sábado, 6 de noviembre de 2004

Neofeuds (II): La negra sombra de Malthus

Continuemos hablando de economía. Concretamente, de lo físicamente imposible que resulta el modelo de crecimiento que propugnan estos neofeuds. En palabras llanas, la cosa se resume en que no basta con que las empresas tengan beneficios (lo cual es eminentemente lógico), sino que deben tener más beneficios que en el ejercicio anterior. Crecimiento geométrico. Y, a ser posible, exponencial. Supongo que las mentes preclaras que han llegado a esta admirable conclusión nunca en la vida han estudiado geografía humana o filosofía, porque si no les sonaría el nombre de Malthus. Como me han dicho por ahí que con la LOGSE ya no se estudia, empezaré por un somero resumen de las teorías malthusianas, que si no seguro que no son capaces de seguirme.

Basicamente, la idea es partir de un sistema poblacional cerrado, donde no hay posibilidad de migraciones masivas ni interferencias externas como pueda ser una invasión extranjera, una peste llegada por las rutas comerciales o una guerra por motivos religiosos. Como ven, es un sistema muy simple, pero les aseguro que tiene su lógica. Otra cosa es que tal y como yo lo explique se la encuentren, pero siempre pueden hacerle una rogativa a San Google y encontrarla debidamente explicada. Bien. Este grupo de gente, por su propia dinámica, irá creciendo en población a lo largo de los años, con los altibajos habituales, como se comprueba que sucede en cualquier grupo poblacional que no se vea afectado por factores externos. Ya saben, biológicamente cualquier especie intenta ocupar el máximo terreno posible. La población, pues, irá creciendo, irá creciendo, hasta que se llegará a un punto en que los recursos naturales que se pueden conseguir (incluso incluyendo el factor de mejora tecnológica) se vean superados por la demanda de ellos. Hablando en plata, que no habrá comida para todos. Dado que mantener un crecimiento poblacional cero (para que uno nazca uno tiene que morir) es poco menos que imposible, y que además no son iguales las necesidades de un recién nacido que las de un adulto que las de un anciano, esto supone un problema. Un problema cuya única solución es una crisis total, que reduzca la población a los niveles originales (o próximos a ella), de forma que el ciclo vuelva a comenzar. La forma concreta que tome esa crisis (grandes hambrunas, enfermedades propiciadas por el hacinamiento, guerras civiles), en el fondo es irrelevante, lo importante es que provoca una mortandad masiva. Es lo que se ha dado en llamar una crisis malthusiana. De esta forma, teniendo en cuenta los crecimientos de población y las crisis malthusianas, si hiciésemos la gráfica población/tiempo nos encontrariamos con un diseño en dientes de sierra, donde cada diente tendría la forma de un triángulo rectángulo (aproximadamente), con el ángulo rectángulo enfocado en la dirección de avance de la coordenada tiempo.

Se han perdido. Bien, lo entiendo, esto es dificil de explicar sin dibujines. Pongamos un ejemplo: Recuerdan aquel problema de lógica tan típico del nenúfar que cada dia doblaba su tamaño, y que si al quinto dia ocupaba medio estanque, cuanto tardaría en ocuparlo por completo? Supongan que el nenúfar es la población, que crece geométricamente (2-4-8-16). El sexto dia ocuparía el estanque por completo. El séptimo ya no tendría donde crecer, pero seguiría intentándolo, porque es lo que genéticamente está programado para hacer. Al octavo, no sólo seguiría intentándolo, sino que además se encontraría con que el agua del estanque, al estar cubierta por el propio nenúfar, no podría realizar el intercambio de gases con la atmósfera y se había empobrecido en oxígeno, con lo que el nenúfar empezaría a asfixiarse. Las primeras en verse afectadas serían las hojas más externas, más lejanas a la raiz, que empezarían a morir, y irían muriendo hojas hasta que quedase suficiente superficie de agua libre de hojas como para que se restableciera el equilibrio de gases normal entre la atmósfera y el agua, momento en el cual el nenúfar volvería a comenzar a crecer. Y vuelta a empezar el ciclo.

