jueves, 11 de noviembre de 2004

Neofeuds (y V): Fuenteovejuna

Comentaba hace un par de posts que, dentro de mi teoría (que no por conspiranoica deja de ser menos válida), los neofeuds necesitan de alguien que les haga el "trabajo sucio" de llevar a la sociedad al punto de ruptura necesario para que se produzca una crisis que les permita reconducirlo todo según sus intereses, que son, repito por enésima vez, colocarse en la cima de la cadena trófica. Y uso la expresión "cadena trófica" no porque crea que vayan a dedicarse al canibalismo (que todo puede ser), sino porque en lo alto de la pirámide social ya están. Y lo que buscan es situarse MÁS arriba aún. En los comentarios de ese mismo post, alguien (creo que Urui) me decía que no se le ocurría ningún colectivo lo suficientemente poderoso como para poder provocar la crisis.

Ahí está el truco. Lo que buscan es un "cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación", solo que substituyendo lo de "nación" por "mundo". La frase entrecomillada ha sido sacada directamente de la web de la R.A.E., y se corresponde a la segunda entrada del término revolución. Me enrollo más que una persiana, lo se. Buscan que se produzca una revolución, eso que, secularmente, se ha intentado evitar desde las clases pudientes. Puede parecer una contradicción, pero es la única explicación lógica a la que puedo llegar.

Porque, de haber una revolución, esta, previsiblemente, no se dirigiera tanto hacia los grandes emporios empresariales (y, por tanto, hacia sus dirigentes, que son, al fin, los interesados), sino, en primer término, hacia los gobiernos. Porque incluso una masa enfervorizada y sedienta de sangre debería tener suficientemente imbuido el concepto de "política" como para llegar a la conclusión de que los gobiernos son, en último término, responsables del bienestar (dentro de los márgenes que ustedes quieran poner, y que, a mi entender, deberían ser bastante amplios) de los ciudadanos y por tanto, cuando las cosas vienen mal dadas, la culpa es, básicamente suya. Substituyan el "voto de castigo" que se da en nuestas sociedades opulentas, donde las cosas (aún) van (relativamente) bien, por un "linchamiento de castigo". Tú nos has llevado a la miseria, tú lo vas a pagar con sangre. La pregunta, ahora, sería por qué los gobernantes les siguen, pues, el juego a los neofeuds. Vuelvo a Serrat, por ignorancia, por incosciencia, por imprudencia y por mala leche. Porque no se han dado cuenta de por dónde van los tiros. Porque confían en que ellos ya no estarán allí cuando la cuerda se tense demasiado y se rompa. Porque son sicarios a sueldo. Porque creen que serán lo bastante rápidos, o lo bastante listos, como para escaparse de la quema. O, simplemente, porque no les importa mientras tengan la panza y los bolsillos llenos. Ustedes mismos.

Además, provocar una revolución no requiere de grandes grupos de presión, de lobbies de a tres millones de dólares la medalla del Congreso, ni siquiera poseer medios de comunicación. Todas estas cosas ayudan, y pueden favorecer el que se pueda llegar a dar una revolución "tranquila" como la que comentaba en el post anterior, en la que se llegase a la misma conclusión por la via de la "conversión": que fuese el propio lumpen quien les entregase a los nuevos Señores su vida, hacienda e incluso honor, pero no son imprescindibles. Tan sólo es necesario forzar lo suficiente la situación, y esta acabará explotando por sí sola. En el límite de la perversión, pretenden usarnos a nosotros mismos como instrumento para lograr nuestra destrucción.

