miércoles, 6 de septiembre de 2006

Discos dedicados (XIX)

Archivado en y

Trabajando en la cocina, ¡ay que pesadez!
como una negra, como una china, con el almirez.
Con el almirez y su manita
machaco el ajo, la cebollita y el perejil
y el ajonjolí.

No hay sordidez que impida
trocar en mágico lo rutinario.
No hay almirez que olvide
mezclar el ajo con lo extraordinario.

Con el ajo hago un sofrito
con conejito en la sartén.
Para quien?
Para tí!
Con el ajo sabrá muy bien.

Y después con estropajo y detergente
friega que te friega
la espumadera
friega que te friega que te friega
la sartén.

Escucha las melodías
que canta el agua por las cañerías.
Pregunta por que suspira
la olla exprés al fuego cada día.

La sartén, la espumadera,
con el deteregente quedan relucientes
como un espejo (un espejito)
mira que bien!

Con el pellejo del conejo
te forro un par de zapatitos,
que calentitos tus piececitos
con la piel.

No hay marmita en la alacena
que no le sirva a un duende de escondrijo.
No hay gruyere en la quesera
que al propio Mickey Mouse no de cobijo.

Vaya por Dios, otra vez la alfombra
de la alcoba se me escapó,
va volando hacia una estrella
ay Señor!
Cojo la escoba y me voy pitando detrás de ella,
naranainainainanai...

La cocinita mágica, Vainica Doble


Hace 307 posts...

6 comentarios:

DeCa dijo...

:-)

Vale.... ¿hay que adivinar? Ayer alguien te cocinó? Cocinaste tu a alguien? :)

Sota dijo...

No, DeCa, no... Ni siquiera acabé cocido. Nada tan obvio...

Al-Duende dijo...

Obviamente, no. Algo más sutil. Estilo Sota, diría yo, jugándome el cadalso.

Sota dijo...

Touché, maese Al-Duende, touché

perpensatio dijo...

http://mangasverdes.es/

comentario anterior dijo...

Uds. perdonen, me he equivocado.