jueves, 2 de agosto de 2007

Por alusiones

Hace unos meses (en febrero, para ser exactos) escribí este post a raíz de la campaña publicitaria de la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción) de este año. Campaña realizada por la agencia Delvico, por si a alguien le interesa. Y campaña que, como ya dije en su momento, me pareció (y me sigue pareciendo) nefasta y contraproducente. Las razones, en el primer link.

Ayer por la noche, pasadas ya las once, llegó a mi correo electrónico un nuevo comentario al respecto. Lo podrían leer allí, pero se lo transcribo aquí, con su permiso:
Evidentemente, como publicitaria corroboro que no tienes ni idea de publicidad. Por otro lado, tu percepción de este campaña es bastante peculiar, lo cual no es negativo, pero claramente la mayoría de personas entiende su mensaje: la droga nos afecta a todos, ya no es cosa de tirados y cualquiera puede acabar mal. Nada que ver con temas "clasistas". Respecto a quienes han elaborado esta campaña te aseguro que son buenos profesionales.
Nuestra querida comentarista, que no informa de por qué vías ha llegado hasta este humilde blog, ni da más datos de sí misma salvo que es de género femenino (o eso me parece deducir de que se defina como "publicitaria", en femenino) y su profesión. Ni siquiera se molesta en dejar un nombre, real o supuesto, con lo que aparece con el "anónimo" que blogger pone por defecto a quienes no firman. Por supuesto, lo de dejar un link, ni por asomo. Mirando la situación retrospectivamente me he dado cuenta de que podía haber entrado rápidamente a las estadísticas de la página y buscar de dónde había venido (no creo que hubiese tantas entradas alrededor de las once de la noche), pero en su momento reconozco que no lo pensé, y por tanto me temo que me quedaré con la duda. Desconozco si ese no firmar el mensaje es desidia o algún tipo de miedo a la respuesta (como si yo fuera por ahí comiendome a la gente por internet), pero lo cierto es que, bien mirado, me la trae al pairo.

Personalmente, no me molesta que critiquen mis opiniones. Es más, incluso me gusta que lo hagan, sobretodo aquí, en el blog, porque eso permite después un toma y daca en los comentarios que, no nos engañemos, es mucho más divertido que las comidas de polla virtuales de "oh, cuanta razón tienes, maestro". También es verdad que, cuando expongo una opinión, suele ser porque me lo he pensado y repensado mil veces y he mirado el tema desde todos los ángulos y puntos de vista que soy capaz de concebir, y he llegado a una conclusión, que es la que expongo, por lo que moverme de ella es complicado. Pero me gusta discutir. Sin embargo, que alguien venga aquí, a mi casa, a discutirme con modales ciertamente dudosos (porque lo de que no tengo ni idea de publicidad puedo decirlo yo, e incluso se lo aceptaría a determinadas personas que conozco que también son del ramo y cuyos nombres no pondré aquí porque en el peor de los casos podría ponerles en un compromiso y no es para nada mi intención, pero usted, señorita, que no me conoce de nada, no es quien para decirlo, y menos, insisto, en mi casa) mis opiniones, y no se tome ni siquiera la molestia de identificarse, no es ya que no proceda ni sea de recibo: es que es de una mala educación pasmosa. Por cierto, antes de que nadie lo diga, el primer comentario de ese post también es un anónimo, y de él no he dicho nada, ni entonces ni ahora. Porque me da la razón en mi tesis? No. Porque a esa persona, pese a que no firmase, la tengo perfectamente identificada desde hace muchos años. No necesito que firme para saber quien es.

Y como sea que dejar la respuesta que le dí en el propio post allí sería poco menos que relegarla al olvido sin que nadie más que yo pudiese leerla, con su permiso, haré uso del derecho a responder por alusiones y copiaré también en este post la respuesta. Para que sea pública y notoria.

Querida anónima, no. No tendré (y no tengo, se lo garantizo) ni puta idea de emitir publicidad, pero llevo treinta años recibiéndola, y sí se cómo me afecta y por qué. Y le aseguro que no he sido el único a quien la concepción de esa campaña le pareció una aberración que daba un mensaje opuesto al que supuestamente intentaba dar.

