jueves, 10 de junio de 2004

La noche de los muertos vivientes.

Se cuenta que cuando, hace ya algunos años, Natalie Cole ganó creo que fue un Grammy por la versión que hizo del Unforgetable con la voz de su difunto padre (el GRAN Nat King Cole) metida en estudio para que pareciera un dueto (de ultratumba, claro está), Javier Gurruchaga, que estaba viendo la ceremonia con unos amigos, exclamó "Es la noche de los muertos vivientes, ladies and gentlemen!"
Esto viene al caso porque hace ya varios dias que veo colgados por las paredes carteles (del palo fotocopia chunga, todo sea dicho) anunciando el retorno de... Tenesse. Los recuerdan? Finales de los ochenta, noños y cutres como ellos solos, estética rockabilly de todo a cien (sobretodo al lado de las Coyotes de Victor Abundancia, que también sacaron disco por aquellas épocas y que eran kitch a matar, pero por decisión propia, y al menos conocían el material con el que trabajaban... divago). Eran los que cantanban aquello de La vi correr (du-du-duduaaaa), llegaba tarde a clase... Vale, el sudor frio, el escalofrío que les ha recorrido y la cara de vergüenza ajena me demuestran que saben de qué les estoy hablando. Pues eso, que vuelven.
Pero no contentos con eso, esta mañana en la radio dan la gran noticia de que también vuelven Los Manolos (1992, Juegos Olímpicos en Barcelona, "Por favor, bajen del escenario"... Sí, esos). Estos por lo menos tienen su coñita para fiestas mayores y vervenas de alta graduación etílica, pero aún así... realmente era necesario? Sobretodo cuando te dicen el listado de canciones del disco, y aparte de reversiones del Amigos para Siempre y el All my loving (que, no nos engañemos, es de lo que llevan viviendo estos doce años), y de las canciones propias (mama, miedo!), uno se entera que se han atrevido con versiones del (agárrense que vienen curvas) Live is Life (no-nai-nai-nonai...), Bailando (sí, la de Alaska, que digo yo que para gente que va vestida como visten hubiese sido más propio el "a quién le importa", pero como a la canción de marras le ha caido el sanbenito de himno gay, pues los únicos que se atrevieron con ella fueron los Sobraos, y me imagino que más por ignorancia que por otra cosa. Bueno, los Sobraos y los Pitufos Makineros, pero ese es otro tema...), y el "Tu lo que quieres es que me coma el tigre" de Lola Flores. Tiemblen.
Y uno mira atrás, y hace una lista mental de los que, en los últimos años, han vuelto. Y me salen los Sex Pistols (que, por lo menos, no engañaron a nadie... Lo hacían solo por la pasta), los Pecos, Ozzy Osbourne, Pixies, Obús, Bananarama (que lo han intentado un par de veces, sin éxito), Hombres G, Barón Rojo... Y no hablo de los candidatos a las elecciones europeas, que me da la risa tonta.
Claro, la conclusión, una vez juntamos esto con el resto del panorama músical actual, plagadito hasta las cachas de zombies atómicos lobotomizados y creados en cadena de montaje, es clara. Lo único coherente y sensato que se puede hacer es sentarse en el sillón, dejar caer la mandíbula hasta el suelo, abrir los ojos como platos y gritar al cielo... Dios mio, es la noche de los muertos vivientes, ladies and gentlemen!!!

4 comentarios:

Ghanima Atreides dijo...

Pos a mi los Tenessee me gustaban, snifs

Porcierto que hoy he oido en la radio que los inhumanos sacan un disco de aniversario titulado "25 años haciendo el imbecil" XD

Sota dijo...

Suma y sigue!

(y sobre tus gustos musicales... ejem... eso se cura con medicación, sabes?)

Anónimo dijo...

Pues a mi tambien me gustaban.. (tengo k pillarme todavia la Banda Sonora de Grease en español :P).. aunque claro.. mis gustos musicales han sido reconocidos como singulares y extraños.

Cirtheru dixit

Ghanima Atreides dijo...

Quién ha dicho nunca que yo tenga buen gusto musical?
Es más... quién ha dicho nunca que yo tenga oído para la música? Yo no, desde luego, a lo mejor por eso me gustan cosas tán dispares y raras para algunos :)