lunes, 15 de diciembre de 2008

Sirácides 38, 1-14


Quédense con la cara de estos dos gachós, porque en breve irán buscándola por la calle para, si les ven, partírsela. Varias veces.

Y si después de leer este post no acaban con ese ánimo en el cuerpo, por favor, no se molesten en volver por aquí.

Composición de escena: Carl (28 años) y Raylene (25 años) Worthington, del Condado de Clackamas, Oregón. Los de la foto. Tienen una hija, Ava (15 meses). Ava enferma de neumonía. Una enfermedad que, en un país desarrollado, se cura con antibióticos simples.

Ava acaba siendo abono para malvas antes de tiempo.

En la elipsis que separa los dos párrafos anteriores campa por sus respetos la Iglesia de los Seguidores de Cristo de Oregon City, una secta pentecostal que cree en la interpretación literal de la Biblia y en la (agárrense a la silla) "curación por la fe". Y que se niegan a tomar medicamentos.

Esos hijos de puta se negaron a suministrarle antibióticos a su hija, se limitaron a rezar, y ahora su hija está muerta.

Y no es el primer caso, ni estamos hablando de una pareja especialmente fanatizada. En Junio se repitió el caso con otro crío. Con el mismo resultado. Esa puta secta tiene una tasa de mortalidad infantil 26 veces más elevada que el resto de niños de su entorno. Y lo peor del caso es que, hasta cierto punto, la legislación de Oregón los protege, porque considera que no es una muerte por mala fe de los padres.

Pues si eso no es una muerte por mala fe (en el más pleno y extenso sentido de las palabras) que baje dios y lo vea.

Y esta gentuza encima se defiende diciendo que la Constitución del estado de Oregón y la de los Estados Unidos les garantizan el derecho a educar a sus hijos según sus creencias religiosas.

Tócate los huevos.

Y yo que creía que el concepto "educar a los hijos" implicaba la supervivencia del vástago...

Normalmente un caso así ya hubiese bastado para hacerme echar sapos y culebras por la boca (qué les voy a contar), pero es que llueve sobre mojado. Y que allí los cuervos ya se estén dando el banquete no me impide ver que aquí estén revoloteando para ver lo que pueden pillar. Los mismos "argumentos". La misma mierda.

Y luego tienen los santos cojones de hablar de "anticristianismo", "laicismo visceral", "caza de brujas" y no se qué otras pajas mentales. Los cojones. El hecho, y grabado en piedra en la lápida de Ava ha quedado, es que pararles los pies se trata de una simple cuestión de SUPERVIVENCIA.

Porque si por ellos fuera, volveríamos a los tiempos en que la mortalidad por sarampión era del 40%. Y yo no estoy dispuesto a eso.

Aunque cada vez esté más claro el por qué no querían que el pueblo pudiese leer directamente SUS Textos Sagrados...

EDIT 15/12/08 12:52: Abundando en la materia.

16 comentarios:

Nyc dijo...

Cada vez me da más miedo toda esa gentuza (iba a decir gente, pero me salen también las culebras). Hasta hace un tiempo pensaba que las creencias religiosas de cada cual eran un asunto personal. Pero hay cosas que son intolerables, y más intolerable aún que estén amparadas por la legalidad

Casta dijo...

Cuando atenta a la vida de la gente entonces no es una religion si no una secta y como tal hay que combatirla

Erynus D'Alecto Graeme dijo...

¿pentecostales? ¿de que me suena a mi?
Ah si!
pues los de aqui. Aviso que te va a poner de mala hostia leer el link.

Nils dijo...

El derecho a la vida debe estar por encima del derecho a la libertad religiosa.

Shanks dijo...

Que estemos luchando por ayudar a niños en el Tercer Mundo para que tengan vacunas, medicamentos, agua potable y comida, y llegan esta mierda de gentuza y "eligen" matar a sus propios niños por fe...
Y meses antes había muerto el tío de Ava, de 16 años!!
Estos no aprenden ni aprenderán.
Tendrían que coger un mal resfriado todos, y acabar muriendo también como sus hijos.
Y ala, ya he empezado el lunes de mala leche.
De todas maneras, un beso.

starfighter dijo...

Estas cosas me dan rabia y me cansan a la vez. Y luego son los defensores de la vida, pfff, hipócritas...

Ginebra dijo...

Snif. Encima dirán aquello de "angelitos al cielo y ropitas al arca" y se quedarán tan frescos.

Don Otto Más dijo...

Por eso hay que acabar con las religiones que imponen comportamientos.

Sota dijo...

Nyc, a mi miedo no me dan. Hace años que dejé de creer en el Hombre del Saco. A mi lo que me dan cada vez más es asco.

Casta, TODAS las religiones son sectas.

Ery, los pentecostales son conocidos por seguir prácticas especialmente divertidas, sí. Nada nuevo bajo el sol.

Nils, es que ni siquiera estamos hablando de libertad religiosa. Mírate los enlaces.

Shanks, lo siento pero no soy una buena persona. La muerte me parece algo demasiado rápido para alimañas de ese calibre.

Star, no han defendido la vida en su puta vida. Otra cosa es que lo digan.

Gin, pues sí. Por desgracia.

Otto, las hay de otro tipo? Religiones organizadas y reconocidas, me vengo a referir.

Nyc dijo...

Si sus creencias religiosas se quedaran en su ámbito privado, a mi tampoco me daría miedo, pero cada vez son más los que pretenden imponernos a los demás su forma de ver el mundo y todo lo que trae consigo. Hace falta mencionar el Hospital de Leganés?
Y sí, mucho asco

natxox dijo...

Está claro que la superstición mata. No se le puede dar cobertura legal a ninguna superstición.

Shanks dijo...

Acabo de leer el artículo del hijodeputa parricida de Elche...
Qué apropiado que si lo absuelven (sí, claaaaro) se vaya de misionario...si en la iglesia todos les van bien (asesinos, pederastas)

nanyu fonseca dijo...

vaya, que panda de gilipollas!!!!

Crispín dijo...

tranqui, eso en España no pasaría..
espero :-S

el interés del menor es un bien jurídico que es superior a la religión de los padres...en muchas ocasiones, ya que siempre hay algún juez loco suelto.

Sota dijo...

Crispin, eso en España YA ha pasado. Con testigos de Jeovah que se han negado a que a sus hijos les hiciesen transfusiones de sangre. Un médico, en esos casos, puede saltarse la patria potestad y actuar "de oficio", pero no todos lo hacen, porque se arriesgan a acabar ante los tribunales.

Crispín dijo...

sí, estábamos pensando en el mismo caso..

por eso digo, que hasta ahora ha prevalecido el interés del menor, pero nunca se sabe..ya que la jurisprudencia es tan volatil...