jueves, 27 de septiembre de 2007

Lo exclusivo, lo de calidad, lo pijo y lo gilipollas

Vamos a ver...

Por una parte, está lo exclusivo. Para que algo sea digno de ese nombre, lo suyo es que sea pieza única, o, como mucho, de tirada limitadísima, y por limitadísima quiero decir no más de diez ejemplares en todo el mundo, certificados. Lo cual suele llevar aparejado, pero no necesariamente, que sea caro. Exclusivos son las joyas de Fabergé, los originales de artistas plásticos, los trajes de alta costura... o el jersey de lana tricotado por la abuela, los tejanos customizados (horrendo palabro) a golpe de tijera (o caída en la calle), la bisutería hippie hecha a mano o la camiseta estampada con una frase obscena de tu invención. La exclusividad no implica calidad.

Después está lo de calidad. Que, por norma general, es caro, básicamente porque los materiales de calidad lo son. La calidad implica durabilidad a alta frecuencia de uso (algo que se estropea en cualquier sentido con sólo haberlo usado mil veces NO es de calidad). Caso arquetípico de calidad es la marroquinería de Loewe (uno puede pasarse la vida viajando constantemente en cualquier medio de locomoción que entre en el rango [avión-yama con alfojas], y tener hijos con el mismo vicio, que sus nietos heredarán el arcón de Loewe que les ha acompañado en todos los viajes y que heredó de la abuela, y estará como nuevo). Lo mismo para los muebles de cerezo o roble (y he dicho cerezo o roble, no contrachapado), o para las plumas de Montblanc. Lo exclusivo suele ser de calidad, pero no necesariamente. Por el otro lado, hay cosas de una extremada calidad que no son en absoluto exclusivas ni costosas, como puedan ser los tomates cultivados en una maceta del balcón empleando como compost los restos de la comida, sin uso de abonos ni venenos de ninguna clase. Que eso ya no es ni calidad, es lujo.

Bajando en la escala, nos encontramos con lo pijo. Que ni es de calidad (habitualmente) ni es exclusivo (en ningún caso)... Pero hay mucha gente que se cree que sí. Si exclusivo era Fabergé y de calidad Loewe, pijo es Dolce&Gabbana. Es decir, cosas que se fabrican en serie, por millares, con una calidad estadísticamente no diferenciable de la de cualquier otra marca, pero que se vende por un precio (recuerden, sólo un necio confunde valor y precio) entre diez y veinte veces más alto que el de su equivalente idéntico sin etiqueta, lo que puede hacer creer al incauto que se trata de un producto "de calidad" (aunque sea una miserable camiseta de algodón que no aguanta tres lavados mal serigrafiada) o "exclusivo" (aunque en cuanto salga a la calle se vaya a encontrar otros diez modelos iguales). En (contadísimas) ocasiones, parte de ese sobreprecio es achacable al diseño del producto, pero no es lo habitual (ni que sea porque la mayor parte de las veces dicho diseño se limita a ligeras variaciones sobre piezas anteriores, sin aportar ninguna novedad digna de reseña). Son piezas necesariamente de vida corta, puesto que aunque su vida útil efectiva pudiera ser más larga, queda anulada al cambiar la moda. Subgrupo de este se podría considerar lo "pijo-clásico", es decir, piezas clásicas, de confección perfectamente definida y estandarizada (tejanos o americanas de corte clásico), pero que sufren un sobrepecio de entre diez y cien veces el valor de su homólogo de la misma calidad por el mero hecho de lucir una determinada etiqueta. O de no lucir ningún tipo de etiqueta.

Y, por último, bajando en la escala, tenemos lo gilipollas. No, lo pijo, aunque pueda parecerlo, no es gilipollas. Tontolnabo, pero no gilipollas. Una aproximación bastante buena a lo gilipollas (aunque bascula entre esto y lo pijo, ya saben que este tipo de clasificaciones nunca son perfectas y necesariamente hay puntos de conexión) serían las peluquerías de Llongueras y su técnica comercial de ser más caras que cualquier otra peluquería circundante. De hecho, concretamente, lo gilipollas sería el que esa técnica comercial realmente funcione. O eso dicen, y dado que no tengo datos de campo al respecto, me lo tomaré como una leyenda urbana y no lo pondré como ejemplo.

Que qué es gilipollas, entonces?

Y tú me lo preguntas, mientras clavas en mi pupila tu pupila azul?

Gilipollas son estos, coño!



Pero mucho, además!

(en otro orden de cosas, es bastante probable que a partir de mañana me quede sin internete durante una temporada, así que lo mismo sigo posteando, o lo mismo no. Ya se verá)

Hace 309 posts...

13 comentarios:

Maggie Wang Kenobi dijo...

uy, pos yo soy exclusiva, de calidad y pija, pero de gilipollas o tontalnabo nada de nada ¿eh?

casta dijo...

creo que eso es el orden a la inversa, gilipollas a los 15, pijo a los 20, de calidad a los 30 y exclusivo a los 50...

Corredero dijo...

Una vez me compré unos calzoncillos D&G y me duran como si fuera el primer día.
En otro orden de cosas, ¿qué vamso a hacer sin tu entrada diaria?. Me resulta bastante inhumano.

Sota dijo...

MAg, y que no me entere yo de que alguien dice lo contrario!

Casta, no necesariamente. Hay mucho pijo gilipollas de 50 que la calidad y la exclusividad no la han visto ni por asomo...

Sota dijo...

Corredero, pero los usas, o los tienes sólo para hacer bonito?

Y no se, presionad a otros para que actualicen más a menudo...

Theodore Kord dijo...

Exclusivo es a los 90, que ya van quedando pocos de su camada. Y yo soy de los que no tienen ni idea ni de calidad, ni de valor, ni de precio. Busco cosas aparentemente baratas y que se les vea lo menos posible la marca. Si no tienen marca, mejor.

Ah, y la foto de la jedi sigo sin quererla ni muerto.

Sota dijo...

Ted, no necesariamente, insisto. Cosas sin marca, hay unos japos que las hacen, y una rana que es muy fan de ellas. Eso sí, calidad la normal, exclusividad entre cero y ninguna y pijerío a límites estratosféricos. Y caro.

Y te juro que sigo sin entender eso de "la foto de la jedi", nen.

Urui dijo...

Ni marcas ni nah. Si no dura un mínimo de 2 años de uso continuado es que ha sido una estafa.

Theodore Kord dijo...

Sigh, en el post de la huelga, Maggie dijo que sortearas una foto suya, tu que no tenías, ella que usaras la de su perfil, ¿tu has visto la foto de su perfil? Y lo de jedi o jedai, ¿sabes quien es Obi-Wan Kenobi? La verdad es que pensaba que lo pillarías a la primera, incluso sin terminar de leer.

Theodore Kord dijo...

Ah, y no pretendía discutir sobre los de las marcas, calidad y demás, sólo mostraba mis preferencias. Tengo que admitir mi total ignorancia a la hora de comprar.

Corredero dijo...

Podríamos presionar a otros, pero no es lo mismo...

Sota dijo...

Urui, eso es lo que distingue lo "de calidad" de todo lo demás. Y depende de qué estamos hablando. Un lápiz (por ejemplo) por más de calidad que sea no te puede durar dos años de uso contínuo.

Ted, oigame usted, un respeto por el señora Wang Kenobi.

Corredero, me harás enrojecer...

Theodore Kord dijo...

Pero si tiene todo mi respeto. Y ya me callo, excepto para decir que actualices cuando quieras y puedas, a fin de cuentas es tu blog.