martes, 6 de noviembre de 2007

Cementerio indio

Ya he explicado alguna vez que uno curra en la Facultad de Farmacia de la UB. Para quien no conozca esa zona de Barcelona (totalmente prescindible, por otra parte: salvo por el Parque de Cervantes y una fuente de los jardines del Palacio Real, si un incendio la arrasara y se volviera a construir de nuevo no se perdería gran cosa), dicha facultad queda encajada entre el edificio de La Caixa-el hotel Princesa Sofía (un cinco estrellas con más ínfulas que otra cosa, al menos en lo que al restaurante se refiere) al norte, la Diagonal y los colegios mayores Penyafort-Montserrat al oeste, la facultad de Biología (la reconocerán fácilmente porque es talmente un zigguratt de ladrillo rojo que canta como una almeja) al sur, y el cementerio de Les Corts al este. Luego al nordeste quedan el recinto de la Maternidad, y al sudeste el Camp Nou. Y todo ello, puntos cardinales así a ojímetro, que tampoco voy por la vida con una brújula (entre otras cosas, porque no se dónde iba a meter la escóbula).

Curiosidad lingüistico-histórica: el barrio -antigua villa- de Les Corts no recibe su nombre de ninguna "corte", como haría pensar una traducción apresurada de su nombre. La traducción correcta es "las Piaras". En catalán, una piara es una cort de porcs, lo cual, en traducción literal, sería una "corte de cerdos". Lo que de ahí se pueda desprender acerca del carácter catalán y su relación para con las autoridades, lo dejo a su libre discernimiento. Y se llama así porque allí eran donde estaban las piaras que abastecían de carne de cerdo a la ciudad de Barcelona. Lejos, donde no se oliera.

Pero volviendo al tema, digo que mismo junto a la facultad está el cementerio. Y pa' mí que se extiende por debajo, y es que si no no me lo explico. Desde el martes pasado, en una semana (con un puente de cuatro días de por medio, curiosamente -o no- el de la Noche de Ánimas) todo se ha puesto patas arriba, a saber:

- El liofilizador (que yo necesito para mis experimentos) no hace vacío.

- El espectrofotómetro ha dejado de leer en el ultravioleta (adivinan en qué rango de longitudes de onda tengo que leer yo?).

- La centrifugadora (la única que quedaba en funcionamiento de las tres que tiene el departamento) dice que ya está mareada de tanto dar vueltas, y que centrifugue tu padre. Bueno, el mío. Que soy el que ha de centrifugar cosas.

- El filtro del agua ultrapura ha empezado a pitar que hay que cambiarlo, con lo que es más que probable que estemos trabajando con agua del grifo para experimentos en que la pureza del agua bidestilada no es suficiente.

- El cromatógrafo que estoy usando ha decidido que qué es eso de programarlo para que inyecte sólo, y que me tengo que quedar a su ladito para ir dándole cada vez la orden de que inyecte, que si no se cuelga.

Vamos, que estaba ya por empezar a pensar que me había mirado un tuerto. Pero no va a ser eso, porque me han llegado hoy los resultados del análisis de la última vez que doné sangre, y ni me ha cambiado el tipo sanguíneo, ni tengo las plaquetas raras, ni hepatitis de ningún tipo, ni VIH ni nada. Así que no debo ser yo, ha de ser cosa de poltergeists.





Aunque ahora que lo pienso, doné la sangre antes de que empezase todo este embrollo...




Vale, ahora tengo miedo.

El link proporicón del día

Hace 309 posts...

27 comentarios:

Erynus D'Alecto Graeme dijo...

Dicen alla por las tierras de mis ancestros: Habelas hainas!!
Mira tu...ya tengo entrada para mañana.
De todas formas espero que ni vuestra red ni vuestro CPD se llamen Skynet.

Sota dijo...

No que yo sepa.

Pero te había dicho que mi tercer apellido es "Dalek"?

Maggie Wang Kenobi dijo...

uy, pos yo pensaba cambiar la lavadora, así que si queréis, os la envío, que el centrifugado lo sigue haciendo perfecto, sisisi. (Muy previsible, lo sé, pero ¿qué esperas a estas horas?)

Kano dijo...

Buff, que mal rollo. Espero que sepas que ahora, para liberarte de esa influencia, has de saltar de un lado a otro del laboratorio a la pata coja, formando un dibujo de un octogono con tu recorrido, mientras murmuras "no entrareis no entrareis no entrareis no entrareis".

Y no te olvides de ponerte el gorro ceremonial en forma de capirote empapado con la baba de un borracho y el chaleco con las cien cintas atadas a cien bordes de monedas de un euro.

Sino, mal te veo.

Sota dijo...

Mag, pues la verdad, viniendo de ti, me esperaba un "en bolas ya!", o algo asín.

Kano, soy más partidario de rodear la facultad con un círculo de sal gruesa. Es igual de efectivo, y mucho menos cantoso...

Corredero dijo...

La centrifugadora de mi lavadora también va rara. Igual es familia de la tuya...

Corredero dijo...

Por cierto, ahora que leo los comentarios ajenos, me da que de tanto vivir juntos a la Maggie y a servidor nos llaman la atención las mismas cosas...

DeCa dijo...

este texto es igualito igualito que un guion de house... malalecheicluida. :))))

Sota dijo...

Corredero, de toda la vida que los amos se acaban pareciendo a las mascotas. Y hasta aquí puedo leer.

Rani, pues va a ser puritita coincidencia. Que yo de House no he visto ni un mal minuto. Me da pereza...

nanyu fonseca dijo...

las almejas cantan? que curioso...

ps dijo...

