martes, 13 de febrero de 2007

Watada

Les suena el nombre de Ehren Watada? Supongo que no. Porque estoy empezando a escribir esto el domingo por la noche (que es cuando me he enterado del tema, y antes de que se me olvide) y hasta el momento no me consta ninguna referencia en los medios de comunicación españoles. Y eso que el tema tiene su miguita.

Este jovencito, nacido en 1978, resulta que, además de hawaiano (que es algo que no tiene mayor importancia, pero para que se sitúen), es hijo de un objetor a la guerra del Vietnam. Lo cual no quita para que sea teniente del ejército de los Estados Unidos. Y resulta que a su unidad decidieron, en Junio de 2006, enviarla a Iraq. A hacer esas cosas que hace el ejército estadounidense en Iraq. Traer la democracia y eso.

Y él se negó públicamente a ir.

Porque es un ajqueroso pacifista cobarde flower-power islamoprogretarra, se estarán preguntando ustedes? Pues no. Porque cuando se enteró, se informó de que iba la película. Y una vez informado, decidió que la guerra, además de estúpida e injusta, era ilegal. Y peor aún, que violaba la Constitución de los Estados Unidos, el Acta de Poderes de Guerra, la Carta de las Naciones Unidas, la Convención de Ginebra y los principios establecidos por los juicios de Nuremberg. Casi na' lo del ojo.

"No!", grita al fondo el libegal que por cuota tenemos que tener en este, su blog (y no porque no les dejemos entrar, sino porque ellos no quieren venir), "son todo excusas baratas, lo que pasa es que es un cobarde!". Pues va a ser que no, le contesto yo mientras levanto la ceja izquierda y sonrío sardónicamente con sólo media boca. Porque, a la vez que presentaba su negativa a participar en la invasión de Iraq, pedía que, a cambio, se le destinase a Afganistán, invasión esta que sí consideraba justificada y legitimada por la ONU. No es un pacifista, y no es alguien que se haya metido en el ejército con la idea de hacer carrera militar sin jugarse el pellejo ni pegar un tiro. Es, en toda la extensión de la palabra, un objetor de conciencia. Alguien a quien su conciencia le impide participar en una guerra que considera (junto al 90% de la humanidad) injusta, ilegítima e ilegal. Lo cual no le impide aceptar participar en otras donde no se dan esos supuestos.

Y no sólo es objetor de conciencia, también es objetor (si se me permite el término) legal. Y antes he nombrado a los tribunales de Nurenberg. Durante los Juicios de Nurenberg, al acabar la Segunda Guerra Mundial, el tribunal dictaminó (y eso supuso incluso penas de muerte) que la "obediencia debida" (que era la figura en la que se escudaban muchos de los juzgados) no era eximente ante acciones manifiestamente injustas y criminales. Y esto, de una forma u otra, directamente o de rondón, ha creado jurisprudencia en las legislaciones de los países que (osadamente) llamamos civilizados. La obediencia debida no elude la ley, y no exime del delito. Que algún experto en leyes me corrija si me equivoco, pero este argumento, que en España podría cojear por endeble, al no estar nuestra jurisprudencia basada en la existencia de precedentes, sino en la ley en crudo, en Estados Unidos, donde las sentencias previas al respecto de un tema son cruciales, es un argumento muy potente. Sobretodo en tanto en cuanto EEUU fueron uno de los impulsores de dichos juicios, y por tanto cabe suponer que se supeditarían a sus decisiones... que crearían precedente en la legislación norteamericana.

A día de hoy, el teniente Watada se enfrenta a un Consejo de Guerra (el juicio es el día 19 de Marzo) que puede condenarlo a ocho años y medio de cárcel. Por desertor. Tócate los huevos. Y no voy a decir en qué posición histórico-política se situaría el ejército estadounidense si le condenasen, porque nuestro libegal de cuota podría invocar la ley de Godwin, y yo no doy victorias tan fáciles. Pero los hechos están ahí, y lo que es, es.

Sólo espero que los jueces que le toquen no sean tan rematadamente tontos de baba como el señor Aznar (y no lo digo yo, lo reconoció él mismo), y hayan tardado menos en enterarse de que en Iraq no había armas de destrucción masiva, que Collin Powell mintió ante el Congreso de los EEUU y antes de una semana lo habían desenmascarado, que no había relación entre el régimen de Saddam Hussein y Al-Qaeda, y todo eso. Porque, mírenme a los ojos, les estoy diciendo la verdad, yo se que eso sería dramático. Para todos.

