martes, 3 de marzo de 2009

Resultados electorales

Tengo la impresión de ir un paso por detrás del mundo, porque el post de ayer lo debí haber puesto el domingo y el de hoy lo podía haber puesto perfectamente ayer, que aunque no estuviesen los resultados definitivos (aún no lo están, falta contar el voto emigrante) la cosa estaba ya más que perfilada. Pero como el blog es mío y me lo follo cuando quiero, pues lo comento hoy. Y el comentario es simple y rápido: han ganado las derechas. Punto.

Y ahora me explayo un poco más.

En lo que respecta a Galicia poco hay que decir. Mayoría absoluta del PP, y punto. Yo no veo esa "debacle" de las izquierdas que venden la mayoría de medios de comunicación por ninguna parte (respecto a las últimas elecciones, han bailado sólo dos escaños, uno del PSG y uno del BNG). El bipartito gallego se aguantaba en un filo de navaja de apoyos, y en cualquier caso lo que estaba más que claro es que Galicia vota tradicionalmente a las derechas (en la legislatura pasada fue también el PP quien consiguió la mayoría, otra cosa es que sean incapaces de llegar a acuerdos con nadie). El motivo? Pues miren, no soy sociólogo, no lo se. Aquí hacen un muy buen análisis, según me parece. El cuerpo me pide comentar aquello de que el diccionario de la RAE tiene toda la razón del mundo cuando define "gallego" como "tonto, falto de entendimiento o razón", pero por una parte, conozco a más de un gallego que me demuestra que eso es falso, y por otro, soy catalufo, y aquí hemos tenido a Pujol durante mil años en el poder, y si no tenemos ahora a Mas (que es MUCHO peor que Pujol) es porque el tripartito se sostiene también sobre una navaja. En cualquier caso, me guste o no, es lo que ha votado el pueblo y bien está. Y con su pan se lo coman.

El caso vasco es más complejo. Y más sibilino. Ganar, ha ganado el PNV. Y, desde mi perspectiva (que a estas alturas del curso no creo que nadie dude es de izquierdas) es quien debe gobernar. Ya no porque haya sido el más votado (los electores sólo elegimos diputados, son los diputados quienes eligen el gobierno, con lo que lo que importa al final es sumar apoyos en el parlamento. Las reglas del juego son esas, y no vale cambiarlas a mitad de la partida), sino porque es la única combinación deseable. Patxi López no apoyará a Ibarretxe, eso parece claro. Al revés (el partido más votado apoyando al segundo para que este forme gobierno) es directamente impensable. La suma de todas las fuerzas nacionalistas vascas parece que no daría una mayoría suficiente (amén que acabaría siendo un poti-poti ingobernable). Y una alianza PSE-PP-UPyDance, que es lo que está sonando en los medios y lo que tiene más posibilidades... Bueno, ese es el peor escenario posible. Primero porque el pacto no sería contra natura, sino lo siguiente. Segundo, porque Basagoiti ya ha dicho lo que quiere a cambio de su apoyo, y es poco menos que el cumplimiento íntegro del programa electoral del PP. Y no me sorprendería nada que Rosa 10, la gran luchadora contra las cesiones a los partidos bisagra, pidiese exactamente lo mismo. En esas condiciones, tener la lehendakaritza no vale para una mierda. Y tercero, y más importante, porque sería un suicidio tanto para el PSOE a nivel nacional (perdería los apoyos del PNV, y ya no tiene a CiU para apoyarse) como para el PSE. La última (y por suerte, única) vez que se intentó un "frente constitucionalista" (horrible y equívoca expresión, por otra parte), el electorado lo castigó profundamente en las siguientes elecciones. El socialismo español (y por tanto el vasco) siempre se ha distinguido por ser capaz de llegar a ententes con los nacionalistas periféricos, y tanto unos como otros se han sabido aprovechar de ello. Si pierde esa capacidad por ansias de poder, y más en zonas fuertemente nacionalistas (Cataluña, Euskadi), pierde gran parte de su área de influencia. Porque para eso, ya hay otros partidos que son fuertemente nacionalistas y también se dicen de izquierdas.