La droga, le informo, NUNCA ha sido "solo" cosa de tirados. Es más, se mueve más (y de mejor calidad, como se ha dicho en comentarios anteriores) en ambientes de dinero que en ambientes sin ellos. Y eso lo sabe cualquiera que tenga un mínimo de contacto con el mundo real. Lo que sí era (y sigue siendo, si descontamos figuras puntuales como podría ser un Sid Vicius o un Ray Loriga) exclusivo de los "tirados" (por cierto, dice usted que los temas "clasistas" no tienen nada que ver... pues el uso concreto de esa expresión dice mucho, qué quiere) es la figura del yonki. Y le aseguro, por experiencia propia, porque yo he nacido, me he criado y vivo en un barrio de "tirados", que lo que más echaba hacia atrás a muchísima gente a la hora de entrar en el mundo de las drogas (de cualquier droga) era la posibilidad de acabar como yonkis. Porque los veíamos cada día. Porque conocíamos personalmente casos.

Y le aseguro, porque es lo que he vivido toda mi vida, y no le estoy hablando de teoría de la comunicación, ni de publicidad ni de pollas en vinagre, sino de la vida real, que si lo que nos hubiésemos encontrado como ejemplo práctico (demagogo al fin al cabo, pero una demagogia con la que nos cruzábamos al salir del colegio y del instituto) de qué pasaba cuando uno se empezaba a meter en lugar de esos yonkis hubiesen sido estos señores estupendos durmiendo la mona en un portal, a día de hoy habría muchísimos más yonkis de los que hay. Pero infinitamente más.

No dudo de la validez como profesionales de quienes hicieran esa campaña (por cierto, he tocado nervio, o algo?) pero en este caso (y, en general, en la gran mayoría de las campañas que contrata la FAD, como digo en el post), metieron la pata hasta el corvejón. Y a las estadísticas de adictos me remito, que crecen año tras año.

Cualquier marca comercial a la que se le estuviesen haciendo campañas con resultados tan nefastos como las que se le han hecho a la FAD desde hace algunos años, estaría persiguiendo a esos publicistas con antorchas en la mano.

Y para saber eso, no hace falta saber nada de publicidad.

Hace 309 posts...

13 comentarios:

Pryrios dijo...

Es lo que tiene internete. La gente ahora se hace pasar por mil cosas distintas.

Ejemplo:

Durante la fiesta de telecos en la UPC Campus Nord, un tio se emborrachó, participó en un juego organizado junto a otras personas y se quedó en bolas ante todo el mundo. Le hicieron una foto.

Se abrieron unos foros un tiempo antes que imitaban a 4chan para hacer la coña y al que habia hecho la foto se le ocurrió hacer un montaje con la misma. Otros hicieron más, algunos más graciosos y otros menos.

Cuando la cosa ya se iba a olvidar, aparecieron muchos posts del individuo desnudo quejándose de que se le habia invadido su intimidad y no se cuantas cosas más y que cerraran y quitaran los posts y que era de mal gusto.

A la gente, que es tocapelotas de narices cuando quiere, se le ocurrió retomar el tema y hacer mas fotomontajes, mas coñas y más de todo.

Y entonces apareció un post anonimo de una supuesta mujer diciendo que era una asesora legal y como tal nos informaba de que ese tipo de acciones podian tener repercusiones jurídicas graves. Con faltas de ortografía incluidas en el mensaje, claro.

Como pequeña moraleja, decir que el post 608 de gamerachan.org llegó a los 500 posts, si mal no recuerdo. O quizás mas.

Te quejarás de comentario corto...

Pryrios dijo...

Ah, y me debes una cita para ir a tomar un café.

Que sepas que Norda viene la semana que viene, asi que si tienes un dia predilecto para ir a tomar café, ya sabes :P

Maggie Wang Kenobi dijo...

a ver, no voy a entrar en el fondo del tema de si creo que ella tiene razón o la tienes tú, porque passso.

Lo que (y creo que me repito) no encuentro acertado es usar el argumento del anonimato por cuanto, vale que esta sea tu casa, tú mismo lo utilizas en este blog.

¿Qué ganas si deja un nick no registrado o un enlace a su empresa? Un par de datos que poco añaden a su crítica. ¿O vas a unirte al carro de los que exigen que se termine con el anonimato en internet?

Eso no quita que sea perfectamente comprensible que te toque los cojones que hagan ciertas críticas a tus críticas, clarostá.

