martes, 31 de mayo de 2005

10' 17''

Leo en uno de estos periódicos gratuitos que dan en el metro que alguien ha hecho un estudio que demuestra que el tiempo que se puede dar de margen a partir de la hora fijada para considerar que alguien llega tarde es, exactamente, de diez minutos con diecisiete segundos.

Era únicamente un breve sin más información, y tampoco no he hecho más investigaciones al respecto para saber de dónde ha salido, pero la noticia es curiosa. Para empezar, porque la noticia ha salido en martes, cuando este tipo de noticias (las de estudios científicos) suelen salir en jueves (básicamente, porque es el dia en que salen al mercado Nature y Science, las principales -o al menos, las más populares- revistas científicas), aunque eso no implica nada (la "noticia" es una chorrada y pueden haberla tenido en la nevera durante meses, ves a saber cuándo salió publicada y dónde). Para continuar, porque me anulo, me atribulo y mi horror no disimulo al pensar que se ha encontrado financiación para hacer ese estudio y, en cambio, el grupo multidisciplinar de Madrid que parece ser ha encontrado un método de detener el crecimiento de las neoplástias (los cánceres) se ha tenido que pagar el 80% de los estudios de su bolsillo, pero en fin. En tercer lugar, porque no se me ocurre una metódica que permita llegar a establecer con tal exactitud (lo que me ha matado no han sido los diez minutos, sino los diecisiete segundos) una variable tan subjetiva como esa.

Porque a ver, ese es el tiempo para considerar que alguien llega tarde... dónde? Y en qué circunstancias? Porque diez minutos cuando quedas con un colega para tomarte una cerveza no es nada, pero cuando vas al cine, llegar diez minutos tarde es una eternidad. En una entrevista de trabajo puede ser motivo para que te tumben antes de abrir la boca, pero en la cola del médico, donde nunca te atienden a la hora, no viene de ahí. En una reserva en un restaurante no importa, pero si se trata la hora de despegue de un avión, el llegar diez minutos tarde puede ser un desastre. De igual manera, no es lo mismo diez minutos en función de qué lado de la ventanilla estés. Probablemente, al piloto del avión no le va a venir de ahí (lo peor que puede pasar es que pierda el slot y tenga que esperar a otro). Y no creo que sean lo mismo diez minutos en Suiza que diez minutos en España, por cuestión de carácter y costumbres. Y de comparar una sociedad civilizada con los bárbaros del norte, claro...

En cualquier caso, si hemos de hacer caso a ese estudio, está claro que, salvo en temas MUY formales (entrevistas de trabajo, viajes en tren o avión) soy un perfecto tardón que va siempre corriendo porque llega tarde, como el conejo de Alicia. Y aún así casi siempre me hacen esperar...

lunes, 30 de mayo de 2005

Diez (IV)

Las diez películas de terror a reivindicar en cualquier circunstancia por cualquier persona con un mínimo de coherencia, buen gusto y ganas de que no despertarse cualquier dia de estos con una cabeza de caballo cortada entre las sábanas (en mi humilde opinión, que como tal es la correcta y no acepta discursión alguna. Eso sí, la lista está abierta a cambios y se aceptan sugerencias) son:

1.- En compañía de lobos (The company of wolves, Neil Jordan, 1984). Por perversa. Por ser el cuento de caperucita de verdad. Por la mejor transformación en hombre lobo de la historia del cine. Porque sale Ángela Lansbury. Por la escena de la muerte de Ángela Lansbury. Por las cejas unidas en forma de V.

2.- Jóvenes Ocultos (The lost boys, Joel Schumaker, 1987). Porque son vampiros que se comportan como se comportarian los vampiros. Por la canción de the Sisters of Mercy. Por el bol de arroz que se convierte en gusanos. Por el amigote gilipollas. Por el abuelo que lo sabía todo. Porque a mi me gusta, qué pasa.

3.- Pesadilla en Elm Street (A nightmare on Elm Street, Wes Craven, 1984). Por el mejor villano carismático de la historia de las stab movies. Por un guión sólido y coherente. Por los efectos especiales. Porque da mal rollo. Por freudiana. Porque es la única saga de la época que dio lugar a secuelas que no incitaban al llanto y el crujir de dientes. Por la cancioncita de los niños, que se clava en el cerebro y no quiere salir.

4.- La noche de Walpurgis (León Klimowsky, 1971). Por cutre, y sin embargo, bonita. Por la cruz de Mayenza. Por las vampiresas en deshabillé rodadas en noche americana con ralentí. Por el castillo. Por los nombres imposibles de director, actores y personajes. Porque la ví con trece años, en casa de mis abuelos, una noche de luna llena con un viento que se te llevaba y fiebre, y esas cosas marcan.

5.- La máscara de la Muerte Roja (The masque of the Red Death, Roger Corman, 1964). Por estar basada en el mejor cuento de Poe, parecerse a él como un huevo a una castaña y sin embargo serle totalmente fiel. Por un Vincent Price tocado de la mano de dios (o del diablo). Por la muerte leyendo el tarot. Porque sale Hop Frog. Por el diseño del palacio del Príncipe Próspero. Por el disfraz de la Muerte Roja. Porque demuestra que no hace falta gastarse tropocientos mil millones de dólares en decorados hechos por ordenador, sólo unos focos de colores debidamente dispuestos. Por la Santa Compaña de muertes de colores.

