domingo, 8 de noviembre de 2009

Another brick in off the wall


Hoy hace veinte años cayó uno. Cuántos quedan?

Claro, que teniendo en cuenta el por qué acabó cayendo (puritita épica homérica, hoygan) tampoco es que me haga demasiadas ilusiones, llámenme cínico...

8 comentarios:

Nils dijo...

muros físicos, unos cuantos; mentales, muchos más. Así nos va.

Shanks dijo...

Por algo se empieza. Aunque desde entonces han levantado algunos más, así que me uno a tu cinismo.
Joder, ya es lunes??
:(

Sota dijo...

Nils, y los mentales son mucho peores, desde luego.

Shanks, todo el dia (jijijiji)

starfighter dijo...

Quedan más muros de los que imaginamos, por desgracia. Y, como dice Nils, así nos va.

Sota dijo...

Star, pues entonces habrá que ir tirándolos, no?

Shanks dijo...

Sabes que? Esta tarde me he imaginado cómo sería una peli de los hermanos Marx sobre todo lo que pasó...
:)

Evitadinamita dijo...

A mí su cinismo me parece lucidez...
Llámenme ceniza.

Sergio dijo...

Joder ¿Ha caídomun ladrillo de qué coño de muero? Esto no es serio, nadie me lo ha dicho, veré la wiki...

¡Ah! El de Berlín, ya.

Pues le diré don Sota que ese muro solo separaba dos regiones con faltas de derechos diferentes. Yo considero que el muro que divide a poderosos y hambrientos cada vez es más altito y cada vez más gordo y que minga lo vamos a derribar, o cruzar, o algo.

Y encima, don Sota, ese muro tiene la tendencia a englobar cada vez menos personas en su interior, al revés del otro, que aspiraba a englobar cada vez más gente dentro suyo. Es decir, don Sota, que en cualquier momento nos vemos fuera.

Un abrazo algo deprimidillo.