Y sí, has acertado, todo este rollo es simplemente para decirte que te dejes de esconder y pongas tu FOTO EN BOLAS YA!!!

Urui dijo...

No sé si tendrá que ver, pero cada vez tolero menos la publicidad, al tercer anuncio ya estoy deseando la retirada de la profesión (por no decir otra cosa) de todos los que han hecho el anuncio.
Que hay veces en que dudo que detrás haya gente, no ya con la carrera de publicista sea la que sea, sino con un mínimo de estudios.

Claro que también me pasa con los telediarios.

Pryrios dijo...

Maggie, en todo caso, se trata de identidad, credibilidad y educación.

Identidad porque si vas a entrar a discutir y no a sentar cátedra, das al menos un pseudónimo con el que te puedan reconocer y dirigirse a ti al responderte. Con lo cual, aqui hay que asumir que esa señorita ha venido a sentar cátedra solamente. Un "yo tengo razón y no te voy a dejar que me digas otra cosa".

Credibilidad porque si entras a un lugar a insultar llevando una máscara y luego te vas corriendo, estas demostrando que eres un cobarde y que no eres capaz de defender tus opiniones realmente. Y así no hay modo de discutir.

Y educación por lo dicho antes. Si tu tienes una opinión y quieres que sea escuchada, también tienes que escuchar al resto con espíritu crítico. Si no te pueden responder a ti directamente, por ser totalmente anónimo y encima por tu comportamiento, parece que hayas entrado solo a insultar y a decir que tu tienes razón y el resto del mundo no, es una falta total de respeto hacia la persona que criticas.

Que no es lo mismo no dar tu nombre real y tus datos reales que tener un alter-ego en internet. No se quien es Sota en la vida real, pero se que en internet ES Sota. Igual que pocos me conocen a mi en la vida real, pero por aquí soy Pryrios. El ser anonimo totalmente es el simil internetero se usar pasamontañas en la vida real :P

Sota dijo...

Pry, alguien se quedó en bolas en la fiesta de Telecos y sólo le tomaron una foto? No me lo creo... En cualquier caso ese tío lo que es es un imbécil. Sobre lo del café, cuando sepa cómo tengo la semana que viene te pongo un mail.

Mag, pues es una pena, porque me interesa tu opinión. Sobre el tema anonimato o no, sí hay una gran diferencia entre poner un nombre (o un nick, me da lo mismo) o no ponerlo: Se puede identificar a esa persona. En este caso sólo había otro anónimo (que yo ya tenía identificado), pero con que hubiese habido alguien más que entrase como "anónimo", a la hora de contestar yo no sabría con quién estaba hablando, y eso dificultaría mucho el que pudiese hilar una respuesta coherente (ya me cuesta de natural, imagínate si no se quién está al otro lado). Y el usar un nick (que te recuerdo que blogger actualmente permite ponerlos aunque no estés registrado, y aún así el registro se puede rellenar con datos falsos) no rompe el anonimato de internet, del que soy firme defensor a pesar de saber que, a la práctica, no existe y que todo es rastreable.

Permíteme que te ponga un ejemplo tonto: Cuando rani cambió su nick y su blog, y entró en los de los demás avisando de ello, yo supe que no era un spammer porque le reconocí. No el nick, pero sí la foto. Si el cambio de identidad hubiese sido completo, yo no hubiese pasado de la Ginkana al Moleskine. Si nuestra anónima publicista hoy vuelve a entrar y a comentar en este post, yo NO TENGO MANERA de saber si es la misma persona o no. El poner un simple nick evitaría eso. Y me dirás que también podría entrar otra persona usando el mismo nick, pero es que entonces el caso no sería el mismo, ya estaríamos hablando o bien de una suplantación de personalidad o bien de una conjura contra mí.

Mira, llámame raro, pero es que me gusta saber con quien hablo. Soy así de cotilla. E insisto, no tiene nada que ver con que critiquen mis críticas. Es una cuestión de formas y de educación.

Lo que me hubiese gustado que me informase sobre en que empresa trabaja tiene una explicación aún más simple. Su crítica a mi crítica no tiene el mismo valor si viene de alguien que trabaja en la empresa creadora de la campaña (sobretodo si ha trabajado en ella) que si viene de alguien que trabaja en una empresa de la competencia. Los motivos me parecen evidentes.