6.- La novia de Frankenstein (Bride of Frankenstein, James Whale, 1935). Por el peinado y la forma de gritar de Elsa Lanchester. Por los dos enterradores. Por los homúnculos del doctor Pretorius. Por los comentarios fuera de tono de la campesina vieja. Por el glorioso blanco y negro. Porque el Frankenstein de Kenneth Branagh hubiese hecho buena cualquier cosa en comparación. Porque es sencillamente perfecta.

7.- La noche de los muertos vivientes (Night of the living dead, George A. Romero, 1968). Por la doble lectura. Por la doble lectura de la doble lectura. Por la niña zombie. Porque apenas si sale sangre, y maldita la falta que le hace. Por el final seco, cruel y desesperanzador. Porque gracias a ella sabemos cómo tratar con los zombies. Por el primer ataque de un zombie en el cementerio. Porque no hay motivo, y si lo hay no importa. Porque muere hasta el apuntador. Porque las pelis de zombies siempre dejan muy mal cuerpo. Porque es creible, y eso deja peor cuerpo todavía.

8.- Los Pájaros (The Birds, Alfred Hitchcock, 1963). Por irreal. Por surreal. Por hiperreal. Porque al final no hay ningún virus mutante ni ningún científico loco detrás. Por el ataque sobre la cabina de teléfonos. Por el cadáver al que se le han comido los ojos. Por las escenas en silencio absoluto, y las escenas con los trinos. Porque después de verlas, una bandada de palomas puede hacerte estremecer.

9.- Remando al viento (Gonzalo Suarez, 1988). Porque cuadra perfectamente con La fuerza de su mirada de Tim Powers. Por la caracterización de la Critura. Por los paisajes. Por Venezia. Por la jirafa en el palazzo. Por la forma en que Byron trata al Patriarca de Venezia. Por Bibí Andersen. Porque no es bueno dejar al perro fuera de casa cuando llueve.

10.- Angustia (Bigas Luna, 1987). Porque da lo que promete el título. Por Zelda Rubinstein. Por la película dentro de la película dentro de la película. Porque los ojos dan muy mal rollo. Por las espirales. Porque fue injustamente maltratada y olvidada.

viernes, 27 de mayo de 2005

Me gusta ser una zorra

Le copio la idea (y la lista) a Lord Vetinari II. La idea es marcar en la lista las películas vistas (con una X, frente a las que no, que tienen un punto), añadir cinco más y contar las que sí. Cito textual del blog de Lord Veti: Si has visto más de 70 películas, eres una ~*~ Movie Whore ~*~. Allá vamos...

