miércoles, 17 de diciembre de 2008

Tócate los Googles

A principios de los años treinta del pasado siglo el menorquín Nicolau Rubió i Tudurí, de profesión arquitecto, recibió el encargo de, dentro del Proyecto de Urbanización de la Avenida de Alfonso XIII, entre la calle Urgel, desde el Palacio Real hasta el límite del término municipal (y sí, el nombre está mal, debería ser pasando por el Palacio Real, pero es lo que pone la Wikipedia, y como el lenguaje de los leguleyos es tan raro, lo mismo lo dicen así), diseñar una plaza donde debían confluir la citada Avenida de Alfonso XIII (más tarde del Generalísimo, y siempre conocida como Diagonal), la citada calle del Conde de Urgell, la Avenida de la Infanta Carlota (actualmente de Josep Tarradellas) y la programada avenida que acabó llevando el nombre del gran Pau Casals. Desconozco si Rubió hizo algo más de dicho proyecto, y en realidad no me importa ni poco ni mucho ni nada.

Dicha plaza se inauguró en 1932 bajo el nombre de Alcalá Zamora, en honor al ex presidente de la República. Pero el mundo en general, España en particular y Barcelona en concreto vivían tiempos interesantes, y eso no duró. En 1936 se rebautizó como hermanos Badía, en honor a dos asesinados por las FAI poco antes del comienzo de la Guerra Civil. Sí, un ayuntamiento de la "zona roja" honró a dos conciudadanos asesinados por las FAI dándoles su nombre a una plaza en plena Guerra Civil. Lo remarco por si hay algún obtuso de la derechona entre el respetable. Después de la entrada de las tropas fachistas en la ciudad, se volvió a cambiar el nombre por el de Calvo Sotelo. No en honor de don Leopoldo Calvo-Sotelo, septuagésimo cuarto presidente del Gobierno de España, primer marqués de la Ría de Ribadeo, Grande de España, Defensor de Saurí y Caballero de la Orden de Carlos III, como creen algunos, y por motivos obvios (entre los que el más importante probablemente sea el que en aquella época contaba trece años, y pocos méritos podía haber hecho para merecerse una plaza con esa edad).

El Calvo Sotelo al que se referían las placas de mármol en cuestión era el tío del finado ex presidente, José Calvo Sotelo. Nótese que aquí no he puesto el "don", y miren que me cuesta poco, que son sólo tres letras. Un hombre, cómo lo diría... Con una hoja de servicios tan impecable como la de Fraga. Lo menos. Pero bueno, fue un nombre puesto por Paca la Culona en namás acabar la guerra, tampoco creo que nadie se esperase que le dedicara calles a don Miguel de Molina.

El último cambio de nombre (hasta la fecha, al menos) de la plaza de marras se dio con el primer ayuntamiento (más o menos) democrático, concretamente el 20 de Diciembre de 1976, pasando ahora a homenajear al ex presidente de la Generalitat Francesc Macià.

El 20 de Diciembre de 1976. Retengan esta fecha. Dentro de tres días, hará treinta y dos años.

Treinta y dos años.

Esta imagen la he sacado de Google Maps (utilidad creada en 2005) esta misma tarde:


Treinta y dos años...

(para acabar de redondear el chiste, los mapas que usa el servicio de Bicing -concesión municipal- en su web para marcar dónde están las estaciones y si quedan en ellas bicicletas o no son los de GMaps, con lo que en ellos -insisto: en un servicio municipal- también te encuentras con que la plaza está señalizada con un nombre que no le corresponde...)

12 comentarios:

Nils dijo...

o_O qué fuerte! Yo tengo unas ganas de que cambien el nombre de Caídos de la División Azul a la calle por la que paso a diario...

Don Otto Más dijo...

Paquita la Culona/
era una maricona...

A ver, si los del Google no están a cada calle... seguro que todo se coordina desde EEUU y como para sutilezas extranjeras...

Sota dijo...

Nils, siempre puedes consolarte pensando en el daño que se hicieron al caerse. Y ahora canta conmigo! Eso nos pasa/por un alcalde facha!/Eso nos pasa/por un alcalde facha!

Otto, peor me lo pones. Cualquier callejero de Barcelona editado en los últimos treinta años viene con únicamente el nombre de Francesc Macià, y no creo que Google se haya ido al Mercat de Sant Antoni a comprar una guía vieja para salir del paso. Precisamente el que aparezca Calvo Sotelo indica que hay alguien en Google que SÍ está a determinadas sutilezas extranjeras...

Nyc dijo...

Pero aparecen los dos nombres. Eso tiene algún sentido?

Will dijo...

Un poco más y te sale la calle de mi curro...

Un poco más definidoi, y salgo yo...

starfighter dijo...

A saber de donde habrán sacado los datos. Lo realmente raro es que aparezcan los dos nombres en una misma plaza, y que nadie haya protestado, hasta ahora.

Shanks dijo...

Ajá! Así que la mitad de la plaza es roja y la otra mitad facha...
Pues tal parece la representación de esta nuestra Ejpaña!
Esto de la transición...
Un beso!

nanyu fonseca dijo...

que misterio! esto es algo difno del proyecto Dharma!

Fet dijo...

Es que los pogres queréis ganar la guerra. O algo.

Sota dijo...

Will, por eso he puesto la vista mapa, no la vista satélite. Que no era plan.

Star, no se hi ha protestado alguien o no. Si lo han hecho, resultado no ha tenido, desde luego.

Shanks, buen punto. La parte roja es la mar, y la facha la montaña. Cosa que no me acaba de cuadrar porque la sede del Grupo Godó está en el lado mar, pero en fin...

Nan, no te pases tampoco... Es un misterio, sí, pero seguro que la Fletcher te lo resolvía en dos patás.

Sota dijo...

Fet, va a ser eso, sí...

nanyu fonseca dijo...

ahi va, la Fletcher... yo me hice fan de ella en Facebook no hace mucho.