En la Cuenca profunda también se llama corte a dónde vive el cerdo, fíjate tú que curioso.

Maggie Wang Kenobi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maggie Wang Kenobi dijo...

a ver, yo realmente iba a hablar de la centrifugadora de ensaladas, pero eso igual, con tanto lumpen que te lee, me iba a obligar a explicar el concepto. Lo sé porque cada vez que algún mucamo mío habla del tema con algunos de sus amigos tirando a clase baja, les tienen que explicar el tema y los otros terminan contestando que es una gilipollez gastarse un pastón en una máquina para centrifugar/secar lechuga, tiatiatia.

Lo cual siempre me ha dejado claro que el lumpen es lumpen e irremediablemente siempre lo será debido a nuestro diferente nivel neuronal (el nuestro es superior, clarostá) y eso les impide entender la importancia de según qué cosas trascendentales para la vida contemporánea y una centrifugadora de ensaladas lo es.

Sota dijo...

Nan, digo yo que si hablan, podrán cantar, no?

Ps, qué curioso... Bienvenido por aquí.

Mag... es una gilipollez gastarse un pastón en una máquina para centrifugar/secar lechuga. A no ser que quieras montar un parque de atracciones para pulgones, clarostá.

Maggie Wang Kenobi dijo...

uy, haré como si no hubiera leído lo que has dicho.

casta dijo...

Yo también tengo centrifugadora de ensalada pero la compré en el Ikea.

Sota te recuerdo que el miércoles que viene tenemos una cita.

Respecto al curro, tienes un sueldo decente? Cotizas a la SS? Si alguna respuesta es negativa, que les den mucho...

casta dijo...

"Ya tenemos 3.000 máquinas"
El presidente iraní Ahmadinejad afirma que ya han alcanzado las 3.000 centrifugadoras para enriquecer uranio y que no les importan las sanciones

Les puedes pedir una, no?


El País

Sota dijo...

Casta, sí pero no, y sí. Y no creo que me valiesen.

Que ya es lo que me faltaba, convertirme en un montruos radioactivo, como un Godzilla cualquiera...

Wed dijo...

Siempre podrás llamar a los Hermanos Winchester y que echen un vistacillo...

Pryrios dijo...

También puedo hacer un exorcismo del lugar. No se me da mal tratar con lo oculto. Siempre encontraba a Wally de pequeño.

(Quiero que notes que este comentario es un "ENBOLASYÁ!" puro y duro sin sentido y con chiste malo incluido. Qué coño, Claire Danes ENBOLASYÁ!)

Sota dijo...

Wed, los hermanos Winchester? Yo conocía a los Malasombra, los Dalton, los Tonetti... pero los Winchester no me suenan. Tienen algo que ver con revólveres? Bienvenido por aquí.

Pry, es la facultad de farmacia. El número de fantasmas por metro cuadrado probablemente sea sólo superado por la de economía, la de derecho y la cocina del palacio de Lancre. Ni el padre Karras podría con eso...

Pryrios dijo...

Ya me las ingeniaré a lo Constantine. Si le he podido vender mi alma al diablo dos veces (verídico, en una partida de Akelarre, el juego de ricard Ibañez), ya no me viene de ahí. Con el odio que llevo acumulado ultimamente se van a acojonar nada más verme llegar...

Por cierto, que los fantasmas de economia y derecho son de otro tipo y a esos si que no se les puede expulsar. Sobre la cocina del Castillo de Lancre, pues con tirar una piedra al rio y que se la lleve (que todos sabemos que las piedras pequeñas flotan, lo dicen los Monty Python) basta.

Sota dijo...

Creo que en Newcastle todavía se acuerdan de los "exorcismos à la Constantine"... Y yo trabajo allí, recuerdas? Creo que paso, gracias...

Wed dijo...

Mira que no conocer a los Winchester!! Tu comentario sobre el círculo de sal me había hecho creer que sí.

Dean y Sam Winchester son los protagonistas de Supernatural. Son dos hermanos que desde que su madre murió en extrañas circunstancias (bueno, extrañas, extrañas no son... cualquiera que fuera clavado al techo y que luego hubiera ardido sin causa aparente, seguramente estaría muerto) se dedican a buscar y acabar con todo tipo de seres sobrenaturales malvados.

Para aquellos que no la conozcan, Supernatural, es una gran serie que ya va por la tercera temporada en USA y de la que se ha emitido la primera temp en castellano en la primera durante este veranito.

Y gracias por la bienvenida! que aunque nunca había comentado hace bastante que leo los archivos de la República!

Sota dijo...

Oiga, que la técnica del círculo de sal es BASTANTE antigua, no un invento de un guionista de tres al cuarto...

Sobre la serie... bueno, una amiga me comentó que era muy fan. Pero no porque la serie fuese buena, sino porque los protas estaban follables. Y yo que quiere, pa' eso miro porno directamente. Ahora, que si usted me lo dice, igual le doy una oportunidad...

Pryrios dijo...

Ya estamos, todos tenéis que acabar sacando Newcastle...

Cobarde.

Wed dijo...

Puede usted decirle a su amiga de mi parte que tiene muy buen gusto, ya que los dos Winchester están muy ricos (aunque personalmente me quedo con Dean, que el look de macarrilla me pone más). Pero la serie vale la pena independientemente del grado de "follabilidad" de sus protagonistas. Así que si puede usted, échele un vistacillo (que además es ideal para inspirarse y hacer partidas de La llamada de Chtulhu)