. Napoleon Dynamite
. Saw
. White Noise
. White Oleander
. Anger Management
. 50 First Dates
X Friday The 13th (y qué miedo daba la señora Vorhees...)
X Scream
X Scream 2
X Scream 3
. Scary Movie
. Scary Movie 2
. Scary Movie 3
. American Pie
. American Pie 2
. American Wedding
. Harry Potter and the Philosopher's Stone
. Harry Potter and the Chamber of Secrets
. Harry Potter and the Prisoner of Azkaban
. Resident Evil
. Resident Evil: Apocalypse
. The Wedding Singer
. Little Black Book
. The Village
. Donnie Darko
. Lilo & Stitch
. Finding Nemo
. Finding Neverland
X 13 Ghosts (cosa más mala, por dios!)
X Signs (cosa más peor, por dios!)
. The Grinch
X The TeXas Chainsaw Massacre (Both versions) (The Saw is family)
. White Chicks
. The Butterfly Effect
. 13 going on 30
. I, Robot
. Dodgeball
. Universal Soldier
. A Series Of Unfortunate Events
. Along Came A Spider
. Deep Impact
. Kingpin
. Never Been Kissed
. Meet The Parents
. Meet The Fockers
. Eight Crazy Nights
. A Cinderella Story
. The Terminal
. The Lizzie McGuire Movie
. Passport to Paris
. Dumb & Dumber
. Dumb & Dumberer
. Final Destination
. Final Destination 2
X Halloween (una MUY buena película de terror, mal que les pese a muchos)
X Halloween 2
. Halloween 3
X Halloween 4 (una NEFASTA película de terror, mal que me pese)
. Halloween 5
X H20 (Jamie Lee Curtis, o el vicio hecho cuarentona con hacha)
X Halloween: the Resurrection (olvidable)
. The Ring (se pueden creer que me dormí a los cinco minutos?)
. The Ring 2
. Harold & Kumar Go to White Castle
. Practical Magic
X Chicago (Fantástico musical)
X Ghost Ship (otra peli de terror con un guión más que sólido que nadie se esperaba)
. From Hell
. Team America: World Police
X Hellboy
. Secret Window
. I Am Sam
. The Whole Nine Yards
. The Day After Tomorrow
. Child's Play
X Bride of Chucky
. 10 Things I Hate About You
. Just Married
. Gothika
X A Nightmare on Elm Street (icono cultural personal, y película que se debería estudiar en las facultades de psicología y psiquiatría. Grande)
. Sixteen Candles
. Bad Boys 2
. Joy Ride
X Seven (que alguien mate al guionista que hizo ese final, por dios!)
. Ocean's Eleven
. Ocean's Twelve
. Identity
. Lone Star
. Bedazzled
. Predator
. Predator II
. Independence Day
. Cujo
. A BronTale
. Darkness Falls
. Christine
X ET
X Children of the Corn
. My Boss' Daughter
. Maid in Manhattan
. Frailty
. How to Lose a Guy in 10 Days
. She's All That
. Calendar Girls
. Sideways
X Mars Attacks (venimos en son de paz! venimos en son de paz!)
. Event Horizon
. Ever After
X Forrest Gump (a cachos, pero la he visto)
. Big Trouble in Little China
X X-Men
X X-Men 2
X Jeepers Creepers
. Jeepers Creepers 2
. Catch Me If You Can
X The Others (uffff... floja, floja, floja...)
. Freaky Friday
. Reign of Fire
. Man on Fire
. Braveheart
. Cruel Intentions
. The Hot Chick
. Swimfan
. Miracle
. Friday Night Lights
. Old School
. Ray
. The Notebook
. K-Pax
X Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring
X Lord of the Rings: The Two Towers
. Lord of the Rings: The Return of the King
. A Walk to Remember
. Sweet Home Alabama
. Moulin Rouge
. Boogeyman
. Hitch
. The Fifth Element
X Star Wars episode I: The Phantom Menance (pongo que la he visto, pero en realidad todos sabemos que NO existe)
X Star Wars episode II: Attack Of The Clones (idem que la anterior)
X Star Wars episode IV: A New Hope (en la versión original, y en la que destrozó Lucas después)
X Star Wars episode V: The Empire Strikes Back (idem)
X Star Wars episode VI: Return Of The Jedi (idem)
. Troop Beverly Hills
. Swimming with Sharks
X Trainspotting
X People Under the Stairs (rara, pero de cojones)
X Blue Velvet
X The Sound of Music (el musical nazi por excelencia)
. Parent Trap
. The Burbs
. SLC Punk
. Meet Joe Black
. Wild Things
X A Clockwork Orange
. The Order
. Spiderman
. Spiderman 2
. Amelie
. Mean Girls
. Confessions of a Teenage Drama Queen
X Shrek
X Shrek 2
. The Incredibles
. Collateral
. The Fast & The Furious
. 2 Fast 2 Furious
. Sky Captain & The World of Tomorrow
. Closer
. The Sixth Sense
X a.i. - Artificial Intelligence (maaaaaala)
. Love Actually
. The Sweetest Thing
. Shutter
. Ella Enchanted
. The Princess Diaries
. The Princess Diaries 2: Royal Engagement
. The Breakfast Club
. October Sky
. Remember the Titans
. Titanic
. Boondock Saints
X American History X
. Fight Club
X Heavenly Creatures
. Stealing Beauty
X Like Water For Chocolate (una puta maravilla, y una adaptación literal de la novela)
. Powwow Highway
. Secretary
. But I'm A Cheerleader
I <3 Huckabees
. Ripley's Game
. Coffee And Cigarettes
. TaXi Driver
X Silence Of The Lambs
X The EXorcist
. If Lucy Fell
