miércoles, 10 de octubre de 2007

Y seguimos para bingo...

Les he dado dos días de asueto y tranquilidad, así que con su permiso, voy a seguir hablando de política, de educación, de religión, y, ya de paso, y aprovechando que no estoy del mejor de los humores posibles, cagándome en todos los muertos, puestos en fila de a dos, del arzobispo de Granada, monseñor (nótense las cursivas) Francisco Javier Martínez Fernández. Que a ustedes, que son gente informada y están al día de lo que pasa en esos mundos de dios, igual les suena. Sí, ese señor con un historial harto curioso, el primer arzobispo español que se va a tener que sentar en un juzgado, al no funcionarle lo de hacer presión llevando a plañideras rezando el rosario ante el tribunal de apelación que debía decidir si procedía o no juzgarle por acoso moral a un cura, a quien, entre otras cosas, suspendió a divinis (lo que significa, según ellos, que no puede ejercer de sacerdote, cosa que demuestra que ellos no tienen ni zorra de lo que están hablando, porque la ordenación sacerdotal es una Gracia, la concede directamente Dios, y por tanto, sólo Dios la puede retirar, pero en fin), lo destituyó como archivero de la Catedral de Granada y lo expulsó de su cátedra de teología. Señor este con unas curiosas amistades, unas divertidas ideas político-religiosas (y ya saben lo que pasa cuando se juntan ambos conceptos, que en seguida se alcanza la masa crítica que lleva al fascismo), que le llevan, entre otras cosas, a anular un acto de una cofradía porque el presentador del mismo, amén de cofrade, es socialista y está llamado a declarar como testigo en el juicio del que antes hablábamos, o al exigir que todas las personas que quieran vestir los hábitos en su diócesis sean nacionales. De DNI y de lo otro, me imagino, visto lo visto y lo que queda por ver. Y es que hasta aquí, sólo hemos cantado línea. Pero vamos, no sufran por él, que desde el Vaticano ya están pensando en sacárselo de en medio, cual si de un vulgar cura follamonaguillos se tratase, por lo que pueda pasar. Que esto de tener a un arzobispo encausado en la católica España, reserva espiritual de occidente y tal y pascual, queda muy feo.

Porque resulta que la montse en cuestión (repito por si alguien se ha perdido con tanto link, Francisco Javier Martínez Fernandez, que a este tipo de engendros lo que mejor les sienta y lo único que se merecen es el escarnio público, y pena penita pena que lo de la brea y las plumas haya pasado de moda), por si no tenía bastante ya con lo que tiene (y no me refiero en este momento a la psicosis que le hace oír voces en su cabeza que le dicen que son Dios, que esta gente tendría que estar encerrada y debidamente medicada, porque si les da por coger un cuchillo o un rifle de repetición aún, pero como les de por vestirse de siniestros y ponerse un alzacuellos, son peligrosos), no le ha dado por otra cosa que por comprarse (a nombre y costa de la diócesis, es decir, a costa del erario público y a nombre de los kikos) un centro educativo. De formación del profesado, aka magisterio. Y ponerse a despedir profesores "porque no sentían la llamada de Cristo lo suficiente" (o "por falta de compromiso cristiano", "falta de vocación religiosa", "por no evangelizar alumnos", en función del titular. En cualquier caso, la idea subyacente es la misma. Por supuesto, ellos lo niegan, y habrá que esperar a juicio, pero según las declaraciones de uno de los profesores despedidos (que, según alguno de los artículos que les he enlazado, han sido hasta diez, de los que parece que sólo uno lo ha denunciado), la cosa tiene bastante marro. Y simplemente mirando las fechas, se ve que hay algo que no cuadra en lo que dice el arzobispado.

Imagen robada a maese Zifra

La coña está en que el profesor que ha denunciado es profesor de Educación Física. Que entre que si no "no recibe la llamada de Cristo porque no tiene cobertura", que si el problema era que en las clases no les hacía hacer bastantes genuflexiones o que no le levitaban bien cuando entraban en éxtasis (místico, por supuesto), o que si lo que pasaba es que el arzobispo se quiso tirar al profesor de gimnasia (estereotipo --> chulazo) y este no se dejó y de esos (no) polvos vienen estos lodos, las discusiones sobre el tema parecían gags de una comedia bufa de Jose Luís Moreno.

