miércoles, 26 de julio de 2006

Fouminismo (y II)

Como decíamos ayer.

Decía que el caso de la señora esta que se dedicaba a insultarme personalmente es un caso de hembrismo y de cobardía. Vayamos de nuevo por partes.

Hembrismo, para que nos entendamos, es el enantiómero del machismo. Su imagen en el espejo. Lo que queda si cogen todos los imputs que hacen el machismo y cambian de lugar las palabras "hombre" y "mujer" (y sus diversos derivados). Es decir, algo tan irracional, descabezado, absurdo y execrable como el machismo, peeeeero que, camuflado entre el feminismo, ha permitido medrar a personajes de tan discutible catadura como Lidia Falcón, una señora a quien no seré yo quien niegue su labor como abogada laboralista y matrimonialista y su lucha contra el franquismo, pero que en su faceta de "feminista", yo, al menos, no la he visto nunca defender a la mujer, sino atacar al hombre. Que no es lo mismo, y ni siquiera se parece. Por no hablar, claro, de su pésima educación, algo imperdonable cuando de lo que se trata es de hablar en público y convencer a los demás de tus opiniones.

Por contra, el feminismo, el de verdad, el (extremadamente loable, con el que estoy completamente de acuerdo y del que soy firme defensor) movimiento social que intenta conseguir una equiparación social entre sexos, para llegar al ideal de "a cada cual según sus posibilidades" en base a las posibilidades del individuo, no de la media estadística del grupo. Por poner un ejemplo sonrojantemente reduccionista: las mujeres pueden ser estibadores de puerto? Pues mire, no. Los hombres pueden ser estibadores de puerto? Pues mire, tampoco. Fulanito, en virtud de sus habilidades y su complexión física puede ser estibador de puerto, y Menganita, en virtud de su complexión física y sus habilidades, puede ser estibador de puerto. Pero no "los hombres" ni "las mujeres". Fulanito y Menganita. Tan ridículo y estúpido es decir que ninguna mujer puede ser estibador de puerto (como dicen los machistas) como decir (como dicen las hembristas) que todas las mujeres pueden ser estibadoras de puerto. Y así para cualquier otra cosa en la que no esté la biología directamente relacionada (por mucho que nos pongamos cazurros, los hombres no podemos parir ni amamantar, por ejemplo). Cada uno vale para lo que vale, y el que no, a empresariales. No, espera, que me lio. Cada uno vale para lo que vale, independientemente de su sexo, y negarle el hacer algo para lo que vale sólo porque su sexo no es el indicado es una soberana estupidez. Pero decir que todos valemos para todo también lo es. Yo, y permítanme que me vuelva a poner como ejemplo, no valdría para estibador de puerto. Y soy un hombre. Angua (y me permitirás que te use como ejemplo, dado que eres la causa de esta perorata) no valdría para estibador de puerto. Y es una mujer. Verdad que de ahí no se deduce que ningún ser humano puede ser estibador de puerto? Pues lo mismo.

Lo de esta señora, pues, es puro y duro hembrismo. Porque atorga a las niñas, por el simple hecho de tener dos cromosomas X en lugar de un X y un Y, una cualidad objetivamente positiva como es la inteligencia, en sus diferentes variantes. Lo que dice esta señora es que las niñas son por naturaleza más listas que los niños. Mejor dicho, lo dice al revés. Que los niños son por naturaleza más bobos que las niñas. Hagan la prueba a cambiar de lugar "niños" y "niñas".

Las niñas son por naturaleza más bobas que los niños


Si a cualquiera de sexo masculino se le ocurre decir una soplapollez de este calibre en la calle, a los cinco minutos está ardiendo en una pira en la plaza mientras una horda enfervorecida de (supuestas) feministas le tira bostas de vaca, por machista. Y no me dirán que no. Hembrismo de pureza analítica.

Me objetas, Angua, en los comentarios al post de ayer, que "la intención del discurso es el 90% del discurso". Yo incluso pondría un porcentaje más alto, pero de eso sabes tú más que yo. Pero es que la intención es, según se desprende de los fragmentos de conversación que tú transcribiste, meridianamente clara. Sacarse problemas de encima. Como las niñas "son más listas" dan más problemas. Como los niños "son más inocentes" (cándidos, sin malicia, fáciles de engañar, ignorantes... RAE dixit) y "van siempre de frente" resultan más fáciles de controlar. Esa señora lo que está diciendo es que no se ve capacitada para bregar con problemas, y que por tanto prefiere lo que menos problemas (considera ella) le puede dar. Que, en su más que discutible opinión (y ya la rebatí ayer) es un niño. Esa señora no estaba demostrando ningún tipo de machismo, y tan sólo circunstancialmente su ramplón hembrismo. Lo que estaba poniendo de manifiesto era su cobardía y su miedo a enfrentarse a alguien que, en cuanto a habilidades sociales, estuviese a su nivel.

Te hubiese aceptado, con reparos, que me dijeses que la forma también es parte del mensaje, y una no poco importante. Porque formalmente sí que se podría considerar los comentarios como machistas. Especialmente eso de que "las niñas son más malas" (los parabienes que nos dedica a los chicos ya demostré ayer sobradamente que, en realidad, son insultos mal disimulados). Pero aquí ya entraríamos en juicios de opinión, porque está contraponiendo "malo" a "noble" (inciso: me resulta absolutamente increible que con la nobleza que hay en este país, el término "noble" siga teniendo connotaciones positivas...), a "ir siempre de frente" (embestir como los toros, sin pensar) y, sigh, a "inocente". Y esa contraposición es parte de la forma del mensaje, y, de nuevo, a mi entender, situa a los hombres de nuevo en una posición por debajo de la que situa a las mujeres. Insisto, es un juicio de opinión, pero entre ser "noble" y no serlo, prefiero no serlo. Lo de levantar el brazo para dejar caer el puñal será muy "noble", muy teatral y quedará muy bien en las películas, pero si quieres apuñalar a alguien, clava el cuchillo a la altura de la ingle, sube el brazo y rájale hasta el cuello. Será menos noble, pero es más efectivo. O mejor aún, consigue que otro lo raje por tí. Pero, sobretodo y antetodo, no dejes que él clave el cuchillo antes. Recuerda que Han disparó primero.