. Lady Jane
. When Harry met Sally
. Me, Myself & Irene
. Kung Fu Hustle
X Labyrinth
X Much Ado About Nothing
. The Cowboy Way
. Paulie
X Blazing Saddles
X Galaxy Quest
. Guildenstern and Rosencrantz are Dead
. Citizen Kane
. You Can Count on Me
X Young Frankenstein
X Raiders of the Lost Ark
. Starman
. St. Elmos Fire
X Coyote Ugly
. The Other Sister
. Rainman
X Little Shop of Horrors (la de Corman, y el musical)
X Chasing Amy
. House of Sand and Fog
. Mildred Pierce
. The Big Lebowski
. Mallrats
. Eternal Sunshine Of The Spotless Mind
X The Goonies
. Starsky & Hutch
. Saved!
. The Upside of Anger
. Sweet Sweetback's Baadasssss Song
. The Cat's Meow
. The Rutles
. Waking Ned Devine
. Pirates of the Caribbean
. Little Women
X Huck Finn
X National Treasure
. O Brother Where Art Thou?
. Dick
X Howard the Duck
. Garden State
. Hero
. Spinal Tap
. Almost Famous
. Before Sunrise
. Before Sunset
. Troy
X Gone With The Wind
. Chocolat
X Gentlemen Prefer Blondes
. Now and Then
. Romeo and Juliet
. Ferris Bueller's Day Off
X Grease
. Guess Who's Coming to Dinner?
. Mr. North
X The African Queen
X The Wizard of Oz
. Country Girl
. The Philadelphia Story
. Bringing Up Baby
. The Aviator
. An Affair To Remember
. Sabrina
. Holiday
. Conspiracy Theory
. Stage Door
. Rigoletto
. White Christmas
X Who Framed Roger Rabbit?
. The Wedding Planner
. Arsenic and Old Lace
X A Day at the Races
. Willy Wonka & The Chocolate Factory
. Bend it Like Beckham
. Star Wars Episode III: Revenge Of The Sith
. A Beautiful Mind
X Urban Legend
. Dead Poet's Society
. Kill Bill vol. 1
. Kill Bill vol. 2
. The Royal Tenenbaums
. The Life Aquatic with Steve Zissou
. American Beauty
X A Chorus Line
. Iron Jawed Angels
. Phantom of the Opera (la ví en teatro. Sirve?)
. A League of Their Own
. Stuart Little
. Notting Hill
. A Lot Like Love
. Along Came Polly
. Billy Madison
. Happy Gilmore
. Igby Goes Down
. Sid and Nancy
. Bruce Almighty
. The Usual Suspects
. Chances Are
. SWAT
. House of Wax
. Master and Commander: The Far Side of the World
. Gladiator
. Gosford Park
. The Jacket
. Red Dragon
. Hannibal
. Elizabeth
. Quills
X Velvet Goldmine
. Chuck and Buck
X Titus (Dura, muy dura)
. The Pillow Book
. Queen Margot
. Sex, Lies and Videotape
. His Girl Friday
. Persuasion
. Party Girl
. Top Hat
X Singing in the Rain
. Spirited Away
. House of Flying Daggers
. Goodbye Lenin
X Willow
X Battle Royale
. Dude, Where's My Car?
. Drop Dead Gorgeous
. Josie and the Pussycats
. Romancing the Stone
. Mystery Men
. Bound
. Crossroads
X Dawn Of The Dead
. Shaun Of The Dead
. Gattaca
. Varsity Blues
. The Manchurian Candidate
. Out of Sight
. Three Kings
. Intolerable Cruelty
. On Golden Pond
. The Goodbye Girl
. Mr. Holland’s Opus
. Six Weeks
. Bring it On
. Clerks
. Latter Days
X View from the Top
. Empire Records
. Prince of Darkness
. I'm Gonna git you Sucka
X Dune
. Beautiful Thing
. Defying Gravity
. Footloose
. School of Rock
. As Good as it Gets
. Fargo
X Pulp Fiction
. Camille
. Super Troopers
. Slipstream
. Better Off Dead
. The Right Stuff
. Robin Hood: Prince of Thieves
. House On Haunted Hill
. Quigley Down Under
. The Grudge
X The Princess Bride (- Crees que triunfara? - Sería un milagro!)
. Deathtrap
. Equilibrium
. Better Than Chocolate
X Talented Mr. Ripley
X Priscilla, Queen Of The Desert
X Orgazmo (yo soy... Sancho! tiruríííííí)
. Ned Kelly
. Kingdom of Heaven
. Hidalgo
. Once Upon A Time In Mexico
. Rogue Trader
. Black Hawk Down
X Breakfast At Tiffany's (Mooooon Riveeeeeer...)
. 40 Days & 40 Nights
. Escape From New York
. Deliverance
. Constantine
. The Calcium Kid
. Ice Age
. Joe Kidd
. El Mariachi
. Cover Story
. The Sting
X Supernova (la de Marta Sánchez. Si, fui yo. Qué pasa, era joven y necesitaba el dinero...)
X Stargate (a cachos, pero creo que la he visto casi entera...)
. Aftershock: Earthquake in New York
X Interview with the vampire
. Legends of the Fall
. The Graduate
X Four Weddings and a Funeral
. Toy Soldiers
X Wilde
. A Knight's Tale
. Shakespeare in Love
X Life of Brian
. Les Choristes (The Chorus)
X Big Fish (GRANDE)
. Une Long Dimanche d’Fiançalles
. Crouching Tiger, Hidden Dragon
. LA Confidential
. Pitch Black
. Trois coleurs: bleu
. Trois coleurs: blanc
. Trois coleurs: rouge
X Alien
X Blade Runner
. The Duelists
. My Fair Lady
. Million Dollar Baby
. The Last Samurai
X Star Trek the movie
X Star Trek 2, the wrath of Khan
X Star Trek 3, the search for Spock
X Star Trek 4, the voyage Home
X Star Trek 7, Generations
X Star Trek 8, First Contact
X Star Trek 10, Nemesis (infumable!)
. Snatch
. El último boyscout
X Casablanca (de rodillas, por favor)
X 12 monos
X The Matrix (bleurgh!)
X Dogma

