miércoles, 29 de julio de 2009

Kaiju eiga

Por kaiju eiga se conocen las películas... bueno, las películas con monstruo gigante que destroza cosas, para entendernos. Aunque a la práctica se aplica a todo tipo de películas con monstruo gigante, desde la primera versión cinematográfica de El mundo perdido de 1925 a la última serie Z con cocodrilo gigante en las alcantarillas de New York que se puedan imaginar, pasando por King Kong, Jurassic Park, Dune o Cariño, he agrandado al niño, técnicamente se refiere sólo a las películas de monstruos japoneses (no en vano el término es nipón), es decir, el maravilloso (y no es ninguna coña, si no la han visto, véanla) Godzilla de Inoshuro Honda, sus (cada vez peores) secuelas (27 en total, entre la saga clásica y la moderna, según esta página), sus imitaciones (encabezadas por la saga de Gamera) y sus exploits (cosas como la saga de Ultraman o, ya cuesta abajo y sin frenos, los Power Rangers). Y ojo, que sólo he dicho que la primera fuese buena.


No es mi intención aburrirles con las diferencias técnicas entre kaiju eiga, daikaiju eiga y uchu kaiju eiga (entre otras cosas porque no acabo de tenerlas claras ni yo mismo), ni mucho menos hacer una reseña de todas y cada una (ni siquiera de una) de las principales películas del género, que para eso doctores tiene la iglesia (y el kaiju). Con que se queden con la idea de que es un producto con denominación de origen japonesa, me vale. Y sí, eso significa que ni las películas de Harryhausen, ni el Gorgo de Eugène Lourié, ni, en un sentido estricto, los Power Rangers (las partes de peleas sí, pero las parte con adolescentes californianos estúpidos, que son claramente un inserto, ni de coña) ni, sobretodo, el horrendo Godzilla de Emmerich son kaijus. En el último caso, ni siquiera se le puede considerar "peli de Godzilla", y tengo serias reservas al respecto de que se le pueda considerar otra cosa que no sea "mierda pichada en un palo y puesta a secar al sol". Tampoco cuenta la parodia Godzilla vs. Bambi.


Sin embargo, el que cualquier producto no nipón no pueda (técnicamente) ser considerado un kaiju eiga no significa que el tito Godzilla y sus amigos (y enemigos) se hayan limitado a hacer el hooligan en el país del sol naciente. Concretamente, en Invasión extraterrestre (Kaijû Sôshingeki, Inoshuro Honda, 1968), una banda de marcianos malos malosos con cara de oso hace que el bestiario principal de la Toho (la productora de las películas de Godzilla) se ponga a atacar diversas ciudades del mundo (Moscú, Pekín, Londres, París y Nueva York). Y no, no hay ninguna ciudad española entre las escogidas, probablemente porque estábamos a finales de los sesenta, y en el contexto internacional España pintaba entre poco y nada. Teniendo en cuenta que se trata de Japón, con que la película se hubiese rodado un par de décadas más tarde hubiesemos podido ver sin problemas a Motra anidando en los restos del Park Güell mientras las Aelitas visitaban la Sagrada Familia o King Ghidorah aprendiendo a bailar sevillanas sobre las ruinas del barrio de Santa Cruz, pero mira... Agradézcanselo (sí, eso también) a Paca la culona.


Pero no desesperen, mis queridos amantes del kaiju (que no dudo que, si no lo eran antes, a estas alturas todos lo serán, y no me lleven la contraria que-no-me-he-tomado-la-medicación), porque la historia siempre acaba reparando sus propios errores, y y la actualidad nos está poniendo en bandeja un monsters mash que, aunque no tenga nada de japonés, va a dejar en mantillas a todo lo que puedan imaginar los japos.


Y es que, leyendo el último artículo (en el momento de escribir esto, que últimamente está desatao) de don Rafa,e entero que, a parte de que el Supremo ya ha pedido el suplicatorio por Barcenas (vaya, que oportuna la dimisión, no? Justo a tiempo... no habrá sido una de esas filtraciones malas malosas con cara de osas que tanta rabia le daban al señor hijo de una perra sarsona y cien mil padres distintos, desconocidos y sifilíticos de Trillo?), se ha sabido que la investigación policial certifica que, efectivamente, la Comunidad de Madrid se dedico a pagar espías para espiar al Ayuntamiento de la capital. Y que Manuel Cobo, el segundo de a bordo de Gallardón, se ha cabreado como una mona y ha empezado a lanzar misiles nada discretos contra Francisco Granados, el segundo de a bordo de Aguirre, y contra la propia marquesona. Y yo me he puesto a buscar dónde tenía el maíz para ir haciendo palomitas mientras disfruto del espectáculo de ver como se despellejan.