Urui, últimamente proliferan los anuncios que atacan a la inteligencia del espectador, sí, pero los dioses me libren de hacer una crítica general del gremio de los publicistas. Más que nada porque los hay que se pasan por aquí, y me caen bien, y tal...

Pry, eso mismo.

Maggie Wang Kenobi dijo...

Pues nada, Pryrios, obliguemos a todo el mundo a tener un DNI falso para internet, que siempre utilicen esa misma identidad, inmodificable de por vida, basado en datos falsos e imaginados. Es más, obliguemos a todo el mundo a tener en activo un blog en el que tengan que escribir todos los días de forma que si, por casualidad buscando "publicidad FAD" llegan a otro blog, el escritor de este otro blog pueda ir al blog del comentador a contestarle. Y si no tienes blog y un sobrenombre aceptado y catalogado, prohibida la entrada en internet y, por supuesto, prohibido leer blogs y escribir en los blogs.

Pues mira por donde, pryrios: no, no comparto para nada que la gente deba identificarse. ¿Es una cuestión de educación? No, es una cuestión de que el señor SOTA lanza sus críticas, nada comedidas por otra parte, contra los creadores de la campaña. En parte, igual se atreve a soltar la lengua de esa manera precisamente porque nadie le conoce, nadie sabe donde vive ni donde trabaja, nadie conoce su cara: el anonimato (o la identidad imaginada) nos da rienda libre para atacar sin miramientos sin el mínimo problema.

Y, cuando alguien comenta en su blog, de forma tampoco muy comedida que digamos, se cabrea: no sólo por lo que dice (lo cual es comprensible ¿alguien no entendería que un creador de esos anuncios se cabreara si entrara y leyese a SOTA?) sino que además se molesta porque no le ha dado un nombre falso y no tiene blog.

A mí, insisto, me sirve de bastante poco que acuses a alguien de querer sentar cátedra y a continuación sientes cátedra soltando un "si vas a entrar a discutir y no a sentar cátedra, das al menos un pseudónimo con el que te puedan reconocer y dirigirse a ti al responderte". ¿En qué te basas para ello? ¿está en alguna ley? ¿es una obligación que impone blogger? ¿no se supone que hay un hilo en el que está ocurriendo esa conversación? ¿no se le puede responder ahí? ¿no ha hecho bien SOTA al retomar el tema en una entrada nueva (que creo que es una muy buena opción)? ¿serviría de algo que hubiera dicho que se llama Paqui? ¿me sirve a mí de algo saber que eres "Pryrios"? ¿quemamos a Paqui en la plaza del pueblo por no tener blog o por no identificarse? ¿sabes que si SOTA no quisiera que lectores anónimos escribieran en el blog, podría hacerlo perfectamente (del mismo modo que nos obliga a escribir media hora el polispán ese)?

Pues lo cierto es que no, no me sirve, y me daría igual que pusieras que te llamas Antonio Pacheco Pérez, la verdad.

Ya de paso, arranquémosle el pasamontañas a todos los que nos crucemos por la calle.

Urui dijo...

los hay que se pasan por aquí, y me caen bien, y tal

Esa es la razón por la que no pido su muerte directamente. Y porque la estadística dice que algun tiene que haber bueno.

Corredero dijo...

oh, cuanta razón tienes, maestro

Sota dijo...

No te pongas estupendo, Mag. Sí, sí es una cuestión de educación. Dónde y de qué trabajo lo he dicho en este mismo blog cientos de veces. En el propio post (el de hoy) he dicho que no sólo no me molesta que me lleven la contraria, sino que me gusta. Que lo que me ha molestado en este caso han sido las formas. No recuerdo haber dicho en ningún momento que la Anónima Comentarista Que Sabe Más De Publicidad Que Yo (en adelante la Publicista, porque este es el problema, que para hablar de o con alguien ese alguien debe tener un nombre) tuviese que tener un blog, lo que sí he dicho es que no da ningún link (a un blog, a la web de su empresa o al Vaticano, lo mismo me da, el hecho es que no enlaza nada), y que no informa de cómo ha llegado hasta aquí, cosa que me gustaría saber por simple y puñetera curiosidad.

Oh, y sobre lo de si en persona suelto así la lengua o no, le puedes preguntar a los conocidos mutuos que tenemos. No pienso hacer comentarios ante un juicio de intención.

Urui, vale.

Corredero, la (airada) presencia de tu marido por aquí es lo único que te salva de que te conteste una grosería. Puta.

