lunes, 18 de septiembre de 2006

Academia de seductrices

Archivado en , , y

Se que me repito más que el ajo, pero ya he comentado alguna vez que Barcelona es como una inmensa casa de putas, sólo que sin el "como". Y sí, es uno de los motivos por los que me gusta tanto esta ciudad. Así que uno, que ya saben que es un antiguo, pero de mentalidad abierta y progresista (vamos, un progretarra pervertido, que dirían esos), ya no sabe si extrañarse o alegrarse cuando se encuentra, a la puerta de una tienda de discos, con un flyer como este:Por fin alguien se ha atrevido a coger el toro por los cuernos y montar una academia de seductrices como dios manda, con sus profesores, sus diplomas y sus coñas místicas! Porque no nos engañemos, en esa profesión, como en cualquier otra, hay un intrusismo profesional rampante que le está haciendo mucho daño. Que sólo hay que pasearse por la Ronda de Sant Antoni o la parte baja de las Ramblas (o la calle-de-putas conveniente de su ciudad) para ver que hay mucha infiltrada y mucha parvenue que no saben ni menear el bolso, y eso no puede ser! Y menos en una ciudad con tanta tradición en la materia como Barcelona, por dios! Reconozco que me extrañó un poco el encontrarme el anuncio en una tienda de discos, pero bueno... después de todo, algo así dónde lo iban a poner? En el tablón de anuncios de la iglesia del barrio? Un local frecuentado por gotiquillas jovencitas e impresionables no es tan descabellado...

Claro, al final la cabra (se) tira al monte, y uno no puede escapar a lo que es su naturaleza, y pasa lo que pasa... No, no que me apuntase al Centro de Formación, que ya he dicho también más de una vez que a) esas cosas las hago por vicio, y no por beneficio, y b) no tiene uno cuerpo ni facultades (siempre suponiendo, claro, que el centro fuese mixto, que si no, cuerpo desde luego ni p'atrás). A lo que me refería es a que empecé a pensar mal. Porque la de la foto, más que tener pintas de meretriz, lo que parece es una putarraca. Distingamos, pues, la puta, prostituta, meretriz, hetaira o zorra de toda la vida de dios (es decir, la persona que vive de follar exclusivamente a cambio de dinero), de la putarraca (es decir, la persona que vive de decir, a camio de dinero (concretamente de mucho dinero y concretamente delante de una cámara de televisión o de una revista de papel couché con pocos escrúpulos) que ha follado... Ya saben de qué hablo, no?). Y lo que se me vino a la cabeza es que igual los de Gestmusic o los de Zeppelin habían llegado a la conclusión que las Anas Obregones, Núrias Bermudez, las Sonias Arenas, las Belenes Estébanes y demás ejemplos clásicos de putarraca televisiva empezaban a estar agotadas, y que hacía falta carne (y nunca mejor dicho) nueva para mantener enganchado al espectador al chou de teletontería de la próxima temporada y sus programas parásitos, y que se asociaron con los de Interviú (que siempre necesitan de nuevas portadas) para montar una academia donde formar nuevas triunfitas, nuevas grandes hermanas, nuevas supervivientes, nuevas casasdetuvida y nuevas supermodelos 2006, y donde les enseñarían como gritar ante la cámara, como pelearse como gatas panzarriba, como insultarse de forma que haría enrojecer a un camionero, como acercarse a famosos de verdad de forma que luego se pueda vender a mentes débiles como que se han acostado con ellos, cómo hacer un posado-robado... Esas cosas que nadie se explica que no enseñen ya en la educación básica, cuando se han demostrado imprescindibles para la correcta formación vital y como persona íntegra de la mujer (y del hombre) de hoy en día. Por no hablar de la cantidad de salidas laborales que tiene, claro. Laborales. He dicho salidas la-bo-ra-les. De las otras, el tema debería llevarlo ya de serie, que pa' esto o se vale o no se vale.

Y con estos pensamientos recorriendo mi cabeza, y cuando ya la gente de la calle me miraba raro al verme allí pensativo ante el expositor de flyers, cual Hamlet ante la calavera de Horacio, me decidí y lo cogí, en parte por salir yo mismo de dudas y en parte por hacerles partícipes a ustedes, a quienes tanto quiero y a quienes tanto debo, de mis inquietudes. Y se me vino el mundo al suelo, porque la academia no era ni de seductrices, ni de prostiputas, ni de putas, ni de putarracas......sino de peluquería. Mi gozo en un pozo. Lo que anunciaban era el Centro de Formación de la cadena de peluquerías Jean Louis David, donde te cortan el pelo, te lo lavan, te lo peinan y te lo tiñen por una miseria. Y si sales hecho un adefesio (bueno, si sales más hecho un adefesio, o si sales hecho un adefesio distinto al que esperabas), pues te jodes, que para eso es una academia de peluquería y pagas tan poco, no te jode.

Y entonces, la pregunta es... a qué viene, pues, la foto con la señorita putarraca con cara de "ven p'acá, que te ví a de comé hasta el negro de las uñas!"? Qué tiene eso que ver con la peluquería? Pues miren, salvo que el negocio sea en realidad la tapadera de un burdel de lujo, yo tampoco lo entiendo, no. Sobretodo, porque me dicen por ahí que la publicidad subliminal no existe...

Hace 308 posts...

4 comentarios:

Urui dijo...

No es por malmeter contra los artistas del photoshop autodidactas, pero esa lengua parece de plástico.

¿No será que han sacado un nuevo modelo de maniquí putón del tipo "intento seducirte pero en lugar de eso doy un mal rollo que echa para atrás"? Por aquí los he visto que se ríen como el joker y tienen ese efecto.

er manué dijo...

Pues a mi se me ocurre que es la evolución natural de la vedette de toda la vida...

Sota dijo...

Urui, el autodidacta del Potochop soy yo... y el escaneado es chungo. Te digo yo que la cara es de "diez mil y la cama, con sábanas limpias".

Manué, pues no me veo yo a la Maña posando para algo así. (aunque el peinado es parecido, sí...)

DeCa dijo...

:)

Me muero de la risa con la niña y la peluqueria!! :)

Muy buen post!