Y subo la apuesta con cinco de mis películas favoritas (de entre las no citadas ya):

X Reanimator
X Hello, Dolly
X El gran dictador
X Bride of Frankenstein
X The Rocky Horror Picture Show

En total, salvo errores de memoria o de traducción, 107. Con lo que sólo puedo decir lo que dice el título del post...

jueves, 26 de mayo de 2005

... mientras al obispo se le enmohece la cara

Sigamos con el tema religioso. Bueno, religioso no. Con el tema de la multinacional Catolicismo Romano S.L. Yo la religión es algo que me tomo muy en serio y al que le tengo máximo respeto, así que prefiero no mezclarlo con esa gentuza.

Sigamos, pues, hablando de la Iglesia Católica, y sigamos hablando también de respeto. En este caso, hablemos de otro tipo de respeto (aparte del que se les debe, según ellos, profesar a ellos, aún cuando no se lo ganen y aún cuando ellos no lo tengan por nada ni por nadie) que les es muy caro. Cuando les interesa. El respeto a la vida. Bien. Yo tengo un GRAN respeto por la vida. Básicamente, por la ajena (la mía es mía y me la follo cuando quiero). Es por ello que considero que no me he dedicado nunca a torturar gente hasta la muerte ni a quemarles en hoguera en la plaza pública, no he bendecido ejecuciones ni guerras (civiles o no) ni he paseado a asesinos de masas bajo palio. Antes de que salga el típico meapilas exaltado a llamarme demagogo y tal (por favor, si lo hace, deme datos para demostrarme que lo que he dicho es mentira), también considero que no hay motivo alguno para mantenerla en casos en que para mantenerla sean imprescindibles métodos artificiales y donde la persona directamente afectada sufra sin motivo, máxime cuando dicha persona no puede actuar por su cuenta pero sí puede dejar claro que NO desea seguir viviendo. Y también considero que no tiene sentido traer una nueva vida al mundo cuando ello supone hacer necesariamente miserable como mínimo esa vida y con toda probabilidad la de sus progenitores. Y también considero que siempre tiene preferencia la vida y la salud del individuo existente sobre la del individuo potencial, por lo que no hay motivo para negarse a la investigación terapéutica sobre células madre. Y también considero que es un delito de lesa humanidad anatemizar la única (repito, ÚNICA) vía de frenar una pandemia como el SIDA sin castrar (y nunca mejor dicho) una parte fundamental de la biología humana como es la sexualidad.

A lo que iba en origen, en realidad, no era a esto, sino a que, al igual que tengo un gran respeto por la vida, también lo tengo por la muerte. Y por los muertos. No solamente por su memoria, que es algo más íntimo y personal (por más que no deje de ser colectivo, los muertos o son de todos o no son de nadie) sino incluso por sus restos físicos. Dejemos las cosas claras, los entierros no son para los muertos, son para los vivos. Para que tengamos un altar donde poder llorarles (por más que un concepto tan pagano pueda picar a los beatos de turno), pero, sobretodo, para evitar la propagación de enfermedades que provocaría el tener los cadáveres tirados por ahí, alimentando alimañas. En este sentido, encuentro totalmente normal el que se usen cadáveres humanos (de voluntarios, vale, insisto en que el tema es estrictamente personal) con fines médicos, sea a nivel educativo (estudiantes de medicina y afines) o terapéutico (trasplantes, extracción de hormonas). Incluso no me parece mal lo que hacía el alemán aquel de disecar cadáveres (de voluntarios, insisto), eviscerarlos y exponerlos. Lo que no me parece bajo ningún concepto es “arte”, pero ese es otro tema. Pero la profanación de cadáveres me parece un horror. Y la profanación de tumbas, más aún. Porque atenta doblemente contra los sentimientos, y puede atentar contra la salud pública.

Por qué les cuelo todo este rollo. Bien. Como saben (y si no lo saben, se lo explico), recientemente he estado de vacaciones en Gran Canaria. Uno de los días que estuve allí subí a Las Palmas y aproveché para visitar la Catedral de Santa Ana, que no la conocía. Ya saben, el principio de la iglesia, el cementerio y el burdel. Tres leuros del ala la entrada (esa es otra, el mantenimiento lo pagamos entre todos pero cobran entrada) para visitar la basílica (tan arquitectónicamente preciosa por dentro como sosa por fuera) y el museo (en otro momento les hablaré de las obras en él expuestas, que...). Y en esto que entro en una de las salas y me encuentro con ESTO:




Les incluyo un primer plano, por si les quedan dudas al respecto:




Un cadáver. Vestido con la ropa de domingo, expuesto en una urna de cristal con un lirio encima, como si fuese género de una carnicería. Buenaventura (ironías del destino) Codina, que fue obispo de Las Palmas y ahora están intentando beatificarlo. Un ciudadano más, en cualquier caso. Expuesto ahí como si fuesen hamburguesas de pollo. Consumido, momificado y florecido. Con la tumba profanada (y vaya usted a saber qué andaban buscando).

Y esta gentuza luego quiere venir a hablarme de respeto?

Pues nos ha jodido el profeta...

miércoles, 25 de mayo de 2005

Al Padre Eterno se le enmohece el rosco...

Leo en el 20 minutos la siguiente noticia (bueno, en realidad lo veo en escolar.net, citemos a todas las fuentes). Ahora quedaría muy propio decir que, mientras leía, me anulaba, atribulaba y mi horror no disimulaba, pero lo cierto es que, a aquello de la novena línea, empecé a descojonarme de risa, pobre de mi. Bueno, pobre del chavalín este, que poco más y me lo queman en la hoguera por hacer algo que es de sentido común (comprobar si lo que se dice, que no tiene lógica, sentido ni razón de ser, es verdad o no) y decir una verdad como (nunca mejor dicho) un templo. Talmente un Miguel Servet cualquiera. O un Galileo. Bueno, a este no le quemaron, pero para el caso…

Saco el tema no sólo por lo sangrante que es de por sí (que lo es) sino porque se encabalga con los comentarios que están haciendo ciertos altos cargos del consejo de administración de la filial española de la multinacional Cristianismo Romano S.L. (empresa que, por cierto, debería ser investigada por sus prácticas monopolísticas en el mercado de la salvación de almas) acerca de lo ofensivas que resultan las chanzas de dos mamarrachos con un souvenir de la Palestina (oigan, lo blasfemo, léanse los Evangelios, no es juguetear con una rama de arbusto trenzada, es vender reliquias. Eso es algo que EXPRESAMENTE está prohibido por sus textos sagrados, pero de lo que ustedes llevan siglos sacando más que pingües beneficios, sepulcros blanqueados) y de la persecución que está sufriendo por parte de la administración. Persecución esta que se resume en intentar legislar al margen del confesionario.

