierte y reivindico mi derecho a leer literatura mala, sin tener que dar más explicaciones

Sota dijo...

Corredero, puta.

Maggie, sí, tiene la originalidad de un ladrillo. Touche con lo del deux ex machina, me fustigo. Pero eso es una falta de ortografía, no una invención patillera. No es lo mismo.

Fernando, nunca he sido favorable a mantener estereotipos nocivos, y el clasismo, el sexismo y el racismo SON nocivos.
El autoplagio existe, por supuesto, pero por "amiga de Tim Hunter" no me viene nada. Los únicos Libros de la Magia que reconozco son los de Gaiman, el resto...
Pratchett hace best-sellers en el sentido que vende mucho, pero no pertenecen al género best-seller. Yo se muy bien lo que quiero decir, pero no se si se explicarlo. No están hechos con plantilla (al menos, no con una que no sea la suya propia).
Conan por lo menos ideó un universo (y un género) propio, no plagio (y pervirtió) ideas anteriores al buen tuntún. Hoy en día, cualquier espada y brujería permite rastrear sus referencias hasta Howard, mientras que las historias de internado siempre se podrán rastrear hasta la literatura del siglo diecinueve, y las de niño-mago hasta el origen de la humanidad, sin Potters ni pollas. Eso, quieras que no, es un punto a favor de Conan. Y ya he dicho que era caspa, pero, como tu mismo apuntas, caspa que contiene personajes de un interés objetivo como Red Sonja (o el mismo Conan, su historia personal da mucho de si). La Dragonlance (y sus derivados) son basura literaria de primer orden, pero son mucho más honestos al respecto del género fantástico que Potter. Además, no ocultan que son puro pulp de usar y tirar, dan sólo lo que ofrecen. Honestidad, de nuevo.
Pratchett puede usar mal el latín porque hace libros humorísticos, y el de retorcer físicamente las palabras es un recurso básico del humor. Se supone que los de Potter son libros "serios", incluso dramas.
El retrato robot no es mio, es de la Guardia Civil. En serio.

Nan, Casta, vamos a ver. El fast-food no tiene ningún problema... una vez tienes el paladar educado. Alguien que ha crecido comiendo bien puede permitirse el lujo de comer de vez en cuando en un McDonald's sin mayor problema. Alguien que ha crecido comiendo de McDonald's, si le pones delante una paella, un cochinillo de Burgos, un cocido maragato o un rodaballo salvaje le pondrá ketchup porque es el único sabor que conoce y admite, y despreciará un buen vino en favor de una coca-cola. O peor, le echará gaseosa al vino. Al paladar hay que educarlo, y a los niños hay que enseñarles a comer de todo y en las cantidades adecuadas. Con la literatura, y con la música, pasa lo mismo. El placer de leer por leer es importantísimo, pero si aprendes a leer con basura, sólo sabrás leer basura.

Small Blue Thing dijo...

Pues sí que es verdad lo de los libros de la Magia, no había caído yo...

Pero ¿racista? Quiero decir, no es más racista que ese engendro de los ladrilos, digo de los Anillos ;) que ese sí que es un plagio descarado.

Y oye, ha conseguido que los nenes lean, pues Alabado sea Allah por ello :)

Troy dijo...

Ya no se lleva meterse con Harry Potter...

hay que destripar Transformers (que hace que se me caigan los mitos de la infancia)

Will dijo...

lo siento, no me leido los comments que son muy largos, ahi va mi aportacion: Harry entretiene, al menos las pelis que he visto, que a veces se hacen pesadas pero vamos, es eso solo entretenimiento no?¿

Si otro particular aprovecho la presente para mandarte un abrazo,

Will dijo...

de todas maneras, como cierta persona que ya ha comentado...

yo soy mas de transformers

nanyu fonseca dijo...

a troy lo unico que puede caersele es el pito, con p.

por cierto, sota, como has osado poner en la misma frase rodaballo salvaje y ketchup????

Grace dijo...

Pues a mí ME ENCANTA Harry Potter, y poco más que decir porque Casta, Nanyu y Will lo han dicho ya.

Sota dijo...

Pitufina (que bueno verte por aquí!), El Señor de los Anillos lleva un siglo escrito. Las cosas han cambiado un poquito desde entonces.
Sí, desde el momento en que se justifica la esclavitud de una raza (los gnomos domésticos, o algo así?) porque "es lo único que saben hacer y además les gusta", es PROFUNDAMENTE racista. Mucho más que El Señor, donde los matrimonios interaciales y la descendencia cruzada era el pan nuestro de cada día (incluso en alguno de los secundarios principales).
No, el que haya conseguido que los nenes lean no me vale como excusa, es como decir que como el niño tiene que comer y sólo le gustan los huevos fritos con patatas, pues se le hace siempre huevos fritos con patatas. Y cuando llegue a los treinta, le plantarán delante un rodaballo salvaje y pedirá ketchup para acompañarlo.
O considerará como literatura lo que hacen los negros de Cesar Vidal, vamos...

Troy, no he visto transformers ni ganas. Y de lo que tampoco tengo ganas es de tener que recordarte cierto post tuyo sobre Harry Potter, lo que opinabas en su momento y todo lo que lo acompañaba... Vamos a llevarnos bien, vale?