Aunque lo parezca, no he perdido el hilo de lo que quería explicar de buen principio, pero permitanme aún otro rodeo. El dinero es una convención social, una abstracción sobre la riqueza del pais que nos resulta útil a niveles comerciales. Por sí solo, no tiene más valor que el del material de que están hechas las monedas. Y desde que estas dejaron de acuñarse en metales preciosos (cuando la moneda valía lo que valía su peso en metal), menos aún. De hecho, los más ancianos del lugar aún recordarán cuando en los billetes ponía lo de El Banco de España pagará al portador. El billete en sí no tiene valor, es un comprobante de cambio sobre el valor real. Además, hoy en dia el grueso de las operaciones económicas no se hace sobre moneda (sea metálica o sea papel), sino sobre números, lo cual añade un grado más de abstracción al tema. El problema es que la abstracción no es arbitraria, sino que se corresponde, repito, a la riqueza REAL del pais. Si tu pais vale X, y tu moneda tiene un valor Y, podrás trabajar con X/Y unidades monetarias. Y si intentas hacer trampas y trabajar con 2(X/Y), lo único que conseguirás es que, inmediatamente, los precios se dupliquen, porque, al no haber nada para sostener ese dos, el valor de la moneda (Y) se depreciará a la mitad para mantener la igualdad. Todo esto, de nuevo, es una simplificación muy grande hecha por alguien que de economía no tiene ni flapa, así que si hay algún experto entre el respetable y he dicho una tontería muy grande le agradecería que me lo indicara, que me como el post con patatas fritas y todos felices.

Si ahora tomamos el planeta en su conjunto, descartamos la posible ingerencia extaterrestre y simplificamos a que a lo único que nos dedicamos es al comercio (lo cual es, en el fondo, una simplificación más que aceptable), tenemos un perfecto sistema cerrado malthusiano, donde hay un pool de dinero que va circulando de un lado para otro. La riqueza global del mundo, en virtud de los avances tecnológicos e industriales, se irá incrementando, lógicamente, y eso hará que las empresas puedan ir consiguiendo beneficios. Unas vivirán, otras morirán, aparecerán parásitos, simbiontes y depredadores. Y espero me permitan el símil biológico. Pero, cuando las empresas empiezan a crecer exponencialmente (y aquí enlazo con el inicio del post), como el nenúfar, comenzarán, necesariamente, a chupar de ese pool de dinero a un ritmo necesariamente más rapido a aquel con que lo recirculan. Resultado: el pool se irá secando. La cantidad de riqueza en abstracto del mundo que se mantiene en circulación será cada vez menor. Hasta que llegue un momento en que se seque del todo. Y entonces qué ocurrirá? BINGO! Una crisis malthusiana de primer orden! Y todo se irá a tomar por culo, y habrá que empezar de nuevo. Y no me pregunten por qué he puesto todo lo anterior en condicional, cuando la situación no es hipotética sino totalmente real. El sistema económico vigente es insostenible, porque es un sistema malthusiano.

Y ahora viene lo que me sulivella de los neofeuds. No que no sean capaces de ver esto, que aunque demuestran ser más listos que el hambre, no les presupongo a priori una cultura general que les permita verlo. El problema es que hacen trampas. Podría entender que, desde su posición de fuerza, de macho alfa de la manada, reclamen esta perversión de la ley de la jungla y saquen sapos y culebras cuando alguno de los rojos malmasones terroristas del lumpen clamamos que el Estado (en abstracto) está para algo y tiene que poner algún tipo de orden, ni que sea para controlar los crecimientos desaforados de empresas que nos llevarán de cabeza al desastre y para devolver, via impuestos, parte de las reservas económicas a la circulación. Porque, para ellos, esas ingerencias de "papá estado", como despectivamente lo llaman, son palos en las ruedas, que les impiden crecer aún más. Pero ay, madre, que cuando vienen mal dadas son los primeros en reclamar la intervención de papá estado y exigir subvenciones, leyes proteccionistas y contratos con las administraciones públicas. Porque entonces, cuando ven que están en el borde del barranco, es cuando se juegan su posición de machos alfa y les entra la cagalera, y no se atreven a dar el paso final, que, si para todos los demás supondría, indefectiblemente, la miseria más abosoluta, para ellos sería una jugada a todo o nada. Y como no les preocupa que a los demás se nos lleve el Maëlstrom, pero tienen pánico a que una ola les pueda salpicar los bajos de los pantalones, exigen al estado que les ayude. A ellos. Y a los demás, que nos folle un pez espada.

En el próximo post, sigo con el tema, que aún me quedan un par de cosas por decir.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Como ejemplo para quienes no entiendan al siniestro y cruelmente realista Malthus: Lo que importa es la Condición Limitadora: en un desierto sería la disponibilidad de agua, en la Antártida sería la temperatura, en un sistema complejo es la disponibilidad de proteínas asimilables... ¿me siguen?. Léanse Dune si no lo entienden y lo captarán a la perfección (además de pasar unas cuantas horas con un libro que merece mucho la pena). La humanidad se cree autoliberada de esas barreras por la Ciencia (en su variante más religiosa y mística, como solución de todo). Sería la herencia de esa frase de siglo XIX; "La Ciencia no tiene límites".