Claro, acostumbrados a que, en este país que se llama España, las leyes se escriban a ritmo de tedeum, el que esto se deje de hacer así es una persecución… No, miren, ni por esas, eso no es una persecución en ningún caso. Un dejarles de lado (cosa, por otra parte, totalmente normal y aún diría necesaria desde el gobierno de un estado democrático y aconfesional, que es a lo que aspira este país por más picor que les den los dos conceptos a los de siempre, y por “los de siempre” en este caso me refiero a la multinacional Cristianismo Romano S.L, vulgo Iglesia Católica, y sus voceros, correveidiles, lameculos y meapilas) quizá. Una persecución, en todo caso, sería cumplir con los acuerdos y las leyes y comenzar a revisar la financiación pública de esta multinacional. Que según los acuerdos firmados con ese estado de opereta (la última monarquía absoluta de Europa, integrista religioso y donde las mujeres no tienen ningún derecho) la Iglesia ya debería autofinanciarse, y aquí estamos todos de paganos (porque pagamos, me refiero. Lo otro me imagino que también, y por eso quieren evangelizarnos a golpe de rosco, como al chico de la noticia). Y que tampoco sería una persecución, sería hacer las cosas como se han de hacer. Y como no se están haciendo…

Pero tooooooooodo es un complot contra ellos. Una persecución y una falta de respeto y una cosa y un qué se yo y un yo qué se. Y una mierda! Aquí los únicos que persiguen son ellos (véase primer párrafo). Los únicos que faltan al respeto (y a la razón) son ellos (saliendo de tema, han renovado por dos años a Federico). La cosa son ellos. La cosa que vino del Averno. Y se nos quiere comer el alma. Nen.

domingo, 22 de mayo de 2005

En busca del orgasmo perdido

Recuerdan ustedes “Vinieron de dentro de...”, aquella paranoia de 1975, perpetrada (en el mejor sentido de la palabra) por David Cronemberg, con una Barbara Steele ya entradita en años y en arrugas pero con más vicio que cualquier cosa, en el que unas babosas mutantes surgidas del laboratorio del científico-loco-sin-nada-mejor-que-hacer de turno se dedican a poseer a los habitantes de un edificio de apartamentos y ponerlos cachondos perdidos? Pues quiten las babosas, cambien a Cronemberg por John Waters y a Barbara Steele por Chris Isaac, también bastante arrugadito, pero sin la cara de gilipollas (o, al menos, sin tanta cara de gilipollas) habitual en él, añádanle unas gotas de “La Biblia en Pasta” de Summers, una tía buena con dos tetas como dos carretas de cuatro bueyes cada una, una protagonista con un curioso parecido a la concejala de asuntos sociales del Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid (especialmente, antes de golpearse la cabeza. La protagonista, digo, no la concejala), aunque en menos pijo, una mamá de la protagonista que es como será Ana Botella dentro de, digamos, veinte años, una variada colección de polimorfismos sexuales y muchos chistes de caca-culo-pedo-pis BIEN hechos, y obtendrán Dirty Shame, o, como aquí la han traducido (en una traducción que es adecuada al espíritu de la película y que, además, es una de las expresiones que más se repiten durante el metraje, pero que no por ello deja de ser engañosa), Los Sexoadictos.

Con lo que he dicho hasta el momento podrían suponerse ustedes que la película es lo que podría haber sido un remake de “Vinieron de dentro de..." hecho por Ozores. Pues sí. Si Ozores hubiese dispuesto alguna vez de un buen guionista y hubiese estado más interesado en explicar una historia que en enseñar tetas y culos (Waters incluye frontales integrales, sí, pero no son lo que yo llamaría “eróticos”) y hubiese dirigido sus caca-culo-pedo-pis hacia la crítica cáustica por reducción al absurdo en lugar de hacia el chascarrillo machista fácil. Resumiendo en cuatro líneas la historia. Perfecto suburbio conservador de Baltimore, donde de pronto la gente empieza a mostrarse sexualmente activa, una pareja de lesbianas salen del armario, el cartero se decide a comprar pornografía (previa comprobación del material) en el Badulake, se instala una familia de osos (papá oso, mamá oso y su osezno)... esas cosas. El Badulake está regido por una familia integrista cristiana, regida por la matriarca, al lado de quien el papa R16 es un rojo peligroso (Ana Botella de mayor), su hija (la concejala de asuntos sociales del Excelentísimo Ayuntamiento de la Villa de Madrid), que no le va a la zaga, Chris Isaak (con cara de tonto, pero no tan de tonto como es habitual) y la nieta, que es exhibicionista, stripper, puta y se ha hecho implantar dos tetas como dos carretas de cuatro bueyes cada una. La mamá (la C.d.a.s.d.E.A.d.l.V.d.M) sufre un accidente (básicamente, le arrean un mamporro en plena cara con una tubería desde un coche) del que se recupera gracias al cunnilingus que le practica en plena calle un mecánico con ansias mesiánicas a quien hasta un minuto antes le estaba practicando una felación una de las policías del pueblo mientras conducía, y que quiere convertir a tan recatada señora en su duodécimo apóstol en la tarea de conseguir para la humanidad una nueva forma de placer sexual, que será el orgasmo definitivo. A partir de ahí, y con una escatológica aparición en plan guest star de David Hasselhoff, tiren millas. Y ardillas. También hay ardillas.