Will, no me leido los comments que son muy largos: A partir de ahí no he seguido leyendo el tuyo.

Nan, a que es una herejía? Pues hay gente que lo hace. Por qué? Porque no tienen el paladar educado, y el único sabor que conocen y aceptan es el del ketchup. Y no voy a repetir el argumento.

Grace, pffff... también te gusta el manga. Nadie ha dicho que tengas criterio en cuestiones literarias...

Sanscrit dijo...

Hombre, pues los libros de la Dragonlance son bastante peores...

Sanscrit dijo...

Vale, no había leído esto:

"desde el momento en que se justifica la esclavitud de una raza (los gnomos domésticos, o algo así?) porque "es lo único que saben hacer y además les gusta","

Pero es que JUSTAMENTE eso es lo que la Rowling intenta decir que está mal. Jotaká refleja, mejor o peor, un mundo donde hay un gran racismo, de unas razas contra otras, de unos magos contra otros sólo por cuestión de sangre... Y nos dice que todo eso es lo que hace la guerra, lo que provoca los conflictos, y que hay que evitarlo.

Que, vamos, identificar lo que dicen ALGUNOS personajes con el mensaje que quiere dar el libro es bastante absurdo.

Sexista tiene un punto, eso es cierto, pero racista no.

Sota dijo...

Sans, que igual me falla la memoria porque después de leerme aquel truño completo tuve que hacer una purga de neuronas muertas que ríete tú de las que hacía Stalin, pero si no recuerdo mal la conclusión del affaire de los gnomos domésticos era "bueno, pero si es lo único que sabemos hacer...", y aquí paz y después gloria.

Vamos, que si todo el mundo sabe que lo único que saben hacer (por ejemplo) los negros es jugar al baloncesto, pues a ver pa' qué van a querer meterse a trabajar en otras cosas...

Sanscrit dijo...

Hrmmm, pues creo que recuerdas mal. O yo he leído otros libros. Bueno, da lo mismo, el caso es que lo de los elfos domésticos continúa libro tras libro y siempre queda bastante claro que la posición de la autora es la de Hermione, es decir, que merecen la libertad y que los magos tienen un punto racista muy curioso. Pero, en fin, de todas maneras en el último libro la Rowling ha resuelto mal muchas cosas.

Pero no creo que sea interpretable, vamos. De hecho, no tengo ni idea de dónde has sacado esa idea xDDDD

Erynus D'Alecto Graeme dijo...

weno, es una opinion. Tampoco nadie te ha culpado de tener criterio literario. Cuando hayas leido todos lo discutimos (aunque ya se que si llegaras a leerlos lo harias ya con los prejuicios, asique no se adelantaria nada)

Sota dijo...

Erynus, hay taaaaaaantas cosas que leer antes...

No se, la etiqueta del champú. Es más interesante, está mejor redactada y los personajes están mejor definidos y tienen más profundidad psicológica.

Comtessa dijo...

Este comentario me va a salir un poco ladrillo, jeje. Mirad lo que escribió Úrsula K. LeGuin en "Género: una palabra que sólo satisface" (podéis encontrar el artículo completo en la Revista Gigamesh nº 44, si podéis encontrar la revista, claro):
"Asimismo, los críticos que deciden hablar sobe una novela de fantasía sin haber leído fantasía desde que tenían ocho años, e ignoran la historia y la extensa teoría de la literatura de fantasía, se ponen en ridículo porque no saben cómo leer el libro. No disponen de información contextual que les indique cuál es la tradición de ese libro, de dónde viene, qué intenta lograr, qué logra. Esto quedó demostrado cuando se publicó el primer volumen de Harry Potter y los autores de muchas reseñas se desgañitaron alabando la increíble originalidad del libro. Esta originalidad fue una invención producto de la rotunda ignorancia de los reseñadores sobre ciertos géneros (la fantasía infantil y el relato ambientado en los internados ingleses) sumada al hecho de que no habían leído fantasía desde que tenían ocho años. Fue lamentable. Era como ver a un chef televisivo comerse una tostada con mantequilla y exclamar "¡Increíble, qué delicia! ¿Cómo he podido vivir sin esto?" ".
Personalmente, solo he leído el primero, y, en efecto, me pareció mal escrito, como una Enyd Blyton de bajo presupuesto (más o menos a la altura de las atroces imitaciones que mis amigas y yo escribíamos durante los recreos en la escuela). Y aparte, la parte... llamémosla "realista", la vida de Harry con sus tíos, me pareció inverosímil hasta decir basta. Me "creo" cosas como Blancanieves y Cenicienta porque son mitos (algo venidos a menos pero mitos), pero que en la Inglaterra de finales del Siglo XX un crío esté tan mal tratado por sus familiares como Harry y no se le ocurra pedir ayuda a Servicios Sociales, por ejemplo, me chirría. ¡Que al crío no le dan ni comida, por el Gran Om!
Small Blue Thing: ¿A quién plagió Tolkien? Porque si te refieres al par de referencias a Macbeth, también podemos meter en el saco a "Brujerías", de Pratchett.
Y, hablando de Pratchett, ¡mi Pterry no escribe best-sellers! En realidad, es un milagro que lleguen a ser "sellers" a secas, teniendo en cuenta lo mal que nos trata la editorial a los fans. Aunque comparados con los que están publicando a Martin, son unos angelicos XD.