viernes, 13 de febrero de 2009

Pelotón de fusilamiento (LV)

Posiblemente 14 sea la edad que tienen los sueños. A los 14 años nos enamoramos de la vida porque aún no la conocemos. Anhelamos, sin hacer preguntas, lo que parece imposible: Podemos vernos marcando el gol que da la victoria a nuestro país en los Mundiales, escuchando el "sí quiero" de un príncipe o de una princesa, salvando el mundo en una película de la que somos el héroe protagonista o aliviando su verdadero dolor al descubrir la vacuna contra el hambre y olvido. A los 14 escuchamos entusiasmados los aplausos de un público que nos pide un bis de la canción que acabamos de interpretar, en la intimidad de nuestra habitación, haciendo un playback del artista del que somos el primer fan. 14 años es una edad mágica, una edad para soñar. Y para morir. De miedo. Si vives en Gaza.

El estruendo de la artillería israelí acercándose cada vez más a su barrio pobre de Al Remal, ahogado bajo las bombas por séptimo día consecutivo, fue demasiado para Christine. Tenía 14 años, era estudiante de décimo grado e hija de un doctor. «Murió de miedo. Desde que comenzó la guerra sintió el peligro, sufrió desórdenes neuróticos e histeria como tantos otros niños... Cuando los F-16 volvieron a disparar sus misiles aquel viernes, cayó al suelo aterrorizada por las explosiones. Su padre intentó ayudarla, pero no pudo. La tomó en sus brazos para intentar reanimarla en el hospital, pero murió antes de llegar». Quien lo cuenta es el sacerdote al frente de la Iglesia del Patriarcado Latino de Gaza, Manawei Mussallam, íntimamente vinculado a la pequeña comunidad cristiana ortodoxa a la que pertenece la familia de Christine, a quien no se pudo enterrar hasta cinco días después por la locura odiosa de la guerra. Era 7 de enero. Día de Navidad para los suyos.

La noticia completa: www.abc.es/20090116/internacional-oriente-medio/morir-mie...


Original de Micockringnomedejapensar

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Entraba para contestar el post de la patata y el mono,y me has dejado completamente descolocada.
Recuerdo para todas las Cristinas del mundo.(Ironía de nombre).
Buen finde.
Bisitos para Vd también.

Alina dijo...

Que triste.

starfighter dijo...

Y lo peor es que no es el/la único/a. Asquito que somos...

Fet dijo...

A mí Micockring me da miedito. Es Dios o algo.

DR. FREUD dijo...

Me ha encantado su relación tocapelotas entre el 14 y el 7.
Genial