No creo que sorprenda a nadie si digo que John Waters ya no es el que era. Esto no es “Pink Flamingos”. No sale Divine (más que nada, porque está muerto), no hay sexo explícito, y la historia no provoca tanto por lo que enseña sino por lo que dice. A favor hay que decir que ha aprendido a hacer cine “convencional” (en el sentido de poner la cámara donde toca, iluminar bien, narrar la historia, usar una banda sonora adecuada –Chris Isaak no canta!!! Aleluya!!!-) y dice muchas cosas. Y muy recomendables. Una película a colar de rondón en cualquier ciclo de cine organizado por una parroquia (o un ayuntamiento del PP), y más entre más integrista sea el cura (o el alcalde). Y para cualquiera que quiera reírse un buen rato. Escenas como la de la manifestación en pro de la decencia donde una de las organizadoras se emperra en dar como gran panacea el que hoy en dia los cirujanos pueden reconstruir un himen, la reunión de sexoadictos anónimos, la cura científica a la ninfomanía de la niña (la de las tetas como...) o el catálogo de parafilias (por cierto, curioso que Waters presente sin mayor complejo cosas como el sploshing -excitarse cubriéndose de comida-, o las duchas romanas -excitarse vomitando sobre otro o siendo vomitado-, y sin embargo rechace con un rotundo “no” la única mención al fist fucking) son impagables. O cualquiera en las que salgan las ardillas.

Insisto, muy recomendable para reírse durante una hora y media (porque no hace falta hacer películas de tres horas para explicar algo, señores de Hollywood!), para quitarse manías de encima (aunque casi mejor que las dejen en la taquilla) y para descubrir el orgasmo definitivo a través de los golpes en la cabeza.

jueves, 19 de mayo de 2005

Discos dedicados (IV)

Llegué hasta el fin del mundo
sin tener otro rumbo
que el de mi propia vida
que me trajo hasta aquí.

La isla está desierta
pero yo no estoy sola
no busco el abandono
el viaje era hacia mí.

Youkali
es un país que imaginé.
Youkali
es la alegría, es el placer.
Youkali
es el desván perdido de mi niñez.
Besos que robé
flores que corté
mi ofrenda hacia tí.
Es Youkali.

Youkali
son las promesas que escribí en tu piel.
Youkali
es el regreso a la ilusión que perdí.
Es mi lugar,
playa inventada donde naufragar,
astro fugaz,
faro en la bruma que te guiará.

Youkali
es un país que imaginé.
Youkali
es el deseo, es el placer.

Soñar será
más que vivir.
Soñando estoy
en Youkali.

Principio y fin
siempre es vivir.
Youkali está
dentro de tí.

Youkali, Lucrecia (versionando a Kurt Weill y Fernay)

Maspalomas, 17/V/2005

Quiero volver...

O incluso no haberme ido.

lunes, 9 de mayo de 2005

Algo huele a podrido en Alemania

Supongo que han oído la noticia, porque tiene algunos días. Unos emprendedores alemanes han lanzado a las procelosas aguas de este engendro de Satán que es el internete la wonderfulosa idea de la subasta de puestos de trabajo. El contratador lanza una oferta, y el puesto se lo queda el que, en una semana, haga la oferta más baja. El que trabaje por menos dinero. Con un límite inferior de tres euros la hora. O, al contrario, uno puede venderse, colgando su currículum en esa página, y se lo quedará el empresario que más pague por él. Obviamente, estos tres cerebros pensantes se han convertido rápidamente en héroes (y su web en algo así como el buque insignia) de la ola de neofeudalismo (sigue aquí , aquí , aquí y aquí ) que nos invade. Además, en un alarde de originalidad, cinismo y mal gusto, han llamado a su mercado de carne “Jobdumping”. El dumping, por si alguien no lo sabe, es la expresión que se usa para definir la competencia desleal en el comercio, al vender por debajo del precio de coste para atraer a más clientes que acaben comprando otras cosas, estas sí, muy por encima del precio justo o adecuado. Se hacen a la idea del morro de estos caballero teutónicos, no?

