viernes, 1 de junio de 2007

Pelotón de fusilamiento (XXIX)

Se llama Blanca María Díez, tiene 16 años y aparecía en el 20 Minutos de ayer. La chica decía lo siguiente: "A mí no me come el coco nadie, ni mucho menos el Estado. Hay cosas que se deben aprender en casa porque, ¿para qué sirven los padres?". Al hablar del tema de la homosexualidad decía que no lo llevaba "demasiado bien", ya que no la veía "como algo natural".

La iniciativa no partió de ella, sino de sus padres, como reconoce su madre, la cual es voluntaria del Foro Español de la Familia, que aclaraba: "Ya la habíamos llevado a alguna conferencia sobre el tema y, como se mostraba a favor, se lo planteamos"

¡Jo tía! ¡que guay, superguay, guay del paraguay! ¡mira qué rebelde (¡como los de la serie!) que soy!

Ejem.

Me imagino que habrá quien diga que los padres tienen derecho a educar a sus hijos en la creencia de que los homosexuales no son "algo natural". También quienes vean comedura de coco en la asignatura pero no la vean en llevar a una chica adolescente a conferencias de una organización integrista cristiana.

Por esa regla de tres nadie debería escandalizarse si oímos a padres vascos decir que tienen derecho a educar a sus hijos en la creencia de una "Euskal Herria libre" y en la creencia de que los que se sienten españoles en Euskadi no son "algo natural". Tampoco si los integristas musulmanes llevan a sus hijos a conferencias en las que se les aleccione en el yidahismo, ya que los padres eligen la educación de sus hijos y nadie puede decirles nada.

Pero nos escandalizaríamos. Me apuesto a que sí. Y mucho.

Esta asignatura les fastidia a estos integristas cristianos no por principios, por creer "en la libertad" (creen en la suya, no en la de los demás, es decir, que no creen en ella) o demás excusas venidas a menos. Les fastidia por perjudicarles, ya que hablar de Derechos Humanos es socavar los fundamentos de los integrismos religiosos, contrarios todos ellos a los Derechos Humanos, a la tolerancia y a la convivencia cívica.

Las quejas que se gastan sobre el "totalitarismo" de la asignatura son...curiosas. Los totalitarismos no llamaban a hacer ver que los homosexuales eran personas normales, más bien han sido partidarios de lo contrario. Los totalitarismos han sido siempre contrarios al Relativismo propugnado por esta asignatura, pues son partidarios de una única verdad absoluta: la suya. Los totalitarismos siempre han sido contrarios a ver al que piensa distinto como a un ser humano más, como propone la asignatura. Todos los totalitarismos repudian la democracia, defendida en esta asignatura.

Lo divertido de todo esto es cómo se reivindica la moral católica contra un supuesto "totalitarismo"...llegan más de 30 años tarde, señores. Ah, no, que en el anterior régimen la moral era católica, como dios manda, y no hacía falta protestar. Aquello no era totalitario, qué va.

El caso de esta chica, de todos modos, es muy revelador: una rebelde chupiguay contra la comedura de coco estatal, a la que previamente han comido el coco sus papis y sus amiguitos fundamentalistas cristianos.

Qué obediente es esta rebelde.

Fusilado de El Daño de Lüzbel

Hace 309 posts...

10 comentarios:

Shimart dijo...

Magistral. La última frase merece un aplauso.

nanyu fonseca dijo...

sota, la camiseta que se gasta la tiparraca esta, la has trucado tu con el Photochop o es de verdad de la tiende (de Donosti) Callate La Boca? porque mejor indumentaria para esas declaraciones no podria haber llevado.

mwrhmuob: lo cual no quita para que siga yo reivindicando que quites el coñazo de antispam de tu blog.

Pareidolia dijo...

Bueno, tiene 16 años...aún es recuperable. Quizá esta chica un día se pille un ciego en una fiesta cristiana de su instituto. Conozca a un boy scout y de los besos pasen a las caricias, de las caricias superficiales a unas más íntimas y de ahí al coito puro y duro. Como los papis de la niña estarán en contra de que la chavala lleve un condón en su monedero de Ágata Ruiz de la Prada, pues mojará sin protección. Pasados unos 40 días la chavala notará un retraso, se hará la prueba de embarazo y le saldrá rosa.Como son cristianos, pues la niña tendrá un churrumbel y al boy scout lo mandarán a terminar el bachillerato a EEUU.
Como decía antes...Sólo tiene 16 años

Sota dijo...

Nan, yo a esta niñata no le he tocado nada. Que es menor de edad. No me pierdas, hombre.

Pareidolia, eso... o que casualmente se vaya a hacer un curso de inglés urgentemente a Londres, sí... Pero vamos, que ahorraríamos todos mucho tiempo y trabajo si directamente alguien le diese dos hostias bien dadas por tontalapolla, a ver si así le empezaba a funcionar la neurona, o algo. Y a sus padres, otras dos. O incluso cuatro.

Tony Tornado dijo...

Lo que hay que leer y oír y ver ya a estar alturas de la película...

Qué guay es la generación ColaCao Energy, por Dior...

Sota dijo...

Tony, yo la sujeto y tu la ahostias. Hace?

Anónimo dijo...

¿Y quién me sujeta a los padres para que les "hable" yo?
Fernando.

EFE dijo...

Tranquilo, Sota, tiene dieciséis años. Es legal.

Por cierto que yo me quedé también con la noticia. Pensaba hacer otro dibujo de "Subnormales Anónimos" con esto, pero lo he ido dejando pasar, como siempre.

A todo esto, a mí la asignatura me parece una soplapoyez, innecesaria y ridícula. Tanto como dar religión, ética o perder una hora de "tutoría", para que me entiendan.

Pero claro, una cosa es una cosa y otra este engendro de Satanás diciendo subnormalidades a porrillo. La madre que la parió...

La camiseta era así, doy fe, que yo también pillé el periódico. De todos modos, yo estoy por hacer una que diga "A MÍ SÓLO ME ADOCTRINAN MIS PADRES" y mandársela.

Sota dijo...

Fernando, ponte a la cola. Que como buenos cristianos, tienen la obligación de poner la otra mejilla.

Efe, no. Menos de dieciocho, ilegal. Recuerda los sabios consejos de Townsed. Lo de subnormales anónimos, deberías hacer una serie con eso, tendría mucho éxito. Y un respeto por los engendros de Satanás, hombre...

EFE dijo...

Eh, pues a mí Tou me dijo...

Y mi otro amigo abogado también me dijo...

Mmmm...

¡Voy a tener que resetear mis amistades de nuevo!