martes, 16 de octubre de 2007

Para que me tiren piedros

Pues si ayer les decía que tenía varios posts pendientes que deberían haber entrado ayer, hoy voy a arreglar el desaguisado... hablando de algo totalmente diferente!

(y no, no me he metido un transistor -ni ninguna otra cosa- por la nariz)

El caso es que hoy, mientras estaba en el gimnasio, tenían puesta en las teles Los 40 latinos (no, yo tampoco se quién decide qué se pone. Si lo supiese, ya estaría muerto), y, entre otras cosas pusieron este vídeo.



Pueden irse directamente al minuto 3:10 para ver lo que les quiero decir, que el vídeo es de Pereza, el grupo -junto con Placebo- que mejor ha sabido encontrar un nombre que le identifique perfectamente.Eso sí, aprovechen para verlo ya, porque lo mismo dentro de poco no pueden. Pero esa escena en concreto (bueno, y las que le siguen inmediatamente) me ha hecho pensar, y ya saben lo peligroso que puedo llegar a ser yo cuando divago.

Porque parece que ahora los Pereza (y el director de ese bodrio de clip) han descubierto que la sangre (a poder ser ajena, a poder ser extraída violentamente) es un afrodisíaco de primer orden. Que viene a ser algo así como descubrir la sopa de ajo y América, todo de una tacada. Y que nos ha jodido mayo con sus flores. La sangre (a poder ser ajena, a poder ser extraída violentamente, pero no sólo en estos casos) siempre ha sido un afrodisíaco y un exaltador de pasiones de primer orden. Como les podría perfectamente explicar Calígula, el Divino Marqués, Elizabeth Bathory, Landrú, el coronel Kurtz (bueno, este no, que es un personaje de ficción, pero ya me entienden), Ed Gein, el Arropiero o el tío este que han detenido en México por haber descuartizado y haberse comido a la novia acompañada de un buen chianti (y permítanme la licencia poética). Vamos, que lo de excitarse cuando putean (mucho) al prójimo es tan viejo como la humanidad, y lo llevamos en los genes. O a ver si no qué se creen que son los corrillos al grito de "pelea, pelea!" (sea con grabación de vídeo en el móvil o no) de los patios de los colegios: ganas de ver sangre. Ajena. Extraída violentamente. Y a partir de ese instinto básico y primario, no modulado socialmente, pues todos los refinamientos que quieran.

Ahora me podría poner a hacer sociología de baratillo y hablar de que si la sublimación del instinto cazador, que si la parte reptiliana del cerebro, que si el subidón de hormonas y la aceleración del ritmo cardíaco para unirse a la cazo o huir, y tal y pascual, pero no voy a ir por ahí. Y, aviso, a partir de ahora es cuando todas las feminoides del mundo (e incluso alguna feminista de buena voluntad) querrán tirarme piedros (o piedras, si estas son de género femenino. Supongo que un fragmento de mica será una piedra, y uno de feldespato un piedro. Era así, Efe?). Y aviso también de que me voy a poner un tanto magufo.

Porque hablo de la sangre ajena. Toda la sangre ajena? No! De esa categoría queda directamente excluida la sangre menstrual, y no tanto porque su extracción no sea violenta (ya que, según me han dicho, que uno no ha sufrido de estas cosas aún, el tema puede llegar a ser extremadamente doloroso, con lo que se podría considerar, rizando el rizo, como una forma de "autoviolencia" del cuerpo femenino contra sí mismo), sino porque dicha sangre es impura. Y aquí es donde me tiran piedras antes de dejar que me explique, claro. Déjenme antes puntualizar únicamente (y después me lapidan a gusto) que eso no implica que la sangre menstrual no pueda ser -también- un potente fetiche sexual para según que gente, pero queda en eso: en fetiche (que, por su propia naturaleza, son personales, privados y totalmente irracionales), nunca en afrodisíaco como, insisto, sí lo es la sangre común, sea esta venosa o arterial.

