viernes, 15 de septiembre de 2006

(Y qué pongo yo hoy de título?)

Archivado en

Hace un año, por estas fechas, estaba en Sevilla con la excusa de asistir a un curso, y aprovechando para hacer turismo, pelearme con mosquitos kamikaze, beber ron como si se acabara el mundo y poner primero blanco, luego rojo (tirando a amoratado) y luego de todos los colores a un amigo que todavía no se había enterado de con quién se estaba jugando los cuartos.

Hace dos, por estas fechas, hacía lo propio en Valencia, sólo que sin mosquitos kamikaze, con cerveza en lugar de ron y sin provocarle a nadie cambios de color inesperados (bueno, creo).

Este año, la oferta de cursos de verano de las universidades españolas oscilaba entre lo malo y lo terrible, así que me he quedado aquí, haciendo ver que trabajo. Además, ayer estaba preparando un post estupendo, con casinos y furcias (es más, pasando de casinos) y el ordenador se colgó y me dejó compuesto y sin post. Generalmente consideraría algo así como un mal augurio, peor como que las imágenes necesarias ya están escaneadas, supongo que tarde o temprano lo acabarán viendo por aquí. Y como que quiero mantener el ritmo de actualización diaria, me he visto obligado a improvisar esta chorrada.

Pero no vean con qué gusto me iba yo a hacer el cabra por ahí, recuperando las horas de sueño durante las clases, y enviaba yo a tomar por culo el curro, el blog, el Universo y todo lo demás...

Hace 308 posts...

7 comentarios:

Urui dijo...

El enlace de hace taitantos post apunta al principio de tu blog.

Sota dijo...

Lo hizo un mago! Lo hizo un mago!

Urui dijo...

Pues deberías poner una trampa para magos (ya sabes, un cepo con algo de hierba de hobbits en el centro) porque no es la primera vez que pasa.

Sota dijo...

Pffff... Todos se creen críticos.

Además, para qué creería yo cazar a un mago? Suelen ser más feos que picio, de carne correosa y ni siquiera te puedes hacer un abrigo con su piel... No se aprovecha nada de ellos!

Logan-X dijo...

¿Pero que te ha hecho el pobre Tamariz para que te metas con él?. Puede que no sea David Copperfield, pero a mi me cae mejor y le doy más mérito.

"para que creería yo cazar un mago?"
Para hacerte vanas ilusiones por un tiempo, ya que en realidad este se habría escapado tras lanzar una maldición sobre tu cerveza.

Urui dijo...

Cazarlos para controlar su número, a la que te despistas tienes en la puerta un Gandalf que trae la desgracia, o un Sáruman que quiere conquista el vecindario y empiezan a hacer kung-mago-fu en el jardín y machacan las flores.

Sota dijo...

Logan, Tamariz es prestidigitador, no mago. Y que me eche maldiciones sobre la cerveza no me preocupa. Mientras no me las eche sobre el ron...

Urui, inviable. Si reduces el número de magos, aumentará el de brujas. Por aquello del equilibrio cósmico y tal. Y prefiero enfrentarme a muerte a toda la Universidad Invisible en pleno a tener una simple discursión de café con Yaya Ceravieja...