Don Rafa, que es un señor culto y educado (y por qué no decirlo, de una cierta edad, con perdón) se refiere al tema hablando de "escuderos", "velar armas", "gran combate", "torneo" y "armaduras", pero a mi, que soy un freak de baja estofa, la imagen que me ha venido a la cabeza es la de Gallardón con un pie en Callao y otro en Sol usando la Torre Picasso como proyectil contra Aguirre, mientras que esta, con sus reales bien aposentados en Plaza Castilla, contrataataca con su aullido hipohuracanado aliento radioactivo. Puro monsters mash. Puro kaiju eiga.


Y lo que me jode del tema es que cuando pasan estas cosas, la ciudad que acaba debajo acaba siempre destruída. Y sería una pena. Así que a ver si el PSM y IU-Madrid se empiezan a poner las pilas y hacen algo para evitarlo, oído?

13 comentarios:

Nils dijo...

este post te lo ha inspirado el del godzilla de Corea del Norte del blog de ayer... no mientas...

Sota dijo...

Jajajajajaja!

A Godzilla pongo por testigo que no tenia en mente ese post al escribir este!

Fet dijo...

Gorgo molaba mil.

starfighter dijo...

Me da que tu última frase se va a quedar en esperanza. Vana, claro.

Y Godzilla for president, que no me habré visto secuelas y secuelas en el cine en sesión de tarde dominical hace muchos años.

Shanks dijo...

Pues que no destruyan Madrid, que dentro de poco me paso a visitarlo y me jodería mogollón ver ruinas...
Ahora, si alguien destruye a la marquesona y codláteres, pues mejor que mejor!

Shanks dijo...

Y no he marcado seguimiento??
qué fuerte!
:)

Sota dijo...

Fet, sí, pero era gabachico, no japo.

Star, pues entonces va a ser como para correrles a capones con un pollo de goma hasta que al pollo de goma le salgan plumas...

Shanks, sería una lástima, ciertamente. Y es que no piensas en mi, ni me quieres, ni nada... Snif.

RGAlmazán dijo...

Así que a ver si el PSM y IU-Madrid se empiezan a poner las pilas y hacen algo para evitarlo, oído? Oiga, D. Sota, luego dice que yo soy muy educado y no sé qué cosas más. Sin embargo usted ha sido muy blando. Tendría que haber terminado la frase en vez de con oído con coño, carajo o cojones. Que ya está bien de dejarlo en manos de estos aristócratas (faraones y condesas) miserables.

Salud y República

Shanks dijo...

Sotilla, claro que te quiero tonto!!!
:DD

Sota dijo...

Don Rafa, no se equivoque. Que lo de "oido" tiene una connotacion de amenaza que no tienen imprecaciones mas fuertes...

Shanks, ya, ya... Eso se lo dices a todos, seguro.

Condesadedia dijo...

¡¡¡Godzilla contra Bambi!!! ¡¡¡Tengo que ver esa maravilla!!! ¿Está en el animalito con orejas grandes que rebuzna?
Hablando de lo otro... bueno, los socialistas de Madrid deben ponerse las pilas, pero los de mi santa ciudad aún tienen que *inventarlas*. No voy a entrar en detalles, pero entre las tonterías que apoyan en los Plenos y que nunca tienen gorritas para repartir cuando van a hacer campaña electoral al mercado, solo me dejan dos opciones: votar a otro o empadronarme en Benicasim.

Sota dijo...

Pues no lo se, yo lo vi en un ciclo de cine caspa y de terror que hacían en Santako hace mil años, como intermedio entre dos partes de Guinea Pig...

Condesadedia dijo...

Acabo de comprobarlo. Sí que está, bajo el título de "Bambi meets Godzilla". Solo son 14,44 megas, así que supongo que será cortita XD. Ya contaré la experiencia...