Y en este momento es cuando, como les avisé, me pongo magufo, metafísco, paranormal y chorras, así que si tienen a mano un poco de musica new age, una lámpara de lava y/o un porro (o cualquier otra substancia alteradora de consciencias), es el momento ideal para ponerse con ello. He dicho que la sangre menstrual es impura. Por qué? Porque si, como decía Renfield, la sangre es vida (y ese es, por tanto, uno de los motivos por los que excita, porque vida llama a vida), la sangre menstrual es todo lo contrario. Y lo contrario de vida no es, como podría parecer a primer golpe de vista, "muerte": en tanto que individuo, quizá, pero en tanto que especie (y los instintos van dirigidos a la supervivencia de la especie, que no a la del individuo) la muerte es sólo una parte del ciclo vital. Tu mueres para que yo viva. Si el león no caza a la gacela vieja, cazará a la joven, y si muere la gacela joven, no habrá más gacelas. La muerte de la gacela vieja es, pues, vida para la especie "gacela" (y para el león, claro). Tampoco es lo contrario de vida la inercia (lo de las piedras y los piedros, vamos, que claramente no están vivos). Eso es sólo ausencia de vida, no su contrario. Desconozco si otros idiomas (que, de haberlos, probablemente serán orientales, no se por qué pero siempre son las culturas orientales las que se dedican a pensar en estas cosas, debe ser cosa de algo que lleva la soja) tienen un término para expresar a lo que me refiero, pero el castellano, desde luego, no. O al menos, yo no lo conozco. Así que me referiré a ello como anti-vida.

Mi tesis (magufa) es, pues, que la sangre menstrual es una representación palpable (la representación palpable, de hecho) de la anti-vida. De nuevo, por qué? Piensen un poco: cuándo se produce la sangre menstrual? Cuando el organismo femenino remueve Roma con Santiago y pone en marcha un montón de recursos vitales (proteínas, vitaminas, lípidos, minerales, hormonas, enzimas...) para permitir la creación de una nueva vida... y esta se ve abortada incluso antes de ser concebida. Esa sangre es impura porque es la prueba final de algo que es total y absolutamente aberrante: un despilfarro. La naturaleza malgastando recursos, cuando la naturaleza siempre (termodinámica obliga) sigue la ley del mínimo esfuerzo. La existencia de una menstruación periódica (y en periodos tan cortos como un ciclo lunar, además) va, en toda la expresión del término, contra natura. Contra todo el orden establecido en la Bóveda Celeste. Y que un proceso natural se lleve a cabo mediante algo que es a todas luces antinatural, es imposible, luego tiene que ser malo. Cuando algo que está planteado para generar vida reiteradamente incumple su función, es que tiene que haber una fuerza anti-vida actuando, y esa sangre menstrual es su rastro. Esa sangre menstrual es la anti-vida, y por eso vuelve estériles las tierras sobre las que cae.

Fíjate, tanto trabajo que tuvo Darkseid para encontrarla, y la tenía ahí mismo, en las compresas de Big Barda...

Y ahora me dirán: Y qué pasa con el semen, no pasaría lo mismo con todos y cada uno de los espermatozoides que no fecundan un óvulo? Pues sí, pero no. Primero, porque la producción de esperma no es tan costosa para el organismo como lo es la maduración del óvulo, el endometrio y toda la sangre empleada, y además, es un proceso de producción constante y salida discontinua, con lo que requiere de purgas constantes para evitar que la presión aumente y el sistema explote (semen retentum venenum est). Segundo, porque ya es algo preparado para ser desperdiciado (sólo uno -dos o tres en casos muy concretos- de los espermatozoides de una eyaculación pueden fecundar un óvulo, el resto simplemente se pierden): en este caso, el despilfarro es sólo aparente, puesto que a la larga supone una mejora evolutiva para el sistema. Y tercero, porque el esperma sigue estando vivo cuando sale del cuerpo (cavernoso) del hombre, a quien no se le puede pedir responsabilidad por lo que le pase después. En cualquier caso, no creo que sea necesario citar la leyenda judeo-cristiana de Onán (aunque no está de más recordar que es falso lo que dicen esos señores de las iglesias que claramente no han leído sus Textos Sagrados con atención, que Onán fuese fulminado por un Rayo Divino por masturbarse, lo fue por eyacular fuera de una vagina, que a la sazón era la de su cuñada viuda. No es lo mismo) u otras equivalentes en otras mitologías, o el que el semen de los muertos (especialmente, de los muertos de muerte violenta) haya sido desde siempre un elemento clave en la confección de conjuros de todo pelaje: el semen de un muerto también es antinatural, también es anti-vida (recuerden, hace crecer a la mandrágora, que mata con sus gritos a quien la arranca del suelo), porque sólo lo vivo puede generar vida.

Y por hoy vale con esto, que me alargo mucho. Pero me quedan más cosas que decir, tanto sobre sangre menstrual como sobre afrodisíacos. Quizá mañana...