Y parece que la idea tiene un cierto éxito. Los sindicatos han puesto el grito en el cielo, pero parece que no les han podido pillar legalmente por ninguna parte (en Alemania no hay establecido un salario mínimo interprofesional, sino por convenios sectoriales, y de una forma parece ser más flexible que en España). Y ha habido mucha gente (y enfoco hacia los trabajadores, no hacia los empresarios) que está recurriendo a esta página para encontrar un trabajo. Y no me malinterpreten, encuentro perfectamente normal que una persona que está en el paro prefiera cobrar miseria y compañía (o incluso sin la compañía) a comerse los mocos. A fin de cuentas el de comer (comida, no los mocos) es un vicio tozudo que cuesta abandonar. Pero, sinceramente, encuentro que es un claro indicador de por donde van los tiros en la economía alemana. A la rodilla, cuesta abajo y sin frenos. Lo que me da más miedo es que de cara a octubre tienen intención de sacar la versión para España (para alegría, sin ninguna duda, de don Rodrigo Rato, flamante presidente del Fondo Monetario Internacional. Lo de flamante es porque a veces darían ganas de prenderle fuego, me refiero).

Insisto, entiendo las motivaciones de los curritos que acuden a este servicio. A quienes no entiendo es a los empresarios. Porque, en mi limitada capacidad de discernimiento económico, puedo entender la existencia de las ETTs. Picos puntuales de trabajo que no justifican el gasto en un proceso de selección, inventarios (que requieren de mucha gente o mucho tiempo, y lo primero suele salir más a cuenta), y trabajos en general de baja o nula calificación. Vale. Aceptamos barco como animal de compañía. Pero esto... Porque si hablamos de trabajos que requieran una elevada calificación seguimos en las mismas, contratar a alguien sólo porque cobra poco es un suicidio. Y en el resto de los casos... A ver, sinceramente, con la mano en los pechos: Ustedes dejarían que les cortase el pelo alguien que considera que su trabajo no vale más de tres euros al mes? Que les limpiase la casa (probablemente, con ustedes, además, fuera)? Que les cuidase a los hijos?

Yo que quieren que les diga, seré un negado para cosas económicas y tal... Pero me parece, como poco, temerario.

domingo, 8 de mayo de 2005

Ratas

He vuelto. Después de casi un mes en el que no he podido postear por diversos motivos (básicamente encarnados en la figura de Aurelio Caamaño, mal rayo le parta hasta que no quede nada). Disculpas por el retraso y tal, pero es lo que hay.

Durante este tiempo de ausencia han pasado muchas cosas. Se murió el papa Godzilla y fue substituido por el papa Mazinguer. Se aprobó el antreproyecto de ley de matrimonios entre homosexuales. Hubo un puente de cuatro días en toda España (según los informativos de las televisiones) que les dio un alegrón a los independentistas catalanes, porque lo que es aquí no hubo dia ninguno de puente. Pasó Sant Jordi y las hordas de gentes comprando libros como si se acabase el mundo. Los fachas, con Losantos y Moa (sí, el condenado por terrorismo por pertenecer a los GRAPO) a la cabeza, siguen intentando crispar y llevar al país hacia el desastre. Y, finalmente, esta mañana, la gran noticia. La Leti está preñadísima.

Con lo cual, la programación televisiva de hoy se ha dividido en tres grandes bloques: Fórmula 1 (la puta que les parió, todo el puto dia con los putos helicópteros revoloteando por encima de casa, con el ruido que hacen, no se habrá caído uno encima del circuito de Montmeló, no...), fútbol (cómo no, recuerden en qué país están viviendo) y el embarazo de la princesa de Asturias, de Gerona y de Viana (y probablemente también de Jaén, aunque al respecto hay discusión), duquesa de Montblanc, condesa de Cervera y señora de Balaguer (consorte en todos los títulos), su Alteza Real doña Letizia Conzeta Ortiz Rocasolano de Borbón y Arsayolé.

Se preguntarán ustedes que por qué me preocupa el tema, a mí, un confeso rojo separatista malmasón progretarra antiespaña y probablemente maricón (porque nadie que no fuese maricón defendería que los maricones pudiesen casarse, claro). Bien, lo cierto es que no me preocupa especialmente lo que esa señora haga con su cuerpo. Aunque reconozco que me recorre el cuerpo una curiosidad morbosa por saber a cuanto ha ascendido la factura de la Clínica Dexeus.

Lo cierto es que saco el tema a colación porque, a raíz del tema, me ha venido algo que decía mi abuelo, en paz descanse, que era leonés y de la CNT (algo de lo que no puede presumir todo el mundo) siempre que se hablaba de reyes o de curas. Que esta gente son como las ratas, que o las alimentas o las exterminas. Y como que uno será rojo, pero es una persona cabal y civilizada, pues me parece bastante claro que no es plan de montar una guillotina en pleno Callao o la Puerta del Sol, interrumpiendo el tráfico de la Gran Vía (aunque el trazado de la Plaza Mayor de Madrid sería ideal para instalar una guillotina, y quien dice una guillotina dice una hoguera, y ahí no se molestaría a nadie, pero bueno...), pues será cuestión de alimentarles. Y total donde comen (cuántos son? Quince, entre marichalares y urdangarines?) bueno, donde comen todos esos, come uno más. Pues nada, celebremos el feliz embarazo. Champám para todas, que pagamos nostros! Y que sea una horita bien corta!