martes, 19 de enero de 2010

Hunibersidaz de Sebiya

Les comentaba yo hace unos meses la soberana estupidez (por decirlo de una forma fina) del conseller Huguet, el responsable de educación en Catalufia, al decidir que las notas en las universidades se pusieran según campana de Gauss.

Bueno, él no decía eso, pero el resultado final es el que sería.

Pues ahora resulta que el rector de la Universidad de Sevilla le ha cogido envídia, y ha subido la apuesta. Y ha decidido que, aunque te pillen copiando en un exámen, no te pueden suspender por ello.

Ole, ole y ole.

A ver, señores, a alguien a quien pillan copiando en un examen, merece que se le suspenda. También por que es hacer trampa, y porque va contra las normas, y todo-lo-que-quieran, pero básicamente, por inepto. Copiar en un examen es lícito, es parte del juego. De toda la vida, la obligación del alumno ha sido copiar, y la del profesor evitar que el alumno copie. Copiar implica poner en práctica toda una serie de habilidades (de observación, de discreción, de localización espacial...) que TAMBIÉN deben aprenderse durante el periodo escolar y que dificilmente se podrían poner en práctica de otra manera. Un examen no es sólo una prueba de conocimientos (de hecho, cualquiera que haya hecho exámenes sabe que ni pol forro se pueden comprobar los conocimientos que alguien tiene mediante un exámen), es también una prueba de nervios y una prueba de todas esas otras cosas.

Pues nada, todo a tomar por saco. Ea.

Y va, como hacía mucho que no me metía con la iglesia, el arzobispado de Valencia, condenado a pagar 2.2 millones de euros por incumplir un testamento. Con dos-coma-dos cojones. Voto de pobreza, y tal...

6 comentarios:

RGAlmazán dijo...

Si es que esto no es vida, nos van a quitar hasta el mérito de copiar. Con lo bien que se pasaba en estado de alerta máxima mientras burlabas al profesor. Este mundo ya no volverá a ser lo mismo.

Salud y República

starfighter dijo...

Lo vi esta mañana en las noticias y no daba crédito. Y encima montan una comisión para decidir si había copiado o no. Por casualidad no habrá elecciones al Claustro o rectorado de la Universidad de Sevilla próximamente ¿no?

Ginebra dijo...

Eso ya lo hacen en los exámenes de oposición: si te pillan copiando ponen una anotación en las actas pero tú terminas el examen tranquilamente, ni te echan ni ná.

Sota dijo...

Don Rafa, hombre, bien no se estaba, para qué nos vamos a engañar. Pero es que era un exámen, no un spa...

Star, eso es lo más ridículo de todo. Porque en la UB, por lo menos, según la normativa (nunca supe, mucho menos vi, de ningún caso) si te expulsaban de un examen podías reclamar y si no se demostraba (vamos, si no te confiscaban una chuleta y la conservaban) tenías el derecho de examinarte ante tribunal. Es decir, lo mismo!

Gin, no lo se. Pero en un exámen de opos, si sabes que han hecho una anotación en las actas, sabes que casi que dejes de perder el tiempo, así que...

Shanks dijo...

Pues mira que yo hacía chuletas, eh? Y más monas que me salían...Si hasta se hacían fotocopias mis amig@s para poder usarlas!!
Pero coño, que a la que iba al exámen ya me había aprendido el temario al hacer la chuleta, y nunca me hacía falta sacarla...
Un coraje, joer!

Sota dijo...

Shanks, así has salido...