Hace 309 posts...

17 comentarios:

Maggie Wang Kenobi dijo...

a mí las únicas peleas que me molan son las que se hacen en el barro. Y no me interesa nada eso de extraer sangre, que no que no, que de quitarse, que se quiten la camiseta o incluso toda la ropa si quieren.

A partir de ahí, no sé que más añadir.

Un saludo y una saluda,

Will dijo...

Pues a mi la sangre me marea, con lo que deduzco que yo debo tener muy poco de instinto cazador (o como se llame)

Sota dijo...

Mag, eso es fetichismo. Te lo digo yo.

Will, mucha tontería encima, es lo que tu tienes...

Nils dijo...

Pues a mí, incluso ahora que me ha dado ahora por el sado, lo de la sangre no me pone nada de nada. Donde esté un buen mordisco y su cardenal...

Sota dijo...

Nils, bonico, y el cardenal lo provoca...

Que una cosa es que tengamos todos asumido que jugar con sangre ajena es peligroso, y prefiramos dejar algo de piel de por medio, por si. Pero la búsqueda de sangre sigue ahí.

Tony Tornado dijo...

A veces me asustas...

Sota dijo...

Adulador...

Corredero dijo...

A servidor la sangre (ajena y propia) le da mal rollo.
De ahí que no haya leído del todo...

Sota dijo...

Otro cargado de puñetas...

Tony Tornado dijo...

Tienes dos comments en el post de ayer de PaFon...

Sota dijo...

Ya lo he visto. Y tu tienes un mail desde hace...

Bito dijo...

Veamos Sota, es algo complicado lo que expones, y creo que no del todo correcto (excepto en la parte subjetiva que justamente por subjetiva se libra de adjetivos). Lo primero es que el que haya reglas cada mes no es ni despilfarro ni anti-natura, sino la forma más eficaz de asegurarse un embarazo ¿por qué? porque a pesar de lo mucho que insistan los de planificación familiar lo de embarazarse no es tan sencillo (sólo un 10% de polvetes efectivos lo conseguirán) no basta con correrte sin condón cuando una chica está ovulando.

El óvulo vive únicamente doce horas, el esperma entre tres y cinco días, pero ha de recorrer un camino largo y complejo que no siempre logra, y a veces el óvulo muere infecundado. Así que mejor aseguremonos de que salen muchos óvulos, muchas veces, para que el porcentaje de éxito sea mayor.

Ahora se preguntará porqué se pone tan dificil el tema. Imagino por la manía esa que tiene la naturaleza de que únicamente sobrevivan los mejores. Y si el cuerpo monta toda esa parafernalia es porque cuando el óvulo se fecunda el chiringuito ha de estar debidamente montado para acogerlo y asegurar que siga adelante sin problemas. ¿No ha habido fecundación? pues se hace una limpieza general y vuelta a empezar, con lo cual la menstruación no es antivida, según su definición, sino más bien lo contrario, sólo que con vistas a futuro. Limpia todo para volver a empezar, insistiendo siempre incesante en su empeño por conseguir un nuevo ser.

En la naturaleza todo está medido al milímetro, y si funciona así y no de otra forma es porque desde luego es la mejor, la más efectiva y la más eficiente para conseguir vida, que es de lo que se nutre la misma.

Sota dijo...

Bito, veo que no has pillado el chiste... Snif.

(y lo triste es que entonces la otra parte que hablará de la regla tampoco la entenderás, claro...)

Pryrios dijo...

Menuda ida de olla. Me encanta. Sigue, por favor :D

EFE dijo...

Pues es curioso que hables de estas cosas. Hoy estaba en el departamento leyendo mi web para saber qué digo cuando no miro y, al salir, he oído unas voces en el pasillo que salían de una clase.

Allí, un grupo de adolescentes se peleaba arrojándose una compresa usada.

Muy usada. Chorreante, casi.

Que claro, no sé yo si sería la excitación sexual la causa o la consecuencia de estos juegos tan marcianos peeeroooo...

¡Pero hay que acabar YA con esta gentuza! ¡¿Dónde hay un genocida cuando hace falta?!

PS: Correcto, si es feldespato es piedro. Muy bien, ya lo dominas mejor que yo.

Bito dijo...

Vaya... me deja usted cortado... es cierto no vi chiste alguno ¿me lo explica?

Brie dijo...

YO sólo sé que la regla es un coñazo, y nunca mejor dicho :D