He titulado el post como "Fuenteovejuna". En esa obra también se habla de una revolución (a pequeña escala), que termina bien unica y exclusivamente porque Fuenteovejuna se mantiene firme y hace lo que debe. Fuenteovejuna mató al comendador. Fuenteovejuna se manifestó contra la guerra. Fuenteovejuna clamó quién ha sido? ante las sedes del PP el 13 de Marzo. Fuenteovejuna envió el primer mensaje con un "pásalo". Fuenteovejuna se encasquetó un pasamontañas y se hizo llamar Marcos. Fuenteovejuna expulsó a los británicos de la India mediante resistencia pasiva. Lo que no hizo Fuenteovejuna fue asaltar las Tullerías, enfrentándose a los cañones del ejercito del Rey, para hacerle el trabajo sucio a la burguesía que quería instaurar la República para elevarse ellos al poder. No se si estoy explicandome. Las revoluciones a veces son necesarias, a veces son la única salida que tenemos. Pero siempre son indeseables. Las revoluciones requieren sangre para funcionar, y, no se lleven a engaño, la sangre la ponemos siempre los mismos. Y suelen aprovecharlas otros. Y, si se llega a la situación que he propuesto, no va a venir después un rey, como en Fuenteovejuna, a arreglarlo todo. Si se empieza, habrá que llegar hasta el final, y entonces tenemos todas las de perder.

No quiero que ahora parezca que presento una situación tan apocaliptica para acabar diciendo que todo lo que podemos hacer es encogernos de hombros y verlas pasar. En nuestras manos está el impedir (o intentarlo, al menos) que se llegue al punto de no retorno. Cómo? No lo se. Protestando siempre que tengamos ocasión. Poniéndoles en evidencia. No colaborando. Sinceramente, no lo se y acepto sugerencias. Pero, sobretodo, si se llega a declarar la revolución, no se equivoquen de blanco y no yerren el tiro.

Porque no habrá otro.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Al final creo haber entendido más o menos el tema.

Mi problema es que últimamente lo más grave que me ha preocupado es la integridad, el tratamiento de la información, los rumores y las sospechas que hacen tambalear algunas cosas que me rodean, ya se que es críptico, como de costumbre en mi. Lo que quiero decir es que después de leer estos 4 post, me suenan a paparruchas estas nimiedades mías, y ni que decir de otras preocupaciones muchísimo más insignificantes de mi día a día.

Pero haciendo un ejercicio, de lo particular a lo global y viceversa, (cosa que considero buena de hacer, para aplicar a las pequeñas actitudes el poder de las grandes reflexiones, -que cambiar no sé si cambian nada pero le dan un poco más sentido a las cosas-), entiendo que lavarse las manos es la peor respuesta a todo esto. Así que aunque me estaba planteando (por darle vidilla a mi conciencia que anda aletargada) que hacer, si un supuesto día me encontrase con algo de poder (no un poder real, no, ni siquiera imaginando puedo llegar tan lejos, uno de esos de los que te hacen creer que lo tienes y te dan una galletita más gorda a cambio), pues siempre resolvía que lo mejor era salir por patas, para no pudrirme, por aquello con que me iniciaba de la “integridad”, siempre tiendo a relacionar el poder con venderse. Y ahora me pregunto, ¿no debiera ser entonces al revés? No tendríamos que asumir que el pataleo no es más que un derecho menor y tendríamos pues que intentar llegar más lejos pero mejor ¿?. Si asumes un poder, por ejemplo, en tu caso (que en el mío no se me ocurre nada): hacerte profesor, puede que sea pequeño, puede que sirva de poco, pero la educación es la base de muchas cosas. No sería algo valiente y cercano a las respuestas que buscas. Puede que no tengas estas respuestas, pero planteando las preguntas adecuadas siempre habrá quien podrá llegar más lejos mejor informado.

... Releo y ni yo misma me entiendo... Espero que tú, más sabio, seas capaz de abarcar todo lo que conoces. Como dijo un tal Thomas Eliot: ¿Dónde está la sabiduría que perdí con el conocimiento?, ¿dónde está el conocimiento que perdí con la información?

Anónimo dijo...

olvidé la firma, :P
Haditjé

Anónimo dijo...

Llevo días intentando poner algo pero no se me ocurre nada.

Eso sí, me lo he leido varias veces.

Urui.

Anónimo dijo...

Bueno.... yo no se que decir la verdad, nunca he sido dadoa reflexiones de este tipo. Por comodidad, vaancia, que se yo... eso si, dire que S0TA escribe bien, quierod ecir, que al menos lo que escribe se puede leeer, que ya es algo.

Lo mas cercano que puedo decir a un comentario es que, personalmente, conservo la fe en muy poquitas cosas.

Anónimo dijo...

se me olvidaba, soy el Conejo

Usagi