Maggie Wang Kenobi dijo...

Que conste que no pienso seguir la discusión más allá de este comentario.

SOTA, no sé si te has dado cuenta de que estaba hablando con PRYRIOS, no contigo, jurjur ¡metomentodo!

Si no quieres anónimos: quita la posibilidad de que te escriban anónimos. Al menos, de esa forma, tendrán que enlazar su perfil en blogger (como me tocó hacer a mí tiempo ha). Ya sería una página con unos datos tan falsos como puedan ser los propios de un sobrenombre imaginado o un blog inventado.

No me sirve el ejemplo del moleskine, por cuanto como bien señalas en ese caso cambia el blog y cambia el nick, así que nada. ¿La foto? ¿te hago un listado de cuantas personas tienen a Gustavo en su perfil?

Vamos, que tú opinas que la gente para dar su opinión, con independecia de que lo hagan de forma grosera o no, deben identificarse y si no lo hacen, es una falta de educación. Para mí, si me pongo en plan tiquismiquis, no lo es, para mí lo que es una falta de educación es ser un grosero y, más falta de educación, serlo sin decir quien eres realmente (la de verdad, no una inventada).

Insisto, a mí cuando alguien me rebate un argumento, le contesto y punto. Y me trae al pairo que no ponga nick, ponga que se llama Paqui o que me dé su dirección postal y nº de la seguridad social.

Para mí, tan anónimo es el que no firma como el que se hace llamar SOTA o PRYRIOS.

ZaraJota dijo...

Yo conozco a Sota, se donde vive y se como localizarle. ¿Cambia eso algo su credibilidad.

Por otro lado, yo me llamo Antonio López y nunca lo he ocultado. ¿Dar mis datos publicos aumenta mi credibilidad?

Ante Sota puedo tener una credibilidad X dado que me conoce y me tiene identificado.
Ante Maggie, que no me conoce por que no suelo comentar demasiado seguramente no tenga ninguna credibilidad.

Haciendo un seguimiento de mi nick por Google (o ZaraJ) se puede localizar facilmente a mi persona. Eso hace que mi anonimato dismunuya.
Dejar, además de un nombre o un nick una dirección de correo elimina todo el anonimato. Es como si le cedo mi telefono particular.

Si haces un seguimiento con el nick "Anonimo" por Google puede ser cualquiera. No hay nada por donde cogerlo. ¿Es de verdad publicista?¿Opina de verdad lo que dice?¿Es una persona o soy yo mismo trolleando (que ya digo que no y quien me conoce sabe que no es mi estilo).

Credibilidad 0 patatero.

Pryrios dijo...

Pues Mag, estas poniendo en mi boca más cosas de las que he dicho.

No obligo a nadie a tener blog en ninguna parte. No obligo a nadie a tener un DNI falso, ni a un número de seguridad falso ni a una identidad completa con estadisticas y hechos falsos.

No he dicho eso en ningún momento.

Lo que digo es que entrar en un blog, responder de malas maneras y todo eso sin dar ninguna razón ni nada hace que un comment pueda tener credibilidad cero si, por encima de todo, no se puede identificar al sujeto de modo alguno, ya sea porque tenga blog, porque haya entrado otras veces a este a comentar o porque en general, en la web (quizas en un foro que visite Sota), se le conozca por ello.

Porque si yo digo que soy Pryrios y entro a despotricar contra Sota porque tiene el oido de un zapato sordo y dice que los violines no son bonitos, sabe que soy yo, puede responderme y me creerá más o me creerá menos, pero siempre es mejor dar la cara cuando das tus opiniones. Si soy yo, seguramente cuando me responda, volveré a contestar y a lo mejor hasta daré argumentos y por lo tanto iré teniendo credibilidad (o falta de ella, según responda). Pero ya hay algo ahí que no hay si solo hago un comentario totalmente anonimo.

Si entro un día y digo: "hola Sota, como músico que soy, veo que no tienes ni idea de lo que hablas. Cierra la boca." y no he dado mi nick ni nada, de lo único que puede estar seguro Sota es que alguien ha entrado a molestar. Y eso es lo que yo llamo "falta de educación".

Y como me caes superbien, yo también dejo la discusión aquí, que aun me mandarás un mucamo de esos cachas tuyos a que me arregle las cuentas por discutirte :P