martes, 24 de agosto de 2004

C'mon, voge

Salvo que sean ustedes autistas o me estén leyendo desde algún país muy lejano, como por ejemplo Montserrat (1), seguro que se han enterado del gran escándalo político del verano en este pais que se llama España. Y no, no me refiero a que el exímio falangista y ex ministro del movimiento don Manuel Fraga Iribarne haya anunciado que se va a volver a presentar a la presidencia de la Xunta de Galicia. Este hombre (2) ha llegado a unos niveles que para poder escandalizar a alguien tendría que volver a ponerse el bañador de cuando Palomares y salir con él en la portada del Intervíu rodeado de drag queens. Y lo mismo ni eso.

Me refiero, como indica el título(3), al sarao que se a montado a raiz de las fotos que la revista Voge hizo a las ministras del gobierno de ZP. Que también les ha hecho un reportaje la Mari Claire, pero estas se han comentado menos. Este reportaje le ha venido que ni pintado al sector fascio tanto de la prensa (escrita, hablada y hasta gestual, si me apuran) como del mundillo político para poner a parir al gobierno del leonés con cejas afiladas y sonrisita lisérgica más famoso del pais. Lo han tildado de mamarrachada para arriba y suma y sigue, muy en la linea de lo que hacen siempre, que por lo que se ve es lo único que saben hacer, insultar a diestro y siniestro con el motivo que sea. Bueno, eso y manipular informativamente, como bien demostró el amigo Urnazi en su dia. Ahora podría recordar las fotos que se hizo el año pasado el señoriño Rajoy con un coulotte de ciclista (unas mallas, vamos), que es una prenda que, como sabe cualquiera que tenga ojos en la cara y un mínimo sentido de la estética, no le sienta bien a todo el mundo. De hecho, tiene una irritante tendencia a sentar como un bazooka a san Pedro a cualquiera que no tenga un muy buen cuerpo. Que no es el caso, seamos sinceros. Pero como sería incluso demasiado fácil (por mor que menos humillante que lo que merecería el señor de los hilillos), como que paso y voy a centrarme en el tema.

Tema que es una chorrapollez. Porque las ministras, en tanto que súbditas libres del reino de España (4) tienen completa libertad para hacerse fotos para el Voge vistiendo ropa de diseñadores de postín, para la hoja parroquial de Moscas del Páramo vestidas de peregrinas del Camino de Santiago o para el Primera Linea en bolas y haciendo escenas pseudolésbicas si les da la puta gana. Siempre y cuando, claro está, lo hagan en sus horas libres. En caso contrario, soy claramente partidario de aplicar a pies juntillas lo que dice el Corán y hacer azotar a cualquier funcionario que descuide sus obligaciones por causas que no sean de fuerza mayor. Por otra parte, encuentro de lógica cartesiana que unas revistas pretendidamente feministas (5) como Voge o Mari Claire quieran entrevistar y hacer reportajes fotográficos sobre la hornada de ministras (algunas de las cuales con carteras de primer orden) que ha entrado después de las elecciones. Y, de la misma forma, es de perogullo que unas revistas que hablan de trapos y consejos de belleza (6) como las susodichas, si les hacen un reportaje fotográfico a las ministras quieran sacarlas tan monas como sea posible y con la ropa del diseñador que toque promocionar este mes.

Pero vamos, que si el tema ha servido para darle argumentos a toda esa caterva de articulistas, tertulianos y políticos que se han metido en política para hacer dinero, como el señor Zaplana, o que se han caido del burro en el camino de Damasco y han visto la luz, como Cristina Alberdi, pues bienvenido sea, oigan... Que si no, hubiese sido un verano muy aburrido sin las partidas de dominó del Ánsar en Quintanilla de Onésimo (Hermoso pueblo que debe su nombre a Onésimo Redondo, jefecillo de la Falange conocido por su ánimo sanguinario, su sadismo y su falta de escrúpulos, vergüenza y humanidad. A modo de culturilla trivial pursuit, lo digo...)

(1).- No, no me refiero a la isla de Montserrat, que ahora mismo no se si sigue siendo colonia de la férfida Albión, es independiente o forma parte de algún estado de estos títere que montaron los ingleses al descolonizar como descolonizaron. Me refiero a la montaña de Montserrat, la de la Moreneta y las rocas peladas de formas fálicas. Es una referencia al montaje en catalán que hicieron hace la hostia y media de años los Dagoll Dagom de El Mikado. Si la pillan, seguro que se han reido, si no hagan caso omiso, que es muy largo para explicarlo aquí.

(2).- Suponiendo que sea un hombre. Yo personalmente tengo la teoría que es una personificación ectoplasmática, que el Fraga de verdad se murió de un infarto al ver a Carrillo con la peluca y fue enterrado en secreto en algún punto indeterminado del pazo de los Franco, y que ese es el motivo que no haya forma de sacárselo de encima y que se retire de una vez, porque hasta que no encuentren su cadaver y lo entierren cristianamente (que el tipo será lo que sea, pero es cristiano hasta las cachas. La lástima es que no es cristiano del tipo sigo lo que dice la Biblia y los Evangelios sino del tipo sigo lo que dice el ala más fundamentalista y talibán de la Conferencia Episcopal, suponiendo que en la CE haya un ala no fundamentalista y talibán), hasta que no lo entierren cristianamente, decía, y en tierra consagrada, su ánima no descansará y seguirá vagando eternamente por las tierras de Galicia, talmente como si se hubiese tragado a la Santa Compaña entera con un vaso de queimada.

(3).- Que, por si alguien no se ha dado cuenta, es un juego de palabras con una canción de Madonna de finales de los ochenta, seguro que la recuerdan, aquella que tenía un bailecito estúpido que se basaba en poner posturas raras y descoyuntarse las articulaciones. No es que esté incitando a la revista a hacer más tontopolleces de este tipo.

(4).- Que serían ciudadanas si esto fuese una república como debería, pero como no es el caso, vamos a ser cuidadosos y precisos con los términos.

(5).- Y digo pretendidamente porque entiendo que el feminismo va más allá que el hablar de trapos, maquillajes, cremas de belleza, régimenes milagrosos, cómo volver loco a tu hombre en la cama y tests hechos a mano alzada por el becario de turno para llenar páginas, pero bueno... Doctoras tiene la iglesia sobre el tema y no seré yo quien me meta.

(6).- Siempre desde una óptica rrrrrabiosamente feminista, por supuesto.