Mi apuestas (que se perdedora) es que repita Ibarretxe como lehendakari (con todo lo que me duele y me repatea con abstención del PSE en la investidura. Y a partir de ahí, durante lo que durase la legilatura (que no creo que fuese completa), que se apoyase puntualmente ora en unos, ora en otros, en los temas que fuese menester. Desde el punto de vista de "limpieza ideológica" (y estoy pensando en los izquierdistas exquisitos) el PSE quedaría limpio de polvo y paja, y podría permitirse tanto coaccionar al PNV hacia políticas más izquierdistas (y, si se quiere, más moderadas) como votar en contra e incluso bloquear las menos afines ideológicamente. Y lo que es más importante, dada la coyuntura en la que estamos, permitiría dar a la sociedad una radiografía clara de quién es el que se está batiendo el cobre constantemente por llegar a acuerdos, solucionar temas y tirar el país hacia adelante, quién está sólo por calentar poltrona, y quién está únicamente por ansias de poder.

Lo triste es que, por sus reacciones, López me está demostrando que es de los últimos. Y miren que me jode.

9 comentarios:

Nils dijo...

chapeau! no podría añadir ni una coma.

Casta dijo...

Yo también estoy completamente de acuerdo contigo, y realmente no me puedo imaginar nada peor que el PP en el poder en Euskadi, me parece una muy muy mala idea.

Respecto a Galicia, son conservadores, lo han sido siempre, y poco más hay que decir.

starfighter dijo...

También me da que López, que no el PSE, pactará con Besugoiti y Rosa de España. Lo peor serán las concesiones y no creo que le salga rentable. Ya veremos que pasa.

yo misma dijo...

En cuanto al País Vasco, estoy muy de acuerdo contigo, tampoco podría añadir nada.

Respecto a Galicia, una cosa que puntualizar (me pilla bastante cerca, tanto geográficamente como de familiares ^^): Se podría decir que el gobierno trabajó bastante bien, sólo que no lo supo vender, y ése es el problema en política, que da igual que trabajes bien o mal, si lo sabes vender, el sillón es para ti. Lo peor del asunto es que, hasta donde sé, en los ayuntamientos en que estaba el BNG la gente estaba contenta (Vigo mejoró mucho, por ejemplo). Y resulta que perdió votos. ¿Cómo se entiende esto, sin recurrir a los manidos tópicos sobre gallegos?

En mi humilde opinión, creo que esta victoria del señor Núñez va a servir al señor Rajoy para seguir al frente del Pepé.

Shanks dijo...

Bueno, por mi parte creo que nada nuevo bajo el sol...
Un pequeño paréntesis en Galicia y vuelta a las derechas y el PV sigue votando a los nacionalistas y los demás intentando echarlos.
Alguien esperaba otra cosa?
Tu crónica, como siempre, perfecta.
Un beso!

Sota dijo...

Pero qué pelotas sois todos...

Seguid, seguid!

Fet dijo...

¿No lo había dicho aquí?
Pues lo digo:
Manda carallo.

Sota dijo...

A dónde se lo mando, tito Fet?

Evitadinamita dijo...

Estoy comentando mientras oigo a Sonrisas Pons (que hoy está muy serio) en la noche en 24 hablando de la legitimación de Patxi López por parte del "BLOQUE CONSTITUCIONALISTA"... ¡Tooooma!!!
A mí me parecen unos resultados (los vascos) francamente previsibles a la par que inquietantes. Y la opción PSE-PP-UPyD me da ganas de vomitar.
Llámeme exquisita si gusta.
Definitivamente su opción preferida es la menos mala, sin lugar a dudas.
Sobre los gallegos, estoy deacuerdo con yomisma en que ha sido cuestión de marketing más efectivo (el del PP), pero efectivamente los gallegos han perdido el Norte después de tantos años con Fraga en el timón, manda carallo! como dice el Tito, a pesar de su carácter conservador. Porque, como comenta Fétido en lo suyo, es un desbarre de proporciones considerables poner en la poltrona de nuevo a los que hicieron una gestión tan lamentable cuando les tocó. Pero esto es la democracia y tienen lo que han querido. Así que lo lamento desde el respeto.