miércoles, 9 de junio de 2004

En la cola del paro

Esta mañana he tenido que ir a sellar el paro. El título falsea, porque si vas más allá de las nueve de la mañana (abren a las ocho y cuarto) NO hay cola, pero bueno... El caso es que he tenido que ir. Y van...
Y lo malo del caso es que no sirve para nada. No tengo cotizados doce meses como para poderlo cobrar otra vez, y, si no estás cobrando, no se molestan en ofrecerte nada. Bueno, miento, hace como tres o cuatro años, me ofrecieron, en menos de dos meses, tres cosas, a saber:
-Que me hiciese mosso d'esquadra (lo cual, teniendo en cuenta que no he hecho la mili, que ellos lo sabían (porque se lo había dicho) y que acababan de presentar la ley segun la cual objetores de conciencia e insumisos no podían obtar a plaza en los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, no deja de tener su coñita...)
-Que me fuese a hacer la campaña de la fruta a Lleida. No tengo nada en contra de recoger fruta, pero por aquel entonces estaba estudiando una carrera (y, de nuevo, ellos lo sabían) y coincidía de pleno la campaña con temporada de exámenes. Por no hablar de que con lo que pagaban, y teniendo en cuenta que tenía que buscarme yo el alojamiento, me salía la torta un pan. Uno de a quilo.
-Un cursillo de tornero fresador, o algo por el estilo. De nuevo, no tengo nada en contra de los cursillos, y mucho menos de los torneros fresadores (o cosas por el estilo), y seguramente me hubiese resultado más útil a la hora de buscar curro que no la licenciatura (que, a las pruebas me remito, no sirve para una mierda), pero, de nuevo, yo seguía matriculado en la universidad, y el cursillo era de seis meses a dedicación completa (y eso quiere decir nueve horas al dia, en horario de mañana y tarde).
No es difícil deducir que el que haya en la oficina más ordenadores que trabajadores (verídico) es simple fachada, y que el concepto de "cruzar datos" no lo tienen muy al dia, que digamos. Y las ofertas se reparten al buen tuntún.
Y ahí viene lo que más rabia me da. Ellos, que tienen todos tus datos, tu titulación, a quienes has tenido que informar sobre tu disponibilidad, etcétera, y que, por otra parte, tienen las ofertas con las condiciones que se piden para ellas, no hacen el cruce de datos para ver a quienes de entre los demandantes se ajustan las ofertas (vamos, no soy ningún experto en la materia, pero he visto bases de datos con más variables cruzadas y que funcionan divinamente), SALVO que estés cobrando el subsidio (y en ese caso, tengo serias sospechas que te ofrecen lo primero que pillan, y la que dices tres veces que no porque tú lo único que sabes hacer es usar una bola de demoliciones, y las tres ofertas que te han hecho son de manicura en una peluquería canina, ya puedes olvidarte de cobrar un duro).
No. Se limitan a colgar en un corcho, dispuesto a tal efecto a la entrada del local, las demandas que se han hecho a las oficinas del paro de toda el area metropolitana de Barcelona. Y búscate la vida.
Y digo yo... para eso, qué necesidad hay de hacernos ir, cada tres meses, a que una funcionaria con cara de no haber follado desde que Julio César hizo la primera comunión, te ponga un sello en un papelito?

En fin, que todo esto venía a que, entre esas ofertas, me he encontrado con una a la que yo ya me había presentado. En Julio del año pasado. Y de donde me desestimaron "por tener demasiado currículum". Jódete y baila...

Bueno, a eso, y a que estoy sin un puto duro, claro...

PS: Ya he logrado cambiar cosas! Esto avanza!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El único curro al que me envió el paro fué a un taller de básculas donde no necesitaban para nada a alguien con lo que llevaba yo. Ni tampoco a los ingenieros que ya habían pasado.
Al final le dí al tipo el teléfono de mi antiguo centro de FP para que le dieran direcciones de gente que hubiera hecho el ciclo que necesitaban para las básculas.

Y tienes razón, ese cruce de datos en bases de datos lo puede hacer cualquiera con un manual de Access en una mano, el ratón en la otra y sin teclear el menor código.

Urui.

Anónimo dijo...

A mi el otro día me llamaron para ofrecerme trabajo de secretaria en una compañía de seguros.

Si no fuera porque YA estoy trabajando de secretaria en el ramo de los seguros me habría hecho gracia. Son mu majos, en esa compañía, se dedican a intentar robarles las secretarias a los demás. No voy a decir el nombre, pero se las saben todas, todas y todas.

angua

Ficticio dijo...

A mí me enviaron una carta diciéndome que si no me presentaba a una charla perdería todos los beneficios (¡JA!) que obtenía por estar afiliado al INEM, o al SAE, o a lo que coño sea. Resultó que habían hecho un sondeo en PYMEs para conocer sus vacantes y me ofrecía, acorde con dicho sondeo, un cursillo técnico de tres meses en el que no me daban garantía alguna de contrato a posteriori.

Luego salí de allí, y me dio un cólico nefrítico. Aún no entreveo la relación de una y otra cosa, pero vaya...

(Mola el sitio, te enlazo YA mismo.)