Y lo siento en el alma, pero esa postura de considerar como un ataque machista algo que, objetivamente, no sólo no lo es sino que es todo lo contrario, es indigna de una feminista de tus convicciones y tu cultura. Y me conoces lo bastante para saber que esto lo digo sin el más mínimo atisbo de pérfida ironía. Pero, desgraciadamente, no puedo achacarlo simplemente a que tuvieses un mal dia y fueses viendo fantasmas donde no los hay (que eso pasa hasta en las mejores familias y no es algo de lo que avergonzarse), sino que es una corriente bastante generalizada a sumar al totum revolutum que (desgraciadamente, porque por enésima vez me reafirmo en considerar el movimiento feminista como algo que ha aportado un gran valor a nuestra sociedad) que forman el feminsimo y el hembrismo, y que es lo que me he permitido la licencia de bautizar, así con todo el morro, como feminoidismo. La tendencia por parte de muchas mujeres, en especial de aquellas que abrazan la fe del hembrismo o que nunca se han significado en lo más mínimo por sus actitudes o pensamientos feministas (y precisamente por eso digo que es indigno de tí) de considerar cualquier cosa como un ataque machista, incluso cuando no lo es. Algo similar a lo que les pasa a muchos judíos cuando criticas la política criminal del gobierno de Israel (que se lo toman como un ataque a la religión judía, a la raza judía o a la existencia del estado de Israel, y en seguida se ponen el antisemita en la boca), o a muchos gais cuando criticas la existencia de determinados locales "de ambiente" como floristerías o tiendas de ropa (a ver, que alguien me explique en qué se diferencia un ramo de rosas gai de uno hétero, o una camisa hétero de una homo, por favor, que nunca lo he entendido) o la forma en que se realiza el desfile del Orgullo Gai (que en seguida se llevan las manos a la cabeza y se ponen a gritar "homófobo! homófobo!"), o a muchos políticos del PP cuando les describes, que en seguida... bueno, estos en seguida demuestran que tenías razón. Y no. Un ataque machista es un ataque machista y es execrable (como lo es un ataque racista, sea contra los judíos o contra quien sea, o como lo es un ataque homófobo, o como lo son los altos cargos del PP), pero cuando no lo es, no lo es. Y con un Iker Jiménez y un Tristanbraker en este país ya vamos más que sobrados, gracias.

Sobre lo que decías que te había molestado... Lo discutimos por la tarde en en el messenger, pero ahora mismo no recuerdo qué era. Si un caso ponlo en los comentarios (sabes que este es un tema que me encanta discutir) y te lo respondo en los comentarios o mañana. Tranquila que no voy a considerarte un troll independientemente de lo que pongas.

Hace 307 posts...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Por resumir y clarificar: El problema de la señora no era el sexo de los niños, sino un odio disimulado hacia "esos locos bajitos" en cualquiera de sus formas.

Curiosa costumbre la de la gente de embrollar los conceptos para justificarse, ya bastante difíciles de por sí.

Urui dijo...

La señora es futuro pasto de timadores (porque los verá más "nobles").

Y no sé qué mas decir, si el log del messenger sale interesante, que lo cuelgue alguno.

ZaraJota dijo...

...

La mujer estaba hablando con una amiga en el bus... Cuando decia "los niños" podria estar hablando de sus propios nietos en contraposición a su propia nieta y no estar generalizando.

O podria estar hablando sin pensar. Todos hemos despotricado en una conversación hacia un grupo de individuos y no necesariamente somos contrarios a ese grupo o lo queremos degradar, solo que suena mal lo que se dice.

¡¡No conoceis a esa mujer!! La habeis juzgado por una conversación privada robada en el autobus, por Dios.

Igual no es machista ni es hembrista, solo estaba teniendo una conversación con su amiga. Y por una conversación de mierda que dura lo que un trayecto de cinco paradas no podeis extrapolar toda la ideologia nazi de esa mujer. Que seguro que maltrata sicologicamente a su marido y asesinó a su propio padre. O es la conclusión que habriamos llegado si hubiera dicho "mi marido es tan inocente con mi difunto padre, al que asistí en su última hora"

swcnl, hoy.

Sota dijo...

Anónimo, sí, eso mismo. Odio perfectamente comprensible, por otra parte.

Urui, no, imposible. No pueden haber timadores, sólo timadoras. Recuerda que los hombres somos inocentes y las mujeres, malas. Y la pata de una gamba.

ZaraJota, pues claro! Pero y lo que nos reimos, qué? Además, lo de esta señora es una simple excusa para hablar de un tema de rrrrabiosa actualidad.

Logan-X dijo...

"Lo que dice esta señora es que las niñas son por naturaleza más listas que los niños. Mejor dicho, lo dice al revés. Que los niños son por naturaleza más bobos que las niñas."

Aunque me salga un poco del tema, ¿no es esto lo que algunos esgrimen para solicitar, más bien exigir como siempre, la educación segregada y separada de niños y niñas?. Segregación subvencionada por el estado, por supuesto, e incluso a nivel universitario.

Creo recordar que ante aquellos que les acusan de retrógrados ponen como ejemplo algunas experiencias similares en los paises nórdicos con aparentes buenos resultados, pero no estoy seguro.

Sota dijo...

Sí, Logan, es eso.