lunes, 9 de mayo de 2005

Algo huele a podrido en Alemania

Supongo que han oído la noticia, porque tiene algunos días. Unos emprendedores alemanes han lanzado a las procelosas aguas de este engendro de Satán que es el internete la wonderfulosa idea de la subasta de puestos de trabajo. El contratador lanza una oferta, y el puesto se lo queda el que, en una semana, haga la oferta más baja. El que trabaje por menos dinero. Con un límite inferior de tres euros la hora. O, al contrario, uno puede venderse, colgando su currículum en esa página, y se lo quedará el empresario que más pague por él. Obviamente, estos tres cerebros pensantes se han convertido rápidamente en héroes (y su web en algo así como el buque insignia) de la ola de neofeudalismo (sigue aquí , aquí , aquí y aquí ) que nos invade. Además, en un alarde de originalidad, cinismo y mal gusto, han llamado a su mercado de carne “Jobdumping”. El dumping, por si alguien no lo sabe, es la expresión que se usa para definir la competencia desleal en el comercio, al vender por debajo del precio de coste para atraer a más clientes que acaben comprando otras cosas, estas sí, muy por encima del precio justo o adecuado. Se hacen a la idea del morro de estos caballero teutónicos, no?

Y parece que la idea tiene un cierto éxito. Los sindicatos han puesto el grito en el cielo, pero parece que no les han podido pillar legalmente por ninguna parte (en Alemania no hay establecido un salario mínimo interprofesional, sino por convenios sectoriales, y de una forma parece ser más flexible que en España). Y ha habido mucha gente (y enfoco hacia los trabajadores, no hacia los empresarios) que está recurriendo a esta página para encontrar un trabajo. Y no me malinterpreten, encuentro perfectamente normal que una persona que está en el paro prefiera cobrar miseria y compañía (o incluso sin la compañía) a comerse los mocos. A fin de cuentas el de comer (comida, no los mocos) es un vicio tozudo que cuesta abandonar. Pero, sinceramente, encuentro que es un claro indicador de por donde van los tiros en la economía alemana. A la rodilla, cuesta abajo y sin frenos. Lo que me da más miedo es que de cara a octubre tienen intención de sacar la versión para España (para alegría, sin ninguna duda, de don Rodrigo Rato, flamante presidente del Fondo Monetario Internacional. Lo de flamante es porque a veces darían ganas de prenderle fuego, me refiero).

Insisto, entiendo las motivaciones de los curritos que acuden a este servicio. A quienes no entiendo es a los empresarios. Porque, en mi limitada capacidad de discernimiento económico, puedo entender la existencia de las ETTs. Picos puntuales de trabajo que no justifican el gasto en un proceso de selección, inventarios (que requieren de mucha gente o mucho tiempo, y lo primero suele salir más a cuenta), y trabajos en general de baja o nula calificación. Vale. Aceptamos barco como animal de compañía. Pero esto... Porque si hablamos de trabajos que requieran una elevada calificación seguimos en las mismas, contratar a alguien sólo porque cobra poco es un suicidio. Y en el resto de los casos... A ver, sinceramente, con la mano en los pechos: Ustedes dejarían que les cortase el pelo alguien que considera que su trabajo no vale más de tres euros al mes? Que les limpiase la casa (probablemente, con ustedes, además, fuera)? Que les cuidase a los hijos?

Yo que quieren que les diga, seré un negado para cosas económicas y tal... Pero me parece, como poco, temerario.

6 comentarios:

Hellblazer dijo...

Pos ya estamos viendo ejemplos a tutiplén. Como las traducciones, en cómics o libros, encargadas a aficionados inútiles,con meteduras de pata del tamaño de Gibraltar, o las noticias en los mass media encargadas a los becarios de turno con erratas que hacen sonrojarse de vergunenza ("Blade: Trinity. Cuarta parte de la trilogía formada por Blade, Blade 2 y Blade Runner"...)

Sin embrago, no hay problema. La gente tragará porque uno ya no puede exigir calidad en el producto. Bastante tiene con poder comprar el producto al tiempo que paga la hipoteca. ¿Por que el exito de los supermercados de linea "baja" -Ojo, algunos con relación calidad-precio excelente-, como Día, Lidl, Alcampo...?Por que un montón de gente es que ya no tiene dinero ni para el Carrefour de turno...
Y como dijiste en tu post sobre los neofeuds, pues así nos va. De siervos de la gleva. Y luego la peña aplaudiendo y tirandoles vivas al Principito y la yegua paritoria.

Kurtz dijo...

Pues que quiere que le diga...alguien que esta dispuesto a trabajar por tres euros hora (aparte de estar jodiendo a los que hacen el mismo trabajo que él porque esta tirando los precios y puteando a los que quieren cobrar un salario digno) se merece que le paguen 3 euros la hora y además se rian de él.

Es una de esas situaciones en las que el corporativismo debería servir para algo.

O no. O si....bah...dejenme en paz...

ZaraJota dijo...

Kurtz, cuando no tienes curro y familia y ni un puto duro llega el momento de agarrarse a cualquier sitio. No es culpa del trabajador, es culpa del empresario que intenta tomar ventaja de esta situación.

Logan-X dijo...

Es una conclusión lógica de la eterna pugna de los empresarios por la flexibilización salarial llevada a sus últimas consecuencias, el sueño del señor Cuevas y sus amigos hecho realidad.

hallofon dijo...

Aquí ya tenemos una versión light del tema. Y no es por internet. Se llama jobsinpapeles. Y se realiza mayormente con inmigrantes

Sota dijo...

Hallofon, pero lo jodido del caso es que lo que hacen la gentuza esta del jobdumping es LEGAL.