(más información sobre el tema, aquí, aquí, aquí o aquí)

Hace 309 posts...

12 comentarios:

Will dijo...

Segun tengo entendido, la obdiencia debida es un eximente de responsabilidad penal por delitos llevados a cabo en el cumplimiento de una orden impartida por un superior jerárquico;

Urui dijo...

De repente me he acordado de esa mujer (en los USA también) que colgó un símbolo de la paz, ese que es como la huella de una paloma, en la pared de su casa y sus vecinos la llevaron a los tribunales para que lo quitase. Muchos pusieron de excusa que eran familiares de militares en Irak y el símbolo de la paz era una provocación y hubo algún lumbrera que dijo que creía que era un símbolo satánico.

casta dijo...

Sin palabras

Sota dijo...

Will, sí, la teoría es esa. Pero en Nurenberg no aceptaron ese eximente. Hay precedentes, pues.

Urui, este caso?

Casta, eso mismo.

Urui dijo...

Ese mismo. Ya decía que me sonaba.

Tony Tornado dijo...

¿Pero uno no va al ejército a ligar???

jo, yo me pierdo con estos post tan serios...

nanyu dijo...

que pobre... eso le pasa por ser americano.

y encima, despues de lo de su padre que el salga teniente o'neill... tiene delito!

Sota dijo...

Urui, a mandar.

Tony, eso sólo pasa en pelis cutres. Preferiblemente porno.

Nan, no. Eso le pasa por meterse a militar. Pero mira, ha de haber gente pa' tó... Este por lo menos es coherente.

AlvaritoGafasDePasta dijo...

aquí el letrado al habla:

la obediencia debida exime de la responsabilidad penal siempre y cuando que la orden que se debiera obedecer no fuera manifiestamente contraria al ordenamiento.

aprovecho y te comento que la jurisprudencia siempre y en todo lugar se basa en antencedentes, la diferencia entre nuestro sistema y el yanqui es que los tribunales americanos están vinculados por su propia jurisprudencia y no pueden cambiar el sentido de la misma, mientras que en españa los tribunales (bueno, el supremo, que es el que dicta jurisprudencia) puede cambiar el sentido de la jurisprudencia, si bien hacen falta dos sentencias para que ese cambio se produzca.

vaya chapa que me he marcado...

:)

bss grandes










AlvaritoGafasDePasta

Sota dijo...

Muy agradecido, Alvarito. Bienvenido por aquí.

Entonces, si he entendido bien:

a) si Watada tiene razón y la invasión de Iraq viola la Constitución USA, efectivamente no se podría acoger a la obediencia debida, y

b) en Estados Unidos cualquier tribunal puede sentar jurisprudencia, y en España sólo puede hacerlo el Supremo. La pregunta, pues sería si las decisiones de un tribunal internacional reconocido por el Supremo español o por el sistema legal estadounidense serían vinculantes para estos o no (entiendo que si lo reconocen es que aceptan sus veredictos, y por tanto sí lo serían, luego en EUA crearían jurisprudencia -como cualquier otro tribunal-, y en España sería necesaria otra sentencia del Supremo para hacerlo, pero no se hasta que punto esto es una paja mental).

Es así, o no me he enterado de nada?

AlvaritoGafasDePasta dijo...

me debí explicar mal en mi anterior comment:

si la orden (en este caso ir a una guerra ilegal) es manifiestamente contaria a derecho (en éste caso lo es), y la cumples, luego no puedes ampararte en la obediencia debida, puesto que se supone que puedes negarte a cometer un delito, incluso si eres militar.

respecto a la jurisprudencia, supongo que en los states es solo el supremo el que puede dictar jurisprudencia, al igual que en españa. la diferencia radica en la posibilidad de cambiar el sentido de la jurisprudencia, que en españa existe y en los states, no.

la eficacia de la jurisprudencia de los tribunales internacionales nunca será directa, es decir, yo no puedo actuar en contra de una norma porque esta contravenga una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por ejemplo, ya que será el tribunal que sea competente el que diga en el momento en que sea preguntado por ello, si esa norma es conforme o no al ordenamiento.

espero haberme explicado mejor ahora...

bss grandes









Alvarito

Sota dijo...

Aclarado, gracias!