Con esta excusa, este grupo de gentuza plantea un carrera hacia adelante sin más objetivo que el crecimiento en sí mismo. Quizá deberían ver el ejemplo de la medicina la cual, tras años de otorgar más años de vida, empieza a darse cuenta de que no es sólo eso, sino que esos años tengan un mínimo de calidad. La Ciencia (y sigo con las mayúscula) puede posponer la crisis, aprovechar más y mejor los recursos y descubrir nuevas fuentes, pero la Malthus siempre está al fondo; alejado pero no eliminado.

Siguiendo con el símil de la medicina, cuando una enfermedad infantil es sufrida por un adulto, éste lo pasa mucho peor; si el esquema se repite, sería mejor que no llegáramos a ver la crisis malthusiana que se agazapa en el horizonte porque ya lleva postpuesta mucho tiempo. Y siempre hay que pensar que en Europa tuvimos algo parecido con la Segunda Guerra Mundial...

En cuanto a la nueva Condición Limitadora tal y cómo van las cosas... ¿el agua potable? ¿el aire no contaminado? ¿la comida? ¿La electricidad? Elijan.

Anónimo dijo...

Lo del papel moneda está muy bien explicado. De hecho, si no recuerdo mal, es lo que hizo Alemania para pagar las deudas que tenía con los paises aliados tras la 1ªGuerra Mundial en forma de indemnizaciones por los destrozos de la misma, entre otras cosas.

Como esas deudas habían sido formalizadas en marcos, el Banco Central alemán emitió tal cantidad de billetes que el valor de estos se depreció espectacularmente, de esta forma el país pudo pagar a sus acreedores (entre los que no cundió la alegría precisamente ante la jugada), y luego con el tiempo volver a recuperar el valor de la moneda a su nivel anterior.

Claro que en el intermedio los que sufrieron las consecuencias fueron los alemanes. Esto ayuda a explicar en parte como cierta mala bestia logró ganar unas elecciones democráticas apelando al orgullo patriótico de sus paisanos.
Vaya, no se la razón pero tengo la impresión de haber vivido algo parecido hace poco, ¿por que será?.

Logan-X out

Anónimo dijo...

Ciertamente; no empapelamos las paredes con billetes de 1000 euros, pero hemos sufrido, literalmente, una subida de precios por el morro de de 2/3 del valor inicial. ¡Brillante idea la de la moneda de Euro con tamaño de veinte duros!

En cuanto a patrioteros aprovechados, siempre los ha habido y siempre los habrá. Es curioso que sea precisamente esa gente quienes hayan olvidado que una de las esencias de esta extensión de terreno entre África y Europa (ni sí, ni no, sino todo lo contrario) sea la maravillosa "¿Y quién mató al Comendador? / ¡Fuenteovejuna, señor!"... aunque sólo sea de vez en cuando y en situaciones desesperadas.

Ghanima Atreides dijo...

Bueno, el primer anónimo ya ha mencionado Dune y ahí se pegan todo el rato mencionando algo que bien podría pasar, el despotismo hidráulico. Tomemos por ejemplo que en un futuro próximo el bien más preciado del planeta sea el agua potable (Mad Max, Dune...), el alimento (El puño de la Estrella del Norte), o incluso el aire (Aquella del Swarzennegger que nunca me acuerdo cómo se llama). La única solucion es la expansión (viajes espaciales me refiero), pero no dejaría de ser una solución más o menos provisional a la par que bastante lejana, actualmente.

Y tal como van las cosas actualmente bién podríamos tener pronto un "Dia de los trífidos", entonces sí que lo tendríamos todo (escasez de agua, alimentos y electricidad) ;P


Logan-X: Hace no mucho también sucedió algo parecido... en Venezuela, si no recuerdo mal. Los billetes llevaban tal cantidad de ceros que el pan se pagaba en millones, y un buen dia re-imprimieron toda la moneda nacional, quitando todos esos ceros. Aunque ahora no recuerdo bien qué pasó.

El otro anónimo: Te aseguro que la moneda de euro no solo tiene el tamaño de los 20duros (aunque es un poco más estrechita), tiene el tamaño exacto de la moneda francesa, y la de 50cts de otra que no recuerdo, pero en general el tamaño, por lo que oí, está basado en las monedas francesas (tú fíjate, que seguro que te intentan colar alguna, a mí ya me ha pasado).
Así que en cuanto a eso, el "Fuenteovejunica lo hizo", en este caso lo entonan los que hicieron las monedas :(

Sota dijo...

Ghani, la moneda de cincuenta céntimos tiene el mismo tamaño y forma que la nuestra de diez duros (el último diseño). Cambia el material y, por tanto, el peso, pero la forma base es la misma.