Bueno, no, seamos serios. La coña está en que ese centro está concertado con la Universidad (pública) de Granada. Que yo esto de que las universidades hagan conciertos con centros privados para impartir carreras que ya da la universidad de por sí (y la Universidad de Granada tiene un departamento de Educación Física y Deportiva, así que deduzco que Educación Física la imparte), pero pasemos de puntillas por ese punto. Que ya me cuesta, no se crean. Pero es que , ante este caso, el excelentísimo rector, señor don David Aguilar Peña, se ha callado como una puta. Y ante una cosa así, lo suyo es, por lo menos, suspender cautelarmente el concierto, pero ante las acusaciones de que en las entrevistas para substituir a los profesores despedidos se está "consultando a los aspirantes sobre la opinión que les merece la libertad de cátedra", es como para suspender el concierto hasta quince días después del juicio. El Final. El de la alucinación de Juan Areopagita. Porque si es aberrante e inconcebible que, a estas alturas del curso, a alguien se le pueda echar de su trabajo en función de su credo (recuerden: no era un profesor de religión, de teología o de ninguna otra soplapollez por el estilo, era un profesor de Educación Física, que ya me explicarán que tiene que ver con la fe que profese o deje de profesar), el que una universidad pública permita que estén expediendo títulos a su nombre desde un centro dirigido por unos talibanes impresentables anclados hace tres siglos que son capaces de poner en solfa la libertad de cátedra es, además de todo lo demás, directamente inaceptable. Desde cualquier punto de vista. Así que, con su permiso, la próxima vez que tenga que ir la baño aprovecharé para cagarme también en todos los muertos del excelentísimo rector de la Universidad de Granada, señor don David Aguilar Peña. Por (vamos a decirlo de una forma fina y educada, que ya saben que yo, ante todo, soy educado, tanto como me permiten las circunstancias, al menos), pusilánime.

Y luego esta gentuza son los que quieren educar a nuestros niños y se llevan las manos a la cabeza con la EpC, sabes? Donde está Supermán cuando se le necesita?

Imagen robada a maese Rinzewind

Hace 309 posts...

15 comentarios:

Maggie Wang Kenobi dijo...

mira que son, con lo fácil que sería adorarme a mí y pasar del resto de dioses, mondié.

Y na, Supermán me ha dicho que anda buscando Metrópolis, que por mucho que le digan que anda en los USA, allí nadie parece saber ande anda...

Erynus D'Alecto Graeme dijo...

Ph´nglui mglw´nafh Cthulhu R´lyeh wgah-nagl fhtagn.

Urui dijo...

Si es que, con semejante fauna cómo van a venir los marcianos a compartirnos su tecnología.

Sota dijo...

Mag, pero es que tú sólo eres semidiosa, y claro, no es lo mismo...

Erynus, tekeli-lí! Tekeli-lí!

Urui, contravendría la primera normativa, ya te lo dije...

Corredero dijo...

Por entradas como las de hoy es por lo que uno se hace fan tuyo

casta dijo...

Yo hace tiempo que me declaré seguidora única y exclusivamente de Maggie, que total pide poco y sus mucamos están de pecar mucho.
El resto... es dejuzgado de guardia pero ni más ni memos que el ambiente clerical del momento.

Sota dijo...

Corredero, y yo que creía que era por mi sex-appeal y los Caspa Powa'...

Casta, pues sí...

Maggie Wang Kenobi dijo...

CASTA ¿y nunca te he hablado del diezmo? ¿ein? Pos na, que mis adoradores superfavos suelen pasarme unos 6.000 euros al mes, lo sepas.

Tikismikis dijo...

es que a todos los que componen la Tuna de Dios, cundo llega la cuaresma, debian de llevarlos aldesierto de Africa, con un litro de agua y dos Kilos de sal para que pasen cuarenta dias y sus respectivas noches, cuanto espacio y tranquilidad ganariamos todos

Sota dijo...

Mag, que el diezmo lo cobran los (sa)cerdotes, no las divinidades de la muerte com tú...

Tikismikis, qué te han hecho los pobres saharauis en general y tuaregs en particulas (o al revés), eh? Bienvenido por aquí.

Corredero dijo...

Bueno, eso también (lo de la caspa, que de lo del sexapil ése no puedo opinar)

Sota dijo...

Pues mañana por la noche toca. Y dedicado.

(jijijijiji)

Rouco Varela dijo...

¡Ah!

¡¡¡Blasfemia!!!

¡A mí La Santísima Inquisición!

¡Herejes!

Sota dijo...

Congregación para la Doctrina de la Fe, Toñito, Congregación para la Doctrina de la Fe...

Theodore Kord dijo...

Tienes razón, Sota. Lo del desierto es de una crueldad inaudita: pobres habitantes del desierto si se les cayera esa peña encima.

Ya sé, la Luna está desierta, ¿verdad? Pues los mandamos todos allí. Por el oxígeno seguro que no se preocupan: a fin de cuentas los milagros son cosa suya.